Energía en Latinoamérica

PV Magazine • 10 países de América Latina y el Caribe anuncian la meta de 70% de energías renovables a 2030

En el marco de la COP 25, que se realiza en Madrid, 10 países de América Latina y el Caribe suscribieron un acuerdo que establece alcanzar un promedio del 70% de capacidad instalada en la matriz de energía renovable a 2030, lo cual equivale a 312 GW de capacidad instalada de energía renovable. Este acuerdo se une al firmado por 12 asociaciones de renovables de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú, Uruguay y España para promover inversiones en energías renovables en Iberoamérica e impulsar marcos regulatorios que sean afines y consistentes con las políticas ambientales y sociales de cada uno de los países.

La iniciativa es liderada por Colombia y fue lanzada en el marco del Día de la Energía, que organiza Chile, y contó con la participación principalmente de ministros de Energía latinoamericanos.

El acuerdo, en el que participan Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay y Perú, está abierto a la participación de otros países de la región, y busca trabajar en conjunto para promocionar las energías renovables, de manera de apoyar el cumplimiento de las metas definidas en el Acuerdo de París.

La meta regional se sustenta en que, debido a que la energía representa el 75% de las emisiones de CO2 mundiales, y el 56% de las emisiones de Latinoamérica y el Caribe, la masificación de energías renovables, tanto hídricas como no convencionales, podría mitigar significativamente el aumento de GEI.

La cooperación técnica y financiera será fundamental para lograr el éxito de la iniciativa. OLADE, NREL e IRENA ya han facilitado datos y plataformas de discusión para iniciar la elaboración de un plan de trabajo para la implementación de la iniciativa.

Acciones concretas

“Se trata de la meta regional para la incorporación de energías renovables más ambiciosa que hay en este momento en el mundo. Y para ratificar nuestro compromiso con hechos concretos, la buena noticia que hemos compartido en esta COP25 es el salto que ha dado Colombia, que le permitirá aumentar 50 veces su capacidad instalada para la generación de energías renovables de fuentes no convencionales, pasando de menos de 50 megavatios en 2018 a 2.500 megavatios en 2022”, aseguró la Ministra de Energía de Colombia, María Fernanda Suárez.

La nueva capacidad instalada con la que contará Colombia para la generación de energía solar y eólica provendrá de proyectos en La Guajira, Cesar, Córdoba, Valle, Tolima, Meta y Santander, los cuales permitirán afrontar mejor los retos de la variabilidad climática. Esta Nueva Energía aumentará la participación de las energías renovables no convencionales en la matriz eléctrica, pasando de menos del 1% al 12%. Suárez agregó que las nuevas fuentes están generando desafíos comunes como la necesidad de flexibilizar la red, desarrollar mercados de carbono y avanzar en el marco regulatorio. Además, el sector minero-energético es el primero en Colombia con un Plan de Gestión del Cambio Climático, que busca reducir en 11,2 millones de toneladas las emisiones de CO2 a 2030. Por su parte, el ministro de Energía de Chile, Juan Carlos Jobet, afirmó que esta meta “es posible de plantear pues somos una de las regiones más ricas y diversas en términos de recursos naturales. En América Latina y el Caribe se encuentran las mayores reservas de agua del planeta, la mayor superficie de tierras cultivables –576 millones de hectáreas– y el 70% de todas las formas de flora y fauna existentes. Y además, somos bendecidos con abundantes fuentes energéticas no convencionales”.

El titular de Energía agregó que Chile, por ejemplo, es el país que tiene mayor radiación solar del mundo, pero además posee un enorme potencial eólico en el sur, una cadena montañosa con cerca de 3 mil volcanes y un borde costero de más de 6 mil kilómetros, que representan un potencial para el desarrollo de la geotermia y de las energías marinas.

“Sin embargo, la abundancia de estos recursos es precisamente lo que nos hace más vulnerables a los efectos del cambio climático. Para ello debemos plantearnos activamente en la reducción de los efectos del calentamiento global”, explicó el ministro Jobet.

El secretario de Estado enfatizó que esta meta regional “es una respuesta concreta y decisiva para el cuidado de América Latina y el Caribe. Pero también del planeta, pues las emisiones y su acumulación en la atmósfera no tienen fronteras. De esta forma, nuestra contribución como región es un efectivo aporte regional a un problema global y una muestra del compromiso con las acciones que se requieren para frenar el cambio climático”.

Jobet recordó además el compromiso de Chile de alcanzar la carbono-neutralidad a 2050 y cerrar todas las centrales de carbón a 2040.

Por su parte, Medardo Cadena, director de integración, acceso y seguridad energética de OLADE, dijo que este acuerdo realmente tiene “mucha importancia para la región porque con objetivos definibles y medibles en el tiempo van a contribuir no solo a combatir los efectos del cambio climático sino también a reducir la pobreza energética de la región. No debemos perder de vista que existen 18 millones de persona en la región que no tienen acceso a la energía en condiciones aceptables. Entonces, la incorporación de las renovables nos da los instrumentos necesarios para poder enfrentar este desafío regional.

Fuente: https://www.pv-magazine-latam.com/2019/12/11/10-paises-de-america-latina-y-el-caribe-anuncian-la-meta-de-70-de-energias-renovables-a-2030/

Read more...

