El Periódico de la Energía • Repsol espera comenzar a explotar su enorme reserva de gas en Brasil en 2026

La petrolera hispano china Repsol Sinopec anunció este martes que espera comenzar a explotar comercialmente en 2026 las gigantescas reservas de gas que descubrió hace casi ocho años en aguas muy profundas del océano Atlántico frente al litoral brasileño.

«El BM-C-33 es uno de nuestros proyectos más importantes y está enfocado en gas. La previsión que tenemos es de comenzar a explotarlo comercialmente en 2026», dijo la directora de operaciones de Repsol Sinopec en Brasil, Lorena Domínguez, en una de las citas del Río Oil & Gas, mayor evento del sector petróleo y gas de América Latina y que comenzó este martes de forma virtual en Río de Janeiro.

«Consideramos que es uno de los proyectos que ayudará a abastecer de energía limpia a Brasil», agregó la ejecutiva.

El BM-C-33 es un bloque de exploración en aguas muy profundas ubicado en el presal de la cuenca marina de Campos a unos 200 kilómetros del litoral de Río de Janeiro y es considerado como una de las áreas más prometedoras de Brasil para la producción de gas por contar con reservas recuperables calculadas en más de 1.000 millones de barriles de petróleo equivalente.

El bloque es explotado por un consorcio en que Repsol Sinopec tiene el 35 % de participación, la noruega Equinor otro 35 % y la brasileña Petrobras el restante 30% y que se adjudicó en 2005 una concesión del Gobierno brasileño para explorar y explotar el área.

Repsol Sinopec fue la empresa operadora de la concesión en los primeros años y la descubridora de las reservas con los pozos Pan de Azúcar, Seat y Gavea, pero ese papel lo ejerce actualmente Equinor.

Pero el desarrollo del área es lento debido a los desafíos que suponen explotar hidrocarburos en una región del océano Atlántico en que la profundidad supera los 3.000 metros.

«El Pan de Azúcar, que fue el pozo descubridor, fue perforado en 2012, pero, tras evaluar la viabilidad, calculamos que tan sólo comenzaremos a operar comercialmente en 2026», explicó Domínguez.

La ejecutiva afirmó que la demora de cerca de 14 años para desarrollar un campo de gas natural no es tan usual y, a modo de comparación, dijo que un proyecto para desarrollar un campo de petróleo tarda cuatro o cinco años.

DIFICULTADES TÉCNICAS Y REGULADORAS PARA EXPLOTAR EL CAMPO

Agregó que, además de las dificultades técnicas, el consorcio también tiene que superar las dificultades para comercializar el combustible en un país como Brasil que aún tiene muy regulado el mercado de gas.

Sin embargo, elogió las reformas que viene promoviendo el Gobierno brasileño en los últimos años para desregular el sector y la Ley del Gas que está en discusión en el Congreso que abre totalmente este sector para la iniciativa privada y derriba barreras que dificultaban la comercialización.

«Brasil está haciendo los cambios necesarios. Hace dos años teníamos mas dudas sobre la viabilidad de los proyectos de gas en el país, pero en los últimos meses hemos visto una gran rapidez en los cambios para abrir el mercado de gas», dijo.

«Aún hay mucho para hacer, aún hay mucho que desregular, pero ya estamos viendo los proyectos con más optimismo», agregó.

Entre tales cambios citó el acuerdo por el que la petrolera Petrobras aceptó compartir con las otras grandes productoras del país los gasoductos submarinos que opera para retirar gas de las reservas en el océano Atlántico.

Citó igualmente la aprobación en agosto pasado por parte del Consejo de Defensa Económica (CADE, regulador antimonopolio) del acuerdo que Repsol Sinopec firmó con Equinor para hacer viable la comercialización en conjunto del gas que sea producido en el BM-C-33.

El acuerdo fue aprobado sin restricciones por el regulador y permite a ambas empresas negociar en conjunto con distribuidoras y con proyectos industriales en marcha la venta a largo plazo del gas que extraerán de su concesión.

Domínguez afirmó que el Plan Estratégico anunciado el mes pasado por Repsol prevé inversiones en doce proyectos, dos de los cuales en Brasil, del que el BM-C-33 es el más importante.

La explotación comercial del campo a partir de 2026 también fue confirmada por la consejera de Cadenas de Valor de Equinor en Brasil, Claudia Brun, igualmente en la Rio Oil & Gas.

«Nuestra previsión es 2026. Esa es más o menos la proyección que tenemos de cuando el gas podrá ser ofrecido al mercado», dio Brun.

Fuente: El Periódico de la Energía

Particle Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores