Sin el derecho a la consulta previa, no valen de nada los otros derechos