Blog

Back to Blog

Diálogo Chino • Con nuevo presidente, Argentina evalúa mayores lazos con China

Después de cuatro años de idas y venidas en la relación, Argentina pronto podría renovar sus lazos con China cuando el presidente electo de izquierda, Alberto Fernández, asuma la presidencia el 10 de diciembre.

El candidato peronista ganó las elecciones del pasado fin de semana con el 48% de los votos en la primera vuelta, evitando una segunda vuelta y poniendo fin a las escasas esperanzas de reelección del presidente Mauricio Macri. La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner se postuló como vicepresidenta junto a Fernández.

Argentina está al borde de un nuevo default, que probablemente impactó en el 40% de los votos obtenidos por Macri. El país tiene una deuda creciente, incluyendo la del Fondo Monetario Internacional (FMI), y en el horizonte aparecen lazos más estrechos con China, un acreedor importante.

“Es probable que Argentina tenga lazos más profundos con China bajo la administración de Fernández», dijo Sergio Cesarin, coordinador del Centro de Estudios de Asia-Pacífico e India (CEAPI) de la Universidad Tres de Febrero. «Los proyectos chinos que habían sido cuestionados por Macri ahora se reactivarán».

Bajo el segundo mandato de Fernández de Kirchner (2011-2015), Argentina firmó 20 tratados de cooperación y acordó una serie de paquetes financieros para proyectos de infraestructura construidos por China, incluido un controvertido complejo nuclear y dos importantes represas. Macri manifestó su preocupación por los acuerdos, aunque finalmente se negó a cancelarlos.

Señales políticas de Fernández
Aunque Fernández ha dado muy pocas señales sobre cuáles serán sus políticas diplomáticas, con frecuencia ha hecho referencia a China. Sugirió a Macri que no apreciaba el papel de China como un inversionista extranjero confiable y le dijo al FMI que se apoyaría en China si no eran más flexibles en el pago de la deuda.

Fernández ya se reunió con Zou Xiaoli, embajador de China en Argentina, durante la campaña presidencial y algunos se sus asesores claves en política exterior, como Jorge Argüello y Jorge Taiana, visitaron recientemente la embajada china en Buenos Aires.

Después de las elecciones, Geng Shuang, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, felicitó rápidamente a Fernández por su victoria, alegando que valoran los lazos con Argentina y trabajarán por un «progreso estable» en la relación. Además, el presidente chino Xi Xinping, envió una carta a Fernández.

Rafael Gentili, presidente del Laboratorio de Políticas Públicas (LPP), un centro de estudios progresistas, considera que la relación entre el nuevo gobierno y China será «estrecha» y «discreta», orientada a mantener el compromiso chino en una serie de áreas clave.

Argentina tiene una alianza estratégica integral con China, un estatus diplomático que este último confiere solo a unos pocos países.

El país también se ha beneficiado de un canje de divisas de US$19 mil millones, que ayudó a reforzar las reservas de divisas del Banco Central que han caído en US$28 mil millones en los últimos seis meses. Una primera parte del canje estuvo a cargo de Fernández de Kirchner. Macri acordó una extensión.

La revisión de Macri de las represas respaldadas por China en la Patagonia y las centrales nucleares en Buenos Aires condujo a algunos cambios y los proyectos sufrieron una reducción. Incluso después de estos cambios, todavía están esperando confirmación.

Ahora, los expertos creen que los proyectos, cuestionados por expertos ambientales y energéticos, podrían tener un impulso bajo la administración de Fernández. Sin embargo, China no será necesariamente el foco principal de las relaciones exteriores de Argentina, ya que el país proyecta estar en buenos términos con otros acreedores internacionales.

“Fernández intentará construir una relación madura con China y Estados Unidos, con el objetivo de obtener lo mejor que pueda de ambos países. Si China quiere invertir y proveer financiación, entonces resultará genial. La necesidad prevalecerá sobre la ideología «, dijo Marcelo Elizondo, experto en comercialización de la consultora DNI.

Wang Ping, profesor en la universidad de Nakai en China, escribió en un blog que las políticas fallidas de Macri han llevado al desencanto con el modelo neoliberal de Argentina, resaltando la necesidad de una mayor intervención estatal.

The Paper, medio de comunicación de Shangai, publicó un comentario en el cual expresó sus interrogantes sobre el desarrollo económico de Argentina y resaltó que no habrá soluciones en el corto plazo más allá de las elecciones. Además, The People’s Daily afirmó que las políticas de Fernández generan expectativa.

El rol del Mercosur
Además de un nuevo gobierno en Argentina, Uruguay también elegirá un nuevo presidente el próximo mes. Los cambios políticos en la región probablemente tendrán consecuencias para el mercado común del Mercosur, cuyos miembros permanentes son Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, y en la relación del bloque con China.

En los últimos años, Uruguay ha impulsado un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y China, aunque el primero aún no lo ha considerado completamente a nivel interno. El país organizó una cumbre China-Mercosur el año pasado en Montevideo y posicionó como prioridad un potencial acuerdo en el debate de la agenda.

Uruguay también ha discutido la posibilidad de firmar un acuerdo comercial bilateral con China, algo que no está permitido bajo las reglas del Mercosur. China comparte este interés y menciona en su documento marco de 2016 sobre América Latina su deseo de «explorar el potencial comercial bilateral».

Ignacio Bartesaghi, decano de la Facultad de Estudios Empresariales de la Universidad Católica de Uruguay, dijo que Fernández probablemente tendrá una política económica más proteccionista, que cambiaría la dinámica del Mercosur y crearía tensiones entre Argentina y el resto del bloque.

Estas tensiones ya son visibles. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, dijo que no felicitaría a Fernández por su reciente victoria y amenazó con abandonar el Mercosur si Argentina no continúa el enfoque de libre mercado auspiciado por Macri. Argentina y Brasil comparten fuertes vínculos comerciales, por un valor de US$12 mil millones en lo que va del año.

Brasil será el anfitrión de la próxima cumbre del bloque a principios de diciembre, antes de que Fernández asuma el cargo. El tema clave será la propuesta de Bolsonaro sobre el recorte de los aranceles para más de 10,000 productos importados por los países miembros, una idea que Fernández probablemente desafíe.

“Probablemente, Fernández impulse una política más industrial, por lo que no tendrá sentido que adopte un acuerdo de libre comercio con China, ya sea con Mercosur o bilateralmente”, dijo Julieta Zelicovich, experta en relaciones internacionales. “No veo un acuerdo comercial entre el Mercosur y China en el horizonte”.

Fuente: https://dialogochino.net/31387-new-argentina-president-looks-set-to-deepen-china-ties/?lang=es

Compartir:
Back to Blog