Blog

Back to Blog

Energy News • Las grandes petroleras revisan su portfolio y perspectivas como consecuencia de la transición energética

Las empresas necesitan racionalizar sus carteras para mejorar el flujo de caja, la eficiencia en cuestión de costes y la competitividad.

Un estudio de Rystad Energy sobre la distribución geográfica de las grandes petroleras, “Majors + o Big Oil”, revela cómo necesitan adaptarse a la transición energética. La transformación exige que las compañías racionalicen sus carteras para mejorar el flujo de caja, la eficiencia en cuestión de costes y la competitividad. Y eso hará que miles de millones de dólares cambien de manos.

El estudio, del que se hace eco World Energy Trade, se centra en las 8 mayores compañías: ExxonMobil, BP, Shell, Total, Eni, Chevron, ConocoPhillips y Equinor. Destaca:

“Las ocho empresas podrían necesitar desprenderse de recursos combinados de hasta 68.000 millones de barriles de petróleo equivalente”.

El valor estimado alcanza los 111.000 millones de dólares, así como compromisos de gasto en 2021 por un total de 20.000 millones de dólares.

Las grandes petroleras y la transición

Según el informe, las grandes petroleras, probablemente, extiendan negocio en países prioritarios, claves en crecimiento potencial de su cartera. En contrapartida, podrían desprenderse de activos y reducir sus posiciones en otros países. El resultado: una reducción del número de posiciones de país de 293 a 90 entre las Major + o Big Oil.

Tore Guldbrandsøy, vicepresidente Senior de Rystad Energy, ha explicado:

«Las compañías buscarán expandirse en los países prioritarios a través de la exploración, adquisiciones o intercambio de activos con otros actores Major+. Sin embargo, para permanecer en un país que nuestros criterios excluyen, una empresa puede en cambio tratar de hacer crecer su negocio local de manera más agresiva para asegurarse de que la cartera tendrá un impacto positivo y más significativo en el rendimiento general».

En base al informe, las Majors + deben salir en total de 203 posiciones en 60 países. Los países restantes después de la selección varían de seis a 16 países por empresa.

“El estudio de Rystad Energy muestra que es probable que todas las compañías mantengan una presencia en los EE.UU. Además, que la mayoría de ellas también pueden permanecer en Australia y Canadá”.

En el otro extremo de la escala hay países con una sola compañía petrolera presente, incluyendo Argentina (BP), Ghana (Eni), Tailandia (Chevron) y Guyana (ExxonMobil).

Es posible que en estos países se centraran otras compañías, dada la menor competencia o la posibilidad de crecimiento.

Acuerdos entre las grandes petroleras

El estudio también apunta a que las grandes petroleras podrían llegar a acuerdos entre ellas para comprar carteras e impulsar su posición en países claves.

Como ejemplo, BP, Eni y ConocoPhillips podrían considerar la adquisición de las carteras indonesias de ExxonMobil, Total y Shell. Las carteras de Shell y Total podrían ser de interés para BP, la empresa con sede en Reino Unido. Eso, en caso de que BP quisiera ampliar su base de activos de GNL en Indonesia y adquirir un nuevo activo de crecimiento.

Pero eso también requeriría un análisis en profundidad de los recursos de la región y de sus posibilidades a largo plazo.

Estudio de Rystad Energy sobre la transición y las grandes petroleras.

Movimiento entre las grandes petroleras

Las compañías llevan meses poniendo a la venta diferentes carteras. Tal es el caso de ExxonMobil, que está planeando varias salidas del país, incluyendo el Reino Unido, Rumania e Indonesia. Por su parte, Shell estaba tratando de salir de un activo clave de GNL en Indonesia en 2019.

Todo ello demuestra que las grandes petroleras son conscientes de que se acelera la transición energética y deben actuar en consecuencia. Y, además, acelerar ellos también para “mejorar el flujo de caja, la eficiencia y la competitividad”.

La situación actual del mercado significa que el efectivo disponible para adquisiciones podría ser limitado y la volatilidad de los precios podría dificultar que compradores y vendedores se pongan de acuerdo sobre una valoración. Una forma alternativa para que las compañías Majors+ salgan de algunos países y crezcan en otros podría ser realizar intercambios entre carteras de países. Esto podría incluir dos o más países para alinear los valores y reducir el elemento de efectivo de un trato.

En esa línea, y como ejemplo:

“BP podría intercambiar su posición en Argelia por las participaciones de Eni en Australia. Como la cartera argelina de BP está valorada en unos 320 millones de dólares y la australiana de Eni en unos 466 millones de dólares, las empresas tendrían que encontrar condiciones adicionales para igualar un canje. Otro ejemplo podría ser que Shell intercambie sus activos en Noruega por la cartera de Total en Omán”.

Finalmente, el estudio no contempla que las grandes petroleras se desprendan de los activos más contaminantes para cumplir con la reducción de emisiones.

Fuente: Energy News

Compartir:
Back to Blog