Sin categoría

World Energy Trade • La caída del shale estadounidense ha dejado el mercado petrolero en manos de la OPEP +

La reunión de ministros de petróleo de la OPEP plantea algunos desafíos cruciales, como los ajustes en la producción, sin embargo, por primera vez en años, el auge del shale estadounidense no estará como tema de relevancia.

Las consecuencias devastadoras de la pandemia global y un ajuste de cuentas con Wall Street parecen haber roto la determinación de los exploradores de shale que convirtieron a Estados Unidos en el mayor productor de petróleo del mundo.

Al menos por ahora, ha llegado a su fin los años de crecimiento vertiginoso, que le arrebataron la prominencia al Medio Oriente y Rusia. Naciones que nuevamente toman la ventaja en el mercado mundial del petróleo.

"En el futuro, ciertamente creemos que la OPEP será el productor equilibrante, realmente, con el control total de los precios del petróleo", dijo a principios de este mes Bill Thomas, director ejecutivo de EOG Resources Inc., el mayor productor independiente de shale por valor de mercado.

La prudencia de la industria del shale, que también se hizo eco de los directores ejecutivos de Pioneer Natural Resources Co. y Occidental Petroleum Corp., significa que la producción probablemente se aplanará después de la fuerte caída este año.

La producción de petróleo de EE. UU. finalizará en 2021 cerca de 11 millones de barriles por día, prácticamente lo mismo que en 2020, según los pronósticos de IHS Markit, Rystad Energy, Enverus y la Administración de Información de Energía (EIA).

Proyecciones de producción del shale para 2021

Una preocupación menos para la OPEP

Este escenario en la industria del shale seguramente será un alivio para la OPEP y sus aliados. A principios de 2020, los esfuerzos del grupo por controlar los precios se enfrentaban crecientes dificultades.

Los avances en la perforación horizontal y la fracturación hidráulica que marcaron el comienzo de la revolución del shale hicieron que pareciera que el crecimiento de la producción de Estados Unidos nunca podría terminar.

La producción de crudo estadounidense por primera vez superó en febrero los 13 millones de barriles diarios.

Luego llegó el Covid-19, la gente de todo el mundo dejó de conducir y volar, y el mercado del petróleo colapsó. El presidente Donald Trump negoció un acuerdo histórico con la OPEP en abril para eliminar casi una décima parte de la producción mundial del mercado. Dijo que la contribución de Estados Unidos vendría en forma de recortes impulsados por el mercado.

Ahora, cuando el cartel se reúna en una reunión virtual el 30 de noviembre y la alianza OPEP + más amplia el 1 de diciembre, probablemente estarán más enfocados en el impacto que la pandemia ha tenido en el consumo de combustible.

La mayor parte del crudo que el grupo sacó del mercado ya se ha recuperado con éxito sin problemas.

El impacto negativo para EE. UU. de la caída del shale

El compromiso de reducción de abril se cumplió más rápido de lo que se pronosticó y marcó una gran diferencia. Los inversores que ya estaban cansados de la ola de gastos de la industria del shale, se retiraron del sector y varios productores se declararon en quiebra. Antes de que terminara el verano, la producción estadounidense se había derrumbado en 3.4 millones de barriles por día, casi lo mismo que eliminó los Emiratos Árabes Unidos en su pico de producción.

Si bien la retirada del shale ha facilitado la vida de la OPEP, para la industria petrolera estadounidense ha sido brutal. Ha habido 43 quiebras de empresas de exploración y producción este año hasta octubre, según un informe de la firma de abogados Haynes & Boone.

La naturaleza propia de la producción del shale oil es que la producción de los pozos normalmente disminuye en cuestión de meses, por lo que los nuevos deben perforarse y fracturarse continuamente solo para mantener la producción en los niveles actuales.

Conteo de plataformas de perforación y equipos en el Pérmico

Desde que tocó fondo en el verano, el número de plataformas que buscan crudo en campos de shale ha aumentado de 69 a 241 esta semana, según datos de Baker Hughes Co. Esta cifra sigue siendo muy inferior a los 683 que se tenían en marzo.

Un aumento reciente en la perforación y el fracking no parece ser suficiente para asegurar el crecimiento de la producción.

De manera similar, el número de equipos de fracking en la otra vez vibrante Cuenca Pérmica a ambos lados de Texas y Nuevo México ha aumentado a 63, una mejora con respecto a los escasos 20 de junio, según muestran los datos de Primary Vision Inc.

Sin embargo, la cifra es menos de la mitad de los 146 equipos que estaban bombeando mezclas de agua, químicos y arena a los pozos en enero para liberar petróleo de la roca de esquisto en el área.

Desde junio, los precios de referencia del petróleo en Estados Unidos se han mantenido notablemente estables, rondando los US$ 40 por barril, y eso muy favorable para la OPEP.

La anhelada recuperación

La industria del shale puede estar en su peor momento, pero ciertamente no está derrotada. Estados Unidos seguirá siendo una superpotencia petrolera durante los próximos años. Siempre existe la posibilidad de precios más altos que permitan que los exploradores realicen perforaciones y fracking sin descanso como antes.

Un aumento sostenido del precio a US$ 50 el barril desencadenaría nuevamente el crecimiento, según Bernadette Johnson, vicepresidenta de estrategia y análisis de Enverus.

Con precios de US$ 60 el barril, el esquisto estadounidense se recuperará con fuerza.

Los prometedores resultados de las vacunas contra en coronavirus por parte de Pfizer, Moderna y últimamente AstraZeneca, le imprimieron un impulso al mercado petrolero esta semana.

Esto ayudó a llevar los precios en Nueva York por encima de los US$ 45 el barril por primera vez desde marzo. Si otras noticias alcistas llevan los precios a niveles que alentarían el crecimiento del sector del shale, aunque sea temporalmente, los productores podrían aprovechar la oportunidad para fijar los precios con contratos de cobertura. Ese es un riesgo que la OPEP + tendrá que considerar.

Llegará el momento de tomar decisiones respecto a si los inversores estarán dispuestos a financiar de nuevo el shale. Sin embargo, ya antes de Covid-19, la industria se estaba hundiendo debido a las altas deudas y el descontento de los accionistas.

Los productores del shale gastaron alrededor de US$ 342 mil millones desde 2010, según estimados de Deloitte LLP.

Otra incógnita es respecto a las decisiones que los gigantes Exxon Mobil Corp. y Chevron Corp. tomarán el próximo año. Ambos recortaron los presupuestos de capital en alrededor de un tercio este año, y los mayores recortes provinieron del sector del shale estadounidense.

"Fundamentalmente, la OPEP + no tendrá que luchar por la participación de mercado", dijo Natasha Kaneva, analista de materias primas de JPMorgan Chase & Co. "Después de seis meses de gasto de capital mínimo, la producción de shale de Estados Unidos seguirá restringida"

Fuente: World Energy Trade

Read more...

El Deber • ESM pacta exportación de hierro con firma uruguaya por $us 47 millones

