Blog

Back to Blog

Regiones accederán a recursos externos ante baja del petróleo

SEGÚN GARCÍA LINERA, LOS INGRESOS CAERÁN A LOS NIVELES DE 2013
Los organismos que pueden dar créditos al Gobierno son la CAF, el BID y el BM. De lo que se gestione se espera canalizar $us 450 millones para las regiones.
Por primera vez las gobernaciones podrán acceder  a los créditos que el Gobierno gestiona ante los organismos internacionales para afrontar  la  reducción en sus presupuestos por la caída del precio internacional del petróleo, informó ayer el vicepresidente Álvaro García Linera.
Se prevé obtener créditos del Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la CAF -Banco de desarrollo de América Latina. Se   prevé financiar alrededor de 450 millones de dólares a un plazo de hasta 20 años.
“Las gobernaciones, por primera vez, podrán  acceder a créditos de organismos internacionales para las gestiones 2015 y 2016, de cerca de 450 millones de dólares”, anticipó.
El Gobierno proyectará los ingresos  en el  Presupuesto General del Estado  2016, con   un precio de  45 dólares el barril de petróleo.
Para este año se fijó un precio de 80,3 dólares el barril de petróleo, aunque en los últimos meses la cotización no sobrepasó los 50 dólares desde junio de 2014, cuando superó  los 110 dólares.
Ayer, el WTI, de referencia para el país, cerró en 47,15 dólares, según EFE.
García Linera confirmó que el Gobierno tiene la opción de préstamo de 500 millones de dólares del Banco Mundial, y de ese  total destinado  a la administración central se apartará entre  100 y 150 millones de dólares  para  las gobernaciones.
La CAF puede canalizar   450 millones de dólares, de los cuales se puede ceder entre 50 y 100 millones de dólares a las regiones. “Entonces eso ayudará mucho a las gobernaciones,  es un apoyo extraordinario”, dijo.
Un presupuesto extra
Precisó que el monto es un recurso extra al fideicomiso de 456 millones de dólares que se creará con recursos del Banco Central de Bolivia (BCB). Este último está incluido en el proyecto de ley de ajuste del Presupuesto General del Estado (PGE) 2015.
“En tanto se realicen los trámites del crédito internacional con la CAF, el BID y el BM, las gobernaciones accederán a un fideicomiso temporal otorgado por el BCB, lo que permitirá contar con recursos de manera inmediata para atender los temas de urgencia. El mecanismo es un crédito internacional con fideicomiso temporal del BCB; entonces, es una ayuda extra para las gobernaciones”, explicó.
Los departamentos podrán pagar en un plazo de  15 a 20 años y no  afectará “mucho” a los ingresos futuros de las regiones.
También dijo que espera que el fideicomiso del BCB  sea temporal y no pase de los dos años.  Servirá para atender proyectos de urgencia, explicó.
En ambos casos, el financiamiento será para paliar los efectos negativos de la reducción en los presupuestos de los gobiernos departamentales, ocasionados por la baja del precio del crudo que, según García Linera, serán similares a los de  2013.
“Habrá una rebaja parcial en los ingresos del Tesoro, de los municipios y gobernaciones. Calculamos, en general, que los departamentos van a retroceder a los niveles que recibían en 2013. Lo que en verdad no representa una gran caída, porque desde 2005 hubo un crecimiento sostenido hasta 2014, y en 2015 se estabilizó. En 2016 vamos a bajar hasta  los niveles de  2013 y ahí, creemos, que  vamos a estabilizarnos  para volver a remontar hacia arriba”, remarcó.
Los ingresos por regalías e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) en 2013 llegaron a 24.185 millones de bolivianos. En 2014 bajaron a 16.479 millones de bolivianos y este año se proyectaron 20.276 millones de bolivianos en el PGE.
Arce asegura que en el país no se siente la crisis
El ministro de Economía, Luis Arce, afirmó ayer que los bolivianos no sienten la crisis internacional derivada de la caída del precio internacional del petróleo, que se remonta a junio de 2014.
“Los precios del petróleo comenzaron a caer desde junio (de 2014), y estamos hablando de casi 15 meses de crisis, entonces, esa crisis, ¿ustedes la sienten? No, ¿verdad? Entonces estamos bien, la economía sigue creciendo, los precios, como lo venimos diciendo, no son la causa del crecimiento de la economía como dijeron los neoliberales”, respondió cuando se le  consultó  si la economía del país   está o no blindada ante la crisis.
Por ejemplo, dijo que Bolivia tiene Reservas Internacionales Netas (RIN)  que conforman una caja de ahorro que se puede emplear   en cualquier momento.
El Gobierno, dijo, está tranquilo porque la economía  está bien, se tiene una inflación baja (a agosto se reportó una inflación acumulada de 1,91%).
“Bolivia está como si nada hubiera pasado. Evidentemente hay reducción de los ingresos de exportación, pero eso no está mermando la capacidad de producción”, aseguró la autoridad.
El vicepresidente  Álvaro García Linera también sostuvo  que, en un año de crisis económica  mundial, Bolivia  es el único país que está resistiendo, a diferencia de otros que muestran tasas de decrecimiento en su PIB.
Inversión pública  será superior a 7.200 millones de dólares
El Gobierno calcula  que el presupuesto de  inversión pública para 2016 será de  7.200 millones de dólares o más, pese a la caída del precio internacional de las materias primas.
“Está garantizado que la inversión pública será igual o un poco más que este año, incluyendo empresas públicas, 7.200 millones de dólares. No se olviden que hace nueve años la inversión pública era de 600 millones de dólares”, aseguró ayer el vicepresidente Álvaro García Linera.
Según la autoridad,   pese al panorama adverso del contexto internacional, que afecta a varias economías, en 2016 se mantendrá el ritmo de crecimiento de Bolivia debido a que ya se asumen medidas anticíclicas, y que en lugar de disminuir el presupuesto de inversión se lo mantendrá o superará.
 Por ejemplo, afirmó que el Gobierno nacional destinará 1.600 millones de dólares para la   construcción de  hospitales de segundo y tercer nivel.
El presupuesto de inversión pública para este año asciende a   6.179 millones de dólares.
El 79% es  financiado con recursos propios y el 21% con fuentes externas.
 Entre los proyectos que figuran están la construcción de la planta de urea y amoniaco, el programa sectorial de apoyo a la infraestructura en educación y la segunda fase de la construcción e implementación del transporte por cable (teleféricos La Paz y El Alto), entre otros.
El Órgano  Ejecutivo prevé un crecimiento económico de 5% este año, gracias al impulso de la demanda interna que se incentiva con bonos sociales.
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog