Desechos de caña de azúcar podrían ser fuente de etanol