El Gobierno de Evo reprime la marcha indígena del TIPNIS con 500 policías