Hidrocarburos en Bolivia

El Diario • YPFB busca cumplir abastecimiento y anuncia diagnóstico de exploración

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) busca cumplir con el abastecimiento interno y externo y anuncia que para el primer trimestre de 2020 tendrá un diagnóstico sobre el estado de la exploración, según se dio a conocer en el aniversario de la estatal petrolera el día de ayer en Palacio de Gobierno.

Las autoridades nacionales reconocen que la administración de la estatal petrolera no fue del todo eficiente, y una muestra de ello es los resultados negativos en el tema de exploración, en los últimos 14 años.

Una de las dudas está en las Reservas de gas que posee el país. La anterior administración informó que la empresa canadiense Sproule certificó 10,7 Trillones de Metros Cúbicos (TCF), mientras los actuales ejecutivos del Ministerio de Hidrocarburos y de YPFB señalaron que la cifra está en 8,95 TCF, suficiente para cumplir con compromisos externos e internos.

En la celebración del 83 aniversario de YPFB, el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, indicó que YPFB Corp, es la principal institución de Bolivia, ya que aportó 60 % de recursos al Tesoro general del Estado.

Y en su aniversario la estatal petrolero afronta nuevos retos: transparentar cifras, cumplir con el abastecimiento de gas al mercado externo e interno y manejar honestamente la institución, indicó el Ministro.

Asimismo, YPFB asegura que el primer trimestre 2020 se hará un diagnóstico de la estatal y a finales de marzo se conocerá los datos sobre la exploración, va en busca de certificar el volumen con el cual cuenta el país.

“Nuestro gobierno transitorio pretende dejar una institución fortalecida para que el próximo gobierno pueda continuar con el despegue añorado de YPFB Corp”, señaló el Ministro Zamora.

Por su parte, la presidente Jeanine Añez agradeció el esfuerzo que dan día a día los trabajadores petroleros de YPFB_corp.

Fuente: https://www.eldiario.net/noticias/2019/2019_12/nt191224/economia.php?n=9&-ypfb-busca-cumplir-abastecimiento-y-anuncia-diagnostico-de-exploracio

Read more...

IBCE • En 4 años, utilidades de YPFB caen 96%; inversiones 85%

Las utilidades de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en la gestión 2014 alcanzaron un valor de 1.300 millones de dólares, mientras que en 2018 solamente llagaron a 52 millones, lo que representa un descenso de aproximadamente un 96 por ciento, según estadísticas del Ministerio de Economía y de la estatal petrolera a las que accedió este medio.

Además, las inversiones ejecutadas en 2014 fueron de 2.112 millones de dólares, pero en 2018 se limitaron a 313,5 millones.

Según el analista y exministro de Hidrocarburos Álvaro Ríos, el desplome puede explicarse con factores como la caída de las exportaciones a Brasil y Argentina en volumen y precio, pues a partir de 2014 se redujo el precio del WTI y el impacto llegó a partir de 2015.

Una segunda explicación identificada por Ríos es el aumento de la importación de gasolina y diésel, pues a mayor importación de estos combustibles también aumenta la subvención. Agregó que la caída de la producción de las empresas subsidiarias YPFB Andina y YPFB Chaco también contribuye al desplome de utilidades e inversiones.

Ríos destaca, además, la baja productividad en los millonarios proyectos encarados por YPFB, como la planta de urea, la planta de Gran Chaco y la planta de GNL de Río Grande. “Son proyectos que se construyeron cuando había altos ingresos, pero estas plantas no están exportando, o lo hacen en muy baja cantidad, o están produciendo a muy baja capacidad. Entonces, apenas cubren, o no cubren, sus costos operativos”, explicó.

El especialista precisó que la planta de GNL es un proyecto altamente social que opera con costos elevados, por lo que debe ser subsidiado por YPFB.

Por otro lado, Ríos indicó que la caída de las inversiones ejecutadas entre 2014 y 2019 surge por la reducción de ingresos provocado por la disminución de los volúmenes de gas exportados a Brasil y Argentina a con precios bajos.

“Yacimientos sin duda que necesita de cirugía mayor, o sea, hay que darle un golpe de timón a la empresa para que sigas sostenible en el tiempo”, indicó Ríos.

El experto mencionó el Gobierno nacional, de manera inmediata, debe reglamentar la “Ley 767 de promoción para la inversión en exploración y explotación hidrocarburífera” con la finalidad de generar trabajos de recuperación mejorada de campos maduros que permitan incrementar la producción de petróleo y, consecuentemente, la capacidad de procesamiento en las refinerías coadyuvará en la disminución de importaciones de diésel y gasolina.

En opinión del analista en hidrocarburos Hugo del Granado, YPFB debe realizar un diagnóstico para identificar las causas de su mala situación económica y determinar los niveles de gastos versus los ingresos, conocer el flujo de caja y el retorno a las inversiones. A partir de allí, se deben tomar medidas.

La producción de gas en 2014 era de 59,37 MMm3d, pero en 2019 bajó a 45,22, según la Gobernación de Tarija

EL ETANOL NO CAUSÓ EFECTOS ESPERADOS

El analista en hidrocarburos Álvaro Ríos considera que el proyecto etanol no generó el impacto esperado en el país debido a que los volúmenes comercializados aún son bajos.

“Se pronosticaba que se podían hacer 12 mil barriles por día (Bls/día), pero en realidad se están haciendo son 4 mil Bls/día, es decir, el proyecto no se lo ha manejado adecuadamente y no ha tenido ese impacto necesario”, explicó.

En Bolivia, se comercializa la gasolina Súper Etanol 92 con 12 por ciento de mezcla y la Súper Especial 87 con 8 por ciento.

Fuente: https://ibce.org.bo/principales-noticias-bolivia/noticias-nacionales-detalle.php?id=106876&idPeriodico=6&fecha=2019-12-19

Read more...

Los Tiempos • Bolivia entregará 35% menos de gas a Brasil que lo acordado al principio

Bolivia enviará a Brasil desde el próximo año 20 millones de metros cúbicos (MMcd) por día de gas natural, es decir, el 35 por ciento menos que los 31 millones consignados como tope máximo en el contrato original.

La información la dio ayer el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, quien agregó que todos estos cambios estarán suscritos en una adenda que aún se negocia con Brasil y que estará lista para firmarse en unos 70 días.

Según Zamora, Bolivia ya no tiene recursos energéticos como antes, y Brasil “nos podía nominar (pedir) 14 (mmcd) en la mañana y en la tarde 30 (mmcd) y era humanamente imposible cumplir” y “poníamos en riesgo hasta la producción de pozos”.

“Ahora vamos a tener una brecha más corta y eso es un gran logro y no pone en riesgo ni la producción”, agregó a tiempo de garantizar ingresos de alrededor de 5.000 millones de dólares para el país de los mercados de Brasil y Argentina.

Zamora explicó que las negociaciones para firmar la adenda con Brasil tienen tres puntos principales; el primero, garantiza que Brasil pagará por las nominaciones de gas que reciba en los siguientes 70 días, lo que es un logro, porque inicialmente sólo debía cobrar los volúmenes que Brasil ya había pagado, pero que no pudo retirar.

Segundo, se acordó que Brasil pague hasta los 19,25 MMmcd, y el remanente que pida corra a cuenta del saldo que no pudo retirar con anterioridad, pero que ya pagó a Bolivia, precisó.

Tercero, se incluyó en la adenda la estabilización de nominaciones en alrededor de 20 MMmcd.

Además, señaló que otro acuerdo fue indexar el precio del gas boliviano al costo “del gas en el mundo”, y ya no al de los líquidos, como era hasta el momento.

En los últimos meses del Gobierno de Evo Morales, Bolivia y Brasil tuvieron diferencias justamente por los volúmenes del energético que demanda el país vecino.

Bolivia reconoció que pasaba por problemas en la producción, como la declinación de la producción de tradicionales campos de gas, como el de San Alberto (sureste del país) que causó incumplimiento de contrato.

Brasil incluso aplicó a Bolivia multas económicas que medios locales cifraron en 133 millones de dólares, en marzo de este año.

Bolivia y Brasil firmaron hace 30 años un contrato de compra-venta de gas, que concluyó este año, pero ambos países acordaron durante 2019 seguir el acuerdo por dos a tres años más.

YPFB reconoció a fines de noviembre pasado que sus reservas de gas cayeron en un periodo de los últimos tres meses de 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF) a 8,95 y abrió una investigación para ver qué pasó.

También se logró indexar el precio del gas boliviano al gas del resto del mundo, en desmedro de los líquidos

YPFB “GOZA DE BUENA SALUD”

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, dijo ayer que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) goza de “buena salud financiera”.

El Ministro dijo eso después de que el expresidente de YPFB, José Luis Rivero, manifestara que la empresa está “toda quebrada” económicamente.

“Hay buena salud, ha sido un lapsus el tema de la declaración (de Rivero). Afirmamos categóricamente que YPFB tiene salud financiera para continuar con la cadena productiva”, dijo.

Tras las polémicas declaraciones, Rivero dejó de ser presidente de YPFB y en su lugar fue posesionado Herland Soliz.

Fuente: https://www.lostiempos.com/actualidad/economia/20191218/bolivia-entregara-35-menos-gas-brasil-que-acordado-principio

Read more...

Rympa • Tariquía: En nombre del desarrollo

“Ustedes no pueden prohibir el ingreso a un ente del Estado”, les decía un policía a los manifestantes de Chiquiaca Norte que bloqueaban el ingreso a la reserva de Tariquía “¡No, no, no!”, respondía una de las mujeres que agregaba entre gritos: “¡el derecho a la vida y al medioambiente están por encima de cualquier institución!”.

“No hubo negociación, solo entraron”, recuerda Rodrigo de aquel 21 de marzo de 2019. Los días previos al ingreso de los policías, los comunarios tuvieron constantes reuniones.

“¡No nos ataquen, estamos defendiendo el medio ambiente, es un derecho a la protesta!”, le respondía una comunaria de Chiquiaca Norte a un policía cuando los uniformados levantaron a la fuerza los puntos bloqueo.

Con el desarrollo como bandera, policías antimotines con sus toletes iban sacando a los protestantes, por detrás, la maquinaria pesada culminaba la tarea levantando los troncos puestos en medio del sinuoso camino de tierra.

Unos metros más atrás, como en el mejor autocine, se encontraban viendo en vivo las escenas de acción funcionarios estatales del Ministerio de Hidrocarburos, representantes de las empresas operadoras YPFB Chaco, Petrobras e invitados que iban a un acto en el tinglado de Tariquía.

El acto estaba previsto para las 10.00, pero los inesperados bloqueos estaban retrasando la fiesta. Entre los vehículos que esperaban atrás, había una camioneta con garrafas y otros regalos que estaban preparados para la repartija entre los comunarios beneficiados, como una muestra de que “el desarrollo había llegado” a la región.

“Por culpa de los activistas políticos, porque ambientalistas no son, el departamento de Tarija podría perder 2.877 millones de dólares por concepto de regalías, si no se desarrolla el proyecto en las áreas Astillero y San Telmo”, ya había advertido el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez Fernández, por la oposición al ingreso de las petroleras a la reserva natural de Tariquía.

Solo en el área San Telmo Norte, que ocupa una parte de la reserva nacional de flora y fauna de Tariquía, se calcula un potencial de 1,08 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas natural, previendo la generación de 5.181 millones de dólares de renta petrolera.

Para el Gobierno Nacional, la afectación es “mínima”, de 0.3%; ingresos que podrían ser invertidos en proyectos de desarrollo para Tarija en salud, educación, caminos, deporte, entre otros.

Ya no hubo la fiesta esperada, pero el acto fue realizado en el galpón con la presencia de comunarios que aprobaban la exploración petrolera, y un importante número de funcionarios de la Alcaldía como de la Subgobernación de Padcaya, quienes hacían retumbar la calamina con sus aplausos a los sendos discursos de las autoridades que llegaban con la maquinaria “del desarrollo”.

“Cuando tengamos resultados positivos de ese pozo exploratorio, podrán los de Chiquiaca Norte orgullosos decir que desde ese término, se va a beneficiar a la comunidad, al departamento y a todos los bolivianos”, declaró en su discurso el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Óscar Barriga Arteaga.

Barriga acusó que las personas que se oponen, no pertenecen a la zona y no consideran los beneficios que podrían tener con “mayores recursos”.

Sin embargo, Verdad con Tinta pudo verificar que este 2019 se dio un incremento del 14% en el padrón electoral en Chiquiaca, coincidentemente, de personas que sí están a favor del denominado “proceso de cambio”.

En la última elección, en las comunidades de Chiquiaca Centro, Pampa Redonda y Vallecito, el Movimiento Al Socialismo (MAS), se impuso con amplia mayoría. “Son sitios ocupados recientemente por colonos”, acusó Rodrigo Altamirano Garay de Chiquiaca Norte.

Un caso particular se dio precisamente en la comunidad de Saican en el área de la reserva. El propietario de las tierras que se encuentran en un monte frente a la escuelita de esa comunidad, era Omar Vaca, quien decidió venderlas al recibir la propuesta que no parecía tener relación alguna con el tema petrolero, según cuenta Rodrigo Altamirano.

El comprador le había indicado que en estas tierras realizaría una plataforma que era para la producción de cítricos, “como lo hacen ustedes aquí con su quinta”, le había aclarado para la tranquilidad del vendedor.

Pero al poco tiempo, el propietario se sorprendió por el ingreso de maquinaria pesada y la ejecución de un corte en el cerro, que en una de las esquinas realizó una excavación para un reservorio de agua. El corte era en forma de L.

Ingenieros ambientales que hicieron una inspección a pedido de los comunarios, confirmaron que estos trabajos eran para la ejecución de un campamento petrolero.

El comprador nunca apareció en el lugar, sino que había un cuidador.

En el lugar había maquinaria pesada, así como una excavadora, volquetas y 100 pequeñas plantas de naranja “para el disimule”, acusan los comunarios.

Los pobladores formalizaron una denuncia ante la Secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación tarijeña, que, al intervenir, comprobó que para dichos trabajos no había licencia alguna.

“Lo más peligroso es que ahí está la escuela, entonces si llueve, se puede bajar una mazamorra pasando a lo peor”, advirtió el joven activista de Chiquiaca Norte.

La comunidad de Saican sacó un voto resolutivo exigiendo el resarcimiento del daño, por el peligro que representa para los niños pasar clases en ese lugar. Por ahora, todo eso quedó en nada. Una vez más los intereses del Estado hacían una pulsada con los derechos de los lugareños.

La toma de decisiones de los habitantes del lugar también se vio afectada en nombre del desarrollo.

“Hubo una violación sistemática a sus derechos”, contó Zoraya Varas Catoira, coordinadora de Cáritas Bolivia, una de las mujeres que trabaja en la zona.

Cáritas Bolivia ingresó a Tariquía desde el año 2015 a pedido de las personas del lugar, para asesorarlos en proyectos de desarrollo productivo, pero al mismo tiempo, para mostrarles el peligro que conlleva una intervención petrolera en el área.

Inmediatamente, el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), emitió notificaciones a este organismo dependiente de la Iglesia Católica por “infracciones ambientales”, exigiendo su salida de la zona.

“Vinieron los funcionarios del Sernap una tarde a prohibirnos el ingreso a Tariquía, violando nuestra libertad al libre tránsito, sinceramente nos tomó por sorpresa”, relata Zoraya junto al director ejecutivo de Cáritas Tarija, Willams Torrez Choque.

La tensión en las oficinas centrales de Cáritas en la zona de Fátima de la ciudad de Tarija, siguió creciendo tras la salida de los funcionarios estatales.

Con el pelo bien recogido, Zoraya toma un respiro antes de hacer una pequeña cronología de los sucesos en la reserva, mientras Willams toma un sorbo de un vaso de agua ante el incesante calor, no solo del clima, sino del tema.

“Nos amenazaron con sacarnos enmanillados de la reserva”, acota Zoraya sobre las advertencias de los funcionarios del Sernap.

Para la coordinadora de Cáritas, no solo les prohibían el libre tránsito, sino que coartaban el derecho a la información de los comunarios de Tariquía que estaban siendo capacitados sobre los peligros ambientales por la intervención petrolera.

El argumento del Sernap, es que en la reserva natural, la mano del hombre no puede transgredir al medio ambiente con la producción, pero curiosamente, permitió ampliar la frontera agrícola, además de cambiar las áreas de acceso permitido.

El Sernap hizo una rezonificación en la reserva, para permitir la actividad petrolera en el núcleo del área protegida, que habría dejado de serlo desde el año 2014, según una resolución administrativa que recién fue conocida por las comunidades afectadas en el año 2018. Sobre este particular, la institución no quiso pronunciarse.

Para la presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Departamental, Lourdes Vaca Vidaurre, el problema radica en la extrema pobreza en la que viven los habitantes de la reserva como de las zonas circundantes, lo que los hace “bastante vulnerables”.

Esta situación, para los coordinadores de Cáritas, se comprueba solo con mirar la unidad educativa de Tariquía. “El techo está cubierto por una tela, arriba hay un nido de murciélagos”.

Cuando los estudiantes llegan por la mañana, se encuentran con excremento de murciélagos en las bancas. “Ellos tienen derecho a una educación digna, a que la Alcaldía les dé todas las condiciones”.

Acusó que la Alcaldía de Padcaya, ante la negativa de los comunarios por los trabajos de exploración, estaría negando este tipo de atenciones, además de favorecer a subcentrales paralelas con la promesa de la construcción de viviendas.

“Esto es por una realidad económica que nos toca vivir a las instituciones”, argumentó el alcalde de Padcaya, Roger Farfán Quiroga, al negar presiones o amenazas que podrían ser utilizadas para coartar la libertad de expresión de los lugareños.

Admitió que estuvo a favor de la exploración petrolera con el fin de conocer el potencial de la zona. “¿A quien no le gusta saber qué tiene?”, respondió con una pregunta en un breve contacto telefónico.

Negó algún tipo de diferenciación entre los que apoyan -o no- la exploración con el fin de generar divisionismo al interior de las organizaciones comunales. “Hay estudios para la construcción de viviendas sin importar si la gente está a favor o en contra”, aseguró.

“Tariquía está muy atrás en su desarrollo, se avanzó mucho pero falta”, admitió al indicar que el problema radica en lo económico, agregando que está gestionando recursos con el Gobierno Nacional para consolidar los proyectos.

Las presiones no solo vienen del oficialismo, también hay fuertes pugnas en otras esferas políticas regionales, ante la posición mediática que tomó la problemática.

“Aparecen otros actores que tratan de llevar para su beneficio la lucha de los compañeros de Tariquía con el fin de hacer un show mediático, tratando de incidir en su toma de decisiones”, apuntan desde Cáritas.

Según estas declaraciones, aparecieron actores afines a la Gobernación, la Alcaldía tarijeña y partidos políticos, intentando incidir en las determinaciones de los comunarios como de sus organizaciones, situación que se hizo más notoria en el cabildo, al concluir una larga marcha de seis días en defensa de sus derechos.

En ese momento, otras instancias también pondrían su parte. “Jugó un papel corto, pero importante el Tribunal Electoral Departamental, que ‘machaconamente’ intentó desanimar a la gente de hacer su cabildo, con el argumento de que no iba a ser válido”, dice Gonzalo Torres Terzo, uno de los activistas ambientales que participó de la marcha.

El montaje de un escenario, la amplificación y otros elementos para la realización del cabildo en la plaza principal de la ciudad de Tarija, no cayó bien a todos los comunarios que acusaban una incidencia política que podía manchar la causa principal, que era la defensa de la vida y de su derecho a decidir sobre su futuro.

“¡Ningún político agarra el micrófono, sino nos vamos!”, advirtió una comunaria.

En contraste, Rodrigo Altamirano cree que la participación institucional en Tarija y la visualización de esta problemática era positiva. “El tarijeño debía darse cuenta que la causa de Tariquía no solo era de los habitantes de la zona, sino de todo el departamento”.

Tanto Altamirano como Torres, cuestionaron el accionar de Cáritas que, a su juicio, incidió en los comunarios para “dividir” la marcha.

“Incluso nos tacharon de masistas, pero mantuvimos la postura, porque no queríamos intromisión de externos, sino que su pedido sea auténtico en defensa de sus derechos que fueron pisoteados”, respondió el director de Cáritas Tarija, tras escuchar la conversación.

La división era un hecho.

La consolidación del engaño

“Eso fue con pura trampa”, recuerda Lilian Estrada sobre aquel episodio que marca un antes y un después en la historia de las comunidades de Tariquía como del cantón Chiquiaca.

Ocho comunidades conforman el cantón de Chiquiaca, de ellas, solo dos fueron consultadas para obtener la licencia ambiental de los contratos petroleros en San Telmo, y en Astillero, una.

“Hemos cumplido con todos los requerimientos”, asegura el presidente de YPFB Chaco, Eduardo Paz Castro, en una fría oficina de la ciudad de los anillos, Santa Cruz, cuyo clima lo mide con el control del aire acondicionado.

Paz Castro, recalca que la oposición en Tariquía, a cientos de kilómetros de donde él se encuentra, se debe más a un factor político partidario que a una causa ambiental o de derechos humanos, tomando en cuenta los beneficios económicos de la explotación de hidrocarburos en pro de su desarrollo.

El empresario indica que la licencia ambiental cuenta con la aprobación de los habitantes directamente afectados, negando que la consulta deba hacerse a todas las comunidades.

“Lo único que le quiero decir, es que se hicieron las consultas públicas, se han cumplido con todos los pasos, eso lo saben todos”, respondió al indicar que estos trabajos son efectuados con la población de influencia directa, en aquellas comunidades que están próximas a los campos de exploración, como El Cajón.

Lilian Estrada no está entre las firmantes de la consulta pública, porque ese día no llevaba su carnet, cuando asegura que los comunarios fueron “engañados”.

“Nos invitaron a un taller de socialización sobre los trabajos que pretendían realizar, donde participaría el mismo ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez”, recordó.

En esa oportunidad, al concluir el taller hubo un almuerzo. Al recibir su plato de comida, cada participante debía colocar su nombre y firmar. “Nos dijeron que era una constancia porque debían rendir cuentas de los gastos”.

Pero esas firmas, según la denuncia de los lugareños, habrían sido utilizadas para obtener la licencia ambiental. “El documento es bastante irregular, hay firmas de niños, otras sin la aclaración del nombre”, constata el abogado de la plataforma Unidos por Tariquía, Javier Conzelmann Castellanos.

No fue el único “taller de socialización” efectuado en la zona. En una de estas charlas participaron docentes en ingeniería ambiental y petrolera de la Universidad de Aquino de Bolivia (Udabol), quienes indicaron que, el impacto sería “mínimo” por las técnicas que se utilizarían.

Casualmente, la Udabol fue la universidad que nombró “doctor honoris causa” al vicepresidente, Álvaro García Linera.

También hubo entregas de garrafas y regalos para los niños en contantes visitas de autoridades oficialistas a la zona.

Pero la irregularidad más grande se dio antes, con la ejecución de trabajos desde el 2015 sin consulta alguna a los habitantes.

“El Gobierno Nacional ha comprometido la fe del Estado. Ha vendido el negocio a las petroleras y después vino el consentimiento”, reveló finalmente la asambleísta Vaca.

Fuente: https://rimaypampa.com/tariquia-en-nombre-del-desarrollo/

Read more...

Opinión • Hay contradicción sobre las operaciones en la Planta de Urea

Mientras el Alcalde de Entre Ríos, Aurelio Rojas, afirmaba el viernes que aún no se reanudaron las operaciones en la Planta de Urea, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) aseguró que reanudó sus envíos desde el 11 de diciembre.

Este medio solicitó información a YPFB el 6 de diciembre pero no recibió respuesta. A través de un cuestionario, pidió conocer por cuánto tiempo había estado paralizada, cuáles fueron las causas, si sufrió daños durante el conflicto poselectoral y cuáles fueron los efectos de la interrupción de actividades, entre otros temas.

“No han retomado actividades porque tiene que haber seguridad, (...) no es tan fácil (...)”, dijo Rojas a OPINIÓN durante una visita a Isarzama.

“Sabemos que el funcionamiento estaba paralizado totalmente por cuestiones de seguridad, porque ha habido algunos malhechores que querían cerrar la planta. Pero (con la intervención) de algunas autoridades se ha podido calmar y nuevamente van a hacer funcionar”, añadió.

El domingo, un comunicado de YPFB señalaba que se prevé despachar al menos 42.000 toneladas de urea entre enero y diciembre, según el programa de la Dirección de Productos Derivados e Industrializados (DPDI) de la estatal petrolera, tras superar un conflicto por el bloqueo al complejo petroquímico por parte de un grupo de transportistas, quienes exigían tener el monopolio del traslado del producto.

El 5 de diciembre, el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosa y Trigo (Anapo), Marcelo Pantoja, denunció que una empresa de transporte impedía sacar urea de la planta ubicada en Bulo Bulo, acción que generaría pérdidas irreversibles para ese sector.

"Hace más de dos semanas, los productores están perjudicados porque están imposibilitados de sacar urea de la planta de Bulo Bulo, la empresa de Transporte Bulo Bulo S.A., dirigida por Rubén Quinteros, es la responsable de bloquear el ingreso de cualquier transporte particular o camión", informó en conferencia de prensa, citado por ABI. El representante pidió la urgente intervención del Gobierno.

El domingo, YPFB señaló que en los primeros 10 días de diciembre hubo “serias dificultades para desplazar cargamentos de urea vía terrestre en el tramo Bulo Bulo - Santa Cruz”.

Pero, el 4 de diciembre, el Ministerio de Obras Públicas convocó a organizaciones sociales, transportistas del Trópico y representantes cívicos de las zonas aledañas a la Planta de Amoniaco y Urea a una reunión interinstitucional para analizar el tema y logró que se determine un cuarto intermedio para permitir el flujo de camiones con urea entre el 10 diciembre y enero.

Debido al bloqueo, la urea retirada de la planta alcanzaba un promedio de 174 toneladas por día. Desde el 11 de diciembre el flujo de camiones permitió retirar alrededor de 1.000 toneladas diarias, según YPFB.

Se desconoce qué sucederá tras el cuarto intermedio y si la planta logra cumplir al 100% con los envíos al exterior.

Fuente: https://www.opinion.com.bo/articulo/cochabamba/contradiccion-operaciones-planta-urea/20191216230831741631.html

Read more...

Los Tiempos • Caída de producción y precios ahondan crisis

En 2014, la producción de gas en Bolivia tenía un promedio de aproximadamente 60 millones de metros cúbicos día (MMm3d) y el precio del barril de petróleo (WTI) superó los 110 dólares. En la actualidad, la producción es de 45 MMm3d y el precio del barril de petróleo es de aproximadamente 60 dólares. La caída representa una importante reducción de utilidades para YPFB y para las regiones productoras.

Según el analista en hidrocarburos Hugo del Granado, la baja producción de gas está directamente relacionada con las dificultades financieras en YPFB, puesto que ello significa menos exportaciones y, a su vez, menos regalías para gobernaciones, municipios y universidades.

Por su parte, Raúl Velásquez, analista en hidrocarburos de la Fundación Jubileo, afirma que la caída del precio internacional del petróleo afecta básicamente a empresas subsidiarias como YPFB Andina y YPFB Chaco que están dedicadas a la explotación, mientras que a YPFB Casa Matriz le afecta en la medida de su participación en los contratos.

Ante este panorama, Del Granado considera que lo primero que debe hacer YPFB es un diagnóstico correcto de la situación.

“Fundamentar a qué se debe la mala situación económica, cuáles son los niveles de gastos versus ingresos, cuál es el flujo de caja que tienen y cómo anda su retorno a las inversiones”, subrayó el analista.

Fuente: https://www.lostiempos.com/actualidad/economia/20191217/caida-produccion-precios-ahondan-crisis

Read more...

Página Siete • YPFB vendió Bs 2.496 millones hasta el 31 de diciembre de 2018

Al 31 de diciembre de 2018, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) vendió gas natural, Gas Licuado de Petróleo (GLP), crudo, gasolina blanca y úrea por 2.496 millones de bolivianos.

