Blog

Back to Blog

Expertos: Para vender gas a Perú se precisan más reservas

LOS ESPECIALISTAS CALIFICAN DE INTERESANTE EL MERCADO DEL SUR PERUANO
Bolivia reportó, al 31 de diciembre de 2013, reservas probadas de gas natural de 10,45 TCF, reservas probables de 3,50 TCF y posibles de 4,15 TCF.
Analistas consideran viable la exportación de gas natural a Perú, mediante el tendido de  un gasoducto, pero antes el país   debe incrementar sus reservas de hidrocarburos.
El martes por la noche, el Ministerio de Hidrocarburos informó que Bolivia y Perú  suscribieron un Acuerdo Interinstitucional para el abastecimiento de gas natural a través de  un gasoducto que llegará  al sur peruano.
“Es muy interesante este acuerdo (de intercambio energético) al que se ha llegado con Perú,   porque  hay todas las posibilidades para concretarlo. En capacidad,  de acuerdo a los estudios de YPFB, nosotros tenemos reservas para abastecer  sin problema hasta 2025, tanto a los mercados de exportación como al interno”, explicó el exsuperintendente de Hidrocarburos  Hugo de la Fuente.
Es importante conocer cuánto de volumen del energético boliviano requerirá el vecino país.
Según el experto, el país debe elevar sus  reservas,  mediante la inversión en exploración y explotación, y transformar las reservas probables en probadas. “El hecho de que haya nuevos mercados es un incentivo para las empresas operadoras. Por ejemplo, cuando se abrió el mercado de Brasil las reservas de Bolivia eran bajas”, recordó.
Hasta 2013 la canadiense GLJ Consultants  certificó una reserva probada de 10,45 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas. Además, se  reportó  3,50 TCF de reservas probables y 4,15 TCF de   posibles.    El consumo anual es de 0,8 TCF, según informes oficiales.
El exministro de Hidrocarburos  Guillermo Tórrez consideró que el país primero tiene que preocuparse en garantizar la provisión del energético al mercado interno y a los de exportación, Brasil y Argentina.
Incluso mencionó  que ya está a la vuelta la renegociación con el mercado brasileño, contrato   de gas que vence en 2019.
“Mientras no se encuentren nuevas reservas, uno no puede comprometerse, sino por el contrario, tiene que cumplir con el compromiso. En el caso del mercado peruano, lo que hay que preguntarles es cómo va su proyecto del Gasoducto del Sur, luego ver las posibilidades de venta”, dijo.
Álvaro Ríos, exministro de Hidrocarburos, manifestó  que Bolivia “siempre” debe buscar alternativas para desarrollar su gran potencial de gas natural, estimado entre  60 a 70 TCF.
“La posibilidad de exportar gas natural es con una mirada de largo plazo y de ninguna manera es inmediata, debido a que no hay reservas, ni infraestructura desarrrollada ni mercados asegurados contratados”, afirmó.
De momento el país lo único que puede vender de forma  inmediata  es gas licuado de petróleo, porque en la región andina de Perú  hay una demanda insatisfecha. Además,  ese país  importa de  lugares alejados y a un costo alto por  transporte.
El acuerdo suscrito
El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, confirmó ayer  que Perú está interesado en comprar gas e instalar una planta de petroquímica.  “Todo está en análisis, se quedó en  que se evaluará y ver  si es que le conviene al Estado boliviano  para construir el gasoducto, proveer gas e instalar alguna planta petroquímica para Perú”, anticipó.
En la actualidad, el país transporta en promedio 31 millones de metros cúbicos día de gas natural hacia Brasil  (MMmcd) y 16 MMmcd a Argentina. Para el mercado interno se destina un promedio de 10 MMmcd. Todos suman un total de 57 MMmcd.
Al primer trimestre de este año, reportó YPFB, la producción de gas natural alcanzó a 62,03 MMmcd.
Con las reservas actuales, en julio de 2014 el presidente Morales aseguró que   garantizan hasta  2025 los requerimientos del mercado interno, de la exportación e incluso de la industrialización.
YPFB gestiona internacionalización de su experiencia
YPFB Corporación iniciará su internacionalización en países limítrofes, como Perú y Paraguay, con actividades en distribución y comercialización, tareas  en las que la empresa estatal cuenta con  gran experiencia.
“YPFB inició todas las gestiones para desarrollar actividades internacionales, mediante la distribución de gas natural por redes y comercialización de GLP en el sur del Perú, aprovechando una alianza estratégica con Petróleos del Perú (Petroperu). Así YPFB materializará uno de sus objetivos empresariales, la internacionalización de sus actividades”, destacó ayer el presidente de la estatal petrolera, Guillermo Achá.
En el marco de la conformación del Comité Binacional de Hidrocarburos, con la participación de la ministra de Energía y Minas de Perú, Rosa María Ortiz, y su similar de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, YPFB presentará el 10 de julio en  Perú una propuesta económica sobre los precios de exportación de GLP, los costos de transporte y distribución y las utilidades que puedan obtener tanto YPFB y Petroperú.
Sobre el tendido de redes de gas natural, YPFB se presentará a una licitación pública internacional para constituirse en distribuidor de Gas Natural Licuado (GNL) en siete ciudades del sur peruano, señala una nota de prensa.
A partir de la puesta en marcha de la planta de GNL, en Santa Cruz, se tendrá excedentes.
Desde la nacionalización, en 2006, hasta finales de 2014 se concretaron  467.000 instalaciones domiciliarias, la construcción de más de 11.069  kilómetros  de red secundaria y más de 1.300 kilómetros de red primaria.
El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, señaló también que ambas naciones harán efectivo un intercambio de experiencias e información respecto a las cuencas conjuntas entre Perú y Bolivia, Madre de Dios y Sub Andino Norte.
YPFB brindará a Petroperú todo el know how (experiencia) de supervisión, fiscalización, seguimiento para las empresas operadoras, a partir de su experiencia a través del Centro Nacional de Medición y Control con el sistema denominado Scada.
El  gasoducto
Construcción Bolivia impulsa la construcción del Gasoducto Incahuasi Cochabamba (GIC), que se hará en dos fases,  ambos sumarán 502 kilómetros. Es un ducto que atravesará gran parte del país. La obra, que tendrá un diámetro de 24 pulgadas, demandará alrededor de  466 millones de dólares. Este gasoducto conectará los campos con el occidente. En  mayo pasado, YPFB Transporte informó que  se prevé un crecimiento sostenido de la demanda del sector industrial y doméstico, en especial en las ciudades de Sucre, Potosí, Oruro y del eje troncal (Santa Cruz, Cochabamba y La Paz). En la estatal también informaron que el gasoducto se puede interconectar con el Gasoducto del Sur  Peruano, que impulsa el país vecino.
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog