Blog

Money • Bolivia está entre los países de América Latina que más dinero le deben a China

En las últimas décadas, China ha exportado cantidades récord de capital al resto del mundo. Sus préstamos directos y créditos comerciales han pasado de ser casi cero en 1998 a más de US$1,6 billones en 2018 y la cifra es mucho más en 2019. Esta cifra equivale al 2% por ciento del PIB mundial. Venezuela, Argentina y Bolivia figuran entre los más deudores a China. El expresidente Evo Morales fue uno de los más que endeudó al país. Pero en contra de lo que sucede con la mayoría de países, estos flujos de capital no son privados, de bancos o inversores particulares. Son nacionales, es decir, fondos canalizados a través de empresas o entidades financieras controladas por el Estado. La diferencia es importante porque al contrario que los inversores privados, el gigante asiático no busca solo rentabilidad cuando presta dinero. Sus principales brazos de inversión son el China Development Bank y el Export-Import Bank of China y a través de ellos el gigante asiático se ha convertido en el banquero de América Latina, según un reporte de la BBC. Los compromisos financieros totales de los cinco países de Latinoamérica que más deuda han contraído con las entidades públicas chinas ascienden a más de US$133.000 millones. Para ponerlo en perspectiva: es una cifra que supera al PIB de Ecuador. Casi la mitad de esa cantidad corresponde a Venezuela, que con US$67.200 millones se sitúa a la cabeza de los países más endeudados con China. Muchos de estos fondos han ido a parar a empresas mixtas formadas por compañías chinas con la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), la fórmula establecida por el gobierno para canalizar la participación extranjera en la industria petrolera venezolana. "Presta dinero porque lo tiene. En julio de 2016, contaba con las mayores reservas de divisas del mundo: US$3,21 billones", explica en un artículo el periodista Daniel Méndez, quien investigó a fondo el asunto y plasmó sus conclusiones en el libro "136: el plan de China en América Latina".  
Read more...

31 de diciembre de 2019: Boletín bisemanal: Iniciativa para la Acción FOSPA VIII – Compartiendo información sobre empresas e inversiones chinas en la Panamazonía

DESTACADOS 2019 Destacada Cuáles son los países de América Latina que más le deben a China (y qué implicaciones tiene esa deuda) Fuente: BBC 6 razones por las que China construye tantas infraestructuras en América Latina Fuente: ZaiChina Bolivia Bolivia despacha el primer embarque de carne de res a China Fuente: El Deber Aumenta la relación comercial deficitaria de Bolivia con China Fuente: Los Tiempos Brasil Demanda de carne vincula a China con deforestación en el Amazonas Fuente: Diálogo Chino El Brasil Jair Bolsonaro y China: un matrimonio de conveniencia Fuente: Foreign Affairs Colombia Bogotá adjudica su primera línea de metro a un consorcio chino Fuente: El País La audaz alianza de China con Colombia, el "mejor amigo" de Estados Unidos en Latinoamérica Fuente: BBC Ecuador Dos camaroneras ecuatorianas impedidas de exportar a China por mancha blanca Fuente: El Universo Empresas chinas fantasmas evaden impuestos en Ecuador Fuente: Diálogo Perú Recuento de las inversiones chinas en Perú en el sector infraestructura 2016-2019 Fuente: Alerta Económica Perú es el tercer país más expuesto en la región a la guerra comercial según Citibank Fuente: La República Venezuela China National Petroleum paraliza sus inversiones en Venezuela Fuente: Money Venezuela le debe a China la cuarta parte de su PIB Fuente: El Nacional Regional El litio pone a América del Sur en una encrucijada Fuente: Diálogo Chino ¿Cómo afecta a Latinoamérica la guerra comercial China-EE.UU.? Fuente: Asialink
Read more...

El Diario • YPFB busca cumplir abastecimiento y anuncia diagnóstico de exploración

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) busca cumplir con el abastecimiento interno y externo y anuncia que para el primer trimestre de 2020 tendrá un diagnóstico sobre el estado de la exploración, según se dio a conocer en el aniversario de la estatal petrolera el día de ayer en Palacio de Gobierno.

Las autoridades nacionales reconocen que la administración de la estatal petrolera no fue del todo eficiente, y una muestra de ello es los resultados negativos en el tema de exploración, en los últimos 14 años.

Una de las dudas está en las Reservas de gas que posee el país. La anterior administración informó que la empresa canadiense Sproule certificó 10,7 Trillones de Metros Cúbicos (TCF), mientras los actuales ejecutivos del Ministerio de Hidrocarburos y de YPFB señalaron que la cifra está en 8,95 TCF, suficiente para cumplir con compromisos externos e internos.

En la celebración del 83 aniversario de YPFB, el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, indicó que YPFB Corp, es la principal institución de Bolivia, ya que aportó 60 % de recursos al Tesoro general del Estado.

Y en su aniversario la estatal petrolero afronta nuevos retos: transparentar cifras, cumplir con el abastecimiento de gas al mercado externo e interno y manejar honestamente la institución, indicó el Ministro.

Asimismo, YPFB asegura que el primer trimestre 2020 se hará un diagnóstico de la estatal y a finales de marzo se conocerá los datos sobre la exploración, va en busca de certificar el volumen con el cual cuenta el país.

“Nuestro gobierno transitorio pretende dejar una institución fortalecida para que el próximo gobierno pueda continuar con el despegue añorado de YPFB Corp”, señaló el Ministro Zamora.

Por su parte, la presidente Jeanine Añez agradeció el esfuerzo que dan día a día los trabajadores petroleros de YPFB_corp.

Fuente: https://www.eldiario.net/noticias/2019/2019_12/nt191224/economia.php?n=9&-ypfb-busca-cumplir-abastecimiento-y-anuncia-diagnostico-de-exploracio

Read more...

El Diario • Bolivia busca invertir más de $us 8.000 millones en minería

Bolivia busca invertir más de 8 mil millones de dólares durante la próxima década en el desarrollo de 16 minas, y generar regalías por más de 130 millones y utilidades por encima de los 10 mil millones, según se aprecia en la presentación de la "nueva visión estratégica de la minería en Bolivia", desarrollado en un encuentro minero en el auditorio del Banco Central de Bolivia (BCB).

El ministro de Minería y Metalurgia, Carlos Huallpa, informó que se expuso trabajos de los principales actores de la minería en el evento de carácter minero, que se realizó en este pequeño tiempo.

Recordó que en el anterior Gobierno imperaba la burocracia en temas de contrato de áreas de trabajo, y ahora se espera agilizar todos los trámites para que a la brevedad posible puedan ejecutarse.

Por su parte, el asesor del Ministerio de Minería, Juan de Dios Fernández, explicó que la estrategia establece pilares fundamentales, como la creación de un consejo consultivo que permitirá trabajar políticas del sector, en coordinación con todos los actores de la cadena productiva minera del país.

“Primero es la creación de un consejo consultivo que permitirá trabajar en los tres actores de la cadena productiva, políticas que permitan fortalecer el desarrollo productivo minero de nuestro país”, indicó a los periodistas, luego de un evento público donde se presentó el plan.

La propuesta busca unificar esfuerzos entre todas las unidades desconcentradas del Ministerio de Minería, como la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM), Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom) o Servicio Geológico Minero (Sergeomin), que antes operaban de manera aislada.

MINERÍA EN EQUILIBRIO

Por su parte, el presidente Ejecutivo de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Joaquín Andrade, informó que por el momento el sector de la minería estatal se encuentra en un punto de equilibrio, a pesar de los números rojos de Huanuni.

Asimismo, dijo que en las empresas mineras se registró un desfase, debido a que el sector ha sido rezagado por el anterior gobierno, a un tercer plano, y es por ello que señaló que la etapa de transición busca encaminar la exploración y la producción.

Lamentó que las empresas estatales hayan trabajado sin planificación y con ausencia de un control diario, pero ahora la situación cambiaría para mejor la eficiencia de las mismas.

Fuente: https://www.eldiario.net/movil/?n=9&a=2019&m=12&d=21

Read more...

IBCE • En 4 años, utilidades de YPFB caen 96%; inversiones 85%

Las utilidades de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en la gestión 2014 alcanzaron un valor de 1.300 millones de dólares, mientras que en 2018 solamente llagaron a 52 millones, lo que representa un descenso de aproximadamente un 96 por ciento, según estadísticas del Ministerio de Economía y de la estatal petrolera a las que accedió este medio.

Además, las inversiones ejecutadas en 2014 fueron de 2.112 millones de dólares, pero en 2018 se limitaron a 313,5 millones.

Según el analista y exministro de Hidrocarburos Álvaro Ríos, el desplome puede explicarse con factores como la caída de las exportaciones a Brasil y Argentina en volumen y precio, pues a partir de 2014 se redujo el precio del WTI y el impacto llegó a partir de 2015.

Una segunda explicación identificada por Ríos es el aumento de la importación de gasolina y diésel, pues a mayor importación de estos combustibles también aumenta la subvención. Agregó que la caída de la producción de las empresas subsidiarias YPFB Andina y YPFB Chaco también contribuye al desplome de utilidades e inversiones.

Ríos destaca, además, la baja productividad en los millonarios proyectos encarados por YPFB, como la planta de urea, la planta de Gran Chaco y la planta de GNL de Río Grande. “Son proyectos que se construyeron cuando había altos ingresos, pero estas plantas no están exportando, o lo hacen en muy baja cantidad, o están produciendo a muy baja capacidad. Entonces, apenas cubren, o no cubren, sus costos operativos”, explicó.

El especialista precisó que la planta de GNL es un proyecto altamente social que opera con costos elevados, por lo que debe ser subsidiado por YPFB.

Por otro lado, Ríos indicó que la caída de las inversiones ejecutadas entre 2014 y 2019 surge por la reducción de ingresos provocado por la disminución de los volúmenes de gas exportados a Brasil y Argentina a con precios bajos.

“Yacimientos sin duda que necesita de cirugía mayor, o sea, hay que darle un golpe de timón a la empresa para que sigas sostenible en el tiempo”, indicó Ríos.