Documento oficial de la petrolera precisa que los importes de las ventas de gas natural de exportación corresponden a los acuerdos de entrega y comercialización con Brasil GSA y Argentina Enarsa (ahora Ieasa).

Asimismo, YPFB exportó crudo reconstituido, GLP y gasolina blanca a diferentes mercados del exterior y, desde 2018, comenzó el envío de úrea granulada a Brasil, Argentina y Uruguay.

Información oficial precisa que los importes mencionados en el costo de ventas de gas natural y crudo reconstituido corresponden a las liquidaciones, pagos y devengos de gastos por concepto de regalías, impuestos, retribuciones a titulares (costos recuperables más participación, utilidades), participaciones TGN y otros costos asumidos en el control de los contratos de operación.

En el caso específico de la úrea, se registró una venta por 472,7 millones de bolivianos, pero el costo de venta fue de 829,6 millones de bolivianos, lo que significó un resultado negativo de 356,9 millones de bolivianos, según los estados financieros al 31 de diciembre de 2018, elaborados por YPFB (ver infografía).

A fines de 2017, la petrolera estatal anunció por todo lo alto la exportación de úrea al mercado de Brasil, cuando la primera carga salió de Puerto Quijarro.

En ese entonces se dijo que hay varios mercados interesados y que las ventas que se hagan significarán nuevos ingresos para el país. No obstante, en la actualidad, la planta de Bulo Bulo, en Cochabamba, opera por debajo de su capacidad instalada.

La “quiebra” de YPFB

El fin de semana, el expresidente de YPFB, José Luis Rivero, dijo que la petrolera está en quiebra.

No obstante, ayer indicó que fue “malinterpretado” y que no pudo dar ese tipo de conclusiones, porque “apenas está dos semanas en la estatal”.

Sobre la petrolera, el exministro de Hidrocarburos Álvaro Ríos afirmó que la situación económica de YPFB es preocupante porque recibió mucho dinero en cierta época por la venta de gas.

Sin embargo, a partir de 2014 hubo un descenso por el precio internacional del petróleo, el subsidio a los combustibles y por las empresas que operan por debajo de su capacidad.

Incluso indicó que en la estatal hay un excedente de empleados (6.000 dependientes), muchos de los cuales que ingresaron para ocupar “cargos políticos”.

De acuerdo con un estudio que realizó su consultora, la empresa, con la cantidad de energía que produce, debería operar con el 50% de los funcionarios que tiene ahora, es decir, con 3.000.

“Creo que el presidente de YPFB tiene que explicar por qué afirmó que YPFB está en quiebra. Tiene que decir qué van a hacer, porque la imagen que se había proyectado era otra. Considero que YPFB requiere una cirugía mayor”, aseguró Ríos.

Agregó que la corrupción, los proyectos deficientes, la menor venta de gas y la caída en la producción, entre otros, hacen que su situación sea “preocupante”.

Sobre la planta de úrea sostuvo que, la “mentada industrialización” del gas , con su único proyecto de Bulo Bulo, es un mayúsculo fracaso para Bolivia.

“Se invirtieron cerca de 1.000 millones de dólares y la planta pierde plata porque apenas cubre o no cubre sus costos operativos, incluyendo el pago de gas natural barato de 0,96 dólares por millón de BTU frente a los seis dólares que actualmente paga la exportación”, comparó.

El experto Bernardo Prado afirmó que no es novedad que YPFB este mal en términos financieros, ya que es un tema que fue alertado desde hace años.

“Ahora los resultados salieron a la luz, sin embargo, creo que no es un argumento válido para salir a la palestra y decir algo que ya se sabía. Él (Rivero) sabía el reto que estaba asumiendo, de hecho, se convocó a varios profesionales para asumir el cargo y no aceptaron, por lo tanto, Rivero sabía dónde se iba a meter y aceptó el reto”, opinó Prado.

Sugirió que en YPFB se tiene que trazar el plan para sacar de la crisis a la empresa más importante de Bolivia; marcar la ruta de exploración a futuro, evaluar qué señal clara se está dando a la inversión extranjera, es decir, proyectar una imagen de socio transparente a las petroleras.

Prado también indicó que se tiene que analizar qué pasará con la úrea, ya que, a la fecha, no se tienen contratos a largo plazo, con volúmenes fijos, entre otros.

Los resultados

  • Ingresos. En 2018, la estatal YPFB obtuvo una utilidad neta de 332,5 millones de dólares; su principal actividad, la exportación de gas a los mercados de Brasil y Argentina.
  • Tarea. Los importes correspondientes a las ventas y el costo de ventas tienen origen en el Decreto Supremo 28701 de Nacionalización de Hidrocarburos y la suscripción de los 43 contratos de operación, en los que YPFB asume la propiedad y comercialización de los hidrocarburos desde mayo de 2007.
  • Composición. YPFB Corporación está constituida por las filiales y subsidiarias YPFB Chaco, YPFB Transporte, YPFB Refinación, YPFB Petroandina, YPFB Andina y YPFB Transierra. Además de las subsidiarias de la Compañía Eléctrica Central Bulo Bulo, Gas Trans Bolivia y Transredes Do Brasil Holdings, según su reporte de estados financieros.

Fuente: https://www.paginasiete.bo/economia/2019/12/17/ypfb-vendio-bs-2496-millones-hasta-el-31-de-diciembre-de-2018-240655.html

Read more...

IBCE • YPFB despachará 42 mil t de urea entre diciembre y enero

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) proyecta despachar alrededor de 42 mil toneladas (t) de urea (agrofertilizante) al mercado nacional e internacional, entre diciembre y enero del próximo año, informó ayer la estatal petrolera en un comunicado de prensa.

Según el director de Comercialización de Productos Derivados e Industrializados de YPFB, Xavier Barriga, el envío de los volúmenes de urea al mercado interno y externo se reanudó luego de que los bloqueos organizados por transportistas fueron levantados de la zona aledaña al complejo petroquímico, instalado en el trópico de Cochabamba, quienes exigían que se les otorgue el monopolio del transporte.

En los primeros 10 días de este mes se registraron serias dificultades para desplazar cargamentos de urea por vía terrestre en el tramo Bulo Bulo-Santa Cruz, de acuerdo con YPFB.

Ante el problema que atravesaron los clientes de urea, el Ministerio de Obras Públicas convocó a organizaciones sociales, transportistas del trópico y representantes cívicos de las zonas aledañas a la planta de amoniaco y urea a una reunión que se realizó el 4 de diciembre.

En dicho espacio de diálogo también participaron autoridades del Viceministerio de Transporte, YPFB, Vías Bolivia y ABC para evaluar el transporte de urea y determinar un cuarto intermedio que establece el flujo normal de camiones entre el 10 diciembre y enero.

Entre el 1 y 10 de diciembre, el volumen de urea retirado de la planta de Bulo Bulo alcanzaba un promedio de 174 t por día, como consecuencia de las vigilias y bloqueos, pero desde el miércoles 11, el flujo de camiones desde y hacia la planta se restableció, lo que incrementó su frecuencia de manera considerable y permitió retirar alrededor de 1.000 t de urea por día. La planta de urea vende este producto en el mercado nacional y exporta a otros países.

Apuntes:

-La planta de amoniaco y urea se inauguró en septiembre de 2017 y demandó $us 953 millones de inversión. Actualmente, provee el insumo a Brasil, Paraguay, Perú y Argentina. -El complejo petroquímico está localizado en el municipio de Entre Ríos del departamento de Cochabamba.

Fuente: https://ibce.org.bo/principales-noticias-bolivia/noticias-nacionales-detalle.php?id=106721&idPeriodico=34&fecha=2019-12-16

Read more...

Los Tiempos • Multa, baja producción y reservas marcan difícil 2019 en hidrocarburos

Bolivia cumplió su quinto año consecutivo de disminución de producción de gas. El Gobierno negocia para evitar más sanciones. Las reservas en 2019 cayeron a 7,3 TCF, según la Gobernación de Tarija

La caída en cerca del 24 por ciento de la producción de gas en relación al 2014, la multa de Brasil por 133 millones de dólares, la adenda al contrato con Argentina que implica la reducción de un 40 por ciento del volumen establecido en el contrato inicial y la caída de las reservas de aproximadamente 7,3 TCF son algunos elementos que reflejan la decadencia del sector hidrocarburos en un difícil 2019.

El Gobierno de transición responsabiliza de esta compleja situación a la gestión que llevó a cabo el Gobierno del expresidente Evo Morales. El actual escenario es tan complejo que las autoridades no solamente se ocupan de buscar nuevos mercados, sino de evitar más multas por incumplimiento de contratos vigentes ante la baja producción de gas que llega a 54 millones de metros cúbicos día (MMm3d). Así lo afirma el asesor del Ministerio de Hidrocarburos, Mauricio Medinaceli.

Y es que el 2019 está marcado por hechos desventajosos para el sector hidrocarburos, aunque el exministro de Hidrocarburos Luis Sánchez intentó mostrar lo contrario. En febrero se firmó la cuarta adenda al contrato de exportación de gas con Argentina y se acordó reducir el volumen a 10 MMm3d en época de verano, una disminución equivalente al 40 por ciento en relación al contrato inicial que fijaba un envío mínimo de 17,6 MMm3d y un máximo de 21,3.

Según Freddy Castrillo, secretario de Hidrocarburos y Energía de la Gobernación de Tarija, el acuerdo con Argentina es una muestra de la incapacidad de cumplir con el envío de los volúmenes anteriormente acordados, lo cual va en desmedro del país porque reduce los ingresos económicos por venta de gas.

Datos de la Gobernación de Santa Cruz revelan que el país registrará una pérdida económica de al menos 6.757 millones de bolivianos en los dos años de vigencia de la adenda (2019 y 2020), a raíz de la reducción del volumen de gas exportado a Argentina.

En marzo de 2019 Petrobras Brasil multó a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) con 133 millones de dólares por incumplimiento de contrato, puesto que la estatal petrolera boliviana envió menos gas que el acordado durante 10 meses de 2018.

Reservas

En opinión del especialista en energías, Francesco Zaratti, el 2019 fue otro año negativo para el sector hidrocarburos, porque no registró nuevos descubrimientos para incrementar reservas, pues prevaleció la baja producción a partir de los campos agotados que se tornan insuficiente para honrar los compromisos contractuales.

“YPFB está hoy más preocupado de no recibir multas y penalidades que de expandir sus negocios”, indicó Zaratti.

Opinó, además, que el error principal para este complejo escenario lo cometió el exministro Sánchez al ocultar la información referente a la crítica realidad del sector y mostrar datos falsos u opacos, posiblemente motivado por cuestiones electorales.

Una semana después de asumir el cargo como presidente ejecutivo de YPFB, José Luis Rivero informó que el estudio de certificación de reservas al 31 de diciembre de 2017 era de 8,95 TCF y no 10,7 como informó el anterior Gobierno. Anunció que el objetivo central de su gestión es el inicio de tareas de exploración para subir las reservas.

Sin embargo, Castrillo calcula que, a la fecha, las reservas de Bolivia bordean los 7,3 TCF, cantidad que sólo permitirá cumplir los compromisos con el mercado interno y externo hasta 2026, en caso de no incorporar nuevos descubrimientos de manera inmediata.

Tarija aportaba con el 65% de la producción de gas en 2014, hoy lo hace con el 45% a raíz del declive de sus megacampos.

