Author - Javier Rojas

ABC • Ventajas y desventajas del fracking

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo ha publicado recientemente un informe que ofrece «una perspectiva desapasionada», tal y como explican sus autores, sobre las ventajas y desventajas del gas de esquisto y su método de extracción: la fracturación hidráulica, conocida en inglés como «fracking».

La lucha contra el cambio climático exige, como asunto de estrategia urgente, «que todos los países abandonen la quema de combustibles fósiles, incluido el gas de esquisto», asegura el secretario general de la Conferencia, Mukhisa Kituyi.

«La visión de las Naciones Unidas es la de alentar la implantación de las energías renovables», asegura Alexandra Laurent, especialista de la Conferencia, que recuerda que el 80% de la energía mundial se basa en los combustibles fósiles.

Por ese motivo y, «dado que se necesita la energía para acabar con la pobreza e impulsar el desarrollo», en opinión del organismo, «los Estados que poseen gas de esquisto deben comprender las ventajas y desventajas sobre el mismo a la hora de decidir sus políticas energéticas». «A los países que van a invertir en gas de esquisto, recomiendo que se fijen en los obstáculos», subraya Laurent.

Según el mencionado informe de las Naciones Unidas, el gas natural debe contribuir a una transición paulatina del actual modelo económico «hacia uno con bajas emisiones» con el fin de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el año 2030; en especial, el referido a garantizar el acceso universal a electricidad asequible.

Ese puente que supone el gas natural entre una economía y otra se basa principalmente en que sus emisiones son un 40% más bajas que otros combustibles fósiles, como el petróleo y el carbón, matizan desde el organismo. Además, ofrece la ventaja de que puede ser almacenado y usarse cuando la demanda energética lo exija y no pueda cubrirse mediante energías renovables.

Sin embargo, entre las desventajas figura el hecho de que el gas natural es también un combustible fósil y, por lo tanto, emite dióxido de carbono cuando se quema. Además, uno de sus principales componentes, el metano, posee un potencial de calentamiento 28 veces mayor que el del dióxido de carbono.

«En la actualidad, se estima que una tonelada de metano en la atmósfera equivale a veinte toneladas de dióxido de carbono», indica Laurent, que destaca la necesidad no sólo de controlarlo, sino de limitarlo. En 2016, las concentraciones de metano en la atmósfera alcanzaron un récord de 1.853 partes por millón, un 257% más que en la era preindustrial, según la Organización Meteorológica Mundial. Por todo ello, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo señala que las inversiones en el sector del gas «no deberían realizarse a expensas del despliegue de energías renovables y estrategias de eficiencia energética».

La situación se complica, además, con respecto al gas de esquisto y la fracturación hidráulica utilizada para su método de extracción. «Las grandes cantidades de agua utilizadas para la fracturación han elevado la preocupación, así como los riesgos de contaminación de las aguas subterráneas y superficiales que generan las operaciones para su extracción», señala el informe. También debe tenerse en cuenta, apuntan los autores, la actividad sísmica que plantea esta extracción.

Según la agencia de la energía de los Estados Unidos, las reservas mundiales de gas de esquisto se elevaban a alrededor de 215.000 millones de metros cúbicos en 2015, lo que equivale a 60 años de consumo. La mitad de esas reservas se sitúan en Argelia, Argentina, Canadá, China y Estados Unidos. Este último país es el principal productor de gas de esquisto, con un 87% de la producción total mundial. También es el principal productor de gas natural desde julio de 2017.

Fuente: https://www.abc.es/natural/energiasrenovables/abci-ventajas-y-desventajas-fracking-201806011224_noticia.html

Read more...

América Economía • Cepal: Inversión extranjera directa en A. Latina sube 13,2% en 2018 y es la primera alza en cinco años

La inversión extranjera directa (IED) en América Latina y el Caribe subió un 13,2% en 2018 a US$184.287 millones, en un flujo que se concentró en países como Brasil y México y mientras las fusiones y adquisiciones de China en la región perdieron dinamismo, informó este miércoles la CEPAL.

La cifra representa el primer crecimiento de la inversión en cinco años, señaló un reporte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que precisó que la inversión no se puede asociar a aportes de capital, sino que a mayores entradas por préstamos entre compañías.

En menor medida, dijo el organismo con sede en Santiago, el flujo de inversión se debe a reinversión de utilidades.

"Las manufacturas y los servicios fueron los sectores en que se recibieron más capitales, aunque con respecto a 2018 se observa un leve aumento de las entradas de inversión hacia los sectores de recursos naturales", dijo el reporte.

Según origen del capital que ingresó a la región, la mayor parte provino de Europa, con más presencia en el Cono Sur, y de Estados Unidos, que fue más preponderante en México y Centroamérica. En tanto, las inversiones desde América Latina y el Caribe tuvieron relevancia en Colombia y Centroamérica.

Brasil representó un 48% de las inversiones con US$88.319 millones y México un 20% del total con US$36.871 millones. Más atrás figuran Argentina (US$11.873 millones), Colombia (US$11.352 millones), Panamá (US$6.578 millones) y Perú (US$6.488 millones).

La CEPAL dijo también que las estadísticas oficiales sobre IED muestra el origen inmediato de los recursos, mientras que "muchos" de los flujos llegan a través de terceros países.

"Este hecho es particularmente relevante en el caso de las inversiones chinas, que suelen estar subrepresentadas en las estadísticas oficiales de entradas de IED por origen", señaló el reporte.

Sin embargo, la CEPAL señaló que al considerar fusiones y adquisiciones concretadas en 2018, "se observa que las empresas de China realizaron inversiones estratégicas en infraestructura y en la minería de litio en la región, pero no sostuvieron el dinamismo que habían mostrado en 2017".

Las operaciones realizadas por empresas asiáticas representaron el 20% del monto total de las fusiones y adquisiciones que se concretaron en 2018 en la región, contra una participación de 39% en 2017, señaló CEPAL.

Fuente: https://www.americaeconomia.com/economia-mercados/finanzas/cepal-inversion-extranjera-directa-en-latina-sube-132-en-2018-y-es-la

Read more...

Diálogo • Empresas chinas fantasmas evaden impuestos en Ecuador

Al menos siete compañías chinas contratadas por el Gobierno ecuatoriano para realizar obras públicas en sectores como construcción, minería, telecomunicaciones y explotación petrolera, realizaron pagos a empresas consideradas fantasmas por el Servicio de Rentas Internas del Ecuador (SRI).

Lo anterior se desprende de una investigación realizada por el diario ecuatoriano El Universo, que compara la base de datos de empresas fantasmas publicada en abril por el SRI, y las declaraciones tributarias presentadas por las empresas chinas contratadas por el país, de 2010 a 2018.

Según explica Jorge Rodríguez, economista y representante de la Comisión Nacional Anticorrupción del Ecuador, el uso de empresas fantasmas es de larga data en el país. El economista explica que por lo regular estas compañías son empleadas para lavar dinero, simular gastos, rebajar en forma artificial las ganancias y pagar comisiones a funcionarios por actos de corrupción.

“El problema nace con los bancos en la década de los 90 para movilizar el sucre y el dólar; entonces los empresarios ponían a sus choferes o a sus asistentes al frente de empresas falsas, para lavar dinero y obtener ventajas por el tipo de cambio. Luego esas prácticas renacieron en 2007, como una forma para pagar comisiones por corrupción. Las empresas simulan recibos para cobrar montos de dinero público. Facturan, cobran el dinero y luego lo reparten”, dijo Rodríguez a Diálogo. “También utilizan este método para lavar dinero que necesariamente tiene que pasar por los bancos; lo hacen mediante cuentas de empresas falsas. Es un gran negocio porque rebajan de forma artificial las ganancias, cuando en realidad canalizan todos los recursos públicos a sus bolsillos”.

Empresas chinas

La investigación de El Universo descubrió que siete compañías chinas contratadas por el Gobierno presentaron cobros por supuestas transacciones realizadas con 84 empresas fantasmas. En total los montos rondaron los USD 22 millones.

Las compañías chinas involucradas son China CAMC Engineering, China International Water & Electric, China Gezhouba Group, Harbin Electric International, China National Electric Engineering, China Electronics Import & Export y las dos sucursales ecuatorianas de Sinohydro. Las empresas fantasmas más empleadas fueron Construestilo S.A., Comexito S.A., Highstrategy S.A., Gotoconstru S.A. y Divinacompany S.A., dice El Universo.

“Los chinos aprenden rápido cuando se trata de corrupción; tenemos varias empresas de ese país que utilizaban empresas constituidas en especial para robarle dinero al Estado. Así encubrieron a varias compañías. Los contratos firmados contaban con cláusulas restrictivas de acceso a la información, situación que favorece la corrupción porque a la sociedad civil le era imposible triangular información”, aseguró Rodríguez. Transparencia en los contratos

El diario en Internet Ecuador en Vivo señala el 6 junio, que entre 2008 a 2018 Ecuador firmó 74 contratos con empresas chinas por un monto que rondaría los USD 8000 millones. “Sin embargo, lo inquietante de la proliferación de las inversiones del país asiático, que en 2007 eran apenas de 7 millones de dólares, es la opacidad de las contrataciones, los términos de financiamiento, los plazos e incluso la calidad y la especificación de los materiales”, dice el diario.

En una inspección realizada en noviembre de 2018 a Coca Codo Sinclair, la central hidroeléctrica más grande del país, las autoridades ecuatorianas encontraron 7648 fisuras en los distribuidores que inyectan agua a las turbinas, y daños estructurales por más de USD 1000 millones. La mega-obra fue construida en 2016 por la empresa china Sinohydro.

Ecuador en Vivo agrega que, “hay antecedentes en otros países, especialmente del eje bolivariano: Bolivia, Venezuela, Nicaragua y Cuba. La empresa China Camc Engineering, que según su sitio por Internet realiza tareas en ‘las áreas de la ingeniería industrial, agrícola, hidráulica, eléctrica y de transporte’, es investigada desde hace más de dos años por la Asamblea, la Contraloría y el Ministerio Público de Bolivia, con varias restricciones de acceso a la información”.

El SRI de Ecuador comenzó a verificar los datos que le fueron proporcionados por sus investigadores. “Así estableció cuáles eran las empresas que fueron creadas en específico para este tema y calificó como falsas a aquellas que facturaron al Estado pero nunca hicieron declaraciones de impuestos sobre la renta, aseguró Rodríguez. “Estos casos se detectaron gracias a que el Gobierno realizó una verificación exhaustiva de datos”.

Las empresas chinas están en el Ecuador en todas las áreas importantes de desarrollo del país. “Todas esas contrataciones fueron en el oscurantismo, y ahora aparece el uso de empresas fantasmas. Las empresas chinas no muestran tener principios éticos y los funcionarios corruptos siempre van a estar ahí para ayudar y ganar dinero”, concluyó Rodríguez. “No es justo que las empresas contratadas para mejorar las condiciones del país realicen movidas financieras para estafar al Estado. Tenemos que exigir transparencia, no importa si son empresas chinas o ecuatorianas, tenemos que saber cómo se usa nuestro dinero.

Fuente: https://dialogo-americas.com/es/empresas-chinas-fantasmas-evaden-impuestos-en-ecuador/

Read more...

IBCE • El déficit comercial crece aupado por el bajón de exportaciones a China

El déficit comercial de Bolivia creció de 154 millones de dólares a 720 millones durante el primer semestre de 2019 con relación al mismo período de 2018, causado, en buena medida, por el descenso de las exportaciones bolivianas a China. Los datos están contenidos en el informe ofrecido por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

En este nuevo período, según los datos, se observa una disminución del 7 por ciento en las exportaciones, y “las importaciones aumentaron sólo un 5 por ciento.

Las exportaciones a mitad del año sumaron 4.194 millones de dólares y las importaciones, 4.914 millones.

Sin embargo, por segundo año consecutivo, el mayor déficit comercial es con China, por 886 millones de dólares, más incluso que el déficit general. Mientras las exportaciones bolivianas fueron de 182 millones de dólares, cuando en el mismo período de 2018 habían llegado a 225 millones. Asimismo, las importaciones provenientes del gigante asiático llegaron a 1.068 millones, cuando en la primera mitad de 2018 habían llegado sólo a 962 millones.

Los principales déficits comerciales fueron con China (-886 millones de dólares), Chile (-165 millones) y Perú (-156 millones).

Del otro lado, los mayores superávits bilaterales de Bolivia se registraron con India (399 millones de dólares), Japón (259 millones) y Emiratos Árabes Unidos (151 millones).

PRINCIPALES MERCADOS

Los principales mercados de destino de Bolivia fueron Argentina y Brasil c on 16 por ciento cada uno, seguido de India (11) y Japón (9). Entre los proveedores, China 22 por ciento, Brasil (15) y Argentina (12 por ciento).

Fuente: https://ibce.org.bo/principales-noticias-bolivia/noticias-nacionales-detalle.php?id=102538&idPeriodico=6&fecha=2019-08-13&utm_source

Read more...

BBC • Dólar vs yuan: 7 preguntas para entender por qué la depreciación del yuan hace temer un nuevo conflicto entre China y EE.UU.

Trump aseguró que un dólar fuerte hace difícil que los "grandes fabricantes" de Estados Unidos puedan competir en igualdad de condiciones con el resto del mundo.

Los comentarios del presidente estadounidense se producen en un momento en el que los economistas temen una guerra de divisas, impulsada por la decisión de China de devaluar el yuan a su nivel más bajo en 11 años.

Para comprar un dólar hacen falta ahora más de siete yuanes. Ante ello, los mercados de valores de todo el mundo respondieron con bajas generalizadas y el precio del oro —una inversión segura— ha alcanzado su punto más bajo en seis años.

Esto ha sido percibido como una escalada en la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

Después de que EE.UU. calificó al país asiático como "manipulador de divisas", los mercados están intentando adivinar cuáles serán los siguientes pasos.

1. ¿Qué es una guerra de divisas? Una guerra de divisas se refiere al movimiento deliberado de un país para manipular el precio de su moneda con el objetivo de adaptarlo a su política económica.

Algunos países devalúan su moneda para hacer que sus exportaciones sean más competitivas, estimulando sus economías domésticas.

En el caso de China, en el pasado las autoridades evitaron que su moneda se debilitara comprando grandes cantidades de yuanes.

Esta política parece haber cambiado esta semana, cuando China pareció abandonar ese enfoque, por el cual algunos economistas argumentaban que se estaba manteniendo al yuan en niveles artificialmente altos.

No es el primer conflicto monetario que se produce en las últimas décadas. Estados Unidos, por ejemplo, ya había criticado formalmente a China por manipular su moneda en 1994.

Qué significa que China deprecie el yuan a su nivel más bajo en 11 años (y cómo afecta a las economías latinoamericanas) Más recientemente, en 2010, el ministro de Economía de Brasil, Guido Mantega, alertó sobre una "guerra de divisas internacional" cuando Japón, Corea del Sur y Taiwán intentaron reducir el valor de sus respectivas monedas.

2. Entonces ¿hay una guerra de divisas en marcha? Algunos economistas argumentan que no hay en marcha una guerra total, dado que ni China ni Estados Unidos están ingresando al mercado formalmente para comprar o vender su propia moneda, el método tradicional de manipular su valor.

Pero Chris Turner, director de estrategia global del banco holandés ING, asegura que entre 2015 y 2016 las autoridades chinas gastaron US$1 billón en intentar evitar que se debilitara el yuan por debajo del valor de intercambio de siete yuanes por cada dólar.

Si un país compra grandes cantidades de su propia moneda, esto tiene el efecto de fortalecer su valor en los mercados de divisas internacionales.

Esta semana, sin embargo, no hubo intentos de este tipo.

Esto es significativo, afirma Turner, porque "se produce en el pico de tensiones entre Estados Unidos y China en términos comerciales".

Neil Shearing, economista jefe de Capital Economist, apunta a que "la moneda de China ya se habría devaluado, si no fuera por el hecho de que el Banco Popular [de China] ha estado apoyándose en el mercado [hasta ahora]".

3. ¿Qué ha provocado esto? Los economistas ven la decisión de dejar fluctuar la moneda como un arma en la batalla económica entre Estados Unidos y China.

Esto se produjo después de que Donald Trump prometiera imponer aranceles del 10% sobre importaciones chinas por valor de US$300.000 millones, en el último episodio de la pelea comercial entre ambos países.

El Banco Popular de China parece haber hecho una vinculación directa con los aranceles, culpando a las "medidas comerciales proteccionistas y la imposición de incrementos en los aranceles sobre China".

La guerra comercial parece haber tenido un impacto sobre el comercio chino, aunque los datos de esta semana mostraron que sus exportaciones empezaron a aumentar de nuevo en julio.

4. ¿Por qué importa el movimiento de divisas? Esto ya está teniendo un impacto global, con los bancos centrales de Nueva Zelanda, India y Tailandia reduciendo las tasas oficiales de efectivo el miércoles.

Una decisión como esta reduce la moneda: el dólar neozelandés, por ejemplo, cayó más de un 2,6% el miércoles.

Megan Greene, economista y miembro sénior de la Escuela Kennedy de Harvard, le dijo al programa Today de la BBC que hay quien piensa que esto "puede ser el comienzo de una guerra de divisas".

"Y si lo es, veremos a un montón de países diferentes intentar debilitar sus monedas. Obviamente, no todo el mundo puede debilitar su divisa en relación al resto".

"El resultado será un debilitamiento del crecimiento, una mayor inflación y una enorme volatilidad en los mercados de intercambio internacionales".

5. ¿Cómo reaccionó Trump? Tras las acciones de esos otros tres bancos centrales, el presidente de Estados Unidos pidió de nuevo a la Reserva Federal que bajara las tasas de interés, en una serie de tuits.

Un recorte de los tipos de interés no solo estimularía la economía, sino que, al menos en teoría, reduciría el valor de un dólar desorbitado.

El mes pasado, la Fed recortó las tasas de interés por primera vez desde 2008, con una bajada de 0,25 puntos porcentuales que llevó el rango objetivo de la tasa de interés de fondos federales del 2% al 2,5%.

Otra forma sería que Estados Unidos vendiera dólares directamente para comprar otras divisas, pero Greene explica que mientras Estados Unidos tiene unas reservas de alrededor de US$100.000 millones que podría utilizar para devaluar su moneda, esto no es suficiente para hacer una gran diferencia.

"Si Estados Unidos está avanzando hacia una guerra de divisas, no tiene realmente tantas herramientas para ganarla", añadió.

6. ¿Qué pasa ahora? El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, entablará una conversación con el Fondo Monetario Internacional con la intención de "eliminar" lo que Estados Unidos describe como "una ventaja competitiva injusta creada por las últimas acciones de China".

Greene apunta que el FMI había dicho previamente que China no estaba manipulando su moneda y avisó de que esto podría ser un "callejón sin salida".

Todo esto está haciendo que los economistas se pregunten qué más puede hacer Estados Unidos, mientras que los tuits del presidente están provocando que algunos esperen ya que Estados Unidos pueda intervenir directamente.

John Normand, jefe de estrategia fundamental multiactivos en JP Morgan, afirma que no piensa que haya en marcha una guerra de divisas, dado que los movimientos de la moneda china esta semana fueron "impulsados por el sector privado" al retirar fondos del país inversores extranjeros.

"Antes de Trump, la gente hubiera asumido que no habría una guerra de divisas" dijo, añadiendo que el presidente de Estados Unidos "ignora todas las convenciones".

7. ¿Qué ha sucedido en el pasado? Los acuerdos entre socios comerciales principales incluyen compromisos para no manipular las monedas, aunque también ha habido acuerdos entre países para intervenir en los mercados.

El Acuerdo Plaza de 1985, por ejemplo, fue un acuerdo entre Japón, Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos para estimular el valor del dólar.

En el año 2000 los bancos centrales intervinieron para estimular el euro después de que la moneda alcanzara mínimos históricos.

Y en 2011, varios países intervinieron conjuntamente en los mercados de divisas para debilitar el yen japonés después de que alcanzara su punto máximo desde la Segunda Guerra Mundial.

Incluso si no hay una intervención directa en el mercado, Kate Phylaktis, profesora de finanzas internacionales en la Escuela de Negocios Cass, apunta que los países pueden usar métodos indirectos como controles de capitales (cuando limitan la entrada de divisas en su territorio) y la política monetaria.

Los líderes también pueden intentar hacer comentarios en público que puedan tener un impacto en el valor de sus monedas.

Este tipo de comentarios es algo de lo que Trump ha acusado al Banco Central Europeo, cuando dijo en junio que la caída del euro frente al dólar estaba "haciendo injustamente más fácil para ellos competir contra Estados Unidos".

Shearing desgrana ejemplos en los que grandes devaluaciones han acabado, aunque no inmediatamente, impulsando la economía, como en Argentina en 2011 y en Reino Unido después del miércoles negro de 1992, cuando la libra se salió del Mecanismo Europeo de Cambio.

Los países también pueden causar caos cuando dejan que sus monedas vuelvan a flotar libremente.

En 2015, el franco suizo ganó un 30% después de que el banco central abandonara el límite en el valor de la moneda frente al euro que había estado en vigor desde el año 2011.

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias-49292591

Read more...

El País • Colombia cuenta con uno de los mayores potenciales en gas y petróleo en América Latina

Colombia tiene actualmente uno de los mayores potenciales en gas y petróleo en América Latina.

El hallazgo de nuevos yacimientos —especialmente en el Mar Caribe— permitiría al país en la próxima década contar entre 7 y 30 terapies cúbicos de reservas de gas, garantizando así un abastecimiento más allá del 2030.

Eso sin tener en cuenta las futuras explotaciones de yacimientos no convencionales a través de la tecnología del fracking (extracción de gas en el subsuelo, por fracturación hidráulica) en campos del Magdalena Medio. En otras palabras, gas es lo que hay en el subsuelo del territorio nacional.

Por ejemplo, desde el 2014 el país viene recibiendo buenas noticias. Se trata de cuatro significativos descubrimientos de gas mar afuera u offshore. Los proyectos exploratorios son Orca 1 en el Bloque Tayrona, lo mismo que Purple Angel, Gorgon y Kronos 1, en el bloque Fuerte Sur.

“Son yacimientos que están en etapa de maduración, es decir, perfeccionando aspectos técnicos y de inversión para empezar su explotación con muy buenas perspectivas”, anota Edward Gironza, gerente de Gas de Ecopetrol.

Según estimativos de la empresa, esas explotaciones podrían arrancar entre los años 2024 y 2026, en unos casos, o hacia el 2028.

Todo ello permitiría alejar el fantasma de un mayor agotamiento de las reservas de gas, luego de que el Ministerio de Minas señalara que las actuales permitirán solo una autosuficiencia para 9,8 años.

“Solo falta que se aceleren las decisiones de política pública para poner en marcha nuevas exploraciones y explotaciones a gran escala para incrementar las reservas”, anota por su parte, Orlando Cabrales Segovia, presidente de Naturgas, el gremio de las empresas del sector.

Y a pesar de los anuncios oficiales, lo cierto es que el abastecimiento de gas natural para uso residencial, comercial, industrial y vehicular está garantizado a corto y mediano plazo, recuerda el dirigente.

El país consume a diario mil millones de pies cúbicos de gas natural y produce un poco más de esa cifra, quedando inclusive algunos excedentes.

Frente a la importación de gas natural, el país lo viene haciendo, tanto que en el 2018 el 3% del consumo nacional se atendió por esta vía, aunque orientado para abastecer a las plantas térmicas de la Costa Atlántica.

Precisamente hacia el futuro una alternativa es contar con proyectos como la planta regasificadora del Pacífico (frente a Buenaventura) para abastecer no solo al Suroccidente sino al país.

Así las cosas, Colombia tiene un gran potencial gasífero, pero urge agilizar las decisiones de política pública.

Fuente: https://www.elpais.com.co/contenido/colombia-cuenta-con-uno-de-los-mayores-potenciales-en-gas-y-petroleo-en-america-latina.html

Read more...

Asialink • ¿Cómo afecta a Latinoamérica la guerra comercial China-EE.UU.?

La disputa de aranceles entre Washington y Pekín va tomando los tonos de una guerra comercial en regla entre las dos principales economías del planeta.

A la imposición de tasas por el gobierno del presidente Trump sobre un largo listado de productos, China reaccionó con imposiciones similares.

Ante el temor a una espiral de medidas y contramedidas de corte proteccionista, la economía mundial se estremeció. Cayeron las Bolsas, con todo lo que eso conlleva como reflejo de, pero también de repercusiones sobre, la economía real.

Washington viene sumando cuentas pendientes con Pekín desde los años del presidente Obama.

A las protestas contra los subsidios de China a sus exportaciones, se suma el voluminoso déficit norteamericano en el comercio bilateral, la denuncia de “robo de propiedad intelectual” por las prácticas chinas para hacerse de tecnología, y las consecuencias de estas prácticas sobre el empleo y la fortaleza industrial de Estados Unidos.

El gobierno chino busca desactivar esas acusaciones, que no sólo afectan su comercio exterior sino también la inversión de las corporaciones chinas en el extranjero.

La respuesta de Pekín fue medida, adecuada a los términos en que China viene aún enmarcando lo que llama su “ascenso pacífico”, y a los intereses todavía compartidos entre ambas potencias: Estados Unidos es uno de sus principales mercados de exportación, y a la vez China sostiene financieramente a Washington al ser el principal tenedor mundial de bonos del Tesoro norteamericano.

Sin embargo, el nuevo recalentamiento de las fricciones bilaterales desmiente la difundida ilusión de que la disputa económica entre las grandes potencias, es garantía de que los chispazos de sus intereses encontrados no derivará en incendio.

Más allá de las aseveraciones -más bien expresiones de deseos- de que “no hay guerra comercial entre China y Estados Unidos”, el vuelco hacia políticas proteccionistas y represalias contraviene la fingida cordialidad que enmarcó la visita del presidente Trump a Pekín en noviembre.

De fondo, el plano comercial no es más que un aspecto parcial de un conflicto que atañe a la competencia hegemónica entre las dos mayores potencias del siglo XXI, y que por eso impregna todos los campos de las relaciones internacionales.

Por detrás asoma el debilitamiento industrial y exportador de Estados Unidos y la sobreproducción china en acero y electrónicos.

Y por delante todo ello empieza a traducirse en movidas de ajedrez mundial.

La nueva Estrategia de Seguridad Nacional estadounidense -dada a conocer en enero- apunta a China (además de Rusia) como competidor y rival estratégico global; en esa coyuntura Washington intensifica sus reclamos de “libre navegación” en el Mar del Sur de China mientras teje alianzas con Japón, India y Australia reeditando la política de “contención” de la Guerra Fría.

Del lado de China, la concentración de poder en manos del presidente Xi Jinping, el lanzamiento del petroyuán asociado al oro desafiando el predominio del dólar y ampliando las condiciones para la internacionalización de la moneda china, la base militar en Yibuti, el “collar de perlas” de puertos comerciales pero con utilidades militares en el Índico, el bordado de la alianza chino-rusa, y la empeñosa modernización de sus fuerzas armadas, señalan los rumbos que Pekín va delineando para materializar el “sueño chino” de revitalización nacional.

Así también se explica el alto perfil que viene asumiendo China en sus relaciones internacionales a través de grandes proyectos dirigidos a potenciar su influencia económica, política y estratégica en todo el mundo, por ejemplo: el de “la Franja y la Ruta”, la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), los BRICS, el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII), el Foro China-CELAC, etc. Por su intermedio Pekín promueve no sólo asociaciones comerciales, financieras y empresariales, sino también alineamientos políticos.

En América Latina, la puja de las corporaciones y de los intereses y proyectos estadounidenses y chinos, pone a nuestros países en la situación de elegir y tomar partido en un tablero en el que se juega la pugna hegemónica global.

La creciente influencia de China y de sus socios locales y la puja de intereses encontrados entre las potencias en la región tiene probablemente mucho que ver con que el proceso latinoamericano de integración esté transitando más bien por un camino de des-integración.

La guerra comercial condiciona a los gobiernos involucrados a un alineamiento muchas veces contrario a sus propios intereses.

Ambas potencias tienen numerosos instrumentos de presión para imponer sus prioridades comerciales y políticas: son los grandes compradores de nuestras exportaciones -soja, minería, petróleo-; son los grandes proveedores de bienes industriales y de capital; y son los grandes inversores y prestamistas de los que en buena medida dependen las balanzas de pagos y hasta los empleos de la región.

El dilema se ha acentuado en la última década y algo más, en la medida en que las asociaciones estratégicas con China se han convertido prácticamente en “políticas de Estado”, en las que de hecho convergen parcelas diversas y hasta opuestas del arco político.

Muchas grandes corporaciones chinas se han convertido en los socios externos de poderosos sectores agrarios, industriales, comerciales y financieros locales, a través de los cuales las corporaciones estatales y privadas de China adquieren influencia económica y política y obtienen contratos, en el marco de asociaciones bilaterales o interregionales que perfilan un verdadero “consenso de las infraestructuras”. En muchos casos lo hacen desplazando a empresas estadounidenses o europeas.

Como consecuencia de la presencia interna de esos intereses, de la gravitación que han adquirido en los círculos de decisión política, y del tipo de asociación que ello conlleva -comúnmente presentada como de beneficio mutuo-, se ha ido re-consolidando durante las dos últimas décadas en casi todos los países de la región la vieja especialización primario-exportadora, y una orientación en esencia desindustrializadora.

Incluso muchos de quienes advierten sobre ciertos efectos nocivos de estas estrategias, paralelamente adhieren a la fórmula de aprovechar las oportunidades que ofrece el crecimiento de China y, al tiempo que previenen sobre los desafíos planteados por el ingreso masivo de sus productos industriales y por la tendencia reprimarizadora, sugieren ampliar la oferta exportable a China incorporando valor agregado a las producciones primarias mediante la atracción de capitales chinos para la construcción y financiamiento -provistos por China- de obras de infraestructura (ferrocarriles, puertos, túneles, rutas) dirigidas a facilitar las exportaciones también a China.

Estrategias de adaptación estructural que nuestros países ya transitaron con distintos socios en la historia y que podrían remachar el conocido cerrojo del atraso industrial y la dependencia económica. La “sojización” de las economías argentina y brasileña, como la unilateralización de las de Venezuela y Ecuador hacia el petróleo, las de Chile y Perú hacia la producción minera y otros pocos bienes primarios, etc. están en el trasfondo del déficit comercial, el debilitamiento industrial, la dependencia financiera, los condicionamientos políticos, y en general de una vulnerabilidad externa que ─más allá de ventajas ocasionales─ la guerra comercial en ciernes no puede sino acentuar.

Fuente: https://asialink.americaeconomia.com/columna/como-afecta-latinoamerica-la-guerra-comercial-china-eeuu?

Read more...

Diálogo Chino • China apuesta por la energía eólica y solar en Brasil

Al Grupo General de Energía Nuclear (CGN, por sus siglas en inglés) de China solo le tomó dos meses y algunos miles de millones de dólares convertirse en uno de los mayores proveedores de energía limpia en Brasil. Entre mayo y julio, la compañía adquirió dos plantas de energía solar, incluida la segunda más grande del país, y seis parques eólicos.

Las empresas chinas ya eran consideradas como una potencia dentro del sector energético brasilero. Poseían alrededor del 10% de la capacidad nacional, en gran parte debido las grandes adquisiciones concretadas en los últimos años por parte de State Grid y China Three Gorges; sin mencionar los miles de kilómetros de líneas de transmisión que se están construyendo.

Pero el nuevo movimiento de CGN solidificó la presencia de China en el floreciente mercado de energía brasilero. Según un análisis de Diálogo Chino sobre los registros públicos, las nuevas inversiones significan que las compañías chinas ahora poseen el 16% de la capacidad de energía eólica de Brasil y el 21% de su capacidad solar, o un total de 2.822 megavatios.

José Mauro de Morais, investigador especializado en energía eólica del Instituto de Investigación de Economía Aplicada de Brasil, asegura que las empresas chinas se sienten atraídas por un mercado floreciente que tiende al crecimiento.

Entre el 2013 y el 2019, las fuentes renovables pasaron de representar el 78.7% de la matriz energética de Brasil al 83.2%. El crecimiento se debe a la proliferación de la energía eólica y solar. El viento registró un crecimiento del el 1.7% al 9% en seis años, mientras que en el caso de la energía solar cambió de cero a 1.7%. Mientras tanto, la participación de la energía hidroeléctrica registró una caída.

“Estas plantas de energía son muy competitivas. Pueden competir con las centrales térmicas y las de combustibles fósiles”, dijo. “China lo ve. Hay mucho espacio para las energías renovables en Brasil «.

La carrera por las inversiones chinas En mayo, CGN compró dos de las mayores plantas de energía solar en Brasil, Nova Olinda y Lapa, de la compañía italiana Enel, que posee la mayor cartera solar en Brasil. Dos meses después, en julio, adquirió el Atlántico de Brasil y su fuerte cartera de energía eólica que incluye algunas de las plantas más relevantes del país.

Las nuevas inversiones han alimentado las expectativas de que habrá mucho más por venir. En la última semana, José Roberto de Moraes, el CEO de Atlantic, ha acompañado a distintos ejecutivos chinos a varios estados para que puedan ver los proyectos que se están desarrollando, conocer a los funcionarios del gobierno y proyectar nuevas inversiones.

“De su parte hay una predisposición para la inversión y no solo en energía solar, sino también eólica. A partir de esta situación, tal vez continúen con nuevos proyectos”, dijo. «Es una expectativa. Tenemos que esperar y ver.»

Mientras tanto, los funcionarios brasileños corren hacia China para estrechar sus manos y presentar sus proyectos. Gobernadores de algunos estados ya han visitado China este año, incluidos los gobernadores de Piauí y Bahía, dos de los estados en los que CGN está invirtiendo.

«¡Piauí fue uno de los estados elegidos!», escribió el gobernador de Piauí, Wellington Días, la semana pasada horas antes de subirse al avión con rumbo a China en el marco de una misión para buscar más inversiones.

Según su gobierno, CGN está invirtiendo 3.700 millones de reales (USD $ 940 millones) en proyectos de energía entre Bahía y Pauí.

Este es un movimiento que también podría ser estratégico para aquellas compañías chinas que producen turbinas y paneles solares, ya que muchos esperan que las plantas de energía recién adquiridas funcionen con tecnología china.

«Esto obligará a las empresas brasileñas a ser más competitivas», dijo Morais. «Esto fortalece a la tendencia de precios más bajos».

Gran potencial La última licitación lanzada por el gobierno brasileño en junio alcanzó precios récord para la venta de energía producida por plantas solares y eólicas, lo cual quiere decir que las compañías están dispuestas a aceptar menos dinero para vender la electricidad que producen.

Este escenario es una buena noticia para Brasil, que aún depende en gran medida de las centrales hidroeléctricas, que están siendo cada vez más cuestionadas. En los últimos años, comenzó la construcción de varias plantas hidroeléctricas en la Amazonía brasileña, impulsando el reclamo de los activistas y las comunidades indígenas ante el enorme impacto social y ambiental que esto genera.

La vulnerabilidad de la energía hidroeléctrica sobre el clima también ha sido una espina para el gobierno brasileño. Entre el 2011 y el 2015, mientras el país enfrentaba fuertes sequías, el gobierno se vio obligado a aumentar la participación de los combustibles fósiles en la matriz energética, generando que los precios de la electricidad hayan aumentado considerablemente en todo el país. Las plantas solares y eólicas podrían llenar ese espacio.

Este año, los bajos niveles de agua en los embalses ​​ya han llevado al gobierno a recurrir a plantas de energía de combustibles fósiles, lo que probablemente una vez más generará un aumento en los precios.

Brasil posee un gran potencial para producir energía eólica y solar a bajo costo. Según Morais, la utilización promedio de una planta de energía eólica en Brasil es mucho mayor que en otros países. Esta es la medida establecida a partir del factor de capacidad, que es la proporción de la capacidad de energía producida durante un período de tiempo determinado.

De acuerdo con un boletín informativo publicado por el gobierno brasileño, los parques eólicos de Brasil tienen un factor de capacidad promedio del 42%, mientras que el promedio global es del 25%.

En China es del 16%. Los estados del noreste, como Rio Grande do Norte y Piauí, donde CGN está invirtiendo, son los que se encuentran con el mejor posicionamiento para proporcionar energía eólica.

La energía solar no es un caso diferente. Aunque Brasil no se encuentra entre los países que reciben más radiación solar, como Australia, tiene un mayor potencial que la mayoría de Europa. En algunos estados, como Bahía y Minas Gerais, la radiación solar puede alcanzar 6.5 kilovatios hora por metro cuadrado diario, casi el doble de la radiación más alta observada en Alemania, el país líder de energía solar, con 3.4 kilovatios hora.

Fuente: https://dialogochino.net/29559-china-bets-on-wind-and-solar-power-in-brazil/?lang=es

Read more...

Panam Post • China reta a Estados Unidos: va al rescate de Maduro y de refinerías venezolanas

China continúa con su plan de rescatar a Nicolás Maduro ante las sanciones internacionales, y se comprometió con el régimen para apuntalar la red de refinación abandonada por el régimen de Venezuela.

A solo horas de que el Gobierno de Estados Unidos emitiera nuevas sanciones contra la dictadura y contra las empresas que sostienen al régimen, también se conoció que una compañía china ayudará a Maduro a rescatar las refinerías venezolanas a cambio de productos derivados del petróleo.

De acuerdo con Bloomberg, Wison Engineering Services Co. será la compañía de ingeniería y construcción química ubicada en Shanghai la que intentará salvar al régimen. Según la agencia de noticias, el acuerdo se logró hace un mes. Sin embargo, la compañía china no ha completado un contrato que ganó en 2012 para revisar la refinería de Puerto la Cruz.

Ahora la empresa china se encontrará en el «ojo» de las sanciones de Estados Unidos por acordar el rescate económico de Venezuela a través de las refinerías que han sido abandonadas por el régimen y que operan a su mínima capacidad.

A inicios de esta semana Estados Unidos emitió un embargo parcial sobre el régimen de Maduro para limitar sus ingresos. La intención es que las empresas estadounidenses o extranjeras se abstengan de hacer negocios con Venezuela. De hacerlo, serán sancionadas.

Este jueves 8 de agosto el Gobierno chino expresó su rechazo a las sanciones de Donald Trump, lo calificó como un «terror psicológico contra países que deciden relacionarse con Venezuela», y dijo que se trata de una «grave interferencia» y «una violación de los principios fundamentales de las relaciones internacionales».

Según una fuente de Bloomberg, se espera que las reparaciones de la compañía china duren entre seis meses y un año. Hay que recordar que la producción petrolera del país suramericano se encuentra en sus niveles más bajos, al punto que ha estado importando gasolina rusa a través de Malta.

Las refinerías venezolanas han estado en declive gradual debido al robo, mantenimiento inadecuado y una fuga de cerebros de personal calificado. En los últimos años, Pdvsa ni siquiera ha podido satisfacer la demanda interna de gasolina que históricamente ha sido de unos 250 000 barriles diarios.

Entre tanto, China y Rusia tienen interés en evitar el colapso total de la industria petrolera de Venezuela porque es la única forma de recuperar decenas de miles de millones de dólares en préstamos e inversiones que han realizado en la última década a los regímenes de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro.

Fuente: https://es.panampost.com/sabrina-martin/2019/08/08/china-eeuu-maduro-refinerias

Read more...

Procolombia • Balance positivo en China con más inversión, conectividad aérea y exportaciones

Oportunidades de inversión china en Colombia, el compromiso de apertura de un vuelo directo entre Colombia y el gigante asiático y exportaciones anuales de banano colombiano a China por US$40 millones, así como la admisibilidad del aguacate hass, son algunos de los resultados que arrojó la agenda cumplida esta semana por el presidente Iván Duque Márquez en China, en compañía de algunos de sus ministros y la presidenta de ProColombia, Flavia Santoro Trujillo.