El experto mencionó el Gobierno nacional, de manera inmediata, debe reglamentar la “Ley 767 de promoción para la inversión en exploración y explotación hidrocarburífera” con la finalidad de generar trabajos de recuperación mejorada de campos maduros que permitan incrementar la producción de petróleo y, consecuentemente, la capacidad de procesamiento en las refinerías coadyuvará en la disminución de importaciones de diésel y gasolina.

En opinión del analista en hidrocarburos Hugo del Granado, YPFB debe realizar un diagnóstico para identificar las causas de su mala situación económica y determinar los niveles de gastos versus los ingresos, conocer el flujo de caja y el retorno a las inversiones. A partir de allí, se deben tomar medidas.

La producción de gas en 2014 era de 59,37 MMm3d, pero en 2019 bajó a 45,22, según la Gobernación de Tarija

EL ETANOL NO CAUSÓ EFECTOS ESPERADOS

El analista en hidrocarburos Álvaro Ríos considera que el proyecto etanol no generó el impacto esperado en el país debido a que los volúmenes comercializados aún son bajos.

“Se pronosticaba que se podían hacer 12 mil barriles por día (Bls/día), pero en realidad se están haciendo son 4 mil Bls/día, es decir, el proyecto no se lo ha manejado adecuadamente y no ha tenido ese impacto necesario”, explicó.

En Bolivia, se comercializa la gasolina Súper Etanol 92 con 12 por ciento de mezcla y la Súper Especial 87 con 8 por ciento.

Fuente: https://ibce.org.bo/principales-noticias-bolivia/noticias-nacionales-detalle.php?id=106876&idPeriodico=6&fecha=2019-12-19

Read more...

Los Tiempos • Bolivia entregará 35% menos de gas a Brasil que lo acordado al principio

Bolivia enviará a Brasil desde el próximo año 20 millones de metros cúbicos (MMcd) por día de gas natural, es decir, el 35 por ciento menos que los 31 millones consignados como tope máximo en el contrato original.

La información la dio ayer el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, quien agregó que todos estos cambios estarán suscritos en una adenda que aún se negocia con Brasil y que estará lista para firmarse en unos 70 días.

Según Zamora, Bolivia ya no tiene recursos energéticos como antes, y Brasil “nos podía nominar (pedir) 14 (mmcd) en la mañana y en la tarde 30 (mmcd) y era humanamente imposible cumplir” y “poníamos en riesgo hasta la producción de pozos”.

“Ahora vamos a tener una brecha más corta y eso es un gran logro y no pone en riesgo ni la producción”, agregó a tiempo de garantizar ingresos de alrededor de 5.000 millones de dólares para el país de los mercados de Brasil y Argentina.

Zamora explicó que las negociaciones para firmar la adenda con Brasil tienen tres puntos principales; el primero, garantiza que Brasil pagará por las nominaciones de gas que reciba en los siguientes 70 días, lo que es un logro, porque inicialmente sólo debía cobrar los volúmenes que Brasil ya había pagado, pero que no pudo retirar.

Segundo, se acordó que Brasil pague hasta los 19,25 MMmcd, y el remanente que pida corra a cuenta del saldo que no pudo retirar con anterioridad, pero que ya pagó a Bolivia, precisó.

Tercero, se incluyó en la adenda la estabilización de nominaciones en alrededor de 20 MMmcd.

Además, señaló que otro acuerdo fue indexar el precio del gas boliviano al costo “del gas en el mundo”, y ya no al de los líquidos, como era hasta el momento.

En los últimos meses del Gobierno de Evo Morales, Bolivia y Brasil tuvieron diferencias justamente por los volúmenes del energético que demanda el país vecino.

Bolivia reconoció que pasaba por problemas en la producción, como la declinación de la producción de tradicionales campos de gas, como el de San Alberto (sureste del país) que causó incumplimiento de contrato.

Brasil incluso aplicó a Bolivia multas económicas que medios locales cifraron en 133 millones de dólares, en marzo de este año.

Bolivia y Brasil firmaron hace 30 años un contrato de compra-venta de gas, que concluyó este año, pero ambos países acordaron durante 2019 seguir el acuerdo por dos a tres años más.

YPFB reconoció a fines de noviembre pasado que sus reservas de gas cayeron en un periodo de los últimos tres meses de 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF) a 8,95 y abrió una investigación para ver qué pasó.

También se logró indexar el precio del gas boliviano al gas del resto del mundo, en desmedro de los líquidos

YPFB “GOZA DE BUENA SALUD”

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, dijo ayer que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) goza de “buena salud financiera”.

El Ministro dijo eso después de que el expresidente de YPFB, José Luis Rivero, manifestara que la empresa está “toda quebrada” económicamente.

“Hay buena salud, ha sido un lapsus el tema de la declaración (de Rivero). Afirmamos categóricamente que YPFB tiene salud financiera para continuar con la cadena productiva”, dijo.

Tras las polémicas declaraciones, Rivero dejó de ser presidente de YPFB y en su lugar fue posesionado Herland Soliz.

Fuente: https://www.lostiempos.com/actualidad/economia/20191218/bolivia-entregara-35-menos-gas-brasil-que-acordado-principio

Read more...

Rympa • Tariquía: En nombre del desarrollo

“Ustedes no pueden prohibir el ingreso a un ente del Estado”, les decía un policía a los manifestantes de Chiquiaca Norte que bloqueaban el ingreso a la reserva de Tariquía “¡No, no, no!”, respondía una de las mujeres que agregaba entre gritos: “¡el derecho a la vida y al medioambiente están por encima de cualquier institución!”.

“No hubo negociación, solo entraron”, recuerda Rodrigo de aquel 21 de marzo de 2019. Los días previos al ingreso de los policías, los comunarios tuvieron constantes reuniones.

“¡No nos ataquen, estamos defendiendo el medio ambiente, es un derecho a la protesta!”, le respondía una comunaria de Chiquiaca Norte a un policía cuando los uniformados levantaron a la fuerza los puntos bloqueo.

Con el desarrollo como bandera, policías antimotines con sus toletes iban sacando a los protestantes, por detrás, la maquinaria pesada culminaba la tarea levantando los troncos puestos en medio del sinuoso camino de tierra.

Unos metros más atrás, como en el mejor autocine, se encontraban viendo en vivo las escenas de acción funcionarios estatales del Ministerio de Hidrocarburos, representantes de las empresas operadoras YPFB Chaco, Petrobras e invitados que iban a un acto en el tinglado de Tariquía.

El acto estaba previsto para las 10.00, pero los inesperados bloqueos estaban retrasando la fiesta. Entre los vehículos que esperaban atrás, había una camioneta con garrafas y otros regalos que estaban preparados para la repartija entre los comunarios beneficiados, como una muestra de que “el desarrollo había llegado” a la región.

“Por culpa de los activistas políticos, porque ambientalistas no son, el departamento de Tarija podría perder 2.877 millones de dólares por concepto de regalías, si no se desarrolla el proyecto en las áreas Astillero y San Telmo”, ya había advertido el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez Fernández, por la oposición al ingreso de las petroleras a la reserva natural de Tariquía.

Solo en el área San Telmo Norte, que ocupa una parte de la reserva nacional de flora y fauna de Tariquía, se calcula un potencial de 1,08 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas natural, previendo la generación de 5.181 millones de dólares de renta petrolera.

Para el Gobierno Nacional, la afectación es “mínima”, de 0.3%; ingresos que podrían ser invertidos en proyectos de desarrollo para Tarija en salud, educación, caminos, deporte, entre otros.

Ya no hubo la fiesta esperada, pero el acto fue realizado en el galpón con la presencia de comunarios que aprobaban la exploración petrolera, y un importante número de funcionarios de la Alcaldía como de la Subgobernación de Padcaya, quienes hacían retumbar la calamina con sus aplausos a los sendos discursos de las autoridades que llegaban con la maquinaria “del desarrollo”.

“Cuando tengamos resultados positivos de ese pozo exploratorio, podrán los de Chiquiaca Norte orgullosos decir que desde ese término, se va a beneficiar a la comunidad, al departamento y a todos los bolivianos”, declaró en su discurso el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Óscar Barriga Arteaga.

Barriga acusó que las personas que se oponen, no pertenecen a la zona y no consideran los beneficios que podrían tener con “mayores recursos”.

Sin embargo, Verdad con Tinta pudo verificar que este 2019 se dio un incremento del 14% en el padrón electoral en Chiquiaca, coincidentemente, de personas que sí están a favor del denominado “proceso de cambio”.

En la última elección, en las comunidades de Chiquiaca Centro, Pampa Redonda y Vallecito, el Movimiento Al Socialismo (MAS), se impuso con amplia mayoría. “Son sitios ocupados recientemente por colonos”, acusó Rodrigo Altamirano Garay de Chiquiaca Norte.

Un caso particular se dio precisamente en la comunidad de Saican en el área de la reserva. El propietario de las tierras que se encuentran en un monte frente a la escuelita de esa comunidad, era Omar Vaca, quien decidió venderlas al recibir la propuesta que no parecía tener relación alguna con el tema petrolero, según cuenta Rodrigo Altamirano.

El comprador le había indicado que en estas tierras realizaría una plataforma que era para la producción de cítricos, “como lo hacen ustedes aquí con su quinta”, le había aclarado para la tranquilidad del vendedor.

Pero al poco tiempo, el propietario se sorprendió por el ingreso de maquinaria pesada y la ejecución de un corte en el cerro, que en una de las esquinas realizó una excavación para un reservorio de agua. El corte era en forma de L.

Ingenieros ambientales que hicieron una inspección a pedido de los comunarios, confirmaron que estos trabajos eran para la ejecución de un campamento petrolero.

El comprador nunca apareció en el lugar, sino que había un cuidador.

En el lugar había maquinaria pesada, así como una excavadora, volquetas y 100 pequeñas plantas de naranja “para el disimule”, acusan los comunarios.

Los pobladores formalizaron una denuncia ante la Secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación tarijeña, que, al intervenir, comprobó que para dichos trabajos no había licencia alguna.

“Lo más peligroso es que ahí está la escuela, entonces si llueve, se puede bajar una mazamorra pasando a lo peor”, advirtió el joven activista de Chiquiaca Norte.

La comunidad de Saican sacó un voto resolutivo exigiendo el resarcimiento del daño, por el peligro que representa para los niños pasar clases en ese lugar. Por ahora, todo eso quedó en nada. Una vez más los intereses del Estado hacían una pulsada con los derechos de los lugareños.