PIDEN CAMBIOS EN LEY DE INCENTIVOS

El exministro y analista en hidrocarburos, Álvaro Ríos, sugiere al Gobierno de transición reglamentar la Ley 767 de Promoción para la Inversión en Exploración y Explotación Hidrocarburífera con la finalidad de incrementar la producción de petróleo y reducir la importación de combustibles.

Ríos propone al Gobierno de Jeanine Áñez “un reglamento sencillo para la Ley 767 con el fin de mejorar la producción de petróleo, inyectar ese petróleo a nuestras refinerías y ponerlas a trabajar evitando la fuga de dólares del país”.

El especialista afirma que el país se está “desangrando” con la importación de diésel y gasolina, puesto que, según sus cálculos, la importación de estos combustibles llegará a los 1.400 millones de dólares en la gestión 2019.

CIFRAS DESTACADAS

La presente gestión estuvo marcada por cifras negativas. La caída de la producción de gas y la multa a YPFB por incumplimiento en el envío a Brasil son un reflejo de un año complicado.

54 MMm3d. Es el volumen de gas promedio que registra Bolivia en la gestión 2019. El mercado interno consume alrededor de 14 MMm3d, un equivalente al 29 por ciento de la producción.

24% Caída de la producción. En 2014 el país producía un promedio de 59,37 MMm3d de gas, mientras que en 2019 solamente alcanzó a 45,22 MMm3d. Hay una reducción de al menos un 24 por ciento.

6 años. Es el tiempo que durarán las actuales reservas de gas, de aproximadamente 7,3 TCF, en caso de no incorporar nuevos descubrimientos de gas, según la Gobernación de Tarija.

6.757 millones de dólares. Es el monto que el país dejará de percibir por la reducción de los volúmenes de exportación de gas que contempla la cuarta adenda firmada entre Bolivia y Argentina en febrero de 2019.

133 millones de dólares. Pagó YPFB a Petrobras en marzo de 2019 como multa por el envío de volúmenes de gas por debajo de los establecidos. El incumplimiento se dio durante 10 meses de 2018.

1.400 millones de dólares. Es el monto estimado por concepto de importación de combustibles como gasolina y diésel en la gestión 2019, según el analista en hidrocarburos, Álvaro Ríos.

63,86 dólares. Es el precio más elevado del petróleo, según WTI en 2019. El pico se registró en abril. En enero estuvo en 48,98 dólares, mientras que en diciembre se sitúa en 59,18.

Fuente: https://www.lostiempos.com/actualidad/economia/20191216/multa-baja-produccion-reservas-marcan-dificil-2019-hidrocarburos

Read more...

Página Siete • Gas: Bolivia debe reducir envíos a Brasil para evitar las multas

Bolivia debe negociar con Brasil una entrega máxima de gas natural de hasta 25 millones de metros cúbicos día (MMmcd) por los volúmenes que ya fueron pagados pero no retirados, ya que en paralelo debe cumplir con Argentina y el mercado interno. Si incumple, puede recibir multas.

El exministro de Hidrocarburos y asesor del Gobierno de transición, Mauricio Medinacelli, afirmó que en la actualidad el país sólo tiene la posibilidad de negociar la venta de un total de 54 MMmcd, de los cuales, si se le resta 14 MMmcd del mercado interno, le quedan 40 MMmcd, que deben ser asignados para la venta a Brasil y Argentina.

“Entonces, la duda está en cómo se distribuye o cómo se hace la repartición de esa cantidad de gas”, manifestó el experto.

Medinacelli agregó que Bolivia debe buscar en las negociaciones que sus socios acepten reducir su demanda, para no exponerse a ser sancionada después.

“Lo que hay que lograr es que los mercados disminuyan su demanda. ¿Cómo hacemos, a quién se baja? La pregunta aquí es también con quién podemos negociar, ya que en Argentina hay un nuevo Presidente (Alberto Fernández) que no invitó a la mandataria Jeanine Añez a su posesión, lo que refleja que el nuevo Gobierno argentino no tiene acercamiento con Bolivia. Entonces, lo único que nos queda es Brasil”, explicó Medinacelli.

Consideró que la baja del volumen de gas a Brasil debe estar en un promedio de entre 20 y 25 MMmcd, porque en el caso de que el nivel enviado se reduzca mucho, habrá un remanente que no se venderá, al tomar en cuenta que en la época de verano Argentina puede reducir su nominación a 11 MMmcd, por la adenda que vence el siguiente año.

La semana pasada, una comisión liderada por el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, se dirigió hasta Brasil para reunirse con representantes de ese Gobierno y hablar sobre un nuevo contrato, en el que se acordó ampliar el acuerdo de venta de gas hasta el 10 de marzo de 2020, en los volúmenes que así requiera el principal comprador de carburante nacional.

No obstante, a partir de esa fecha se tendrá que negociar o conciliar los volúmenes pagados no entregados, para los cuales la previsión es que se pueda llegar a un máximo de 25 MMmcd y así cumplir con Argentina y no desabastecer el mercado interno.

En el caso de que Brasil pida 30 MMmcd; Argentina 18 MMmcd, y el mercado interno 14 MMmcd, (62 MMmcd en total), faltarán ocho millones de metros cúbicos día para cumplir los acuerdos.

El exministro de Hidrocarburos, Álvaro Ríos, coincidió con Medinacelli respecto a la capacidad de producción de 54 MMmcd que ahora tiene Bolivia.

“El Gobierno anterior suscribió con Argentina una adenda que fija entre 11 y 18 MMmcd, dependiendo la temporada, ese acuerdo es lapidario para firmar nuevos contratos”, lamentó.

Fuente: https://www.paginasiete.bo/economia/2019/12/14/gas-bolivia-debe-reducir-envios-brasil-para-evitar-las-multas-240376.html

Read more...