Durante la Visita de Estado cumplida esta semana en ese país asiático, el jefe del Estado colombiano dio apertura al ‘Foro económico y comercial Colombia y China’, evento organizado por ProColombia en Shanghái y en Beijing, el cual contó con la asistencia de más de 200 empresarios chinos en cada ciudad, correspondientes a sectores como el financiero, infraestructura, energía renovable, comercio electrónico, e importadores de productos agroindustriales

“Esta maratónica agenda organizada por ProColombia es un impulso a las relaciones comerciales entre China y Colombia. Le apuntamos a triplicar nuestras exportaciones a este país, triplicar la llegada de turistas chinos a nuestro territorio y en las múltiples reuniones que sostuvimos sentamos bases sólidas para facilitar la llegada de capital chino a nuestro territorio”, agregó Santoro Trujillo.

Durante el foro en Shanghái, el Presidente Duque se reunió con empresas chinas en busca de oportunidades de inversión en Colombia, pertenecientes a sectores de infraestructura, como China United Engineering, interesada en proyectos de energías eólicas, solar y biomasa; o empresas del sector financiero CMIG, fondo de inversión que adquirió las operaciones de Old Mutual en Colombia y que está explorando proyectos Fintech en el país.

Así mismo, el Mandatario sostuvo encuentros con empresas de tecnología como Zhejiang Dahua, interesada en vincularse a los campos de emprendimiento de C Emprende, bajo la figura de anclas corporativas para el desarrollo de innovación y desarrollo de emprendimiento.

En Beijing, el Presidente Duque se reunió con empresas de tecnología interesadas en implementar inteligencia artificial y proyectos en visión computarizada en Colombia como Sensetime y con empresas de infraestructura y entidades financieras como el Bank of China interesadas en apoyar la inversión de empresas chinas al país.

En esta ciudad se suscribió un acuerdo entre empresas chinas y desarrolladores de proyectos colombianos por más de 1.000 millones de dólares en proyectos de generación de energía con los más altos estándares ambientales.

Visita al Centro de Emprendimiento Changyang El presidente Iván Duque también asistió al Centro de Emprendimiento Changyang, donde conoció el campus especializado en emprendimientos dedicados a los sectores de telecomunicaciones, medios y tecnología, especialmente en desarrollo de software, comercio electrónico, inteligencia artificial, entre otros.

En el contexto de esta visita, gestionada por ProColombia, se planteó la puesta en marcha de un trabajo conjunto para el intercambio de empresas colombianas que puedan llegar a China y aprender de las buenas prácticas de ese país en materia de emprendimiento a través de iNNpulsa y con el apoyo de ProColombia.

De igual forma, en el campus el jefe del Estado visitó dos unicornios chinos, Baidu y Liulishuo.

Baidu es precisamente la compañía con la que, gracias a la gestión liderada por ProColombia, recientemente se firmó un acuerdo para promover a Colombia en su motor de búsqueda y de esta manera llegar a los más de 829 millones de usuarios de internet en China.

Durante el encuentro el Mandatario tuvo oportunidad de ver la información disponible de Colombia en este buscador, como por ejemplo la campaña de promoción del turismo internacional hacia Colombia, ‘Colombia, siente el ritmo’.

Así mismo, el Presidente de la República presentó las oportunidades que ofrece el talento colombiano con miras a la inversión en proyectos de investigación y de inteligencia artificial.

Durante la asistencia al unicornio chino Liulishuo, se identificaron oportunidades de inversión hacia Colombia en materia de desarrollo de aplicaciones de inteligencia artificial especialmente para el sector de educación.

21 empresarios colombianos con agenda paralela ProColombia construyó y ejecutó una agenda paralela para 21 empresarios nacionales, en su mayoría líderes gremiales, la cual incluyó visitas a la empresa WinChain, cuyo principal accionista es el gigante de e - commerce Alibaba, para evaluar la inclusión de productos frescos en las plataformas online chinas.

Una de las opciones para los empresarios colombianos fue precisamente el aguacate hass, una vez se le permita el acceso a este mercado. A su vez, se analizaron alternativas para la carne bovina y porcina, también una vez se finalicen los protocolos de acceso a China.

Los empresarios visitaron también Hema, el supermercado físico de Alibaba, para conocer las tendencias de venta y distribución online de alimentos, tanto procesados como frescos, con una atención especial para la venta en cadenas de fríos como carne de res y de cerdo.

En el contexto del Foro Económico y Comercial en Shanghái, los 21 empresarios colombianos que acompañaron la Visita del Presidente Duque a China tuvieron ocasión de establecer contactos con empresas importadoras del gigante asiático con miras a la exportación de flores, aceite de palma, carnes y frutas.

En la versión del foro en Beijing los empresarios nacionales se reunieron con más de 50 empresas chinas interesadas en profundizar las relaciones comerciales con China en exportaciones, en sectores de flores, aguacate, café, banano y otras frutas, carne bovina, carne porcina, moda, y en inversión en infraestructura y telecomunicaciones.

También en Beijing, aprovechando la presencia empresarial colombiana, ProColombia organizó un seminario para conocer las tendencias del mercado electrónico y aprovechar las plataformas más grandes de China como JD y Alibaba.

Finalmente, este miércoles se suscribió un Memorando de Entendimiento entre Sinosure, entidad que asegura las inversiones o préstamos en transacciones a clientes de compañías chinas, y ProColombia, con el fin de que en sus análisis de condiciones político - económicas por país hagan referencia a Colombia, incluyan proyectos e información de inversión y ambiente político de nuestro país.

Fuente: http://www.procolombia.co/noticias/balance-positivo-en-china-con-mas-inversion-conectividad-aerea-y-exportaciones

Read more...