World Energy Trade • La administración Trump estimula la perforación offshore en el impulso energético final

La Oficina de Cumplimiento de Seguridad y Medio Ambiente de EE. UU. (Bureau of Safety and Environment Enforcement -BSEE) que supervisa la producción de petróleo y gas en alta mar, informó que considerará pagos de regalías más bajos para los productores que inviertan en proyectos para permitir que las plataformas existentes alcancen su capacidad máxima.

La medida para ofrecer alivio de regalías se produce en las últimas semanas de la administración Trump y sigue a los cambios de política similares en la perforación de aguas poco profundas del año pasado.

La BSEE descubrió que cuatro de cada cinco instalaciones en aguas profundas están produciendo a menos de la mitad de su capacidad nominal, dijo el jueves a Reuters el director de la agencia, Scott Angelle.

El Golfo de México tiene 68 instalaciones costa afuera en aguas profundas, de las cuales 38 producen a menos del 25% de su capacidad total.

Por su parte, la agencia hermana de BSEE, la Oficina de Gestión de la Energía Oceánica (Bureau of Ocean Energy Management – BOEM), descubrió que las estructuras de regalías actuales hacen que sea prohibitivo para los productores de petróleo en alta mar crear extensiones (tiebacks) particularmente largas que devuelvan el petróleo a una plataforma existente, dijo Angelle.

Si bien los llamados enlaces a plataformas son comunes, los que exceden aproximadamente 48 Km (30 millas) requieren tecnología de aseguramiento de flujo submarino con costos prohibitivos.

«Queremos asegurarnos de que Estados Unidos no tenga activos varados, refiriéndose a la producción de petróleo de aguas federales. Reducir la tasa de regalías para pagar el costo incremental de la garantía de flujo submarino significa que más proyectos pueden ser económicos”, dijo Angelle.

Angelle dijo que no sabe si la administración entrante de Joe Biden podría cambiar la política.

No hay certeza si lo que se está haciendo con los cambios en la política vaya a ser permanente, pero para Angelle, independientemente de quién esté en el poder, los hechos son muy claros: el pueblo estadounidense necesita obtener el valor de sus recursos.

Proteger los intereses de los estadounidenses es nuestra responsabilidad, ya que el BOEM estima que hay 4,500 millones de barriles de petróleo equivalente en las proximidades de estas instalaciones en aguas profundas”.

Otros impulsos recientes para expandir la perforación de petróleo y gas han incluido los esfuerzos de la Administración el mes pasado para ofrecer arrendamientos de perforación de petróleo en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico en Alaska, supervisado por la Oficina de Administración de Tierras.

Fuente: World Energy Trade