Blog

Back to Blog

Los Tiempos • YPFB aplica “plan 24 horas” hasta el domingo, pero la demanda persiste

Ante la demanda registrada por la provisión de combustibles en todos los surtidores del país, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) anunció aplicar un plan especial, consistente en la provisión a las estaciones de servicio durante 24 horas, hasta el siguiente domingo y aseguró que no existe desabastecimiento.

Sin embargo, pese a la explicación y al compromiso de la estatal petrolera, las colas en los surtidores persistían hasta anoche, en las tres principales ciudades del país: La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, un fenómeno visto desde el pasado martes.

El vicepresidente nacional de Operaciones de YPFB, Jorge Velarde, informó que desde ayer y durante los próximos tres días se proveerá combustible durante las 24 horas a los surtidores del país con la finalidad de frenar la “falsa crecida” de la demanda generada por la proximidad de las elecciones generales.

“Antes entregábamos combustibles desde las plantas de almacenamiento en todos los departamentos hasta las 5 horas de la tarde, pero ahora lo vamos a hacer durante las 24 horas”, dijo Velarde, a tiempo de pedir a los encargados de surtidores tomar en cuenta esta nueva modalidad para abastecer la demanda.

En ese sentido, llamó una vez más a la población para que mantenga la calma al existir el combustible suficiente para abastecer la demanda, antes, durante y después de las elecciones generales y no hay motivos para entrar en pánico generando una demanda ficticia parecida a la que se ve cuando la gente entra a los supermercados a comprar alimentos.

Un día antes, el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, dio una explicación parecida e indicó que YPFB tenía combustible estocado para una semana, y que la “falsa demanda” sólo tenía un fin desestabilizador.

En Cochabamba, sin embargo, las colas en los surtidores persistieron desde la mañana, aunque en menor magnitud en la noche, lo mismo que en La Paz. En Santa Cruz, varios surtidores habían dejado de atender, cerraron accesos con conos amarillos y exponían su anuncio de que no había diésel.

El presidente de la Cámara de Transporte Pesado, Rubén Alvarado, indicó que en todo el país hay una escasez de combustible que el Gobierno no quiere admitir.

Detalló que las largas filas para la compra de diésel y gasolina son constantes y continuaban hasta anoche.

Explicó que los conductores deben hacer cola de hasta 24 horas en los surtidores para comprar combustible, lo que demora el transporte de su carga.

El diésel faltó por trabas en hidrovía

El vicepresidente de Operaciones de YPFB, Juan Carlos Velarde, destacó también que gracias a la planificación se han superado los inconvenientes iniciales durante la pandemia, provocados por el cierre de algunos puertos por donde se importaba diésel y gasolina y la baja del caudal de aguas de la hidrovía Paraguay-Paraná.

Agregó que se habilitaron vías alternativas con la finalidad de tener abastecido el mercado de carburantes en Bolivia.

Indicó también que en coordinación con la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) realizarán las investigaciones en caso de detectarse que se está acopiando carburantes con fines especulativos.

Fuente: Los Tiempos

Compartir:
Back to Blog