Hidrocarburos en el Mundo

El Diario • EEUU lidera producción de petróleo con fracking

Estados Unidos (EEUU) ante el contexto delicado del mercado de petróleo, lidera la producción del crudo debido al uso de tecnología de fracking, en comparación a los países de Medio Oriente, según agencias internacionales.

En su análisis de Cristina J. Orgaz de BBC News Mundo, señala que, el contexto internacional, con respecto a dos décadas atrás, es que el suministro de la primera potencia militar y económica del mundo no está en riesgo.

Es decir, Estados Unidos tiene garantizado su abastecimiento y eso hace pensar a los expertos que lo sucedido no desembocará en un conflicto armado.

“En este caso, es mucho más probable que los países con intereses petroleros eviten la guerra antes que provocarla”, dice Yves Bonzon, analista del banco suizo Julius Baer.

Durante muchos años las decisiones sobre la oferta y la demanda adoptadas por los países árabes productores de petróleo fueron capaces de mover el mercado y provocar numerosos problemas en las economías de Occidente.

A finales de los 70 y principios de los 80, Arabia Saudita tenía un papel importante como el mayor productor mundial y un gran poder a la hora de regular el mercado.

“Este ya no es el caso”, explica Philippe Waechter, economista jefe de la gestora Ostrum AM.

“El mercado internacional del petróleo ha sufrido una transformación radical” desde entonces, añade.

Con 15,3 millones de barriles al día y una producción casi un 17% más en 2018 frente al año anterior, Estados Unidos lidera la producción mundial de crudo, sobre todo gracias a la tecnología del fracking.

La también llamada fracturación hidráulica permite extraer el gas de esquisto, un tipo de hidrocarburo no convencional que se encuentra literalmente atrapado en capas de roca y a gran profundidad.

La industria del petróleo de Estados Unidos empezó a usar a gran escala esta tecnología a principios de este siglo, lo que le permitió aumentar su producción y situarse como el primer productor mundial.

El precio se estabiliza

Ese factor, junto con el compromiso del presidente Donald Trump de movilizar las reservas estratégicas para abastecer el mercado y suplir el hueco en la producción dejado por Arabia Saudita, ha hecho que la cotización del barril de crudo se estabilice el jueves.

“Aún se desconocen muchos detalles de lo sucedido, incluido si el ataque se originó en Irak, Yemen o Irán”, remarca Paul Sheldon, asesor geopolítico jefe de S&P Global Platts Analytics.

“La conclusión final de las investigaciones será importante, pero creemos que la respuesta más probable a la supuesta participación iraní sería cibernética o algo menos dramático que una acción militar”, estima.

LUCHA FEROZ

El segundo productor de petróleo del mundo es Arabia Saudita, un destacado aliado de Estados Unidos que mantiene desde hace años un enfrentamiento abierto con su poderoso vecino, Irán. Ambos se encuentran en una lucha feroz por el dominio regional.

A través de la petrolera estatal Aramco, la más rentable del mundo, el reino es capaz de llevar a los mercados internacionales hasta 12,2 millones de barriles de crudo al día.

Fuente: https://www.eldiario.net/noticias/2019/2019_09/nt190923/economia.php?n=57&-eeuu-lidera-produccion-de-petroleo-con-fracking

Página Siete • Por alza del petróleo, Bolivia gastará más en el subsidio

El alza del precio internacional del petróleo, como consecuencia de un ataque a dos refinerías de Arabia Saudita, ocasionará que Bolivia gaste más en el subsidio destinado a la importación de combustibles que lo que perciba por la exportación de gas natural, según expertos del sector.

El fin de semana, dos refinerías del mayor productor de petróleo del mundo, Arabia Saudita, fueron blanco de un ataque con drones, lo que ocasionó la destrucción de unos 5,7 millones de barriles de procesamiento diario de crudo, por lo que ahora sólo se extrae la mitad de ese volumen.

A partir del atentado, el precio del barril del Brent se mantuvo por encima del 10% en el caso del WTI, que sirve de indexación para las ventas de gas natural que hace Bolivia, es decir, se incrementó en un 14%, al cerrar en 62,1 dólares el barril de crudo.

Datos históricos de la cotización muestran que en 2014 el precio del barril estaba por encima de los 105 dólares. Luego, en 2015, registró un promedio de 49 dólares, parecido al de 2017. El año pasado subió hasta los 70 dólares; no obstante, en lo que va de este año no superó la barrera de los 63,86 dólares, registrados en abril. Ayer cerró en 62,1 dólares.

Ahora las dudas de cuándo se podrá restablecer el suministro se suman al miedo de que una escalada de la tensión entre Arabia Saudita e Irán lleve la cotización más arriba, publicó la agencia EFE.

Álvaro Ríos, exministro de Hidrocarburos, indicó que con la reducción de las exportaciones de gas a Brasil y Argentina, y la menor producción de líquidos, se preveía un supéravit energético de unos 850 millones de dólares.

Pero con la subida del precio del petróleo en más del 10%, se calcula que el país tendrá que destinar al menos 732 mil dólares adicionales por día para la importación de gasolina y diésel.

“Se registra un alza del precio del crudo en más del 10% desde que pasó el incidente en Arabia Saudita, es lo que vemos de momento. Este gasto adicional le representa al país 732 mil dólares adicionales por día, casi un millón de dólares, por la importación de combustibles. No sabemos cuánto tiempo será esta subida de precios; si es un mes, en ese caso se tendrán que multiplicar los 732 mil por 30 días, y así sucesivamente”, señaló.

Mientras que los ingresos obtenidos por las ventas de gas que se hacen a Argentina y a Brasil sólo aumentarán levemente, porque los volúmenes enviados se redujeron desde 2018.

En el caso de Argentina, en verano sólo compra 10 millones de metros cúbicos día (MMmcd) y en invierno hasta 18 MMmcd. Mientras que con el mercado brasileño el nivel se estancó en un promedio de 12 MMmcd.

“Las importaciones de diésel y gasolina seguirán la tendencia internacional del precio del petróleo, por lo que vamos a sacar más dólares para la compra que lo que vamos a percibir por la venta”, sostuvo Ríos.

Para el investigador Raúl Velásquez, de la Fundación Jubileo, el efecto de cualquier variación en el precio internacional del petróleo tarda entre cuatro y cinco meses en hacer efecto en el precio de exportación del gas.

“Si bien es posible un incremento en los precios internacionales, lo que ya se ve con un repunte del Brent que alcanzó 69 dólares el barril y el WTI por encima de los 60 dólares, por las razones que ocasionan el repunte se prevé que no serán de mediano plazo. De hecho, Estados Unidos liberó una parte de sus reservas de petróleo”, manifestó.

En su criterio, resulta preocupante que el país cifre sus esperanzas de mejoras económicas en una posible recuperación del precio internacional del crudo.

El experto precisó que en este año, la producción nacional de gas natural cayó en casi un 30% en relación con 2015; la exportación de gas natural a Brasil disminuyó en un 52% y en el caso de Argentina, se redujo en un 8%.

Fuente: https://www.paginasiete.bo/economia/2019/9/17/por-alza-del-petroleo-bolivia-gastara-mas-en-el-subsidio-231126.html

Sol de Pando • Precio del petróleo subirá a $us 100 el barril

En opinión de varios operadores y analistas del sector petrolero, el precio del crudo puede acabar subiendo hasta los 100 dólares por barril si Arabia Saudita no es capaz de reanudar rápidamente el suministro después de los ataques con drones contra dos mega-plantas de refinación propiedad de Saudi Aramco en las ciudades de Abqaiq y Khurais, reivindicados por las fuerzas rebeldes hutíes de Yemen, destacó hoy la agencia de noticias Rusia Today (RT).

Entretanto el gobierno de Estados Unidos anunció que liberará al mercado un stock petrolero de su reserva federal, intentando evitar el desabastecimiento y controlar las variaciones en la cotización internacional del crudo.

Según Reuters, la Agencia Internacional de Energía (AIE) comunicó a pocas horas del bombardeo, el sábado, que se halla monitoreando de cerca la situación y que los mercados mundiales de petróleo están actualmente «bien abastecidos, con amplias existencias comerciales». Y Saudi Aramco dijo en un comunicado que está trabajando para restaurar la producción.

Sin embargo, fuentes de la industria dicen que la producción puede tardar semanas en volver a la normalidad.

Para el presidente ejecutivo de Onyx Commodities, Greg Newman, se espera que el precio de Brent abra el mercado el lunes con un incremento de dos dólares y podría alcanzar un aumento de entre siete y 10 dólares al finalizar la jornada del 16 de septiembre.

Y pronto, «el mercado podría retornar a cien dólares por barril si no hay una solución a corto plazo para el problema», dijo Newman.

El viernes pasado, Brent finalizó el día cotizado a $us 60.22 por barril.

Incremento inminente en el precio del crudo Según informa RT, las dos plantas de Saudí Aramco impactadas en Abqaiq y Khurais —las instalaciones de procesamiento de petróleo más grandes del mundo— garantizaban más de la mitad de la producción de crudo saudita: el 5% del suministro global.

A pesar de las garantías de la Agencia Internacional de Energía (AIE) de que los mercados mundiales de petróleo están «bien abastecidos» y del gigante petrolero Saudi Aramco de que puede restaurar la producción, algunas fuentes de la industria opinan que arreglar las instalaciones afectadas puede llevar incluso semanas, lo que elevaría los precios del petróleo.

El escenario más sombrío de Forbes pinta la escalada de precios del crudo hasta los 100 dólares; mientras que Josh Young, director principal de inversiones de Bison Interests LLC, cree que subirán a más de 80 dólares por barril.

«Abqaiq es quizás la instalación más crítica del mundo para el suministro de petróleo», opina Jason Bordoff, director fundador del Centro de Política de Energía Global de la Universidad de Columbia (Nueva York). «Los precios del petróleo se dispararán tras este ataque», aseguró en declaraciones a Reuters.

Además, incluso si el suministro de crudo se restablece, «ha aumentado significativamente el riesgo de que una escalada regional de ojo por ojo empuje los precios del petróleo aún más», ya que «cada parte se siente obligada a responder de alguna manera al incidente anterior», indicó Bordoff en referencia al conflicto entre los rebeldes hutíes y Riad.

Con esa opinión general se ha mostrado de acuerdo Sandy Fielden, director de investigación en Morningstar, quien ha expresado que «el precio [del petróleo] va a saltar, por supuesto».

Drástica caída de la producción tras ataques El ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salmán, afirmó este domingo que los ataques a las instalaciones petroleras del reino han detenido parcialmente la producción de crudo y gas.

Según su comunicado emitido por la agencia de noticias estatal saudita SPA, los ataques a las instalaciones de Aramco en las ciudades de Abqaiq y Khurais redujeron el suministro de petróleo crudo de la compañía en alrededor de 5,7 millones de barriles por día, lo que supone alrededor del 50% de su producción.

El príncipe Ministro indicó que parte de la reducción se compensará mediante la extracción de las reservas de petróleo de Aramco.

Agregó que las explosiones en dichas instalaciones también han provocado el cese de la producción de gas asociado, lo que reducirá el suministro de etano y otros gases naturales en un 50 por ciento. Según Bin Salmán, la compañía está trabajando actualmente para recuperar las cantidades perdidas.

La respuesta norteamericana Por su parte del gobierno de Estados Unidos, que acusa a Irán de haber promovido el ataque yemení, anunció este mismo domingo que pondrá al mercado una cantidad aún no determinada de sus reservas petroleras («buffer stock»). El anuncio fue oficializado por el presidente Donald Trump.

«En base al ataque contra Arabia Saudí, que puede tener un impacto en los precios del petróleo, he autorizado la liberación de petróleo de la Reserva Estratégica de Petróleo, si es necesario, en una cantidad que aún debe ser determinada y que sea suficiente para mantener los mercados bien abastecidos», escribió Trump ensu cuenta de Twitter.

La Casa Blanca comenzó a coordinar con la Agencia Internacional de la Energía (AIE), un organismo creado tras de la crisis del petróleo de 1973, para ver qué «posibles opciones están disponibles en caso de que se necesite tomar una acción colectiva global», detalló el Departamento de Energía estadounidense.

Ese departamento controla la Reserva Estratégica de Petróleo (SPR, por sus siglas en inglés), que cuenta con la mayor provisión de crudo para casos de emergencia de todo el mundo. Esas reservas de petróleo, propiedad del Gobierno de EEUU, se encuentran en unas enormes cavernas subterráneas en la costa del Golfo de México, específicamente en los estados de Texas y Luisiana.

Esa reserva fue creada en 1975 después del embargo árabe de petróleo que elevó los precios y perjudicó la economía estadounidense. Su objetivo es evitar futuras interrupciones en el suministro de crudo y servir como una «herramienta de política exterior», de acuerdo a la web del Departamento de Energía. Actualmente, EEUU tiene guardados 630 millones de barriles para casos de emergencia, detalló un alto funcionario del Gobierno, que pidió el anonimato.

Fuente: https://www.soldepando.com/precio-del-petroleo/

Expansión • La incertidumbre económica enfría la demanda mundial de petróleo

En su informe mensual, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) prevé que el consumo mundial de crudo crezca en 1,1 millones de barriles diarios (mbd), 40.000 barriles diarios menos de lo que había estimado hace un mes.

Con ello, el promedio de la demanda en este año no superará los 100 mbd, tal y como se esperaba inicialmente, sino que se situará ligeramente por debajo de esa barrera (99,92 mbd), que recién superará en 2020 gracias a un aumento anual de 1,14 mbd.

La corrección a la baja, señala el documento, no será la última si se mantiene el actual rumbo de la economía global, que apunta a una desaceleración de los principales motores del crecimiento mundial, desde China a Estados Unidos, pasando por la Unión Europea.

"Esta previsión está sujeta a una posible revisión a la baja debido a las incertidumbres relacionadas con el rumbo de la economía global", subraya el informe de la OPEP.

Los analistas del grupo petrolero revisaron ligeramente a la baja su pronóstico sobre el crecimiento de la economía global en 2019 al cifrarlo en el 3,1 %, tras rebajar en un 0,2 % su previsión del avance de la coyuntura en EEUU, hasta el 2,4%.

Los datos sobre el crecimiento de la Eurozona permanecen iguales, con un avance del 1,2%, mientras que China se mantiene en un 6,2 % -lejos de sus mejores cifras- e India en un 6,8%.

"Las perspectivas sobre los fundamentos del mercado parecen un tanto pesimistas para el resto del año, dado el debilitado crecimiento económico, los problemas comerciales en marcha y la desaceleración del aumento de la demanda", prevé el informe.

Según la OPEP, "grandes incertidumbres" se ciernen sobre la coyuntura del planeta, donde "el riesgo a la baja para el crecimiento económico mundial es predominante".

Aunque el mercado petrolero mundial se encuentra en este momento más equilibrado que en meses pasados, los analistas de la OPEP ponen el foco ahora en el creciente riesgo de una desaceleración mundial y los efectos negativos de la disputa comercial entre EEUU y China.

La perspectiva descrita es similar a la planteada por la Agencia Internacional de la Energía (AIE) hace una semana, cuando también rebajó sus estimaciones sobre la demanda mundial de petróleo para este año y para el próximo en base a las menguadas perspectivas del PIB mundial publicadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La OPEP recuerda que el precio del barril de petróleo subió en los pasados meses impulsado por factores geopolíticos, como la tensión entre Irán y EEUU, así como su estrategia para reducir la producción con el objetivo de apuntalar el valor del "oro negro" mediante recortes del bombeo de sus socios y productores aliados.

Sin embargo, ni la denominada "prima geopolítica" puedecontrarrestar ya la tendencia negativa de la economía global, con varios frentes abiertos y con sus principales motores gripados o con un crecimiento anémico.

A principio de julio, la OPEP y sus aliados renovaron un pacto para reducir su oferta de crudo en 1,2 mbd hasta marzo de 2020, alegando la necesidad de evitar una subida de los inventarios que afecte a los precios.

Pese a prolongar esa estrategia, el precio del barril de crudo de la OPEP ha bajado más de un 12% desde entonces y se vende por debajo de los 60 dólares: según informó hoy la organización, ayer cotizó a 58,87 dólares.

El bombeo conjunto de los 14 socios de la OPEP en julio bajó hasta los 29,61 mbd, 246.000 bd menos que en junio y muy por debajo de la demanda que estima el mundo requiere del grupo, unos 30,7 mbd.

Gran parte de la caída de la producción de la OPEP en julio se debe a Arabia Saudí, que recortó su bombeo en 131.000 bd, así como de otros países que vieron descender su producción de forma involuntaria, debido a las sanciones de EEUU o a su crisis económica, como Irán y Venezuela.

La demanda del crudo de la OPEP caerá en 2020 hasta los 29,41 mbd, 1,3 mbd menos que este año.

El grupo petrolero calcula que sus competidores aumentaran este año sus extracciones en 1,97 mbd, unos 72.000 bd menos de lo calculado el mes pasado, con EEUU como origen de la mayor parte de ese incremento de la producción.

Fuente: https://www.expansion.com/economia/2019/08/16/5d56b707468aebd8158b45f6.html

ABC • Ventajas y desventajas del fracking

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo ha publicado recientemente un informe que ofrece «una perspectiva desapasionada», tal y como explican sus autores, sobre las ventajas y desventajas del gas de esquisto y su método de extracción: la fracturación hidráulica, conocida en inglés como «fracking».

La lucha contra el cambio climático exige, como asunto de estrategia urgente, «que todos los países abandonen la quema de combustibles fósiles, incluido el gas de esquisto», asegura el secretario general de la Conferencia, Mukhisa Kituyi.

«La visión de las Naciones Unidas es la de alentar la implantación de las energías renovables», asegura Alexandra Laurent, especialista de la Conferencia, que recuerda que el 80% de la energía mundial se basa en los combustibles fósiles.

Por ese motivo y, «dado que se necesita la energía para acabar con la pobreza e impulsar el desarrollo», en opinión del organismo, «los Estados que poseen gas de esquisto deben comprender las ventajas y desventajas sobre el mismo a la hora de decidir sus políticas energéticas». «A los países que van a invertir en gas de esquisto, recomiendo que se fijen en los obstáculos», subraya Laurent.

Según el mencionado informe de las Naciones Unidas, el gas natural debe contribuir a una transición paulatina del actual modelo económico «hacia uno con bajas emisiones» con el fin de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el año 2030; en especial, el referido a garantizar el acceso universal a electricidad asequible.

Ese puente que supone el gas natural entre una economía y otra se basa principalmente en que sus emisiones son un 40% más bajas que otros combustibles fósiles, como el petróleo y el carbón, matizan desde el organismo. Además, ofrece la ventaja de que puede ser almacenado y usarse cuando la demanda energética lo exija y no pueda cubrirse mediante energías renovables.

Sin embargo, entre las desventajas figura el hecho de que el gas natural es también un combustible fósil y, por lo tanto, emite dióxido de carbono cuando se quema. Además, uno de sus principales componentes, el metano, posee un potencial de calentamiento 28 veces mayor que el del dióxido de carbono.

«En la actualidad, se estima que una tonelada de metano en la atmósfera equivale a veinte toneladas de dióxido de carbono», indica Laurent, que destaca la necesidad no sólo de controlarlo, sino de limitarlo. En 2016, las concentraciones de metano en la atmósfera alcanzaron un récord de 1.853 partes por millón, un 257% más que en la era preindustrial, según la Organización Meteorológica Mundial. Por todo ello, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo señala que las inversiones en el sector del gas «no deberían realizarse a expensas del despliegue de energías renovables y estrategias de eficiencia energética».

La situación se complica, además, con respecto al gas de esquisto y la fracturación hidráulica utilizada para su método de extracción. «Las grandes cantidades de agua utilizadas para la fracturación han elevado la preocupación, así como los riesgos de contaminación de las aguas subterráneas y superficiales que generan las operaciones para su extracción», señala el informe. También debe tenerse en cuenta, apuntan los autores, la actividad sísmica que plantea esta extracción.

Según la agencia de la energía de los Estados Unidos, las reservas mundiales de gas de esquisto se elevaban a alrededor de 215.000 millones de metros cúbicos en 2015, lo que equivale a 60 años de consumo. La mitad de esas reservas se sitúan en Argelia, Argentina, Canadá, China y Estados Unidos. Este último país es el principal productor de gas de esquisto, con un 87% de la producción total mundial. También es el principal productor de gas natural desde julio de 2017.

Fuente: https://www.abc.es/natural/energiasrenovables/abci-ventajas-y-desventajas-fracking-201806011224_noticia.html