El contrato establece que la estatal deberá despachar dos millones de toneladas de mineral de hierro en los próximos 30 meses. Autoridades de Puerto Busch ven alivio en la generación de empleos e impulso económico La estatal Empresa Siderúrgica Mutún (ESM) pactó un contrato comercial de exportación de dos millones de toneladas de mineral de hierro con la uruguaya Efanel Sociedad Anónima. La operación prevé el despacho del volumen pactado en 30 meses y asegura, en dicho periodo, el ingreso de divisas por valor de $us 47 millones a las cuentas del erario nacional. Según el presidente de la ESM, Milko Moreno, el contrato de venta de mineral establece condiciones muy ventajosas para el país. A diferencia de anteriores contratos, dijo que si bien se establece la modalidad ‘Free on Board’ (Libre a bordo, puerto de carga convenido), fija una condición especial que obliga al cliente a recoger el mineral con sus riesgos y por su propia cuenta de Mutún a Puerto Busch. Además, tiene que hacer con sus equipos el lavado del mineral. “Así el cliente se involucra en la operación de comercio y aseguramos el mercado”, puntualizó, al detallar que la ESM recibió los $us 400.000 de anticipo del primer embarque de 25.000 toneladas que exige y establece el contrato. El depósito se hizo a la cuenta de la ESM, vía Banco Central de Bolivia (BCB). Se destinó para el pago parcial de salarios a los 120 trabajadores de la estatal y gastos administrativos. La cláusula 622 del contrato (mejores prácticas de las partes) es otra ventaja del contrato, según Moreno. No establece penalidades y acuerda que por circunstancias operativas o de índole empresarial la ESM no tuviera equipo pesado para las operaciones en mina o Puerto Busch, se invoca la cláusula para que el comprador pueda financiar o dotar los medios necesarios al vendedor del mineral para que pueda cumplir con la meta mensual de producción, sea a través de alquiler o leasing, de acuerdo al ordenamiento jurídico vigente y prácticas comerciales. “Cuando hay problemas, en vez de penalizarse las partes se reúnen e invocan la cláusula y así garantizar la exportación. No solo se obliga al cliente que haga su propio transporte, se le exige también que haga el lavado del mineral. La cláusula mejora la eficacia entre partes para que Mutún no se pare”, puntualizó Moreno. El anterior contrato de la ESM fue de $us 16,65 por tonelada con la empresa Estelix Ltd. La uruguaya Efanel pagará $us 23,50 por igual volumen de mineral. Otros actores Para el presidente del Comité Cívico de Puerto Suárez, Humberto Miglino, la firma del contrato trae una luz de esperanza a los porteños impactados por la triple crisis (sanitaria, económica y política). Se declara optimista al deducir que el despegue de la logística para movilizar la carga de exportación dinamizará al transporte pesado y otros actores que dependen de este sector. Cree, además, que impulsará la generación de empleos en la zona y la reactivación economía a escala nacional. El secretario de Energías, Minas e Hidrocarburos de la Gobernación de Santa Cruz y miembro del directorio en la ESM, Jorge Franco, vaticina un resurgir de la economía en las poblaciones asentadas en el área de influencia de Mutún y de Puerto Suárez. Deduce que el movimiento que generará la exportación de hierro impulsará la demanda de mano de obra en la población. En lo económico, anotó que la exportación de mineral traerá un alivio al municipio que recibirá ingresos por regalías mineras. Por este concepto, se estima Bs 13 millones, de los cuales un 85% (Bs 11 millones) corresponde a la Gobernación cruceña y un 15% (Bs 2 millones) al municipio de Puerto Suárez. Para el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, Mutún significa parte de “la nueva minería” para Bolivia y tiene todas las posibilidades de ser exitoso por las características topográficas inherentes, el tipo de explotación del recurso (open sky), su cercanía a la hidrovía Paraguay-Paraná para salir por agua al Atlántico (competitividad logística y de transporte) y sobre todo, porque es el más grande yacimiento del mundo (producción a escala), cuya viabilidad estaría dada por lo que Brasil hace, con igual recurso, del otro lado de la frontera. Entre 2010 y septiembre de 2020, con datos del INE, Bolivia exportó 270.720 toneladas de hierro y sus concentrados por más de $us 18 millones. “Una cifra modesta en relación a lo que podrá generar la actividad siderúrgica, transformando el hierro en productos manufacturados”, manifestó Rodríguez. Fuente: El Deber
Read more...

Energía Bolivia • La OPEP revisa a la baja el consumo de crudo por la segunda ola de la Covid-19

La OPEP estimó hoy que el desplome del consumo mundial de crudo causado por la crisis del coronavirus será en 2020 de 9,75 millones de barriles diarios (mbd), 280.000 bd más que lo calculado hace un mes.

En su informe mensual, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) atribuye su revisión a la baja, que se suma a otra sobre la demanda petrolera en 2021, a la inesperada virulencia de la segunda oleada de la pandemia de la Covid-19 en Estados Unidos y Europa, donde se han impuesto nuevas restricciones al movimiento.

"Como resultado, la recuperación de la demanda de petróleo se verá gravemente obstaculizada y se supone que la lentitud (del crecimiento) de la demanda de combustible para el transporte y la industria durará hasta mediados de 2021", explica.

Fuente: Energía Bolivia
Read more...

Hydro Review • Renewable energy jobs grow to 11.5 million worldwide, IRENA reports

Renewable energy continues to bring socioeconomic benefits by creating numerous jobs worldwide, according to figures released by the International Renewable Energy Agency (IRENA). The seventh edition of Renewable Energy and Jobs – Annual Review shows that jobs in the sector reached 11.5 million globally last year.

Solar PV led with 3.8 million jobs, followed by biofuels at 2.5 million. Many of these jobs are in the agricultural supply chain, particularly in countries like Brazil, Colombia, Malaysia, the Philippines and Thailand, with labour-intensive operations. Other large renewable employers are the hydropower and wind industries, with close to 2 million and 1.2 million jobs, respectively.

Last year, 63% of all renewables jobs were recorded in Asia, the new report reveals.

“Adopting renewables creates jobs and boosts local income in both developed and developing energy markets,” said IRENA’s Director-General Francesco La Camera. “While today we see a handful of countries in the lead, each country can harness its renewable potential, take steps to leverage local capabilities for industrial development, and train its workers.”

Comprehensive policies — led by education and training measures, labor market interventions, and industrial policies that support the leveraging of local capacities — are essential for sustaining the renewables jobs expansion, IRENA says.

The 2020 edition of the Annual Review highlights promising initiatives to support worker education and training. Such efforts revolve around vocational training, curricula-building, teacher training, the use of information and communications technology, promotion of innovative public-private partnerships, and recruitment of under-represented groups such as women.

Renewables jobs have shown more inclusion and a better gender balance than fossil fuels. The report highlights that women held 32% of total renewables jobs, as opposed to 21% in fossil fuels sectors.

Policymakers must also prioritize reskilling for fossil fuel sector workers who have lost or are at risk of losing their livelihoods. Many have considerable skills and expertise to contribute to a reoriented clean energy industry.

The world can bring about much larger employment by adopting a comprehensive policy framework that drives the energy transition, IRENA says. IRENA’s recent Post-COVID Recovery Agenda found that an ambitious stimulus program could create up to 5.5 million more jobs over the next three years than a business-as-usual approach. Such an initiative would also allow the world to stay on track for creating the 42 million renewables jobs that the agency’s Global Renewables Outlook projects for 2050.

Fuente: Hydro Review

Read more...

PV Magazine • ¿Cómo afecta la pandemia de coronavirus a la industria de la energía solar?

¿Cuáles son las consecuencias del virus en el sector energético?

Para detener la propagación de la pandemia, los gobiernos mundiales han impuesto medidas de distanciamiento social y la obligación a confinarse. La mayoría de los sectores económicos se han visto obligados a detener su actividad sin descanso. Piense en transporte, fábricas o actividades recreativas. Otros profesionales han sido considerados trabajadores esenciales, como los supermercados.

Otros sectores han tenido que redefinir su dinámica. Algunos han optando por el método de trabajo remoto, otros han cambiando su logística, como los restaurantes que han promovido la entrega a domicilio. Esta gran parálisis económica, junto con la movilidad limitada, ha causado la mayor caída en la demanda de energía en los últimos 70 años y una consecuente disminución sin precedentes en las emisiones de CO2.

Un estudio publicado en Nature Climate Change estima que las emisiones el 7 de abril de 2020 disminuyeron en un 17%, más que cualquier otro día durante los primeros cuatro meses de 2020. Según el análisis de 100 días de datos, la IEA predice que el consumo mundial de energía en 2020 disminuirá en un 6% en lo que llama un “choque histórico para todo el mundo energético“. Es el equivalente a perder toda la demanda de energía de la India, el tercer mayor consumidor de energía del mundo.

Este es un shock histórico para todo el mundo energético. En medio de la incomparable crisis económica y sanitaria actual, la caída de la demanda de casi todos los combustibles principales es asombrosa, especialmente para el carbón, el petróleo y el gas. Solo las energías renovables están resistiendo durante la caída inaudita del uso de la electricidad “, dijo el Dr. Fatih Birol, Director Ejecutivo de la IEA. “Todavía es demasiado pronto para determinar los impactos a largo plazo, pero la industria energética que emerja de esta crisis será significativamente diferente de la anterior”.

Empecemos con la industria del petróleo y del gas que ha sido sacudida hasta la médula. Los analistas y asesores expertos de Wood Mackenzie dicen que el COVID-19 está amenazando hasta $210 mil millones en inversiones planificadas en petróleo y gas. Con la economía en hibernacion, hay una exceso de oferta de la demanda del mercado. La creciente volatilidad de los precios de los combustibles fósiles está causando que muchos inversores vean estas actividades en el mundo posterior a COVID con mayor precaución.

Lamentablemente, el caos económico y social de la pandemia también ha afectado al sector de las energías renovables, cuyo espectacular crecimiento que se ha observado en las últimas dos décadas se teme que pueda ralentizarse.

El confinamiento ha dejado en suspenso numerosos proyectos fotovoltaicos debido a las interrupciones en las cadenas de suministro.

Considere, por ejemplo, el bloqueo de la producción de paneles fotovoltaicos de China en febrero (las fábricas en China producen alrededor del 70% del suministro global de paneles solares). Aunque las fábricas ya están abiertas y las empresas están reactivando sus actividades habituales, el daño económico creado por retrasos e interrupciones ha afectado a proyectos fotovoltaicos en todo el mundo.

La recuperación depende del tamaño de la empresa y su capacidad de liquidez y el acceso o reestructuración de la deuda:

Garantizar el acceso adecuado a la deuda con tasas de interés adecuadas y otros mecanismos de financiación será clave para garantizar que los stakeholders puedan mantener sus operaciones ahora y a largo plazo”. IEA

Otro factor clave, expuesto en el mismo informe, nos hace reflexionar sobre la crisis en el sector fotovoltaico, que se dedica al diseño de sistemas descentralizados para techos solares y que representó el 40% de la producción mundial en 2019.

El distanciamiento social disminuye la posibilidad de acceder a los edificios, debido a las restricciones impuestas por COVID-19, ha bloqueado el sector caracterizado por pequeñas y medianas empresas.

Es un panorama caracterizado por un sentimiento constante de incertidumbre sobre el curso futuro de la industria de la energía solar. Evidentemente, la recuperación del sector dependerá de la capacidad de los gobiernos para diseñar estrategias que puedan restaurar el crecimiento de la industria del solar en estas nuevas situaciones y evitar el colapso económico.

"Con los bancos centrales inyectando capital y los gobiernos promocionando politicas de promoción del sector, una vez que se levanten los bloqueos de coronavirus, las energías renovables deberían ser capaces de captar una parte cada vez mayor de esta inversión” – Reuters

¿Cuál es el futuro del escenario energético?

Los analistas consideran que este es un momento decisivo para la transición energética. Los cambios de comportamiento relacionados con el consumo de energía impuestos por el COVID-19 conducirán a una reducción del 8% en la demanda de energía hasta 2050. A medida que la demanda de combustibles fósiles ha experimentado una disminución generalizada, las energías renovables han aumentado su contribución al mix de la energía. Gracias a los bajos costes operativos, los tiempos de diseño y construcción relativamente cortos, se espera que las instalaciones fotovoltaicas y, en general, las que se basan en energía renovable se recuperen mucho más rápido que los proyectos relacionados con la energía fósil. Sin embargo, aunque la hibernación económica impuesta por el COVID-19 ha reducido las emisiones de CO2 a la atmósfera, no puede considerarse un remedio permanente.

Para lograr los objetivos del acuerdo de París sobre el cambio climático y mantener el calentamiento global por debajo de los 2 ° C, los gobiernos deben promover tecnologías capaces de garantizar la transición energética.

Y si las consecuencias de la crisis financiera de 2008 tienen algo que ver, es probable que pronto veamos un fuerte repunte de las emisiones a medida que mejoren las condiciones económicas. Pero los gobiernos pueden aprender de esa experiencia poniendo las tecnologías de energía limpia: energías renovables, eficiencia, baterías, el hidrógeno y la captura de carbono, en el centro de sus planes de recuperación económica. Invertir en esas áreas puede crear empleos, hacer que las economías sean más competitivas y conducir al mundo hacia un futuro energético más resistente y más limpio“, dijo el Dr. BiroL Director Ejecutivo de la Agencia Internacional de energía.

Fuente: PV Magazine

Read more...

contacto

CONTÁCTENOS

Le invitamos a ponerse en contacto con nosotros. Los trabajos de investigación en versión impresa, se encuentran disponibles en nuestras oficinas y las versiones electrónicas se descargan gratuitamente desde nuestra sección de Publicaciones.


Achumani Calle 11 #100, Zona Sur. Entre avenida García Lanza y avenida Alexander. Casilla 8630 La Paz - Bolivia


E: info@plataformaenergetica.org T: Central telefónica: +591 2 2799848, +591 2 2794740. Operadora (0), Contabilidad (1), Publicaciones (2)

Para información sobre nuestras publicaciones haga clic aquí.


CONSULTA SOBRE PUBLICACIONES
 webmaster
 webmaster@plataformaenergetica.org
CONSULTA AL ADMINISTRADOR DEL SITIO
 webmaster
 webmaster@plataformaenergetica.org
Read more...