Tag - PE en los medios

FORO Amazonía e integración energética convocan al debate de activistas y académicos (ERBOL)

ERBOL 2019-07-22 Con el objetivo de analizar y promover el debate sobre las agendas las principales tendencias del modelo energético en la región y su relación con las tendencias globales, identificando los principales cambios e impactos en la integración regional y gestión territorial en la amazonia, el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario – CEDLA, la Plataforma Energética y el rectorado de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), organizan el Foro: “La Amazonía en el marco de la integración energética regional - Situación y perspectivas: una mirada desde Brasil y Bolivia”. El evento reunirá a los expositores nacionales y extranjeros:Luis Novoa, profesor de la Universidad de Rondonia, Brasil; Francisco Kelvim Nobre  Da Silva representante del Movimiento de Afectados por Represas Brasil; Roger Cortez docente investigador de la UMSA y Carlos Revilla, investigador social, este miércoles 24 de julio, a partir de las 08:30 am, en el Paraninfo de la UMSA. El evento también busca, promover y consolidar una plataforma de conocimiento sobre las transformaciones económicas y sociales en la amazonia producto de políticas públicas que impulsan un modelo energético e integración regional a partir del impulso a megaproyectos y de proyectos extractivos que aseguren renta al Estado. También, establecer un dialogo con organizaciones y movimientos sociales, a partir de una agenda de conocimiento que fortalezca las acciones de interpelación y debate de estas organizaciones. En Bolivia diferentes organizaciones y poblaciones indígenas, advirtieron que la construcción de la hidroeléctrica El Bala y Chepete, afectaría al menos a seis pueblos indígenas:chimanes, mosetenes, lecos, chupiamonas, tacanas y eseijas, además, a dos reservas naturales que son el Madidi y Pilon Lajas. LEA LA NOTA EN: https://erbol.com.bo/nacional/amazon%C3%ADa-e-integraci%C3%B3n-energ%C3%A9tica-convocan-al-debate-de-activistas-y-acad%C3%A9micos?fbclid=IwAR0-bWWiWTeWYXQGTl-JrDI2t8Rhuh-TWstyh9q131wwCgPGJvkSoxnkoSU

La inversión minera en Bolivia se estanca frente a los vecinos (PÁGINA SIETE)

PÁGINA SIETE. 2019-07-20 La inversión minera en Bolivia está estancada frente a los proyectos del sector que ejecutan empresas privadas en Perú y Chile. La principal causa de esta “sequía” se atribuye al tema impositivo, según un análisis de la Fundación Milenio. “La valoración de Bolivia en la última medición anual continúa siendo tan mala como en los años anteriores. Esto es lo que reflejan los puntajes que obtiene nuestro país en la mayoría de los indicadores utilizados por el reporte anual del Instituto Fraser, de Canadá, que recoge las opiniones de expertos y ejecutivos de empresas y clasifica a los países según su atractivo para captar inversión minera”, se lee en el Informe Nacional de Coyuntura, elaborado por la fundación. En el Índice de Atractivo de Inversión 2018, Bolivia ocupó el puesto 74 entre 83 países. El puntaje obtenido llegó a 48,5, es decir, 36 puntos menos que Chile; 33 menos que Perú; 25 menos que México; 14 menos que Colombia; 11 menos que Ecuador, y 10 puntos menos que Brasil. El Índice de Atractivo de Inversión conjuga tanto el potencial minero de los países como la percepción de la aptitud de las políticas gubernamentales para captar inversiones extranjeras.   Además, se evalúa  aspectos  como la regulación ambiental y laboral, el régimen tributario, las barreras arancelarias, la estabilidad política, el sistema legal y el grado de incertidumbre en la aplicación de las normas, la protección de los derechos mineros, la infraestructura, la información geológica, la habilidad y experiencia de la fuerza laboral. Milenio informó que Bolivia es un país minero por tradición e historia, y la abundancia de sus recursos mineros está fuera de duda. No obstante, también se conoce que el país tiene muchas restricciones para poner en valor esos recursos, que están inexplorados, sin aprovechamiento. De acuerdo con los datos más recientes publicados por el Ministerio de Minería, en 2017 la inversión privada registró 252,8 millones de dólares; si bien el monto es superior al registrado en 2016, cuando sólo hubo 41,6 millones de dólares;  sin embargo, ya no se ven cifras como las de 2008 (infografía). Es así que desde hace varios años sólo se conocen las inversiones de firmas como San Cristóbal, Manquiri, Illapa  o San Vicente. En la lista estaba South American Silver, pero la mina que operaba, Mallku Khota, fue revertida  por el Estado en 2012. A las cifras oficiales, si se le suma la inversión estatal, en 2017 no se llegó ni a 400  millones de dólares. En comparación con Perú, la cartera de proyectos de construcción de mina para 2018 consta de 48 planes, por un monto global de inversión que llega a los 59.134 millones de dólares. Los recursos provienen principalmente de  11 países, encabezados por Reino Unido, con cinco proyectos que ascienden a  11.930 millones de dólares. Siguen en importancia las inversiones de China  y, en tercer lugar, Canadá. En el caso de Chile, pese a los vaivenes del mercado, la inversión minera en ese país se mantiene activa, con 46 proyectos valorados en 36.159 millones de dólares, desde 2006 hasta  la fecha. El catastro de inversiones mineras para el período 2018-2027 incluye 44 proyectos. Las inversiones  provienen particularmente de 11 países, liderados por el propio Chile, con 60% de la inversión total, y Codelco y Antofagasta Minerals como operadores principales. Luego siguen Canadá y Australia, entre otros.      El análisis Para el investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), Alfredo Zaconeta, es evidente que la inversión en minería, tanto estatal como privada, fue casi mínima en la década pasada. Por ejemplo, en 2008 ambas alcanzaron  519 millones de dólares, y, a partir de entonces, cayeron. “A 2019, el país no conoce de un nuevo proyecto minero que se haya puesto en marcha, los proyectos presentados en instancias internacionales no lograron copar la atención de los inversionistas. Por lo mismo, no podríamos hablar de renovación minera, por el contrario, sí podemos hablar de agotamiento de yacimientos”, consideró Zaconeta. El experto atribuyó el desinterés de parte de las empresas privadas a la falta de proyectos serios y con reservas probadas, desarrollados a través de estudios y avalados por Comibol o por el Servicio Geológico Minero. Indicó que,a en 2018, Oruro redujo su recaudación minera de  14,4 millones de dólares de 2017, a 13,6 millones, por la caída internacional del precio de los minerales, pero también por la falta de prospección y exploración. “¿Qué paso con los proyectos Chulcani, Culta, Negrillos, la franja Poopó y Conde Auque? Lo que las autoridades tienen que entender es que la minería se hace con prospección y exploración, si no, Oruro va rumbo a su ocaso minero”, advirtió.   LEA LA NOTA EN: https://www.paginasiete.bo/economia/2019/7/20/la-inversion-minera-en-bolivia-se-estanca-frente-los-vecinos-224719.html

Cedla: Brasil bajará compra de gas hasta llegar a los 9 MMmcd (PÁGINA SIETE)

PÁGINA SIETE (2019-07-19) Con la conclusión oficial del contrato de compra-venta de gas natural entre Petrobras y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) consideró que los volúmenes requeridos por el mercado vecino bajarán hasta situarse en nueve millones de metros cúbicos día (MMmcd). “Petrobras reducirá su demanda hasta llegar al volumen de la producción que realiza su filial Petrobras Bolivia, unos nueve millones de metros cúbicos día, y hasta completar el volumen contratado (1,7 trillones de pies cúbicos)”, anticipó el investigador del Cedla, Carlos Arze, en una exposición que ofreció sobre las perspectivas de exportación del gas a Brasil. El acuerdo comercial que venció el 11 de julio establecía un volumen mínimo de compra de 24 MMmcd de gas y un máximo de entrega de 30,08 MMmcd.  Sin embargo, en la actualidad el mercado brasileño nomina un promedio de 12 MMmcd al mes. Para el experto,  la demanda del  mercado brasileño disminuirá debido a la creciente producción interna del presal y por la mayor oferta del Gas Natural Licuado (GNL) a precio menor, como ya sucedió con  Argentina, que desarrolló e incrementó su producción con Vaca Muerta. Otra de las perspectivas en la relación comercial energética con Brasil, según Arze, es que a futuro habrá “contratos flexibles”  con  nominaciones distintas y estacionales; no habrá acuerdos de largo plazo que permitan desarrollar reservas. Apuntó que Brasil buscará la indexación al precio del GNL y no al petróleo como rige ahora. Sobre el incremento de la producción en Brasil, sostuvo que en el anterior lustro ésta subió de 60 MMmcd a 109 MMmcd, mientras que la importación del gas boliviano cayó hasta los 12 MMmcd, lo que refleja que la dependencia se fue reduciendo. Con su nueva política energética, se prevé que a partir de 2020 la producción de Brasil subirá hasta alcanzar 170 MMmcd de gas natural, por el incremento en los bloques de concesión y que son operados por privadas.     El contrato de compra-venta Bolivia suscribió un contrato  tipo Gas Supply Agreement con Brasil en 1996, pero entró en vigencia desde julio de 1999. En el documento se estableció, además de los volúmenes mínimos y máximos, la inclusión del gas combustible, de 1,5 MMmcd, de manera que en total se debía enviar 31,5 MMmcd cada mes. Sin embargo, desde fines de 2018, la entrega se redujo hasta llegar a los 12 MMmcd, que se promedió en lo que va del año. Esto ocasionó que Bolivia deba completar todo el volumen contratado, que se estima llegue a cumplir hasta 2023, según el Ministerio de Hidrocarburos. Al respecto, el presidente de la petrolera estatal, Óscar Barriga, afirmó que   se cumplió  20 años de exportación de gas natural a Brasil; un acuerdo comercial que está en proceso de cierre y que tuvo  aspectos positivos y negativos. “La preocupación de los bolivianos está en el futuro de ese mercado y de las relaciones comerciales con nuestro vecino. Brasil vive una realidad económica con tendencia a liberalizar varias actividades económicas, entre ellas la energía y las fuentes de energía, como el gas. Esto marca un cambio de escenario para analizar las perspectivas, oportunidades y negocios que interesan a Bolivia”, escribió  en un artículo para El Deber. En criterio de Barriga, se tiene varias posibilidades  para  construir una agenda que fusione los intereses de ambos países, mediante la negociación directa con estados como   Mato Grosso do Sul, Paraná, Santa Catarina y Río Grande do Sul, entre otros. Citó que Mato Grosso asumió un liderazgo en el desarrollo de los agronegocios y  aumentará su producción agropecuaria con base en una mayor demanda de fertilizantes, suplementos nutricionales y combustibles, sectores en los que se encuentra las oportunidades de Bolivia. LEA LA NOTA EN: https://www.paginasiete.bo/economia/2019/7/19/cedla-brasil-bajara-compra-de-gas-hasta-llegar-los-mmmcd-224582.html

ANF • Cedla: Sinohydro y Railway, las empresas más denunciadas por violaciones laborales

El Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) identificó a las empresas chinas Sinohydro y Railway como las firmas asiáticas más denunciadas en el país, por la vulneración de derechos sociolaborales entre el 2015 y junio 2019, en tanto que Sinopec y la minera D´Cobre fueron las más denunciadas por incumplir normas ambientales.

El aumento en el número de denuncias en contra de las empresas chinas coincide fuertemente con la llegada de estas compañías de construcción de infraestructura al país en el 2015, según el estudio “Empresas chinas: denuncias sobre derechos de los trabajadores y situación ambiental 2015-2019” publicado en la revista Plataforma Energética.

En el periodo que abarca el estudio, se registraron 470 denuncias socio-laborales y ambientales en contra de 17 empresas chinas.

Las principales denuncias interpuestas por los trabajadores bolivianos están relacionadas con la vulneración de derechos socio-laborales. Las tres más recurrentes están referidas al maltrato físico y psicológico, la falta de seguridad industrial (uniformes y/o herramienta de trabajo) y falta de seguridad social referido al seguro médico y/o aportes a las Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP).

Sinohydro Corporation Limited Sucursal Bolivia, es la compañía que concentra la mayor cantidad de denuncias (153) pero también el mayor número de proyectos conflictivos en el país: seis en total.

Esta compañía cuenta con dos proyectos de infraestructura hidroeléctrica en el país: Ivirizú y la recién terminada San José en Cochabamba, además de cuatro de infraestructura carretera en las vías: El Salto-Padilla (Sucre), la doble vía Montero-Yapacaní (en la ruta Santa Cruz- Cochabamba), El Sillar (Cochabamba) y la recién terminada doble vía Ivirgarzama-Ichilo (tramo de la doble vía Santa Cruz-Cochabamba), su obra más conflictiva con casi la mitad de las denuncias.

De hecho, cuando Sinohydro concluye la doble vía Ivirgazama-Ichilo en noviembre de 2018, esta empresa subraya que la entrega de este proyecto significaba un hito “porque marca la primera meta de la compañía en el mercado de obras de ingeniería en Bolivia”.

Sin embargo, basándonos en los numerosos conflictos presentados en la obra, con un total 53 denuncias socio-laborales, siete paros y una huelga de hambre por parte de los trabajadores y siete conflictos con los pobladores aledaños a la obra, durante sus cuatro años de construcción, el Cedla considera que “esta obra puede considerarse un hito en lo que se refiere a vulneración de derechos socio-laborales”.

Luego de varias inspecciones por parte del Ministerio de Trabajo, en abril 2016, el ente sanciona a la firma con una multa por 340 mil bolivianos (equivalente a $us 40 mil) por incumplimiento a leyes sociales, hasta ahora la multa más grande impuesta a una empresa china en el país, según la base de datos.

Por este tipo de vulneraciones a los derechos de los trabajadores que se repite en otros proyectos como la carretera Padilla-El Salto, el Ministerio ha caracterizado la actitud de la empresa de: “reacia a acatar las disposiciones laborales y de seguridad ocupacional vigentes en el país”.

En segundo lugar, se encuentra la china Railway Construction Corporation (International Limited) (CRCC), con 87 denuncias en su contra, las mismas se concentran en un solo proyecto, la construcción de la carretera Rurrenabaque-Riberalta en el departamento de Beni, convirtiéndose en la obra más conflictiva del país.

En tercer lugar, se encuentra Harzone Industry Corporation con 38 denuncias. La empresa está a cargo de dos proyectos carreteros: el tramo carretero Porvenir-Puerto Rico (Pando) y el tramo Veracruz-Paracaya (doble vía al Valle Alto, Cochabamba); y dos proyectos de construcción de puentes: Puente Beni II en el sector Peña Amarilla, que conecta los departamentos de Beni y Pando y el puente Madre de Dios.

El año en que se encontró mayor número de denuncias socio-laborales fue el 2017 con un total de 118 (31% de las denuncias registradas). En cuanto a medidas de presión, los trabajadores han realizado un total de 39 paros de las cuales casi la mitad, 17, han sido efectuados contra Sinohydro: cuatro huelgas de hambre y en una oportunidad se han crucificado demandando el cumplimiento de sus derechos socio-laborales.

Por vulneraciones ambientales

Entre las denuncias por infracciones ambientales, destacan como las más comunes: la contaminación de ríos, deforestación y no contar con licencia ambiental. No obstante, el tráfico de colmillos de jaguar es uno de los asuntos más mediáticos en cuanto a los impactos de la presencia del capital chino en el país.

Los trabajadores chinos de las empresas BGP y CRCC fueron los más denunciados por participar en la matanza de jaguares y el tráfico de colmillos.

Sinopec es la empresa que acumula la mayor cantidad de denuncias ambientales, nueve en total. En segundo y tercer lugar, se encuentran la empresa Minera D’COBRE S.A y la compañía Minera Amazona Bolivia S.A. “Comabol S.A.” con siete y cinco denuncias respectivamente.

En cuarto lugar, tres empresas con cuatro denuncias cada una: BGP, China International Water Electric Corp (CWE) y Sinohydro.

“Encontramos que la Asociación Accidental Rositas (AAR) y BGP son firmas que se destacan por presentar instancias de conflicto con las comunidades debido principalmente a la invasión de propiedad privada e incumplimiento de compromisos sociales”, cita el documento.

También se destacan denuncias por vulneraciones a los derechos de los pueblos indígenas. En concreto, la no realización de la consulta previa, libre e Informada en dos proyectos: la hidroeléctrica Rositas a cargo de la AAR y el proyecto carretero El Espino-Charagua-Boyuibe a cargo de la China Railway Group Limited (Sucursal Bolivia) (CREC) donde se cuestiona el proceso como simples reuniones de socialización.

Se reportó una denuncia en contra de la empresa BGP por poner en peligro a pueblos en aislamiento voluntario que habitan entre los ríos Manupare y Manurimi, ambos afluentes del río Madre de Dios en el norte del departamento de La Paz y departamento de Pando, durante sus trabajos de exploración sísmica en busca de gas y petróleo.

Les peores empresas, según los trabajadores

El Cedla basó su trabajo en al menos 260 notas de prensa, medios escritos y televisivos, libros, páginas Facebook de medios locales y el sitio web del Ministerio del Trabajo. Los trabajadores identificaron a las 17 empresas chinas más denunciadas.

1. CAMC Engineering Co. Bolivia Branch (CAMCE) filial de China National Machinery Industry Corp. (SINOMACH)

2. Nuclear Industry Nanjing Construction Group CO. LTD. Sucursal Bolivia

3. Vicstar Union Engineering

4. Sinohydro Corporation Limited Sucursal Bolivia

5. Sinopec International Petroleum Service Ecuador S.A. (Sede Bolivia)

6. China Railway Construction Corporation (International Limited) (CRCC)

7. China Railway Group Limited (Sucursal Bolivia) (CREC)

8. BGP Bolivia, subsidiaria de BGP Internacional y parte de la estatal China National Petroleum Corporation (CNPC)

9. Harzone Industry Corporation

10. Harbour Engineering Company

11. China International Water Electric Corp

(CWE)

12. Asociación Accidental Rositas (AAR)

13. Jungie Mining Industry S.R.L

14. Empresa Minera de Inversión “SUBO” S.R.L

15. Compañía Minera Amazona Bolivia S.A.

“Comabol S.A.”

16. Empresa Minera D’COBRE S.A.

17. Empresa Minera YANG FAN S.A.

Fuente: https://www.noticiasfides.com/economia/cedla-sinohydro-y-railway-las-empresas-mas-denunciadas-por-violaciones-laborales-399083

Diálogo Chino • ¿Cómo avanza la Franja y la Ruta en la región andina?

Perú anunció que se sumará a la iniciativa de la Franja y la Ruta en abril, con lo que se convertirá en el país número 19 de América Latina y el Caribe en integrarse a esta política bandera de China.

Esta alianza, que retoma la idea de reconstruir la antigua Ruta de la Seda, busca una mayor cooperación económica y política entre los países y regiones que lo conforman. Aunque se concibió pensando en Europa y Asia cuando se lanzó en 2013, la multiplicación por 20 del volumen comercial entre China y América Latina en solo una década convirtió a esta región en una extensión natural.

Desde que Panamá se sumó en 2017, América Latina se ha ido vinculando a esta red multimillonaria de proyectos de infraestructura que promueve el comercio y facilita el acceso a nuevas fuentes de financiación. Sin embargo, hasta ahora las cuatro mayores economías de la región -Brasil, México, Argentina y Colombia- han sido reticentes a sumarse, en medio de la oposición de Estados Unidos y de dudas sobre los riesgos de endeudamiento.

Por eso la llegada de Perú – que es la sexta economía de la región y que tiene desde hace una década un Tratado de Libre Comercio con China- podría darle un impulso, sobre todo dado que la iniciativa bandera china ha tenido buena acogida en la región andina.

Perú llega de último pero resucita el ferrocarril

Fecha de firma: Abril de 2019

Qué dijeron: “El hecho de firmar este memorándum de entendimiento es el inicio de un modelo de cooperación que ha planteado China al mundo que creo que es interesante y que permite ampliar los lazos de cooperación” (Vicepresidenta Mercedes Aráoz)

Proyectos bandera: Aunque hace dos años Perú lo descartó por sus costos, el presidente Martín Vizcarra confirmó durante su viaje a China en abril que está interesado en retomar el ferrocarril interoceánico con Brasil y Bolivia, que podría costar hasta 60 mil millones de dólares. Parte del giro obedece a que nuevos estudios estiman que la parte peruana costaría 7.500 millones de dólares (una quinta parte del monto antes contemplado), con lo que Vizcarra dijo que “Nosotros estamos interesados, Bolivia está interesado, más aún (…) pero veamos, porque entre los dos falta un tercer socio para que pueda sacar y hacer realidad ese proyecto”.

Otros proyectos en marcha, que ahora quedarían bajo el manto de la Franja y la Ruta, incluyen la construcción de un mega puerto en Chancay y de otro en Ilo, además de ser el principal inversionista extranjero en el sector minero con la operación de las minas de cobre de Las Bambas y Toromocho y de hierro de Marcona.

Preocupaciones: “El arte de un prestamista consiste en quedarse con una garantía que tiene más valor que el monto otorgado. El temor de los países prestatarios es caer en el hipotético círculo chino –banco chino, crédito chino, empresa china, mano de obra china, materiales y recursos chinos– que minimice la transferencia tecnológica y la creación del empleo local” (Patricia Castro Obando, periodista especializada en China)

Ecuador, el que más proyectos tiene

La visita del presidente Lenin Moreno a Beijing en diciembre sirvió para concretar la entrada de Ecuador y anunciar nuevas inversiones, aunque en realidad ya es el tercer mayor beneficiario de financiación china en la región (solo por detrás de Venezuela y Brasil).

Fecha de firma: Diciembre de 2018

Qué dijeron: “Para nosotros, China es un referente de innovación y desarrollo. Actualmente 145 empresas de este país trabajan e invierten en Ecuador generando obras, crecimiento, empleo e intercambio de tecnología y de conocimientos” (Presidente Lenin Moreno en Beijing)

Proyectos bandera: Entre los nuevos proyectos que se anunciaron, estánla reconstrucción del aeropuerto de Manta afectado por el terremoto de 2016, la carretera entre Quinindé y Las Golondrinas (entre las provincias de Esmeraldas e Imbabura) y dos puentes en Canuto y Pimpiguasí (provincia de Manabí). En la práctica, sin embargo, hay ya una decena de proyectos que estaban andando y que seguramente terminarán ahora bajo el paraguas de la Franja y la Ruta, incluyendo siete centrales hidroeléctricas (la mayor de ellas, Coca Codo Sinclair ha tenido muchos problemas) y las minas de cobre de Panantza-San Carlos y de Mirador (que han visto fuertes conflictos socioambientales).

Preocupaciones: “Esta estrecha vinculación ha generado que Ecuador desarrolle relaciones de dependencia con China y se muestre contemplativo frente a los impactos socioambientales y conflictos de gran intensidad ocasionados por sus empresas” (Centro de Derechos Económicos y Sociales – CEDS)

Bolivia, buscando sobre todo carreteras

Fecha de firma: Junio de 2018

Qué dijeron: “La iniciativa de la Franja y la Ruta y la cooperación entre América Latina y El Caribe con China juegan un papel decisivo para la consecución de los objetivos mundiales u Objetivos de Desarrollo Sostenible” (Canciller Diego Pary)

Proyectos bandera: La mayor parte de los proyectos en marcha con respaldo chino son carreteras, incluyendo las de El Sillar (que es un tramo en la autopista de Santa Cruz a Cochabamba), la de Rurrenabaquea Riberalta en la Amazonia y la de El Espino a Boyuibe en el Chaco, aunque también hay otros como la planta siderúrgica de Mutún y la explotación conjunta de litio en los salares del sur del país. Otros proyectos han tenido menos fortuna, como la paralizada y controversial represa hidroeléctrica de Rositas y la ampliación cancelada del aeropuerto de Santa Cruz. En este año se abrieron nichos agropecuarios que Bolivia venía impulsando hace años, como el de quinua (que contamos en este reportaje) y el recientemente anunciado de carne.

Preocupaciones: “Una característica de las relaciones entre China y Bolivia es la escasa información, las contradicciones en las declaraciones de autoridades y la no divulgación de acuerdos y convenios de financiamiento” (Silvia Molina y Viviana Herrera, Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario – CEDLA)

Venezuela, la Franja y Ruta en medio de la crisis política

China, que le ha hecho préstamos a Venezuela por más de 67 mil millones de dólares (según cifras de Inter-American Dialogue) a cambio de petróleo, es vista como un actor clave en la crisis política allí.

Aunque en el pasado ha sido un apoyo fundamental del gobierno chavista, ha optado por mantener los canales abiertos también con la oposición, en una postura consistente con su política exterior pragmática y realista. De hecho, el presidente autoproclamado Juan Carlos Guaidó sorprendió cuando afirmó en un mitin hace unas semanas que diplomáticos chinos le habían asegurado que “se aproxima una solución a través del Grupo de Contacto” que intenta mediar entre ambos.

Fecha de firma: Diciembre de 2017

Qué dijeron: “Recibiremos miles de millones de dólares en inversiones para hacer realidad nuestras empresas mixtas en el campo petrolero (…) Gracias a la sólida relación Venezuela-China (…), hoy Venezuela está de pie, está batallando y está en mejores circunstancias que nunca antes” (Presidente Nicolás Maduro en Beijing en 2018)

Proyectos bandera: En la última década China y Venezuela han acordado impulsar cientos de proyectos, sin que sea muy claro el avance de la mayoría de ellos. Entre ellos figuran la central termoeléctrica de La Cabrera (que funciona hoy a una fracción de su capacidad) y la plantaeléctrica de El Vigía (también en operación parcial). Otros han sido un fracaso, como la abandonada planta de procesamiento de arroz en Delta Amacuro que debía ser la más grande de América Latina.

Preocupaciones: “Por desgracia, como lo han sufrido en carne propia Pakistán, Sri Lanka, Sudáfrica, Ecuador y Venezuela, el financiamiento para el desarrollo por parte de China suele provocar en la economía una borrachera llena de corrupción, que va seguida de una desagradable resaca financiera (y a veces política)” (Ricardo Hausmann, ex ministro y asesor económico de Guaidó)

Colombia, el único ausente

Con la llegada de Perú a la Franja y la Ruta, Colombia se queda como el único país andino en mantenerse por ahora al margen. Esto tiene sentido si se tiene en cuenta que de los cinco es el que menos ha priorizado a China en su agenda política, que –bajo el nuevo presidente Iván Duque- gira principalmente en torno a la crisis política de Venezuela y la estrategia de Estados Unidos en la región.

Qué dijeron: “El Gobierno nacional reconoce la importancia internacional de esta iniciativa y actualmente evalúa el contenido de la propuesta presentada por China, en sus distintas dimensiones, en aras de definir su posible participación en la misma” (Canciller Carlos Holmes Trujillo)

Proyectos bandera: Por el momento son pocos los proyectos chinos en Colombia, aparte de la Autopista al Mar 2 que conecta al golfo de Urabá en el Caribe, de las flotas de buses eléctricos en Cali y Medellín y de varios yacimientos de petróleo que busca explotar Sinochem (y que no han estado exentos de conflictos sociales).

“Colombia es un país importante de América Latina que tiene buenas relaciones bilaterales con China; una mayor ampliación de la cooperación en beneficio mutuo se adapta a los intereses de ambas partes, y, además, cuenta con una gran potencialidad”, escribió hace un mes el embajador chino Li Nianping en una columna de opinión en El Tiempo, invitando al país a sumarse.

Preocupaciones: “No debe olvidarse que ese financiamiento vino atado a exigentes condicionamientos para adquirir bienes-servicios ofertados por China (…) Colombia tiene espacio para profundizar en las relaciones comerciales con China, pero para ello tendrá primero que habilitar la costa Pacífica al comercio exterior” (Sergio Clavijo, presidente de Asociación Nacional de Instituciones Financieras – ANIF).

Fuente: https://dialogochino.net/28021-chinas-belt-and-road-advances-in-latin-americas-andean-region/?lang=es

Por menor producción, regalías mineras caen en 12% hasta abril (PÁGINA SIETE)

PALABRAS CLAVE: REGALÍAS MINERAS - COMIBOL - ZINC - PLANTAS HIDROMETALÚRGICAS - CEDLA EN LOS MEDIOS  PÁGINA SIETE. 2019-06-15 Entre enero y abril de este año, las regalías mineras registraron una caída del 12% debido a una menor producción de minerales tradicionales y por falta de control durante la venta, según expertos. De acuerdo con datos del Ministerio de Minería, durante el primer cuatrimestre de 2019 la recaudación llegó a 382,1 millones de bolivianos, cifra que es menor a  un periodo similar de 2018, cuando se registró 434,5 millones de bolivianos, lo que significa un 12% menos (menos  52,4 millones de bolivianos, ver infografía). Los cuadros oficiales también dan cuenta de que los tres principales departamentos productores de minerales redujeron sus regalías: Potosí -17,4%, La Paz  -25,3%  y Oruro -12,6%. A diferencia de los  anteriores, Beni incrementó sus recaudaciones en un 131,3% a lo largo de los cuatro primeros meses del año. El expresidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol)  Héctor Córdova afirmó que el Viceministerio de Política Minera informó el jueves, en su rendición inicial de cuentas,  que la producción de los minerales subieron en los primeros meses del año, pero en el mismo  reporte se ve que las regalías cayeron. “En el informe no se menciona el volumen producido, sólo el valor de los metales, entonces, la única interpretación posible a este extraño comportamiento es que la extracción de oro subió significativamente. Porque si hubiera subido la extracción de los otros metales, las regalías habrían subido en la misma proporción; mientras que si sube el volumen de oro  y bajan los  otros metales, las regalías también caen”, explicó la exautoridad. Agregó que aunque el volumen producido del metal se incremente, no compensa la baja experimentada por los minerales. En general, dijo que durante este año la extracción del principal metal que Bolivia exporta, el zinc, se verá fuertemente comprometida por la acción de los compradores externos que fijaron una maquila de 400 dólares por tonelada; más del doble de lo que costaba en 2018. Lo más probable es que esta caída del precio ocasione que se detengan varias operaciones establecidas cerca de los yacimientos. Esto puede explicar la disminución en volumen y en regalía que cita el viceministerio. “Lo que debería hacer el Gobierno, a la brevedad posible, es instalar plantas hidrometalúrgicas para procesar el mineral de zinc (no fundiciones) y recuperar todo el valor que transferimos al extranjero, para generar empleos. El efecto multiplicador será para Bolivia y no así para los países compradores”, sugirió. El investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), Alfredo Zaconeta, indicó que la caída de las recaudaciones de los principales productores de minerales se debe a dos causas: factores técnicos, como la falta de tareas de prospección y exploración geológica que permitan el inicio de nuevos proyectos mineros, y el alargue de la vida útil de yacimientos en actual explotación. La otra razón es la incapacidad demostrada por instituciones como el Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom), que deben hacer controles efectivos al rol que cumplen los operadores y las comercializadoras mineras. Es el caso del oro, que desde hace unos meses reporta una evasión en el pago de las regalías, pese al volumen producido. Asimismo, mencionó que en  el comportamiento de las regalías mineras por municipio, durante  el primer cuatrimestre, se evidencia que las operaciones estatales, como en Huanuni, Colquiri y Coro Coro, registran caídas. “Este  hecho, sumado a los registros de producción de años pasados y su comportamiento histórico, lleva a suponer el agotamiento paulatino de estos yacimientos”, evaluó Zaconeta. Por ejemplo, citó que en La Paz llama la atención el descenso de las recaudaciones de los municipios de Guanay, Tipuani y Mapiri, tradicionalmente auríferos, y el incremento en el municipio de San Ramón, en Beni, región que en los anteriores años no registraba explotación de oro. También señaló que es notorio que departamentos mineros por tradición hayan registrado bruscas caídas  y zonas no tradicionales aumenten su recaudación. En el caso de Beni, el primer cuatrimestre creció 131,3% respecto al mismo lapso de 2018.   Estas evidencias pueden resultar aun más complicadas ante una eventual caída en los precios internacionales de los minerales, si se considera la  dependencia a la minería y la  falta de fundiciones que permitan dar valor agregado a minerales como el zinc, y la renovación de reservas en el caso del estaño, consideró. LEA LA NOTA EN: https://www.paginasiete.bo/economia/2019/6/15/por-menor-produccion-regalias-mineras-caen-en-12-hasta-abril-221221.html

Bolpress • Confidencialidad en el financiamiento chino permite vulnerar los derechos y el medioambiente

Se tiene un monto aproximado de 3.700 millones de dólares en deuda contratada, aunque la desembolsada es menor, unos 1.800 millones, debido a que se efectúa progresivamente, mientras que la acordada ascendería a unos 7.000 millones. “En la confidencialidad podrían estar muchos otros más temas que no llegamos a entender, por ejemplo, por qué se da la vulneración de los derechos laborales”, agregó Molina, autora del informe La ruta de la presencia china en Bolivia. Financiamiento a proyectos de infraestructura y contratos ‘llave en mano’

Una de las características más complejas del financiamiento chino al proyecto de desarrollo del actual estado es la confidencialidad, contenida en una cláusula expresa en los contratos suscritos, que estaría obligando a Bolivia, como país prestatario, a mantener en reserva los términos y condiciones de los pactos crediticios, lo que ha devenido en vulneraciones a los derechos laborales y la normativa medioambiental.