La toma de decisiones de los habitantes del lugar también se vio afectada en nombre del desarrollo.

“Hubo una violación sistemática a sus derechos”, contó Zoraya Varas Catoira, coordinadora de Cáritas Bolivia, una de las mujeres que trabaja en la zona.

Cáritas Bolivia ingresó a Tariquía desde el año 2015 a pedido de las personas del lugar, para asesorarlos en proyectos de desarrollo productivo, pero al mismo tiempo, para mostrarles el peligro que conlleva una intervención petrolera en el área.

Inmediatamente, el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), emitió notificaciones a este organismo dependiente de la Iglesia Católica por “infracciones ambientales”, exigiendo su salida de la zona.

“Vinieron los funcionarios del Sernap una tarde a prohibirnos el ingreso a Tariquía, violando nuestra libertad al libre tránsito, sinceramente nos tomó por sorpresa”, relata Zoraya junto al director ejecutivo de Cáritas Tarija, Willams Torrez Choque.

La tensión en las oficinas centrales de Cáritas en la zona de Fátima de la ciudad de Tarija, siguió creciendo tras la salida de los funcionarios estatales.

Con el pelo bien recogido, Zoraya toma un respiro antes de hacer una pequeña cronología de los sucesos en la reserva, mientras Willams toma un sorbo de un vaso de agua ante el incesante calor, no solo del clima, sino del tema.

“Nos amenazaron con sacarnos enmanillados de la reserva”, acota Zoraya sobre las advertencias de los funcionarios del Sernap.

Para la coordinadora de Cáritas, no solo les prohibían el libre tránsito, sino que coartaban el derecho a la información de los comunarios de Tariquía que estaban siendo capacitados sobre los peligros ambientales por la intervención petrolera.

El argumento del Sernap, es que en la reserva natural, la mano del hombre no puede transgredir al medio ambiente con la producción, pero curiosamente, permitió ampliar la frontera agrícola, además de cambiar las áreas de acceso permitido.

El Sernap hizo una rezonificación en la reserva, para permitir la actividad petrolera en el núcleo del área protegida, que habría dejado de serlo desde el año 2014, según una resolución administrativa que recién fue conocida por las comunidades afectadas en el año 2018. Sobre este particular, la institución no quiso pronunciarse.

Para la presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Departamental, Lourdes Vaca Vidaurre, el problema radica en la extrema pobreza en la que viven los habitantes de la reserva como de las zonas circundantes, lo que los hace “bastante vulnerables”.

Esta situación, para los coordinadores de Cáritas, se comprueba solo con mirar la unidad educativa de Tariquía. “El techo está cubierto por una tela, arriba hay un nido de murciélagos”.

Cuando los estudiantes llegan por la mañana, se encuentran con excremento de murciélagos en las bancas. “Ellos tienen derecho a una educación digna, a que la Alcaldía les dé todas las condiciones”.

Acusó que la Alcaldía de Padcaya, ante la negativa de los comunarios por los trabajos de exploración, estaría negando este tipo de atenciones, además de favorecer a subcentrales paralelas con la promesa de la construcción de viviendas.

“Esto es por una realidad económica que nos toca vivir a las instituciones”, argumentó el alcalde de Padcaya, Roger Farfán Quiroga, al negar presiones o amenazas que podrían ser utilizadas para coartar la libertad de expresión de los lugareños.

Admitió que estuvo a favor de la exploración petrolera con el fin de conocer el potencial de la zona. “¿A quien no le gusta saber qué tiene?”, respondió con una pregunta en un breve contacto telefónico.

Negó algún tipo de diferenciación entre los que apoyan -o no- la exploración con el fin de generar divisionismo al interior de las organizaciones comunales. “Hay estudios para la construcción de viviendas sin importar si la gente está a favor o en contra”, aseguró.

“Tariquía está muy atrás en su desarrollo, se avanzó mucho pero falta”, admitió al indicar que el problema radica en lo económico, agregando que está gestionando recursos con el Gobierno Nacional para consolidar los proyectos.

Las presiones no solo vienen del oficialismo, también hay fuertes pugnas en otras esferas políticas regionales, ante la posición mediática que tomó la problemática.

“Aparecen otros actores que tratan de llevar para su beneficio la lucha de los compañeros de Tariquía con el fin de hacer un show mediático, tratando de incidir en su toma de decisiones”, apuntan desde Cáritas.

Según estas declaraciones, aparecieron actores afines a la Gobernación, la Alcaldía tarijeña y partidos políticos, intentando incidir en las determinaciones de los comunarios como de sus organizaciones, situación que se hizo más notoria en el cabildo, al concluir una larga marcha de seis días en defensa de sus derechos.

En ese momento, otras instancias también pondrían su parte. “Jugó un papel corto, pero importante el Tribunal Electoral Departamental, que ‘machaconamente’ intentó desanimar a la gente de hacer su cabildo, con el argumento de que no iba a ser válido”, dice Gonzalo Torres Terzo, uno de los activistas ambientales que participó de la marcha.

El montaje de un escenario, la amplificación y otros elementos para la realización del cabildo en la plaza principal de la ciudad de Tarija, no cayó bien a todos los comunarios que acusaban una incidencia política que podía manchar la causa principal, que era la defensa de la vida y de su derecho a decidir sobre su futuro.

“¡Ningún político agarra el micrófono, sino nos vamos!”, advirtió una comunaria.

En contraste, Rodrigo Altamirano cree que la participación institucional en Tarija y la visualización de esta problemática era positiva. “El tarijeño debía darse cuenta que la causa de Tariquía no solo era de los habitantes de la zona, sino de todo el departamento”.

Tanto Altamirano como Torres, cuestionaron el accionar de Cáritas que, a su juicio, incidió en los comunarios para “dividir” la marcha.

“Incluso nos tacharon de masistas, pero mantuvimos la postura, porque no queríamos intromisión de externos, sino que su pedido sea auténtico en defensa de sus derechos que fueron pisoteados”, respondió el director de Cáritas Tarija, tras escuchar la conversación.

La división era un hecho.

La consolidación del engaño

“Eso fue con pura trampa”, recuerda Lilian Estrada sobre aquel episodio que marca un antes y un después en la historia de las comunidades de Tariquía como del cantón Chiquiaca.

Ocho comunidades conforman el cantón de Chiquiaca, de ellas, solo dos fueron consultadas para obtener la licencia ambiental de los contratos petroleros en San Telmo, y en Astillero, una.

“Hemos cumplido con todos los requerimientos”, asegura el presidente de YPFB Chaco, Eduardo Paz Castro, en una fría oficina de la ciudad de los anillos, Santa Cruz, cuyo clima lo mide con el control del aire acondicionado.

Paz Castro, recalca que la oposición en Tariquía, a cientos de kilómetros de donde él se encuentra, se debe más a un factor político partidario que a una causa ambiental o de derechos humanos, tomando en cuenta los beneficios económicos de la explotación de hidrocarburos en pro de su desarrollo.

El empresario indica que la licencia ambiental cuenta con la aprobación de los habitantes directamente afectados, negando que la consulta deba hacerse a todas las comunidades.

“Lo único que le quiero decir, es que se hicieron las consultas públicas, se han cumplido con todos los pasos, eso lo saben todos”, respondió al indicar que estos trabajos son efectuados con la población de influencia directa, en aquellas comunidades que están próximas a los campos de exploración, como El Cajón.

Lilian Estrada no está entre las firmantes de la consulta pública, porque ese día no llevaba su carnet, cuando asegura que los comunarios fueron “engañados”.

“Nos invitaron a un taller de socialización sobre los trabajos que pretendían realizar, donde participaría el mismo ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez”, recordó.

En esa oportunidad, al concluir el taller hubo un almuerzo. Al recibir su plato de comida, cada participante debía colocar su nombre y firmar. “Nos dijeron que era una constancia porque debían rendir cuentas de los gastos”.

Pero esas firmas, según la denuncia de los lugareños, habrían sido utilizadas para obtener la licencia ambiental. “El documento es bastante irregular, hay firmas de niños, otras sin la aclaración del nombre”, constata el abogado de la plataforma Unidos por Tariquía, Javier Conzelmann Castellanos.

No fue el único “taller de socialización” efectuado en la zona. En una de estas charlas participaron docentes en ingeniería ambiental y petrolera de la Universidad de Aquino de Bolivia (Udabol), quienes indicaron que, el impacto sería “mínimo” por las técnicas que se utilizarían.

Casualmente, la Udabol fue la universidad que nombró “doctor honoris causa” al vicepresidente, Álvaro García Linera.

También hubo entregas de garrafas y regalos para los niños en contantes visitas de autoridades oficialistas a la zona.

Pero la irregularidad más grande se dio antes, con la ejecución de trabajos desde el 2015 sin consulta alguna a los habitantes.

“El Gobierno Nacional ha comprometido la fe del Estado. Ha vendido el negocio a las petroleras y después vino el consentimiento”, reveló finalmente la asambleísta Vaca.

Fuente: https://rimaypampa.com/tariquia-en-nombre-del-desarrollo/

Read more...

BBC • Venezuela: qué hay detrás del aumento de la producción petrolera tras años de fuertes caídas

La producción de petróleo de Venezuela se recupera poco a poco.

A la espera de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) confirme la tendencia en su próximo informe, los expertos indican que noviembre habrá supuesto el tercer mes consecutivo de aumento.

La agencia de noticias Reuters informó que en noviembre la producción subió un 20% respecto al mes anterior, lo que algunos analistas describen ya como un "notable cambio de tendencia" respecto a los últimos años, en los que descendió la producción y se deterioró la capacidad operativa de Petróleos de Venezuela (PDVSA), la compañía petrolera estatal.

La producción y exportación de crudo ha sido tradicionalmente el motor de la economía del país y una de las principales fuentes de financiación del Estado, y en los últimos años había caído a mínimos históricos.

El incremento de la producción de crudo se produce a pesar del impacto de la grave crisis económica que atraviesa el país y de las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Resulta muy difícil determinar con exactitud cuánto petróleo produce Venezuela.

