Contratos en chino (EL DIARIO)

PALABRAS CLAVE: SOCIEDAD CHINA NATURAL RESOURCES – ANTAY PACHA – CONTRATOS DE TRABAJO EN MANDARÍN – VULNERACIÓN DE DERECHOS LABORALES  – EMPRESA CHINA VICZTAR – INGENIO LUCIANITA DE HUANUNI

HUMBERTO VACAFLOR (EL DIARIO) 2018-01-19

Los contratos que firman los trabajadores bolivianos con la empresa Antay Pacha, de la sociedad China Natural Resources, están escritos en idioma chino mandarín, denunció el abogado Jaime Daniel Burgoa.

Las leyes bolivianas referidas a la contratación y despido de los trabajadores no se aplican en estos contratos, y lo peor es que tampoco se aplican las leyes referidas a los derechos humanos, lo que, al parecer, se lee en los contratos, para los que pueden leerlos.

Los trabajadores bolivianos no van encadenados, como ocurre con algunos ciudadanos chinos traídos a Bolivia por empresas de ese país, pero deben soportar maltratos y el incumplimiento de los pagos.

La denuncia no ha merecido ninguna respuesta y menos explicación de parte del Ministerio de Trabajo, que debería ocuparse de que en el territorio nacional se cumplan las leyes laborales bolivianas.

Es probable que aquí esté la explicación de otros problemas que tiene Bolivia, como el ingenio Lucianita de Huanuni comprado a la empresa china Vicztar, que cobró 50 millones de dólares. El ingenio fue entregado formalmente, con discursos de Evo Morales, en 2015, pero no funciona.

Los trabajadores del mayor yacimiento de estaño que le queda a Comibol denunciaron que, después de tres años de inaugurado el ingenio, la empresa dispuso que se lo ponga en funcionamiento, pero en el primer intento el motor se fundió, los cables se quemaron y nadie explica nada.

Cuando el gobierno suscribió el contrato con la empresa Vicztar cometió el error de no enterarse de que el ingenio necesitaba de un volumen regular de agua para poder funcionar, lo que es imposible en Huanuni, donde ni siquiera la población cuenta con agua.

Otro error que cometió el gobierno de Evo Morales al firmar este contrato tan caro fue comprar un ingenio para procesar 3.000 toneladas de concentrados de estaño por día, cuando la producción de la mina es solamente de 1.300 toneladas.

Habrá que descartar que el contrato, también en este caso, estuviera escrito en chino, pero los descuidos cometidos por el gobierno boliviano son tan grandes que no dejan espacio para otra explicación.

En realidad, el gobierno del presidente Morales tomó decisiones erróneas en Huanuni desde 2006, cuando decidió contratar a 4.500 cooperativistas para que se sumen a los 700 obreros que eran los suficientes para que la mina funcione normalmente.

Ahora, el gobierno dice que no podrá contratar a los 300 desocupados de Huanuni que llegan a La Paz para pedir que se los incorpore en tan acogedora planilla.

Es que la empresa está en déficit. Ha perdido cuatro millones de dólares el año pasado, más los 50 millones de Lucianita.

LEA LA NOTA EN: http://www.eldiario.net/noticias/2019/2019_01/nt190118/economia.php?n=1…;