Xinhua • Brasil inaugura oficialmente Belo Monte, la cuarta mayor central hidroeléctrica del mundo

La central hidroeléctrica de Belo Monte, la cuarta mayor del mundo y situado en la Amazonía brasileña, quedó oficialmente inaugurada hoy con la activación de la 18ª y última turbina.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, participó en el acto de activación de la turbina, con la cual la central de Belo Monte pasa a tener una capacidad instalada de 11.233,1 megavatios y una cantidad media de generación de energía de 4.571 megavatios.

Según la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel), la central hidroeléctrica podrá atender la demanda energética de 18 millones de viviendas o cerca de 60 millones de ciudadanos brasileños.

Belo Monte se encuentra entre los municipios de Altamira, Brasil Novo y Vitória do Xingu, en el amazónico estado de Pará (norte de Brasil), al margen del río Xingu. Su construcción necesitó inundar 478 kilómetros cuadrados de selva.

El consorcio Norte Energía, formado por varias empresas de distintos sectores, se adjudicó en 2010 las obras de construcción de la central hidroeléctrica, calculadas en unos 19.000 millones de reales (4.500 millones de dólares).

Las obras empezaron en 2011 con la previsión de que la primera turbina en operar empezara en 2015, aunque no lo hizo hasta abril de 2016. La previsión era que la última turbina en funcionamiento operara en enero de 2019, aunque finalmente lo hizo este miércoles.

Fuente: http://spanish.xinhuanet.com/2019-11/28/c_138589376.htm

Read more...

América Economía • Sector eléctrico brasileño requerirá inversiones por más de US$100.000M en una década

El sector eléctrico de Brasil requerirá inversiones por valor de 450.000 millones de reales (US$107.250 millones) hasta el 2029 en nuevas plantas de generación y transmisión de energía para atender toda la demanda del país.

Según explicó este lunes el ministro de Minas y Energía, Bento Albuquerque, en la próxima década el crecimiento de la generación de energía aumentará un 35% y el de la transmisión eléctrica, un 39%.

"Para que esto suceda, tenemos que trabajar duramente para atraer inversiones e identificar los costes y beneficios reales de las distintas fuentes de generación de energía", explicó Albuquerque en un seminario sobre los desafíos de la infraestructura brasileña, organizado por la Fundación Getulio Vargas (FGV) en Río de Janeiro.

"La visión estratégica que estamos siguiendo consiste en invertir todavía más en la diversificación de nuestra matriz energética, aumentando la inserción de fuentes renovables y limpias con mayor racionalidad económica. Inversiones privadas nacionales y extranjeras son necesarias y bienvenidas para impulsar el sector de energía y la economía brasileña en general", agregó el ministro.

En el mismo evento, Albuquerque habló sobre la privatización de la estatal Eletrobras, mayor compañía eléctrica de América Latina, y defendió que la empresa necesita ser capitalizada "para que pueda ejercer el importante papel que tiene en el sector eléctrico, tanto en la generación como en la transmisión de energía".

Actualmente, el proyecto para privatizar Eletrobras está siendo analizado en la Cámara de Diputados. "El país necesita Eletrobras, pero no la Eletrobras de hoy, que está condenada a acabar por la falta de inversiones", concluyó.

Fuente: https://www.americaeconomia.com/negocios-industrias/sector-electrico-brasileno-requerira-inversiones-por-mas-de-us100000m-en-una

Read more...

América Economía • Critican que se insista en desarrollo de mega proyecto energético de Hidroituango en Colombia, pese a fallas

Activistas denuncian en Berlín la política minero energética de Colombia, que insiste en continuar con el megaproyecto de Hidroituango, pese a los riesgos por las fallas en su construcción y peligro para las comunidades.

"Nos dijeron que el megaproyecto de Hidroituango nos iba a traer mucho desarrollo, pero no hemos visto nada de eso. Continúa la precariedad en educación, en vivienda, en vías de comunicación. Ese desarrollo no lo hemos visto. Al contrario, lo que hemos visto son desalojos y violaciones de los derechos humanos, graves daños medioambientales y criminalización de la protesta social", resume en conversación con DW Jenaro Graciano, activista de la organización medioambiental Ríos Vivos, integrada por 15 organizaciones que representan a comunidades colombianas de indígenas y campesinos asentadas en el Occidente, Norte y Bajo-Cauca antioqueño. Desde 2018, estas comunidades viven en la incertidumbre por encontrarse en la peligrosa vecindad de la hidroeléctrica de Hidroituango, una de las más grandes de América Latina.

El proyecto, situado a unos 170 kilómetros al norte de Medellín, la segunda ciudad de Colombia, es construído por Empresas Públicas de Medellín (EPM). Desde 2014, la empresa comenzó a levantar el muro de contención de 225 metros de altura, en el que represó el río Cauca. Era el segundo río más caudaloso de Colombia, después del Magdalena. Ahora los pobladores de la zona le llaman laguna. Nace en el sur del país, en el macizo colombiano en donde se conforma la estrella hídrica más importante de Colombia. Los activistas afirman que se ha cometido un crimen medioambiental, porque el proyecto mató al río.

"El embalse mide 79 kilómetros de largo, está ubicado entre la montaña de Ituango y de Briceño, en donde se encuentran tres fallas geológicas, pero además ha habido muchos errores en la construcción y violaciones de los derechos humanos", se queja la activista Milena Flórez. Ella es vicepresidenta del Movimiento Ríos Vivos, pero tuvo que dejar Colombia debido a las amenazas constantes que ha recibido en los últimos meses. Ya son seis líderes del movimiento Ríos Vivos que han sido asesinados en un país que sigue convulsionado por la violencia. Debajo de las aguas de la represa se encuentran los restos de víctimas del conflicto armado, que nunca podrán ser identificadas.

Accidente de 2018. En abril y mayo de 2018, las intensas lluvias provocaron desprendimientos de tierra que taponaron uno de los tres túneles de desviación del río Cauca. Dos túneles construídos para desviar el agua durante la construcción de la represa habían sido sellados antes de comenzar a llenar la presa. Pero, al taponarse los tres túneles, se produjo una amenaza de desbordamiento de agua, y los técnicos intentaron dinamitar las salidas de los dos túneles que habían sido sellados, sin éxito.

"El 12 de mayo (de 2018) se destapó el túnel súbitamente y arrasó con puentes y casas. La comunidad Puerto Valdivia fue evacuada, más de 5 mil personas quedaron damnificadas. No había un plan de contingencia. Fue un caos total y en este momento son ya 27 los municipios afectados por el megaproyecto. No hay una garantía de que el muro no vaya a estallar, porque los temblores por las fallas geológicas son constantes y el Estado colombiano se ha declarado incompetente para dictaminar si el proyecto es viable o no", afirma Milena Flórez.

Según los activistas, persiste el riesgo de que se produzca una avalancha de grandes proporciones, lo que significa un riesgo para unas 120.000 personas. Aunque el proyecto fue suspendido el año pasado, Empresas Públicas de Medellín insiste en que la hidroeléctrica entrará en funcionamiento. "En estos momentos, hay miles de poblaciones aguas abajo que viven en la incertidumbre total, porque el macizo rocoso donde se construyó la represa es inestable, el muro de contención podría romperse en cualquier momento, algo que Empresas Públicas de Medellín ha desconocido por completo", destaca Jenaro Graciano.

Unas 600 personas fueron evacuadas ante el peligro de una inundación de grandes proporciones.

BID comenzará investigación. Los activistas han logrado un primer éxito. El 29 de octubre pasado, el Directorio Ejecutivo de Banco Interamericano de Desarrollo (BID) uno de los principales inversionistas del megaproyecto, aprobó una investigación para determinar si al financiar Hidroituango se cumplió o no con los estándares sociales y ambientales que la institución está obligada a observar. El documento al que DW tuvo acceso, destaca que la investigación responde a una solicitud realizada el año pasado por 480 residentes que representan a quince comunidades a lo largo del cañón del río Cauca. La solicitud es respaldada por el Centro de Derecho Internacional Ambiental (CIEL), la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) y el Proyecto Internacional de Rendición de Cuentas (IAP).

Los solicitantes argumentan que hubo una serie de incumplimientos, desde una adecuada y completa evaluación de los impactos ambientales, y sociales, hasta consultas informadas o planes de reasentamiento involuntario. La solicitud afirma que los daños ambientales, los desalojos forzosos e impactos negativos en las comunidades ya existían antes de la emergencia generada por los deslaves y taponamientos de túneles, pero se han exacerbado tras la emergencia.

Energía ¿para quien? La obra, de un costo que supera ya los US$12.000 millones, debía generar 2.400 megavatios, abasteciendo un 16% de la demanda energética de Colombia, e incluso podría suministrar energía a otros países. El experto de la organización alemana GegenStrömung (Contracorriente), Thilo Papacek, cuestiona para quién es la energía que pretende suministrar Hidroituango. "En Brasil hay varios pueblos que se encuentran al lado de hidroeléctricas y no tienen suministro energético de ellas. Todavía su fuente es el diésel, porque es muy costoso adaptar la energía que se produce en una hidroeléctrica. Hay que bajar ese voltaje para el uso doméstico y eso no se hace. En realidad, se trata de la demanda de energía de grandes empresas mineras", asegura Papacek.

A todo esto, se suma la destrucción medioambiental que ha provocado el proyecto, con miles de peces muertos y la destrucción de unas 4.500 hectáreas de bosque seco tropical, que está en vías de extinción en Colombia. "Siempre una hidroeléctrica es una barrera para toda la vida, se interrumpe todo el medio ecológico en un río y esos ríos tienen una función ecológica y, en este caso, también social. Por eso hablamos de problemas socioambientales", concluye Papacek. Los activistas llegaron a Berlín para hablar sobre la situación de Hidroituango. Su recorrido fue respaldado por la agencia de la Iglesia Católica alemana, Misereor.

Fuente: https://www.americaeconomia.com/negocios-industrias/critican-que-se-insista-en-desarrollo-de-mega-proyecto-energetico-de

Read more...

Amazonia Real • Belo Monte: Drama y tragedia

La presa de Belo Monte en Pará es la cuarta más grande del mundo, la segunda más grande de Brasil (es la primera totalmente nacional, ya que la mitad de Itaipú, la segunda más grande del planeta, es de Paraguay). La última de sus 18 turbinas gigantes se instalará a finales de año, completando su motor. Cada una de estas máquinas es capaz de abastecer a una ciudad con más de 3 millones de habitantes.

La planta, ubicada a 1,500 kilómetros al suroeste de Belém,cuando opera a plena capacidad, puede suministrar a 60 millones de brasileños, distribuidos en 17 estados, a través de una línea de transmisión dual de 2.5 mil kilómetros a Minas Gerais y Río de Janeiro, también el más grande del mundo. Inicialmente presupuestado en 19 mil millones de reales, el costo de Belo Monte ya alcanzó R $ 40 mil millones. Es una de las obras públicas más grandes en la historia del país.

Estos números tienen la grandeza de la controversia creada en torno al proyecto. Es inevitable la conmoción causada por el aumento de su costo, que ni siquiera se ajusta al "factor amazónico", responsable de la multiplicación de todo lo que se hace en la frontera nacional más grande, un espacio equivalente al de Europa occidental, vasto y distante.

Se sospecha que este aumento se debe a la corrupción, similar a lo que se descubrió en Petrobras. Es uno de los objetivos de la Operación Car Wash, que involucra a empresarios, ejecutivos y políticos. La investigación aún está en curso, pero parece predecible que al menos parte de las acusaciones de sobreprecio y malversación de fondos eventualmente se verifiquen.

Sin embargo, hay un componente que a menudo se pasa por alto o se minimiza. El proyecto Belo Monte es único en toda la ingeniería de presas e hidroingeniería en todo el mundo. Baste compararlo con otro gigante energético, ubicado a 400 kilómetros al este, la planta de Tucuruí en el río Tocantins, también en Pará, la quinta más grande del mundo.

La sala de máquinas, la presa y el vertedero están todos en la misma estructura de concreto en la planta de Tucuruí, que tiene una capacidad de 8.3 mil MW contra 11.3 mil de Belo Monte. En la presa de Xingu, todo estaba disperso. Hay dos embalses, el más grande de ellos en el lecho del río.

En el proyecto original, este lago debe contener suficiente agua para garantizar la mayor cantidad de energía posible. Para esto, sin embargo, tendría que inundar una vasta área de 1.300 kilómetros cuadrados y todavía tener un embalse más grande aguas arriba en la presa de Babaquara con una capacidad de 6.600 MW. El Xingu produciría el doble de energía que Tucuruí. El conjunto solo sería inferior a la Presa de las Tres Gargantas en China.

El complejo de Altamira fue concebido exactamente cuando la construcción de la planta de Tucuruí comenzó en 1975. Siguió la misma lógica de permitir la máxima energía, incluso con un mayor daño ecológico y social, hasta que, en 1989, una protesta de indios y Las ONG en Altamira lo paralizaron.

La empresa se reanudó cinco años después, modificada drásticamente para disminuir los impactos del proyecto inicial. Por lo tanto, el lago formado por la presa Xingu sería solo el 40% de su tamaño original. Como no acumularía el agua necesaria en verano, la central eléctrica funcionaría con agua. El agua que llegaría a la presa sería la misma que se vertería río abajo. Los 18 vertederos tendrían una capacidad de 62,000 metros cúbicos por segundo, el doble de la descarga natural.

El esquema sería excelente para las seis turbinas de bulbo instaladas en la presa principal, junto con el vertedero. Necesitan poca agua para generar 233,000 MW. Sin embargo, esta potencia es solo un tercio de la capacidad de generación de cada una de las 18 turbinas principales.

Esta segunda estructura de hormigón inmensa estaría a 130 kilómetros del embalse (está en el mismo cuerpo en Tucuruí) si el flujo de agua sigue el curso natural del Xingu, que hace un gran giro aguas abajo. Para hacer viable la generación más grande, los ingenieros decidieron abrir un canal artificial para formar otro depósito, más cerca de la planta, que ahora está 40 kilómetros más cerca de la presa principal, pero a 90 kilómetros de distancia.

Fue una obra gigantesca que duró más de cuatro años. Para abrir el canal artificial del canal natural de Xingu, se extrajeron 120 millones de metros cúbicos de tierra del sitio. En el piso y las pendientes del canal, de 20 kilómetros de largo, 360 metros de ancho en la superficie (y 250 en el fondo), con una altura máxima de 68 metros (equivalente a un edificio de 22 pisos), 7.1 millones Metros cúbicos de roca y hormigón. Una obra del tamaño del Canal de Panamá.

El factor de complicación de este esquema, diseñado para adaptar el proyecto a la presión de la sociedad sin dejar de alcanzar su objetivo de generar la máxima energía para llevarlo a otro extremo del país, donde el consumo es mayor, es el régimen del río Xingu. La variación entre flujo máximo y mínimo es 30 veces entre verano e invierno. A la altura de la inundación, puede mover todas las máquinas de las dos plantas y generar 11.300 MW. En la sequía, la escasez de agua puede ser dramática. Por lo tanto, la garantía de suministro promedio es de 4.571 MW, el mayor agotamiento entre las principales plantas de Brasil.

Justo en la víspera de la implementación completa de la presa, se registró la sequía más severa de los últimos tiempos , más alta que las predicciones basadas en la experiencia de cuatro años de operación progresiva y el modelo matemático de simulación.

El 11 de octubre, el CEO de Norte Energia, el concesionario de la planta, Paulo Roberto Ribeiro Pinto, advirtió a la CEO de la Agencia Nacional del Agua, Christianne Dias Ferreira, sobre la necesidad de "medidas urgentes para controlar Belo Monte HPP Xingu Reservoir level ".

"El período de sequía actual ha sido muy crítico, con bajos flujos tributarios en el Xingu, en los últimos días alrededor de 750 metros cúbicos por segundo". Este volumen de agua que llegaba a la presa principal estaba cerca del límite de flujo mínimo establecido para garantizar todo el sistema, que es de 700 metros cúbicos.

Dada la situación, la compañía necesitaba reducir el flujo aguas abajo de la presa para mantener la cuota mínima de 95,20 metros en el embalse de Xingu, que se había alcanzado el día anterior. Si el nivel del agua baja, una "ola negativa que se formará golpeará áreas de la presa no protegida contra rocas" que están por encima de la cuota de 94 metros, "una situación que podría provocar daños estructurales en la presa principal del río Xingu". Por lo tanto, sería "absolutamente necesario mantener la cuota mínima de 95,20 m para garantizar la seguridad de la presa Pimental".

La medida tendría que adoptarse con urgencia "como una cuestión de imperativo absoluto" para garantizar la seguridad de la instalación y mantener el caudal mínimo para TVR (estiramiento de flujo bajo) a 700 metros cúbicos por segundo. Para alcanzar este resultado, sería necesario hacer los ajustes necesarios de emergencia y temporales para reducir el flujo de afluente al Depósito Intermedio a 100 m3 / s ”.

Con este flujo, también habría una reducción en la generación de la planta. El director no lo dice, pero con este flujo la central eléctrica principal se paralizaría, con solo las seis pequeñas turbinas en funcionamiento. La normalidad se reanudaría cuando el flujo de agua del río volviera a crecer. Este flujo aumentará gradualmente a medida que la recuperación del flujo de afluente sea suficiente para exceder el flujo mínimo de TVR de 700 m3 / s ”.

Belo Monte volvió a ser controvertido cuando el periódico español El País publicó un informe de Eliane Brum que revelaba el contenido de la correspondencia de Norte Energía con ANA .

"Ante un cambio tan drástico en la finalización de los estudios, y en un período de tiempo tan corto", el periodista consideró razonable que "el público afectado pueda tener dudas considerables de que las agencias gubernamentales responsables tienen el deber de aclarar para no generar pánico".

Al recordar las críticas y discusiones que acompañaron el trabajo a lo largo de su desarrollo, señaló como una novedad expuesta por el documento “la precariedad del diseño de ingeniería. Belo Monte ", que adoptó" una composición mixta ": hormigón, relleno de rocas (protección de rocas y piedras) y compactación del suelo.

“Es esta última parte, sin protección contra piedras y rocas, la que puede sufrir daños estructurales. Norte Energia asume, en el documento, que cumplir con las tasas de flujo establecidas durante los períodos de sequía severa puede conducir a una reducción en el nivel del agua capaz de exponer la presa principal. Norte Energia y las agencias gubernamentales deben responder con urgencia y con total claridad al nivel de riesgo, incluso si existe la posibilidad de que la presa se rompa. También necesitan decir qué pasos se tomarán para corregir el proyecto, ya que todo indica que los escenarios de sequía severa pueden repetirse ”, escribió Eliane.

También señaló que Brasil "aún elabora el trauma de las tragedias de Mariana y Brumadinho. El gobierno y las empresas con responsabilidad pública tienen el deber de transparencia total. Sin embargo, cuando EL COUNTRY le preguntó, el concesionario simplemente envió una declaración. Esta es la declaración completa: 'Norte Energia, la compañía responsable de la central hidroeléctrica Belo Monte, informa que ha estado cumpliendo estrictamente con los compromisos establecidos en la licencia ambiental del proyecto' ”.

Eliane señala que la situación "es aún peor porque Belo Monte no se basó en las necesidades de agua del bosque y su gente. Compartir el agua fue una decisión arbitraria, que incluso antes de ser ejecutada por completo, ya condena a Volta Grande do Xingu, donde viven dos pueblos indígenas ”.

“La presa Pimental se construyó con tierra, suelo que consiste en tierra y arcilla, hasta el nivel de 94.00 m. Esto significa que si la cuota del embalse de Xingu está por debajo de 94 m, el agua, al golpear el suelo, causará erosión, con la consiguiente pérdida de estabilidad de lo que se colocó sobre esta primera capa. Si el proceso de erosión de la capa del suelo es muy intenso, el riesgo de corte de la estructura de concreto de la presa (interrupción) es alto ”, dijo el ingeniero mecánico y arquitecto Célio Bermann, profesor del Instituto de Energía y Medio Ambiente de la Universidad. de Sao Paulo

“La situación imprevista hizo que Norte Energía enfrentara el riesgo de integridad de la presa Pimental. Permita que esto sirva como una lección para la ingeniería de presas que prevé la construcción de otros en la región amazónica ”, agregó Bermann.

El título del artículo fue dramático, pero no exactamente correcto: " El error de diseño pone en riesgo la estructura de Belo Monte", informó el periódico El País . Es apresurado hacer esta declaración. ¿Hay fallas de ingeniería que se han revelado en este período de sequía extraordinaria o la situación realmente tendría que sorprender a los operadores de la planta, como ya sucedió en otras represas hidroeléctricas y ocurre en este mismo momento en Jurumirim, en el río Paranapanema, entre São Paulo y el Paraná?

Norte Energia dice que el sistema de seguridad de Belo Monte es uno de los mejores en Brasil, con casi dos mil instrumentos para monitorear las represas, con verificación dos veces al día. Por lo tanto, se comunicó con ANA en tiempo real. La compañía también asegura que la prioridad para mantener el volumen de agua en el lecho natural del río Xingu prevalezca sobre el desvío de agua hacia el depósito artificial, que abastece las turbinas principales de la central eléctrica.

A pesar de la discusión, la información más importante es escasa y toma tiempo para ser proporcionada por los actores principales en este drama. Dado que la sequía es la mayor de todos los tiempos en un río de casi dos mil kilómetros de largo, drenando una cuenca de más de 500 mil kilómetros cuadrados (6% de Brasil), este es el momento adecuado para aclarar todo y evitar que la trama que sea una tragedia.

Reproduzco en su totalidad la nota que Norte Energia me envió:

Con respecto a la información absolutamente engañosa transmitida en el asunto el 8 de noviembre, Norte Energia, empresario de la Central Hidroeléctrica de Belo Monte, hace públicas las siguientes aclaraciones: • No hay absolutamente ningún riesgo o error de diseño en Belo Monte HPP, y Definitivamente no hay incertidumbre acerca de la seguridad de las estructuras que conforman la mayor represa hidroeléctrica 100% brasileña. • La Planta Belo Monte es un proyecto cuyas características técnicas son innovadoras y atestiguan la calidad y seguridad de sus estructuras, tanto que la configuración del proyecto, una planta frente al mar, respetó el importante equilibrio entre el potencial de generación de energía del río. Xingu y la conservación socioambiental de la región. • La hidroeléctrica funciona exactamente como fue diseñada para cumplir con los criterios hidráulicos que, bajo la licencia ambiental, requieren que el nivel del depósito formado para la generación de energía permanezca constante. • Como puede ocurrir en todas las plantas hidroeléctricas durante la estación seca, la salida de agua del depósito puede ser mayor que la entrada de salida. En estos momentos de la estación seca, el flujo del río Xingu se reduce naturalmente. Debido a esto, se toman medidas operativas para restaurar la cuota del embalse. • Contrariamente a lo que se indicó en el artículo, esta operación del reservorio no representa ningún riesgo para la seguridad de las estructuras que conforman el complejo hidroeléctrico, así como para las personas y el medio ambiente. • De hecho, la planta de Belo Monte ha sido supervisada periódicamente por ANEEL en los procedimientos relacionados con la seguridad de sus presas y diques. La Compañía reitera que ha cumplido estrictamente con los compromisos establecidos en virtud de la concesión y concesión de licencias ambientales HPP de Belo Monte, incluida la seguridad de las presas.

Victoria de Xingu / PA, 14 de noviembre de 2019

Fuente: https://amazoniareal.com.br/belo-monte-drama-e-tragedia/?fbclid=IwAR0CVh9iDIDRAtG-7eNBi2c7UCjWsZjynv2YH_Qy3UGsLEAF5bHh_0P-xOk

Read more...

La Razón • Precios de combustibles suben en hasta 123% en Ecuador

Los precios de los combustibles más utilizados en Ecuador aumentaron hasta en 123% este jueves a raíz de medidas económicas, que derivaron en protestas sociales.

La cotización del galón americano de diésel pasó de 1,03 dólares a 2,30 dólares (123%), y la de la gasolina corriente de 1,85 a 2,40 dólares, comprobó la AFP en varias surtidoras de combustible del norte de Quito.

Los precios quedaron sujetos a los del mercado una vez que el presidente Lenín Moreno eliminara los subsidios para esos combustibles, que demandaban unos 1.300 millones de dólares al año.

Esa medida es parte de reformas tributarias y laborales que el gobierno impulsa en función de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) de marzo pasado, que le permite al país acceder a créditos por 4.209 millones de dólares en medio de serios problemas financieros.

Las alzas se produjeron en plena paralización convocada por los transportistas a nivel nacional en rechazo a los reajustes. Ese sector demanda la derogatoria de los aumentos o compensaciones económicas por parte del Estado.

Durante un recorrido de la AFP el jueves temprano se pudo verificar la ausencia de autobuses de empresas privadas y una disminución del servicio de taxis en Quito, sin que haya bloqueos de vías.

Miles de pasajeros se movilizaban a través del sistema municipal de transporte, que de a poco se iba abarrotando.

Fuente: http://www.la-razon.com/mundo/ecuador-combustibles-incremento_0_3232476725.html

Read more...

Página Siete • Ecuador elimina subsidios a combustibles más utilizados ante déficits

Ecuador, cuya dolarizada economía encara problemas financieros, anunció el martes que eliminó los subsidios a los combustibles más baratos y más utilizados para el transporte, que demandan del presupuesto público cerca de 1.300 millones de dólares al año.

"He firmado el decreto que libera el precio del diésel y de la gasolina extra (85 octanos)", dijo el presidente Lenín Moreno a través de la radio y televisión.

El mandatario informó sobre una serie de medidas económicas, que entrarán en vigencia de manera directa, y de reformas laborales, que presentará ante la Asamblea Nacional, para "corregir graves errores" de la economía ecuatoriana.

De esa manera, los precios del galón americano de diésel (de 1 dólar antes del reajuste) y de la gasolina extra (de 1,85 dólares) serán fijados de acuerdo a las cotizaciones en el mercado internacional.

Hace un año, el gobierno de Moreno empezó a eliminar subsidios a los combustibles, con lo que la cotización de la gasolina extra pasó de 1,48 a 1,85 dólares el galón, mientras que la de la gasolina súper (92 octanos) quedó liberada y ha trepado en un 50% (por encima de los 3 dólares).

A pesar de eso, los precios de los pasajes del transporte se mantienen, así como el subsidio al precio del tanque de gas de uso doméstico de 15 kg (de 1,60 dólares).

La eliminación de subsidios es parte de un acuerdo suscrito en marzo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que le permitirá al país sudamericano --dependiente del petróleo-- contar con créditos por 4.209 millones de dólares a ser desembolsados en tres años.

Otros organismos multilaterales también se comprometieron a entregar alrededor de 6.070 millones de dólares a Quito.

Ecuador debe emprender reformas clave para reforzar su competitividad en los ámbitos tributario, de gestión financiera pública y laboral, según el FMI, que ya ha concedido unos 900 millones de dólares.

Moreno dijo que para impulsar el crecimiento económico y el empleo, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) continuará en 12% en el país y que disminuirán otros tributos.

Frente a abultados déficits presupuestarios, el gobierno de Moreno, que se inició en mayo de 2017, ha emitido bonos soberanos en varias ocasiones que sobrepasan los 10.000 millones de dólares.

La deuda pública de Ecuador se ubicó en 39.491 millones de dólares (36,2% del PIB) en julio pasado, creciendo en casi 47% en la administración de Moreno, según el Banco Central (BCE).

Fuente: https://www.paginasiete.bo/planeta/2019/10/2/ecuador-elimina-subsidios-combustibles-mas-utilizados-ante-deficits-232887.html

Read more...

Los Tiempos • Bolivia y Mato Grosso acuerdan estudio de venta de electricidad

Bolivia y la Gobernación del estado de Mato Grosso suscribieron ayer un memorando de estudio de entendimiento para la exportación de energía eléctrica y cloruro de potasio a ese estado brasileño.

El documento fue suscrito por el ministro de Energías, Rafael Alarcón Orihuela, y el gobernador del estado brasileño de Mato Grosso, Mauro Mendes Ferreira, en instalaciones de la planta termoeléctrica de Warnes de ENDE Andina.

El acuerdo establece que Bolivia, a través de ENDE, expresa su oferta de instalar una planta de generación termoeléctrica a gas natural de entre 60 y 90 megavatios (MW), en San Matías, Bolivia, para el suministro de electricidad a Mato Grosso.

Asimismo, añade el documento, Bolivia realizará la inversión y ejecución de una línea de transmisión desde la citada termoeléctrica hasta la frontera o, previo acuerdo entre partes, hasta la subestación del país vecino.

Las partes analizarán las alternativas de suministro de para una entrega firme o de oportunidad, así como los mecanismos a través de los cuales se incorporará y comercializará dicha energía.

Fuente: https://www.lostiempos.com/actualidad/economia/20190926/bolivia-mato-grosso-acuerdan-estudio-venta-electricidad

Read more...

El Deber • YPFB justifica menor venta de gas y Argentina aumenta envíos a Chile

Los números indican que durante los primeros quince días de agosto la exportación de gas natural a Brasil no superó los 14 millones de metros cúbicos día (MMm3/d), mientras que Argentina en similar periodo solo en dos ocasiones demandó 19 MMm3/d para luego estacionarse en 17 MMm3/d. Para YPFB, estas nominaciones corresponden al actual escenario energético de la región.

Sin embargo, uno de nuestro principales compradores; Argentina, está consolidando su presencia en el mercado chileno al aumentar sus exportaciones de gas natural.

La demanda de gas boliviano

De acuerdo con el Centro Nacional de Medición y Control Hidrocarburífero de YPFB las exportaciones de gas a Brasil estuvieron lejos de la demanda mínima que es de 25 MMm3/d, porque la demanda del mercado brasileño no requirió, los primeros quince días de agosto de 2019, más de 14 MMm3/d.

Los envíos oscilaron entre los 13,43 y los 13,62 MMm3/d. Lejos quedaron los 33,9 MMm3/d que en 2015 se enviaron a Brasil o los 21MMm3/d que el año pasado se vendieron a dicho país.

Desde YPFB explicaron que hay que entender que las nominaciones, de agosto, corresponden a Petrobras y que hoy más que nunca, el mercado brasileño del gas va más allá de Petrobras.

“El ejemplo más concreto es la reciente firma con Comgas, la mayor distribuidora de gas de Brasil, para suministrarle inicialmente 5 MMm3/d. En la misma línea, se han firmado acuerdos con Ambar y Acron y se están encaminando otros con Compagas, Gas Brasiliano, MS Gas, SC Gas, Soul Gas, MT Gas y Camazari, entre otras empresas, por un volumen estimado de provisión global de más de 36 MMm3/”, dijeron desde Yacimientos.

En cuanto a la demanda Argentina que en 2016 nominó 16,4 MM m3/d, desde Integración Energética Argentina S.A (Ieasa) explicaron que luego de la modificación de la cuarta adenda en febrero de 2019 la compra de gas natural para el periodo junio-agosto era de 18 MMm3/d, mientras que para septiembre la misma bajará a 11MMm3/d. Algo que para el analista en hidrocarburos, Marcelo Campero, es una muestra de que Argentina ya no depende del gas boliviano y que busca otras alternativas.

Exportación a Chile

Se pudo saber que la Resolución 417/19 del 26 de julio (que establecía nuevas pautas para la auto rización de exportaciones de gas natural), mediante la disposición 168/2019, el Gobierno argentino estableció ayer las condiciones para autorizar exportaciones de gas bajo condición firme (no interrumpible) a Chile.

El volumen máximo de exportación bajo esta modalidad será de 10 MMm3/y los permisos se otorgarán para el periodo entre el 15 de septiembre de 2019 y el 15 de mayo de 2020. Durante el primer semestre de 2019 Argentina exportó un promedio de 5,9 MMm3/d, sumando los envíos a Chile, Brasil y Uruguay.

Para Herland Soliz, secretario de Hidrocarburos, Energía y Minas de la Gobernación de Santa Cruz, de momento, la reducción de las exportaciones de gas natural continuará hasta diciembre, a no ser que se consoliden nuevos compradores, la situación para el 2020 será, según su opinión, aún más crítica para el sector energé- tico y la económica boliviana.

Fuente: https://eldeber.com.bo/150107_ypfb-justifica-menor-venta-de-gas-y-argentina-aumenta-envios-a-chile

Read more...

Nexo • El impacto ambiental de las represas hidroeléctricas amazónicas

Desde la década de 2000, varios artículos científicos han llamado la atención sobre el impacto ambiental de las plantas hidroeléctricas. En algunos casos, dicen los expertos, pueden ser aún más contaminantes que los termoeléctricos.

Una opinión generalizada es que las plantas hidroeléctricas son una fuente de energía limpia porque no tienen que quemar combustibles como el carbón, el petróleo o el gas natural para producir energía, como lo hacen las plantas termoeléctricas.

En 2002, un estudio pionero realizado por investigadores de la Coordinación de Programas de Ingeniería de Posgrado en la Universidad Federal de Río de Janeiro indicó que las represas en las centrales hidroeléctricas eran responsables de producir cantidades significativas de metano, dióxido de carbono y óxido nitroso. Según los científicos, había tres factores detrás de la aparición de estos gases:

  • La descomposición de la vegetación inundada por las aguas estancadas en el proceso de construcción de la planta.
  • la producción de CO 2 por las algas que aparecen en los lagos de hidroeléctrica y descomponer los materiales orgánicos
  • La constante renovación de los materiales orgánicos que traen los ríos y la lluvia.

En 2016, otro trabajo de investigadores brasileños y extranjeros se centró en el impacto de las represas hidroeléctricas. Desarrollado por cinco investigadores, el estudio estimó que 18 nuevos lagos diseñados para la región amazónica podrían liberar hasta 21 millones de toneladas de metano y 310 millones de dióxido de carbono en 100 años. La encuesta señaló los mismos factores de la encuesta de 2002 como responsables de las emisiones de carbono.

Dado que el metano es 32 veces más eficiente en la retención de calor que el dióxido de carbono, las emisiones de estas plantas podrían ascender a 982 millones de toneladas de dióxido de carbono en el peor de los casos, y 369 millones de toneladas, En el mejor marco.

Cómo minimizar este impacto

Un nuevo artículo muestra cómo ciertas represas hidroeléctricas en el Amazonas pueden emitir menos carbono mientras generan más energía. Encabezado por Rafael M. Almeida, investigador brasileño del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Cornell en los Estados Unidos, el documento subraya la importancia de coordinar la instalación de plantas en la región para minimizar las consecuencias ambientales negativas.

"Si desarrolla estas represas de una en una sin planificación estratégica, y así es como se desarrollan habitualmente, existe una pequeña posibilidad de que tenga una solución ideal", dijo el investigador a Nature Communication.

Utilizando un modelo de computadora que usa inteligencia artificial, el equipo analizó varias configuraciones de plantas en la región para comprender en qué condiciones habría una mayor eficiencia en términos de calentamiento de las emisiones de gases. Los investigadores examinaron un total de 158 plantas existentes y 351 planificadas, no solo en Brasil, sino también en Perú, Bolivia, Colombia y Ecuador.

Uno de los hallazgos clave del estudio es que las plantas hidroeléctricas en áreas más altas tienden a ser menos dañinas para el medio ambiente. Ya las plantas en las zonas bajas tienen mayor impacto. Una de las razones destacadas por el trabajo es que en lugares más altos el área de inundación puede tener una extensión más pequeña.

Entre los proyectos estudiados en la región amazónica, los expertos descubrieron que las plantas ubicadas en áreas más bajas pueden producir hasta diez veces más carbono que un generador de energía termoeléctrica a carbón. Un ejemplo de una planta de energía contaminante es la presa Balbina, inaugurada en Presidente Figueiredo, Amazonas, en 1989.

Según el estudio, de las 351 plantas propuestas en los cinco países de la región, el 65% se encuentra en áreas bajas, definidas como alturas de hasta 500 metros sobre el nivel del mar, y el 35% se encuentra en regiones superiores a 500 metros sobre el nivel del mar.

En Brasil, un pequeño número de proyectos se encuentran en áreas elevadas, la mayoría de ellos en Perú, seguidos de Ecuador y Bolivia. Debido a las características topográficas de la región, la gran mayoría de las plantas propuestas en la Amazonía brasileña se encuentran en zonas de baja altitud.

Fuente: https://www.nexojornal.com.br/expresso/2019/09/23/O-impacto-ambiental-das-hidrel%C3%A9tricas-da-Amaz%C3%B4nia?utm_medium=Social&utm_campaign=Echobox&utm_source=Twitter#Echobox=1569277918

Read more...