China

Diálogo Chino • Una Bolivia en transición política repiensa cómo industrializar su litio

La crisis política lleva al país a replantear su plan para el litio, en cuya explotación hay varias empresas chinas interesadas

A pesar de la promesa del ex presidente Evo Morales, Bolivia no ha logrado aún fabricar de manera industrial baterías con el litio del salar de Uyuni para exportarlas.

La pugna entre dos sectores del departamento de Potosí, donde está el yacimiento que está considerado uno de los más grandes del mundo, ha llevado al actual gobierno de transición a cambiar tres veces, en apenas dos meses, al gerente de la empresa estatal Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB).

Ese es un efecto más de la aguda crisis política que vive Bolivia, que llevó a la salida del poder de Morales el pasado 10 de noviembre. El nuevo gobierno -que debe ser elegido en agosto- deberá replantear el plan del país para su litio, en cuya explotación hay varias empresas chinas interesadas.

El plan reversado

Para cerrar todo el ciclo de la explotación hasta la industrialización, el gobierno de Evo formó una empresa mixta con ACI Systems de Alemania para la producción de hidróxido de litio, un elemento adicional al carbonato de litio que se usa para la fabricación de baterías. El comité cívico de Potosí, que agrupa a ciudadanos organizados, lo rechazó argumentando que no era beneficioso para el país, menos aún para esa región.

Ante la presión social, Evo rompió esa sociedad el 3 de noviembre de 2019, una semana antes de salir del poder.

En su breve gestión, el actual gobierno de la presidenta interina Jeanine Áñez no ha definido cómo industrializar el mineral. Por ahora, está buscando reducir el impacto negativo de un pleito jurídico con la empresa alemana.

Mientras, al menos dos grupos ciudadanos –el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) y el Comité Cívico del Sur- presionaban hasta antes de la pandemia al Gobierno de turno para poder participar en el debate sobre cómo lograr que los recursos que genera beneficien a las poblaciones locales.

“La verdad, todo es incierto. Con lo que cambian de gerente seguido, no se puede avanzar en nada. Lo que debemos hacer es esperar que pasen las elecciones y al nuevo gobierno”, dijo Marisol Cabrera, miembro de los residentes de Uyuni, que en su última manifestación en La Paz rechazaron la designación de Juan Carlos Zuleta, el anterior gerente de YLB.

Ella estuvo la segunda semana de febrero en Uyuni siguiendo las actividades realizadas por el nuevo gerente Gunnar Valda Vargas en las plantas de YLB y poblaciones del lugar.

Las elecciones presidenciales que estaban previstas para el 3 de mayo, se han pospuesto hasta agosto a causa de la crisis sanitaria por el Covid-19.

Alemania y China, ¿en carrera?

Cancelada la explotación del hidróxido de litio con ACI Systems, el Gobierno actual tiene pendiente definir una estrategia para esa industrialización, ya sea solo con YLB o en alianza con un socio extranjero. Tampoco ha cerrado el proceso legal de la ruptura con la alemana.

Nada está definido, por lo menos para el hidróxido de litio. Zuleta, el segundo gerente nombrado por Áñez, dijo en una entrevista que se explotará de manera local, pareciendo dejar fuera a cualquier empresa extranjera. Su paso por el cargo fue, sin embargo, muy breve: estuvo solo entre el 8 y el 29 de enero.

La Ley Minera establece que la producción de todos los compuestos derivados del litio debe hacerla el Estado exclusivamente y solo la industrialización puede ser en alianza con una empresa extranjera. “El anterior Gobierno intentó confundir a la población, al indicar que el hidróxido de litio producido a partir de salmuera residual (es) un producto industrializado. (…) El hidróxido de litio es nada más que una materia prima refinada tal como el carbonato de litio. Por tanto, deberían ser producidos por el Estado (…). Eso es lo que vamos a hacer (…) Vamos a aplicar la ley”, explicó el exgerente Zuleta.

En realidad, las normas de creación de la empresa estatal de litio hablan de la explotación de solo dos materias primas: el carbonato de litio y el cloruro de potasio. El hidróxido de litio no está contemplado, pero al ser un elemento con mayor potencial y rendimiento para la elaboración de baterías, Evo Morales dio curso a su explotación con la empresa alemana.

El nuevo gerente Valda, nombrado el 29 de enero, es más cauto que su antecesor. Dice que será una política estatal la que definirá el tema. Entre tanto, él proseguirá con el plan de trabajo de YLB que contempla la puesta en marcha de la planta industrial de carbonato de litio antes que acabe 2020.