Francisco Monaldi, experto en política energética del Baker Institute, advierte de que últimamente "hay muchas divergencias en las cifras" que publican las diferentes consultoras y organismos.

"El gobierno venezolano está en el juego de ocultar cuáles son sus verdaderas cifras de producción", señala.

El Ministerio de Comunicación de Venezuela no respondió a una solicitud de información sobre la producción petrolera en el país.

El termómetro al que se recurre con más frecuencia es el informe mensual de la OPEP, que recoge tanto los datos facilitados por el gobierno, como una media de lo que aportan fuentes secundarias que utilizan distintos métodos, incluido el análisis de imágenes por satélite de las rutas seguidas por los buques que transportan el crudo.

Los cálculos del gobierno suelen situarse por encima de los de otros observadores.

Basándose en las fuentes secundarias, el informe de la OPEP fijó en 644.000 barriles diarios la producción en septiembre, cifra que en octubre habría subido hasta los 687.000 barriles diarios. Según PDVSA, esa cifra fue en realidad mayor, llegando a los 761.000 barriles en octubre. De acuerdo con Reuters, en noviembre se habría producido una subida aún mayor, superando los 920.000.

Luis Oliveros, economista experto en la industria petrolera venezolana, le dijo a BBC Mundo que "la producción total de PDVSA debe rondar ahora el millón de barriles diarios, porque hay una parte que no se computa en lo que se comunica a la OPEP".

Cuánto producía antes Sea la que sea la realidad, la tendencia alcista supone una novedad después de años de caída sostenida.

De acuerdo con la mayoría de expertos la falta de mantenimiento y de inversiones, y la fuga de personal cualificado contribuyeron a que la estratégica PDVSA fuera perdiendo capacidad productiva.

En sus mejores tiempos, Venezuela llegó a producir cerca de 2,5 millones de barriles diarios, muy lejos de los números actuales, pese a su reciente mejoría.

Cómo impactaron las sanciones de Estados Unidos

El desplome se agravó el pasado enero con las sanciones impuestas por el gobierno de Donald Trump contra PDVSA en el marco de sus esfuerzos por provocar la salida del presidente Nicolás Maduro del poder.

El pasado mes de agosto las sanciones se ampliaron, de modo que cualquier compañía que hiciera negocios con la estatal venezolana podía ser castigada.

"Esto hizo que muchos de los compradores habituales más importantes en mercados de tanto peso como China e India dejaran de adquirir crudo venezolano", explica Monaldi.

Qué papel juega China en la industria del petróleo de Venezuela (y cómo puede cambiar por las sanciones de EE.UU.) EE.UU. sanciona a decenas de cargueros que transportan petróleo de Venezuela a Cuba La Compañía Nacional de Petróleo de China (CNPC, por sus siglas en inglés) y la india Reliance fueron algunos de los clientes preferentes que prefirieron no exponerse a ser sancionados por Estados Unidos y dejaron de comprarle a PDVSA.

"Hubo buques tanqueros que se encontraron con que no podían descargar el crudo que transportaban o eran rechazados en el puerto de destino", narra Monaldi.

Según Oliveros, "los problemas en el transporte hicieron que fuera acumulándose mucho inventario" y no se pudiera dar salida a la producción.

"En realidad, las sanciones no hicieron difícil producir, sino exportar", concluye Monaldi.

A qué se debe la mejora en la producción petrolera

Oliveros afirma que "PDVSA ha encontrado ahora quien transporte y venda su petróleo".

Por su parte Monaldi señala que "no hay información pública al respecto, pero todo parece indicar que ha habido una relajación en la aplicación de las sanciones".

Por alguna razón, en China, India y otros lugares se vuelve a importar petróleo venezolano pese a que las sanciones estadounidenses se mantienen.

Según fuentes conocedoras del sector, los pedidos de gigantes internacionales de la energía como la mencionada Reliance, que ha vuelto a hacer tratos con PDVSA, o la española Repsol han ayudado a despejar los almacenes de PDVSA y abrir la vía a más extracciones.

El marco jurídico que ampara esa reanudación de las transacciones no está claro. La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos suele anunciar exenciones generales que permiten determinadas excepciones a su régimen sancionador, pero las licencias particulares que conceden a empresas y entidades específicas no suelen hacerse públicas. Las compañías implicadas podrían estar operando bajo alguna de esas licencias.

En cualquier caso, la reactivación de los negocios de PDVSA coincide con un aparente cambio de enfoque en el gobierno de Donald Trump respecto a la cuestión venezolana. Después de reconocer en enero al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino del país y advertir reiteradamente de que "todas las opciones están sobre la mesa" para derribar a Maduro, la frecuencia e intensidad de las declaraciones desde Washington se han reducido notablemente en los últimos meses.

Un actor clave para entender lo que está pasando es Rosneft, la petrolera estatal de Rusia.

"PDVSA ha encontrado la manera de vender su crudo a través de Rosneft en Asia", indica Oliveros.

¿Por qué entonces Estados Unidos no actúa contra Rosneft?

"Rosneft es el segundo productor mundial de petróleo y a Estados Unidos no le interesa desestabilizar el mercado, menos en un momento en que ya pesan las sanciones contra Irán, así que los rusos están apostando a que pueden seguir actuando sin ser castigados", aporta Monaldi.

"En realidad, esta es una partida geopolítica que va mucho más allá de Venezuela", afirma el especialista.

Qué ocurrirá ahora Monaldi descarta un levantamiento de las sanciones estadounidenses a corto plazo.

Así que el papel futuro de Rosneft será determinante para saber si el incipiente repunte de la producción se consolida en los próximos meses.

"Hasta ahora Rosneft ha estado utilizando los beneficios de la venta del petróleo de PDVSA para reducir lo que le debe la compañía venezolana, pero hay indicios de que esa deuda se está amortizando rápidamente. La duda es qué harán cuando haya desaparecido completamente".

No está claro que Rosneft vaya a seguir interesada en la comercialización del crudo venezolano y quiera mantener su decisivo papel actual.

Por otra parte, la autonomía de PDVSA para operar sus propios campos y distribuir su stock es algo que también cuestionan muchos informes. Monaldi no duda en calificar de "desastrosa" la situación de la compañía.

En este contexto, fuentes del sector que pidieron hablar desde el anonimato apuestan a que el gobierno de Nicolás Maduro acabará por impulsar un cambio en la Ley de Hidrocarburos que permita que las compañías extranjeras que colaboran con PDVSA en el marco de las denominadas empresas mixtas puedan explotar directamente los campos.

Esto permitiría que empresas como la estadounidense Chevron, que se mantiene en Venezuela gracias a una exención especial en las sanciones que se renueva trimestralmente, pudieran intensificar su papel en los yacimientos petrolíferos venezolanos y contribuir a aumentar su producción.

Un cambio así supondría romper con la política energética estatista que la Revolución Bolivariana ha mantenido en Venezuela desde los tiempos del fallecido presidente Hugo Chávez, pero iría en la línea de mayor liberalización que parece seguir recientemente el gobierno, que en los últimos meses ha suavizado o dejado sin efecto muchos de los controles a los que durante años se vio sujeta la economía, como el control de precios o de cambios.

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-50820042

Read more...

Opinión • Hay contradicción sobre las operaciones en la Planta de Urea

Mientras el Alcalde de Entre Ríos, Aurelio Rojas, afirmaba el viernes que aún no se reanudaron las operaciones en la Planta de Urea, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) aseguró que reanudó sus envíos desde el 11 de diciembre.

Este medio solicitó información a YPFB el 6 de diciembre pero no recibió respuesta. A través de un cuestionario, pidió conocer por cuánto tiempo había estado paralizada, cuáles fueron las causas, si sufrió daños durante el conflicto poselectoral y cuáles fueron los efectos de la interrupción de actividades, entre otros temas.

“No han retomado actividades porque tiene que haber seguridad, (...) no es tan fácil (...)”, dijo Rojas a OPINIÓN durante una visita a Isarzama.

“Sabemos que el funcionamiento estaba paralizado totalmente por cuestiones de seguridad, porque ha habido algunos malhechores que querían cerrar la planta. Pero (con la intervención) de algunas autoridades se ha podido calmar y nuevamente van a hacer funcionar”, añadió.

El domingo, un comunicado de YPFB señalaba que se prevé despachar al menos 42.000 toneladas de urea entre enero y diciembre, según el programa de la Dirección de Productos Derivados e Industrializados (DPDI) de la estatal petrolera, tras superar un conflicto por el bloqueo al complejo petroquímico por parte de un grupo de transportistas, quienes exigían tener el monopolio del traslado del producto.

El 5 de diciembre, el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosa y Trigo (Anapo), Marcelo Pantoja, denunció que una empresa de transporte impedía sacar urea de la planta ubicada en Bulo Bulo, acción que generaría pérdidas irreversibles para ese sector.

"Hace más de dos semanas, los productores están perjudicados porque están imposibilitados de sacar urea de la planta de Bulo Bulo, la empresa de Transporte Bulo Bulo S.A., dirigida por Rubén Quinteros, es la responsable de bloquear el ingreso de cualquier transporte particular o camión", informó en conferencia de prensa, citado por ABI. El representante pidió la urgente intervención del Gobierno.

El domingo, YPFB señaló que en los primeros 10 días de diciembre hubo “serias dificultades para desplazar cargamentos de urea vía terrestre en el tramo Bulo Bulo - Santa Cruz”.

Pero, el 4 de diciembre, el Ministerio de Obras Públicas convocó a organizaciones sociales, transportistas del Trópico y representantes cívicos de las zonas aledañas a la Planta de Amoniaco y Urea a una reunión interinstitucional para analizar el tema y logró que se determine un cuarto intermedio para permitir el flujo de camiones con urea entre el 10 diciembre y enero.

Debido al bloqueo, la urea retirada de la planta alcanzaba un promedio de 174 toneladas por día. Desde el 11 de diciembre el flujo de camiones permitió retirar alrededor de 1.000 toneladas diarias, según YPFB.

Se desconoce qué sucederá tras el cuarto intermedio y si la planta logra cumplir al 100% con los envíos al exterior.

Fuente: https://www.opinion.com.bo/articulo/cochabamba/contradiccion-operaciones-planta-urea/20191216230831741631.html

Read more...