Esto ocurre no solo con Eximbank, el principal banco de ese país para la presencia china en Latinoamérica, por ejemplo, sino con la o las empresas que forman parte de la operación, con las que igualmente Bolivia mantendría en reserva las condiciones del contrato de ejecución del proyecto o de la obra, advirtió la experta del CEDLA, Silvia Molina.

“Esta situación se repite de una y otra manera ¡y seguimos contratando estas empresas!, nos preguntamos si no hay una especie de aceptación tácita a que estas vulneraciones se vayan dando”, expresó Molina en el programa Diálogos en corto circuito, un espacio semanal de información al servicio de los trabajadores, que el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA) transmite desde enero pasado por la Red Erbol.

La iniciativa radial tiene por objeto abordar temáticas de interés y ofrecer elementos para el debate.

Presencia de China en Bolivia – Entrevista a Silvia Molina

La especialista del CEDLA recordó que, precisamente, un monitoreo de este Centro de Estudios desde 2015 hasta ahora, registra unas 250 denuncias en derechos laborales y ambientales que llegan a los ministerios pero que “son manejados más por temas culturales, con talleres, cuando en vulneración de derechos hay un accionar legal en el que el estado debe tomar acción concreta”.

Ello llevaría a la ciudadanía a entender sobre dichos contratos “que cuando se los aprueba en la Asamblea Legislativa , los parlamentarios que los revisan en realidad no tienen acceso al contrato de financiamiento sino a algo así como una idea del mismo, una versión sólo referencial y no con montos, no al detalle que se debería tener”.

Lo peor ocurre en los temas medioambientales donde se tiene “un cambio de las normas y reglamento de protección ambiental, a partir de mayo de 2018, que ha reducido tiempos y procesos de la legislación ambiental; ésta también sería una condición o lo que podríamos llamar el ‘licenciamiento ambiental express’ que se lo da automáticamente porque el financiamiento está aprobado de hecho, independiente de que se cumpla la norma y condiciones; de que se fiscalice etc.”

Para la experta, “todo este relajamiento de las normas en derechos humanos, laborales y de todas las normas ambientales, que, a su vez, que tienen vínculo con aspectos sociales y relacionamiento con las poblaciones donde se realizan estos proyectos, probablemente tengan relación con el tema confidencialidad”.

De acuerdo con sus referencias, se tiene con el financiamiento chino un monto aproximado de 3.700 millones de dólares en deuda contratada, aunque la desembolsada es menor, unos 1.800 millones, debido a que se efectúa progresivamente, mientras que la acordada ascendería a unos 7.000 millones.

“En la confidencialidad podrían estar muchos otros más temas que no llegamos a entender, por ejemplo, por qué se da la vulneración de los derechos laborales”, agregó Molina, autora del informe La ruta de la presencia china en Bolivia. Financiamiento a proyectos de infraestructura y contratos ‘llave en mano’, publicado en Cuadernos de Coyuntura de Plataforma Energética/CEDLA

Si bien hay que tener en cuenta que la confidencialidad no se la puede dar en banca multilateral porque hay normas específicas y los contratos de financiamiento deben ser públicos, para el caso del financiamiento chino no se ve que el Legislativo lo apruebe según la Constitución y tampoco que haya un análisis de cada una de las cláusulas, advirtió asimismo Molina.

Mencionó las permanentes denuncias en la prensa ‒entre las últimas las referidas a la vía Rurrenabaque-Riberalta con una diferencia impresionante entre la ejecución financiera y la ejecución física de la obra; lo mismo que El Sillar, Cochabamba o la de Espino Boyuibe en Charagua‒ “que registran condiciones que no se dan en otros casos y eso está vinculado probablemente a la cláusula de confidencialidad”.

“Lo que está marcando este financiamiento chino es precisamente cambios en lo que se pueda hacer de hoy en adelante y que ya no se circunscriban a este sino se extiendan al ruso, de la india y hasta de la Corporación Andina de Fomento, que ya se están dando; es decir que no sabemos qué se está pactando por debajo”, previno.

De hecho, hay una flexibilización de la norma, mientras un aspecto también a destacar es el asunto de la ‘llave en mano’ y la forma de resolución de controversias, que igualmente incluyen cláusulas de confidencialidad.

“Lo que está también claro es que estamos en un proceso de mayor dependencia del financiamiento externo, en el que las decisiones estratégicas de las políticas públicas, inversiones, etc. no necesariamente se las toma en el país; es un proceso de dependencia del capital externo (no ya como en el pasado de la banca multilateral) sino que vamos tomándolo de banco bilaterales de las economía emergentes que van estableciendo una serie de condicionalidades que pueden ser diferentes o similares pero ya China nos muestra un comportamiento que va teniendo el país frente a los demás con el objetivo de atraer financiamiento e inversiones; e decir nos estamos sometiendo y convirtiendo nuevamente en país dependiente de financiamiento y ese capital extranjero”

EL ESTUDIO

La caída de ahorro nacional y la necesidad de aumentar la inversión han llevado a acentuar una política de atracción de capitales de origen chino, destinados en general a la actividad extractiva mediante proyectos dominados por capital externo y atractivos para la banca internacional, instituciones financieras e inversión extranjera directa, sostiene Molina en su estudio que se encuentra libre para su descarga.

https://cedla.org/publicaciones/cuadernos-de-coyuntura-21-la-ruta-de-la-presencia-china-en-bolivia-financiamiento-a-proyectos-de-infraestructura-y-contratos-llave-en-mano/

Fuente: https://www.bolpress.com/2019/06/06/confidencialidad-en-el-financiamiento-chino-permite-vulnerar-los-derechos-y-el-medioambiente/

Cedla: la minería ha dejado de ser una generadora de fuentes empleos (ANF)

La Paz, 13 mayo (ANF).- El Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) a través de su investigador, Alfredo Zaconeta, afirmó que la minería ha dejado de ser un sector generador de fuentes de empleo, por la terciarización de servicios por el que optó el sector privado, el subempleo y la falta de seguridad industrial en el cooperativo, y el achicamiento de personal en el estatal.   “Si seguimos pensando que la minería es una actividad que genera empleo de manera masiva estamos errando, y en algunos de los casos genera excedentes como la minería privada y no así la estatal (…). En la actualidad, la minería formal es incapaz de crear fuentes de empleo, por lo mismo, muchos se dedican a la minería informal”, afirmó a ANF.   El investigador señaló que, en las actuales circunstancias, de los tres actores mineros: estatal, privado y cooperativista, el último sigue sin pagar el impuesto a las utilidades y eso no se ha modificado.   “Muchas de las empresas estatales han venido atravesando problemas lo que ha derivado en que no generen impuestos a las utilidades, a esto se suma que han tenido problemas en sus costos que en muchos casos ha derivado en despidos como es el caso estatal del Mutún, la operación nunca se concretó con la Jindal, se dilató la firma con la china y se optó por despedir a la gente, casos así se han dado muy seguido”, mencionó.   En el caso de la Empresa Minera Huanuni citó el anuncio reciente de que 500 trabajadores deben pasar al servicio pasivo porque la planilla es un problema para la empresa y no han podido superarlo.   “Las condiciones laborales en el sector minero son muy difíciles en este momento porque se está atravesando una crisis por falta de planificación en el sector y por tanto es muy difícil que se generen nuevas fuentes de empleo en el sector minero estatal”, sostuvo.   Clara muestra de esto dijo es la mina Huanuni, donde hay un grupo de jóvenes desocupados, oriundos de Huanuni, que exigen fuentes de empleo en esta empresa, sin embargo, el gerente anunció que requieren retirar hasta 500 trabajadores, mientras que el ingenio Lucianita todavía no tiene fecha de funcionamiento.   “En varios casos, la falta de fuentes de empleo en regiones mineras como Huanuni, Llallagua y Porco, derivan en que desocupados se dediquen el ilícito del jukeo (robo de minerales), y en muchos casos, con fatales consecuencias”, aseveró.   Zaconeta dijo que varias operaciones mineras privadas se han reducido y otras han optado por la terciarización de los servicios, y es lo que afecta. “Sabemos de empresas que prestan servicios a las mineras y llegan a conflictos y se presentan otros problemas de incumplimiento de beneficios, salarios, hay varios casos y no hay quien controle”, dijo.   La terciarización, como un mecanismo de ahorro en los costos de operación y desvinculación laboral según el investigador es lo más frecuente, desde las mineras más grandes hasta las más pequeñas. “Cómo podemos entender que trabajadores de la minera San Cristóbal, modelo de empresa minera tenga a sus trabajadores disconformes y movilizados”, cuestionó.   Cooperativas, las más vulnerables   En cuanto al sector cooperativo dijo que es aún más complejo porque no se tienen cifras definidas pues las más actualizadas datan de 2015 cuando el Ministerio de Minería y la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) registró a 135.529 trabajadores en el sector mineros, de los cuales 121 mil eran cooperativistas, 1.900 estaban en la minería chica, 4.700 en la mediana minería y 7.575 en la estatal.   “Sabemos que hay muchas operaciones ilegales que todavía se amparan bajo la coraza de la minería cooperativizada, y es fácil darse cuenta que la minería privada no está generando nuevos empleos porque no se han desarrollado nuevos proyectos, no hay nuevas inversiones lo que hace pensar que eso no ha cambiado en la última década”, señaló.   El Cedla identificó al sector cooperativista como el más vulnerable en términos laborales por los constantes decesos de trabajadores como consecuencia de la intoxicación de gases de interior mina, por la falta de seguridad industrial.   “En el cerro Rico, en las minas más pequeñas se puede pensar que se está en el siglo pasado, incluso a finales de 1800, donde se ve gente trabajando con combo y cincel, otras avanzaron un poco más y cuentan con compresoras u otros equipos, pero al no existir una relación directa nadie está dispuesto a invertir en seguridad industrial, y es el mismo operador, el mismo trabajador minero que se expone a estas condiciones”, mencionó.   Dentro de las cooperativas dijo que comprobó la contratación de “segundas manos”, que llegan a ser empleados y subempleados de los socios cooperativistas.   “Hacen todo lo posible por abaratar los costos, que implica no disponer de las medidas de seguridad industrial, que no tienen cómo protegerse de los gases en interior mina o cuando se les cae algo en la cabeza”, dijo.   Consideró que hay un panorama muy adverso en la minería, que al ser primaria y no haber desarrollado una industria como tal, sigue dependiendo de los precios internacionales.   El investigador Alfredo Zaconeta afirmó que las condiciones laborales de los trabajadores mineros empeoraron, porque mientras la minería privada se flexibilizó al punto de terciarizar varios de sus servicios, la estatal se achicó y la cooperativa optó por el subempleo o la informalidad sin seguridad industrial. LEA LA NOTA EN: https://www.noticiasfides.com/economia/cedla-la-mineria-ha-dejado-de-ser-una-generadora-de-fuentes-empleos-397438?fbclid=IwAR1uAg9JdFdYImsIDY3wa9NjUZcSdFwdZpLcMO5iRx1uIbzx3fapDPcCAXo

Construcción de hidroeléctricas, Bolivia apunta a convertirse en exportador de energía (EL DÍA)

PALABRAS CLAVE: HIDROELÉCTRICAS - CENTRO ENERGÉTICO DE SUDAMÉRICA - CAF - ENDE - CEDLA EL DÍA. 2019-05-11 Una serie de construcciones se están llevando a cabo bajo el lema: “Bolivia, corazón energético de Sudamérica”. Plantas solares, parques eólicos, termoeléctricas, geotérmicas e hidroeléctricas comenzaron a edificarse con el fin de aportar al crecimiento del Sistema Interconectado Nacional. Esto, con miras a la exportación de electricidad a países como Argentina y Brasil. Sin embargo, no toda la población está de acuerdo con la implementación de este modelo económico. Las protestas en contra de la construcción de hidroeléctricas como Chepete, Rositas y Cachuela Esperanza continúan. En esta edición, un seguimiento a cinco centrales de este tipo donde, además, se expondrá el punto de vista de expertos en tema de matriz energética y generación de energía. Oferta actual de energía. El 11 de marzo del presente año, el asesor jurídico de la Empresa Nacional de Electricidad Bolivia (ENDE), Carlos Rocha, dio a conocer que el Sistema Interconectado Nacional (SIN) produce, hasta el momento, 2.200 megavatios por día (MW) y que hay un excedente de 500. De manera similar, el presidente del Estado boliviano, Evo Morales, informó en noviembre pasado que este año se prevé agregar 1.000 MW al SIN con el inicio de operaciones de nuevas plantas termoeléctricas en los ciclos combinados de Santa Cruz, Cochabamba y Tarija. Cinco hidroeléctricas que aportarán al Sistema Interconectado Nacional. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, la producción anual media de energía hidroeléctrica a nivel mundial es de 2.600 teravatio-hora (TWh), lo que representa aproximadamente el 19% del total de la energía eléctrica producida. De acuerdo con la información que la Empresa Nacional de Electricidad y filiales facilitaron a este medio, el proyecto hidroeléctrico Misicuni y el proyecto hidroeléctrico San José se encuentran en operación comercial hasta el momento. Por su parte, los proyectos Ivirizu y Miguillas están en etapa de ejecución. A su vez, la pequeña central hidroeléctrica El Cóndor está en fase de licitación. Sobre la inversión necesaria para la ejecución y puesta en práctica de estas cinco centrales, la Empresa Nacional de Electricidad sostuvo que 1,338 millones de dólares fue el presupuesto aproximado destinado. Asimismo, reveló que los porcentajes de financiamiento fueron los siguientes: 6% recursos propios, 80% financiamiento interno y 14% financiamiento externo. El Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el Programa de Energías Renovables KFW, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Central de Bolivia y la Empresa Nacional de Electricidad figuran como las instituciones que aportaron económicamente a la construcción de estas represas. Al solicitar información sobre las compañías inmersas en la construcción de dichas centrales, la respuesta obtenida de parte de la entidad fue que “actualmente se cuenta con gran cantidad de empresas nacionales e internacionales que participan en los proyectos mencionados, desde el diseño, supervisión y ejecución de las obras y suministro de equipamiento, hasta su puesta en servicio”. La capacidad de producción eléctrica es determinante. Son varios los aspectos que se toman en cuenta al momento de estudiar si una hidroeléctrica será eficiente. Como plantea la organización Conservación Estratégica, la capacidad de producción eléctrica, la viabilidad económica de la represa, las emisiones netas de gases de efecto invernadero, la superficie inundada y el número de personas desplazadas son puntos muy importantes en el diseño de estos proyectos. Por ejemplo, las centrales Misicuni y San José tienen una potencia de 120 y 124 megavatios, respectivamente. A su vez, los proyectos Miguillas e Ivirizu generarán 203 y 290 MW aproximadamente. No obstante, la central El Cóndor tendrá la capacidad de producir solamente 1,46 MW. Tal y como cita el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, las hidroeléctricas menores a 10 MW reciben el nombre de minicentrales y, con ello, ingresan en otra categoría. ¿Existen mejores maneras de generar energía? Una pregunta que cuestiona la efectividad de las construcciones. Un informe elaborado por María Angélica Calvo, jefa del Área Evaluación Recursos Hídricos, y presentado por la Comisión Mundial de Represas aborda esta problemática. Por una parte, los defensores de las hidroeléctricas advierten que los resultados “hablan por sí mismos”. “Ellos sostienen que, en general, ha habido buenos resultados, que son una parte integral de las estrategias de desarrollo del agua y la energía en más de 140 países y que, salvo excepciones, han proporcionado una variedad esencial de servicios hídricos y energéticos”, afirma Calvo en el escrito. Por el contrario, los detractores de estas edificaciones sostienen que existen otras opciones para satisfacer las necesidades de agua y energía. La jefa del Área de Evaluación de Recursos Hídricos comenta que los opositores señalaron que a menudo otras ideas han sido “ignoradas” a pesar de ser más baratas y beneficiosas: sistemas descentralizados de suministro de agua y energía en pequeña escala, aumento de la eficiencia en el suministro y en los usos finales, y manejo de la demanda. “Argumentan que frecuentemente se ha escogido construir presas cuando otras opciones podrían alcanzar los objetivos de agua y energía a un costo inferior o brindar los beneficios de un desarrollo más sustentable y equitativo”, explica Calvo. Exportación de energía, una 'tendencia' en aumento.  Juan Carlos Guzmán y Silvia Molina, dos investigadores del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), expusieron su punto de vista sobre la matriz energética en el libro Discursos y Realidades - Matriz energética, políticas e integración. En el texto mencionan que una parte del crecimiento económico de los países debe atribuirse al incremento de las exportaciones de energía primaria debido, principalmente, a un contexto favorable de los precios internacionales. “En tal situación, varios países optaron por incrementar sus exportaciones de energía primaria con la finalidad de elevar sus ingresos provenientes de la renta de su producción. Este modelo de crecimiento, que combina la producción y exportación de energía primaria —generalmente de origen fósil— con la finalidad de obtener rentas, ha sido denominado por algunos investigadores como extractivismo”, cita el escrito. Los autores afirman en la obra que esta relación, conocida como intensidad de exportaciones o robustez energética, da cuenta del grado de dependencia de un país a las exportaciones de productos primarios y, al mismo tiempo, de su poca capacidad de generar riqueza y empleos a partir de la productividad, la creatividad y el conocimiento. 1,338 Millones de dólares fue el presupuesto aproximado destinado a la construcción de cinco hidroeléctricas. 14 Por ciento del presupuesto total destinado a la ejecución de cinco hidroeléctricas fue financiamiento externo. Historia de la presa 'tres gargantas' en China Ubicación. Está situada en el curso del río Yangtsé en China. Es la planta hidroeléctrica más grande del mundo. Tiempo de construcción. La construcción de la presa comenzó en 1983 y se estimó que se prolongaría unos 20 años. El 9 de noviembre de 2001 se logró abrir el curso del río y en 2003 comenzó a operar el primer grupo de generadores. A partir de 2004 se instalaron un total de 2000 grupos de generadores por año, hasta completar la obra. El 6 de junio de 2006 fue demolido el último muro de contención de la presa, con explosivos suficientes para derribar 400 edificios de 10 plantas. Se terminó el 30 de octubre de 2010. Características. La presa se levanta a orillas de la ciudad de Yichang, en la provincia de Hubei. El embalse lleva el nombre de Gorotkia, y puede almacenar 39.300 millones de m3. Cuenta con 32 turbinas de 700 MW cada una, 14 instaladas en el lado norte de la presa, 12 en el lado sur de la presa y seis más subterráneas totalizando una potencia de 24.000 MW. Consecuencias. Esta monumental obra dejó bajo el nivel de las aguas a 19 ciudades y 322 pueblos, afectando a casi 2 millones de personas y sumergiendo unos 630 km2 de superficie de territorio chino.
"El presupuesto aproximado para los Proyectos Hidroeléctricos Misicuni, Miguillas, San José, Ivirizu y El Cóndor es de 1,338 MMUSD'. Ende Corporación Empresa Nacional de Electricidad Bolivia  "(los detractores) Argumentan que frecuentemente se ha escogido construir presas cuando otras opciones podrían brindar los beneficios de un desarrollo más sustentable y equitativo'. María  Angélica Calvo Jefa del Área Evaluación Recursos Hídricos - Comisión Mundial de Represas "Varios países optaron por incrementar sus exportaciones de energía primaria con la finalidad de elevar sus ingresos provenientes de la renta de su producción'. Juan Carlos Guzmán y Silvia Molina Investigadores del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario LEA LA NOTA EN: https://www.eldia.com.bo/index.php?cat=1&pla=3&id_articulo=277155