Se sabe que varias empresas chinas han visitado las regiones donde están los yacimientos, aunque no cuáles. Alemania tampoco se ha resignado a no ser socia. “Reafirmo el interés de mi país para seguir adelante con el proyecto”, escribió en Twitter el embajador alemán Stefan Duppel, tras una reunión en Palacio de Gobierno el 31 de enero.

Hay ya varias empresas chinas vinculadas con el litio en Bolivia. En agosto de 2019, cuando Evo era presidente, YLB y la empresa china Xinjiang TBEA Group formaron una empresa mixta para la construcción de plantas de carbonato de litio en los salares de Coipasa (en el departamento de Oruro, a 109 kilómetros del de Uyuni) y Pastos Grandes (en Potosí, a 550 kilómetros de Uyuni).

Esta alianza fue elogiada por los gobiernos de ambos países.

"¿Por qué China? Hay un mercado garantizado para la producción de baterías", dijo Morales al firmar el convenio. “Este es un paso más que damos en la cadena que tiene el Gobierno (…) de industrializar nuestros recursos naturales”, destacó el entonces ministro de Energías, Rafael Alarcón.

“China al 2025 va a necesitar 800.000 toneladas de litio”, expresó el embajador chino Liang Yu. “Estamos a la disposición de ayudar en la industrialización de las empresas como la metalurgia, la química estamos para realizar el sueño energético e industrial sudamericano de Bolivia”, añadió.

YLB tiene el 51 % de las acciones de esa empresa mixta creada para la explotar e industrializar los recursos evaporíticos de los dos salares. Su objetivo es producir ácido bórico, bromo puro y bromuro de sodio, para lo cual proyectan una inversión de 2.390 millones de dólares.

Seis meses después, ese acuerdo también está siendo analizado por el nuevo gobierno. Sin embargo, a diferencia de lo que sucedió con el consorcio con los alemanes en Uyuni, no se ha roto, según confirmó el máximo responsable de YLB, Gunnar Valda, a Diálogo Chino.

El “tira y afloja” de las regiones

Según la Constitución, el Estado boliviano es el dueño de los recursos naturales como el litio, del cual se estima existen 21 millones de toneladas en lo que se considera la reserva más grande del mundo. Los otros depósitos significativos están en los vecinos países de Argentina y Chile, conformando lo que en el sector se ha bautizado ‘el triángulo del litio’.

No solo el cómo y con quién se industrializa es una cuestión álgida. También lo es cómo se reparten las ganancias. Los uyunenses, tanto la población como las autoridades de los 11 gobiernos municipales que bordean al salar de Uyuni, defienden su derecho a decidir sobre el destino del litio de su región. En su visión, deberían tener una voz en temas como su explotación, los socios de su industrialización y hasta el nombramiento del titular de YLB.

Hemos sido engañados con la industrialización. Hace más de 10 años que nos dicen que se va a producir las baterías de litio y hasta ahora no hay nada

Estas poblaciones sureñas no se sienten representadas por el Comité Cívico Potosinista (Comcipo), que también reclama voz en el debate, pero al que ven como representante de ciudades como Potosí y no de las comunidades locales.

“No tienen nada que hacer ni por qué decidir por nosotros. Nosotros apoyamos la decisión del Gobierno (de Morales). Estamos buscando socios porque la tecnología va avanzando y se está buscando la última tecnología”, dijo a Diálogo Chino en octubre Edgar Apala, alcalde de Llica, antes de la salida del gobierno y del país de Morales.

Desde agosto de 2019, las demandas se agudizaron. El Comcipo realizó acciones de presión que derivaron en un paro cívico de 45 días y una huelga de hambre en la sede de gobierno. Exigían la abrogación del decreto que formó la empresa mixta entre YLB y ACI Systems porque incumplía la decisión de una industrialización 100% boliviana del litio.

“Hemos sido engañados con la industrialización. Hace más de 10 años que nos dicen que se va a producir las baterías de litio y hasta ahora no hay nada”, nos dijo su entonces líder Marco Pumari en octubre, mientras mantenía la huelga de hambre en La Paz.

En un inicio, Evo mantuvo firme su decisión de industrializar el hidróxido de litio con los alemanes y minimizó la movilización de los potosinos. La crisis política desatada tras las elecciones generales de octubre pasado cambió sus planes. Su partido, el MAS, fue acusado por opositores y ciudadanos de cometer fraude. Luego, la OEA lo confirmó.

Flanqueado por las protestas de varios sectores y con el fin de reducirlas, Evo rompió la sociedad con ACI Systems. Pero no logró el efecto que buscaba. Los cívicos potosinos no levantaron sus medidas de presión. Se unieron al resto de los cívicos del país que exigían nuevas elecciones presidenciales.

El 8 de enero, ya alejado del poder y del país, Morales afirmó que Estados Unidos tuvo que ver en su salida porque está interesado en el litio boliviano. No ofreció pruebas de ello.

El impacto ambiental

Una de las preocupaciones sobre la extracción del litio es el impacto negativo en la disponibilidad del agua, como pasa en Chile.

Aunque muchos en la región se lo atribuyen al cambio climático. “Tampoco (…) por el problema del agua no vamos a industrializar. Tenemos que desarrollar nuestras comunidades. A ellas tiene que ir el beneficio. Pero estamos exigiendo a los diferentes ministerios, de acuerdo a los estudios que nos están presentando, que no afecte”, explicó el alcalde Edgar Apala.

Otro grupo de campesinos, agrupados a la federación de trabajadores del sur de Potosí (Frutcas) y políticamente afines al partido de Morales, exigen a Áñez y a YLB que les permitan conocer el estudio de evaluación de impacto ambiental (EIA), en particular lo referido a aguas subterráneas y superficiales.

Valda asegura que las plantas de YLB tienen todas las licencias ambientales y que cumplen con la normativa contemplada en la Ley de Medio Ambiente. Consultado sobre cuáles serán los impactos mayores y cómo se los atenuará, manifestó que aún no cuenta con toda la información ambiental. Se comprometió a darlo a conocer pronto.

Los planes para 2020

En febrero, YLB presentó su informe anual (2019-2020) donde contempla un plan de producción de 45.000 toneladas de cloruro de potasio y 700 de toneladas de carbonato de litio en esta gestión. Su objetivo es obtener dinero con la venta de ambos para pagar al Banco Central sus deudas.

También espera concluir la construcción y montaje de la planta industrial de carbonato de litio en Uyuni, una obra prevista originalmente para fines de 2018. Su responsable es el consorcio chino liderado por la empresa Beijing Maison Engineering.

En tanto, hay dos plantas pilotos trabajando. Una primera está produciendo cloruro de potasio, que ha sido vendido en China y a nivel local para la industria agrícola, según el ejecutivo de YLB. Otra produce carbonato de litio que se está usando en la fabricación de baterías para paneles fotovoltaicos, planeando subir su producción anual de 6.000 a 20.000 baterías.

El gerente de YLB afirma que están fabricando baterías con carbonato de litio – a nivel piloto- y que las comercializarán en Bolivia como cargadores externos de celulares. Para ello requieren importar un accesorio.

“Una de estas baterías tiene un costo aproximado de 200 bolivianos (unos 30 dólares). Puede hacer 10 recargas. Tiene mayor calidad, duración y es ‘made in Potosí’”, destacó Valda en entrevista en su oficina en La Paz. “Ya se ha desarrollado toda la tecnología y el conocimiento. Lo que se necesita son más recursos”.

A más largo plazo, desarrollar la industria del litio boliviano requerirá de varios factores.

“Los legisladores que vengan, tras la instalación del próximo gobierno, tendrán que pensar en una ley solamente del litio, para que se raye bien la cancha para todos los actores involucrados, se piense bien en la distribución de las regalías, de las utilidades”, dice Valda.

Sin embargo, en medio de un panorama que cambia a diario en lo político y ahora también a causa de la pandemia del nuevo coronovirus, el Gobierno no descarta acudir a socios extranjeros para el litio como manera de reactivar la economía. Así lo hizo conocer en un foro el ministro de Economía, José Luis Parada, a fines de abril.

La población local también está muy pendiente de cómo se le decide explotar. “El litio está en nuestra región y de allí saldrá solo industrializado”, dice la uyunense Marisol Cabrera.

Fuente: Diálogo Chino

Read more...

Money • Bolivia está entre los países de América Latina que más dinero le deben a China

En las últimas décadas, China ha exportado cantidades récord de capital al resto del mundo. Sus préstamos directos y créditos comerciales han pasado de ser casi cero en 1998 a más de US$1,6 billones en 2018 y la cifra es mucho más en 2019. Esta cifra equivale al 2% por ciento del PIB mundial. Venezuela, Argentina y Bolivia figuran entre los más deudores a China. El expresidente Evo Morales fue uno de los más que endeudó al país. Pero en contra de lo que sucede con la mayoría de países, estos flujos de capital no son privados, de bancos o inversores particulares. Son nacionales, es decir, fondos canalizados a través de empresas o entidades financieras controladas por el Estado. La diferencia es importante porque al contrario que los inversores privados, el gigante asiático no busca solo rentabilidad cuando presta dinero. Sus principales brazos de inversión son el China Development Bank y el Export-Import Bank of China y a través de ellos el gigante asiático se ha convertido en el banquero de América Latina, según un reporte de la BBC. Los compromisos financieros totales de los cinco países de Latinoamérica que más deuda han contraído con las entidades públicas chinas ascienden a más de US$133.000 millones. Para ponerlo en perspectiva: es una cifra que supera al PIB de Ecuador. Casi la mitad de esa cantidad corresponde a Venezuela, que con US$67.200 millones se sitúa a la cabeza de los países más endeudados con China. Muchos de estos fondos han ido a parar a empresas mixtas formadas por compañías chinas con la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), la fórmula establecida por el gobierno para canalizar la participación extranjera en la industria petrolera venezolana. "Presta dinero porque lo tiene. En julio de 2016, contaba con las mayores reservas de divisas del mundo: US$3,21 billones", explica en un artículo el periodista Daniel Méndez, quien investigó a fondo el asunto y plasmó sus conclusiones en el libro "136: el plan de China en América Latina".  
Read more...

31 de diciembre de 2019: Boletín bisemanal: Iniciativa para la Acción FOSPA VIII – Compartiendo información sobre empresas e inversiones chinas en la Panamazonía

DESTACADOS 2019 Destacada Cuáles son los países de América Latina que más le deben a China (y qué implicaciones tiene esa deuda) Fuente: BBC 6 razones por las que China construye tantas infraestructuras en América Latina Fuente: ZaiChina Bolivia Bolivia despacha el primer embarque de carne de res a China Fuente: El Deber Aumenta la relación comercial deficitaria de Bolivia con China Fuente: Los Tiempos Brasil Demanda de carne vincula a China con deforestación en el Amazonas Fuente: Diálogo Chino El Brasil Jair Bolsonaro y China: un matrimonio de conveniencia Fuente: Foreign Affairs Colombia Bogotá adjudica su primera línea de metro a un consorcio chino Fuente: El País La audaz alianza de China con Colombia, el "mejor amigo" de Estados Unidos en Latinoamérica Fuente: BBC Ecuador Dos camaroneras ecuatorianas impedidas de exportar a China por mancha blanca Fuente: El Universo Empresas chinas fantasmas evaden impuestos en Ecuador Fuente: Diálogo Perú Recuento de las inversiones chinas en Perú en el sector infraestructura 2016-2019 Fuente: Alerta Económica Perú es el tercer país más expuesto en la región a la guerra comercial según Citibank Fuente: La República Venezuela China National Petroleum paraliza sus inversiones en Venezuela Fuente: Money Venezuela le debe a China la cuarta parte de su PIB Fuente: El Nacional Regional El litio pone a América del Sur en una encrucijada Fuente: Diálogo Chino ¿Cómo afecta a Latinoamérica la guerra comercial China-EE.UU.? Fuente: Asialink
Read more...

15 de diciembre de 2019: Boletín bisemanal: Iniciativa para la Acción FOSPA VIII – Compartiendo información sobre empresas e inversiones chinas en la Panamazonía

Destacada ESPECIAL: La Franja y la Ruta, un camino de desarrollo que se extiende hacia América Latina y el Caribe Fuente: Xinhua Bolivia Ministro instruye seguimiento a obra vial más cara y atrasada Fuente: Los Tiempos Brasil Brasil no perderá espacio en el mercado chino pese al fin de los aranceles estadounidenses a la soja y carne Fuente: Foreign Affairs Consorcio chino construirá el segundo mayor puente de Brasil Fuente: Xinhua Colombia Zijin Mining se queda con Buriticá y China suma en avanzada inversionista Fuente: La República Ecuador Empresa pública china ve a Ecuador como una posible fábrica de autos Fuente: El Universo Perú Perú negocia con China la exportación de carne de cerdo Fuente: 3tres3 Venezuela Venezuela y China robustecen relaciones bilaterales en materia judicial Fuente: Ciudad Trujillo Regional Cómo es el megagasoducto con el que Rusia y China dan inicio al "acuerdo del siglo" Fuente: BBC
Read more...

Xinhua • Consorcio chino construirá el segundo mayor puente de Brasil

Un consorcio formado por empresas estatales chinas se adjudicó hoy la construcción y gestión del segundo puente más grande de Brasil, que conectará a la ciudad brasileña de Salvador de Bahía con la isla de Itaparica, informó la prensa local.

El consorcio está formado por las empresas China Railway 20 Bureau Group Corporation (CR20) y China Communications Construction Company Limited (CCCCLTD).

Cuando esté finalizado, el puente será el segundo mayor de Brasil, detrás del que une a Río de Janeiro y la ciudad de Niteroi.

La obra tendrá 12,4 kilómetros de extensión, 400 metros de ancho y una altura central de 85 metros, lo que permitirá la entrada y salida de barcos.

Con el puente, se prevé que el trayecto entre Salvador y la isla de Itaparica se reduzca de una hora y media a apenas media hora.

El gobernador de Bahía, Rui Costa, aseguró en su cuenta de Instagram que es "el resultado del trabajo duro en Brasil y las misiones internacionales que hicimos en China. En asociación con el consorcio chino, ejecutaremos el proyecto de infraestructura más grande en los últimos años en Brasil".

Además del puente, el proyecto incluye obras complementarias, como duplicar una carretera regional.

La distancia a recorrer entre la capital regional, Salvador, y el municipio de Ilheus, se reducirá de 452 a 309 kilómetros.

Fuente: http://spanish.xinhuanet.com/2019-12/14/c_138629719.htm

Read more...

El Universo • Empresa pública china ve a Ecuador como una posible fábrica de autos

Los vehículos GS que fabrica la empresa pública china GAC Motor van imponiéndose en las calles de Guangzhou, Cantón en español, y buscan liderar el mercado latinoamericano.

Ahí en sus largas avenidas de hasta cuatro carriles y autopistas con pasos a desnivel, circulan los modelos SUVs GS3, GS6, GS7, GS8, y ahora el nuevo GS4 que resaltan entre los miles de autos de las diferentes marcas y modelos, en una ciudad que se bate entre los buses eléctricos y bicicletas.

Otra forma de transportación de la cual se exceptúan las motocicletas, prohibidas por su alta peligrosidad.

GAC Motor se considera la marca ‘más importante’ en el mercado chino, quiere serlo en Latinoamérica; y uno de los países que está en sus objetivos es Ecuador.

Lo ven “con buenos ojos”, e incluso en un futuro muy cercano la aspiración es implementar el mecanismo de Kit de ensamblaje de la industria automotriz o Completely Knock Down (CKD). Así lo reconoce Steven Zhou, subdirector de la División de Mercado de GAC Motor International Sales Company, que ingresó a Ecuador a través de Impofactor C.A., su representante oficial.

“Vemos la posibilidad de introducir CKD para ensamblar autos en Ecuador, porque hay buenas posibilidades de crecimiento en el país”, comentó.

Los estudios se iniciaron hace un mes, no es aún un hecho de que este proyecto se accione en el país. Pero por un crecimiento acelerado en la adquisición de marcas chinas, si el proyecto surge “podríamos exportar a Perú, Colombia, Bolivia”, señaló

GAC Motor produce 1 millón de vehículos por año: 5200 por día; y su expectativa en el 2020 es llegar a introducir 3000 para Ecuador, Panamá y Chile.

Al sur de Guangzhou está la planta de GAC. La promocionan como atractivo turístico.

Dos familias ecuatorianas que adquirieron el GS3 en Guayaquil y Loja pudieron visitar sus instalaciones de GAC Motor en Guangzhou en la última semana de noviembre.

Orlex Sotomayor y su esposa Gladys; y, Johanna, junto con su madre Germania, ganaron un sorteo y emprendieron el viaje al otro lado del mundo. Sotomayor visitó varias concesionarias antes de invertir en el GS3 (su valor es de $21 490). Se decidió al ver que contaba con una suspensión MacPherson y en la concesionaria le aseguraron contar con los repuestos.

Johanna compró su carro con un gesto de confianza. El padre de su mejor amiga había comprado el GS3, y fue quien le recomendó la marca. Ella se decidió y resalta su amplitud y “la picada que tiene”, cuando pone en marcha el turbo.

En Ecuador, la gerenta de Marketing de Impofactor C.A., Cristina Proaño, cuenta que la marca ha tenido aceptación, por lo que para el 2020 quieren importar 850 vehículos, frente a 520 de este 2019.

Fuente: https://www.eluniverso.com/noticias/2019/12/12/nota/7643294/empresa-publica-china-ecuador-fabrica-autos

Read more...

Xinhua • ESPECIAL: La Franja y la Ruta, un camino de desarrollo que se extiende a América Latina y el Caribe

Las oportunidades de colaboración entre China y América Latina y el Caribe en el marco de la iniciativa de la Franja y la Ruta fue uno de los ejes de la XIII cumbre empresarial entre ambas partes, que concluye este miércoles en Panamá y a la que asisten más de un millar de empresarios.

"La experiencia de la cumbre China-LAC nos ha permitido examinar más de cerca las políticas de comercio e inversión entre China, Latinoamérica y el Caribe, al igual que las oportunidades de negocio y de cooperación mutua", expresó en la inauguración el presidente panameño, Laurentino Cortizo.

Hoy en día, la distancia ya no es una barrera entre China y América Latina y el Caribe, una región considerada como extensión natural de la vía marítima de la Franja y la Ruta, y con esta iniciativa la cooperación entre ambas partes está cosechando nuevos frutos.

CAMINO CONJUNTO DE DESARROLLO ESTRATÉGICO

"Vamos a plasmar un nuevo plan maestro de la construcción conjunta de la Franja y la Ruta y forjar una ruta de cooperación transpacífica, con vistas a conectar y estrechar aún más nuestras fecundas tierras de China y América Latina y el Caribe, dando inicio a una flamante era de nuestros vínculos".

Son palabras del presidente chino, Xi Jinping, en su mensaje de felicitación a la II reunión ministerial del Foro China-CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), realizada en enero de 2018 en Santiago de Chile.

Justamente en esa reunión se aprobó una declaración especial sobre la Franja y la Ruta, lo que asegura que la propuesta está siendo implementada a lo largo de América Latina.

Antes de esa declaración, varios países latinoamericanos y caribeños habían ya expresado su interés en participar en la iniciativa.

Durante el I Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, celebrado en Beijing en mayo de 2017, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, destacó la importancia de la iniciativa para la región.

En una entrevista con Xinhua, dijo que puede satisfacer las necesidades en cuanto al desarrollo de los países de la región y facilitar el cumplimiento de la Agenda 2030 y la realización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Hasta la fecha, un total de 19 países de América Latina y el Caribe, entre ellos Chile, Uruguay, Costa Rica y Perú han suscrito memorandos con China sobre la construcción conjunta de la Franja y la Ruta.

Además, otros países de la región como Argentina y Brasil han reiterado su apoyo a la iniciativa.

Durante su visita oficial de octubre a China, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, mencionó las posibilidades de fortalecer la integración de la Franja y la Ruta con el plan de desarrollo de su país, lo que quedó incluido en una declaración conjunta entre ambos países.

En cuanto a Argentina, la iniciativa "constituye una parte integral de la asociación estratégica integral existente entre los dos países desde el año 2014", indicó Jorge Malena, coordinador del Grupo de Trabajo sobre China del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales.

A su juicio, es posible que el nuevo gobierno argentino considere sumarse a la iniciativa, "debido a que el país ya es beneficiario de inversiones y transferencia tecnológica provenientes de China".

BENEFICIOS COMPARTIDOS A TRAVÉS DE LA INTERCONECTIVIDAD

En la séptima ronda del diálogo de los ministros de Relaciones Exteriores de China y el Cuarteto de la CELAC, celebrada el septiembre de 2019 en la sede de la ONU, diplomáticos de la CELAC valoraron los resultados obtenidos en la cooperación en el marco de la iniciativa.

La construcción conjunta de la Franja y la Ruta entre China y América Latina y el Caribe es como una "llave de oro" que ayuda a abrir una puerta hacia un futuro mejor para ambas partes.

Esta fue la metáfora que usó el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, para expresar su esperanza de que ambas logren beneficios mutuos a través de la cooperación dentro de la iniciativa en infraestructura, inversión, comercio o economía digital.

Para Malena, las palabras de Wang son un reflejo del conocimiento del Gobierno chino sobre la realidad latinoamericana y el interés de China por contribuir a un futuro mejor.

"Para la CELAC, la conectividad es uno de sus ejes sectoriales", estimó Malena, para quien la Franja y la Ruta, que tiene como principal característica precisamente la conectividad, contribuirá con mayor énfasis a la construcción de obras de infraestructura en América Latina en general.

De la renovación de la línea ferroviaria Belgrano Cargas de Argentina a la línea de transmisión de ultra-alta tensión para la central hidroeléctrica de Belo Monte en Brasil, de la construcción del cuarto puente sobre el Canal de Panamá a la ampliación de la Ruta 32 en Costa Rica, los proyectos de conectividad en América Latina han incluido inversiones y cooperación en el marco de la iniciativa.

"Si los países de la región incrementarán la inversión en infraestructura al nivel promedio de los países de ingresos medios, el crecimiento económico de América Latina podría aumentarse en dos puntos porcentuales por año", aseguró Malena.

El gobernador del estado brasileño de Sao Paulo, Joao Doria, dijo que "la más importante de las cinco misiones" que lideró este año en el exterior en búsqueda de inversiones fue a China, y, según recordó, en agosto "realizamos una importantísima misión a China" con 35 empresas.

Mientras las obras de infraestructura facilitan el transporte y mejoran el suministro de electricidad en la región, las políticas de apertura de mercados ayudan a conectar los clientes y las empresas.

Sin ir más lejos, la cumbre China-LAC, un evento anual celebrado esta vez en Panamá, generará negocios por un valor estimado de unos 190 millones de dólares, según los organizadores.

Además, en la II Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE, por sus siglas en inglés), celebrada en noviembre en Shanghai, más de 10 países latinoamericanos y caribeños presentaron sus productos y servicios con la meta de entrar en el codiciado mercado chino y aprovechar la feria como una oportunidad para debutar en otras plataformas en Asia y el resto del mundo.

"China nos tenía acostumbrados a la gran feria de Guangdong, donde el mundo venía a comprar a China", y ahora ha inventado "algo inédito, una feria para que el mundo venga a vender a China", manifestó en el evento el embajador de Argentina en China, Diego Guelar.

China es el segundo socio comercial de América Latina, y el volumen del comercio bilateral alcanzó un récord de 307.400 millones de dólares en 2018, según datos publicados por la Administración General de Aduanas (AGA) de China en febrero pasado.

"El uso de las plataformas electrónicas es una de las estrategias con las que se puede asimilar la Franja y la Ruta en América Latina", dijo el exembajador de Perú en China Juan Carlos Capuñay.

El diplomático aseguró que las pequeñas empresas latinoamericanas tienen mayores posibilidades de acceder al mercado chino si recurren al uso directo de plataformas comerciales electrónicas e indicó que las compañías de la región se han beneficiado tanto de las plataformas B2C (entre negocios y consumidores) como Alibaba, como de las B2B (entre negocios) como Jumoore.

INTERCAMBIO MUTUO PARA UNA MAYOR PROSPERIDAD

En la II CIIE, con pósteres de Nazca en Perú, folletos de Cancún en México o fotos de pingüinos en los glaciares argentinos, los servicios de turismo estuvieron presentes en los pabellones de los países latinoamericanos.

"La CIIE es también una ventana para dar a conocer la cultura e historia de los países expositores", destacó el empresario Omar Gandarillas, de la empresa peruana Choco Premium SAC, al referirse a las contribuciones de la feria para conectar más a América Latina y China.

La interconectividad entre ambas partes no solo se limita a los ámbitos del comercio, la infraestructura o la inversión, también se percibe en el plano cultural, académico, educativo, artístico y deportivo.

"Los escritores tienen nacionalidad, pero la literatura no, porque todo lo que ocurre en América Latina también puede ocurrir en mi tierra", dijo el premio Nobel chino Mo Yan en un diálogo con intelectuales chilenos durante su gira a América Latina este año.

A finales de octubre, la edición en portugués de los dos volúmenes del libro "Xi Jinping: La gobernación y administración de China" se presentó en la ciudad de Sao Paulo, antes de la XI Cumbre del BRICS, que se realizó a mediados de noviembre en Brasilia.

Gaio Doria, especialista brasileño en socialismo con características chinas, comentó que el libro es indispensable para que el pueblo brasileño comprenda la historia, el desarrollo y el éxito de China.

Pero, además de los libros, también las obras de cine y televisión ayudan a mejorar el conocimiento entre una y otra parte.

A comienzos del pasado octubre, un vídeo de estilo "flashmob" grabado y presentado en Argentina que narra un día en la vida de los diplomáticos, empleados y estudiantes chinos, así como otros grupos de chinos en el país sudamericano, logró más de un millón de reproducciones y "me gusta" en las redes sociales en tan solo dos días.

Además, este mismo año la telenovela china "Nirvana en llamas" y la película argentina "De acá a la China" cautivaron la atención del público en ambos países, sobre todo entre los jóvenes.

Todos estos intercambios culturales fomentan el interés de los jóvenes en aprender español y chino.

Según datos del Centro Regional de los Institutos Confucio para América Latina (CRICAL), hasta mayo de 2019 se habían establecido más de 40 institutos Confucio en América Latina.

Mientras en China, el creciente interés por la lengua y cultura del mundo hispanohablante hace que cada vez más universidades y escuelas incluyan clases de español en sus programas oficiales.

Ese intercambio cultural, según el sinólogo brasileño Roberto Teixeira, generará un mayor conocimiento y entendimiento mutuo que "sin duda permitirá una mayor cooperación entre China y América Latina para el desarrollo común".

Fuente: http://spanish.xinhuanet.com/2019-12/11/c_138623544.htm

Read more...

Folha de S. Paulo • Brasil no perderá espacio en el mercado chino pese al fin de los aranceles estadounidenses a la soja y carne

Los productores estadounidenses se mostraron optimistas ante la promesa de China la semana pasada de reducir los aranceles a la soja y carne de cerdo.

Esta noticia que parece la vuelta a la normalidad en las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China preocupa a productores brasileños, debido a las consecuencias de las exportaciones de Brasil.

El país sufrirá los efectos del fin de la guerra comercial entre los dos gigantes, cuando ello ocurra, pero sin mucha intensidad. Los chinos no aceptan las demandas leoninas de Donald Trump. Estos incluyen compras de hasta US$ 50 mil millones en productos agrícolas estadounidenses.

Esta imposición del presidente de los Estados Unidos, en el caso de ser aceptada por los chinos, aumentaría en gran medida el volumen importado por los chinos, y como consecuencias impactaría en los precios pagados por ellos.

En el caso de la soja, la demanda inicial de los productos estadounidenses aumentaría, pero el volumen y los precios disponibles de las semillas oleaginosas brasileñas continuarán atrayendo a los chinos.

Ya en el caso de la carne, EE. UU. Y Brasil son fuertes competidores, pero la demanda de China es tan grande que hay espacio para ambos. Los datos de Secex (Secretaría de Comercio Exterior) de este lunes (9) indican que, además de volumen, los brasileños ganan en precio.

El volumen medio diario de carne de cerdo exportada por Brasil creció un 20% este mes, en comparación con noviembre. Los precios del pollo subieron un 16%, pero los precios de la carne, después de la reciente aceleración, bajaron un 10%.

El exportador brasileño recibe, en dólares, un 30% más por la carne de res este mes, en comparación con diciembre de 2018. La carne de cerdo aumentó un 18%, pero el pollo cayó un 1%.

Fuente: https://www1.folha.uol.com.br/internacional/es/economia/2019/12/brasil-no-perdera-espacio-en-el-marcado-chino-pese-al-fin-de-los-aranceles-estadounidenses-a-la-soja-y-carne.shtml

Read more...

Ciudad Trujillo • Venezuela y China robustecen relaciones bilaterales en materia judicial

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de la República Bolivariana de Venezuela, Maikel Moreno, en su visita a la sede del Tribunal Supremo Provincial de Guangdong, en China, dijo que se robustecen y amplían las relaciones bilaterales en materia judicial, reseño la oficina de prensa del máximo juzgado.

En el recorrido a las instalaciones de la sede del tribunal, el magistrado Maikel Moreno conoció las funciones que ejerce dicho órgano y las causas que allí se conocen, a la par que explicó a su homólogo, Gong Jiali, las características, estructura y las competencias del TSJ venezolano.

Dicho encuentro forma parte del Memorándum de Entendimiento suscrito en el año 2017 por los presidentes de los máximos juzgados de la nación Bolivariana y el gigante asiático.

Manifestó que en Venezuela se realizó un proceso de reestructuración del Poder Judicial con el propósito de crear las políticas que permitan coadyuvar en la celeridad procesal, combatir la corrupción, así como reorganizar y optimizar los procesos judiciales en el país.

Agregó Moreno que continuará trabajando permanentemente para llevar adelante la constante modernización del Poder Judicial a fin de garantizar los niveles de excelencia y eficacia, además el acceso a la justicia del pueblo venezolano, a través de la prestación de un servicio acorde a los nuevos tiempos, como lo establece la Carta Magna venezolana.

Cabe destacar que desde el 3 de diciembre la máxima autoridad del Poder Judicial visita al país asiático, con el objeto de estrechar los lazos de cooperación judicial. Dicha actividad concluyó este lunes 9 de diciembre del presente año.

Fuente: http://ciudadtrujillo.info.ve/index.php/2019/12/09/venezuela-y-china-robustecen-relaciones-bilaterales-en-materia-judicial/

Read more...