Los precios de los metales caerán en 2023 – Banco Mundial

Se prevé que los precios de los metales caigan un 8% en 2023, y otro 3% en 2024, según el último informe del Banco Mundial Perspectivas de los Mercados de Materias Primas.

En el primer trimestre de 2023, el índice de precios de metales y minerales del banco subió un 10%, reflejando el optimismo por una fuerte recuperación en China y la mejora de las perspectivas de crecimiento mundial.

Según el banco, todos los precios de los metales subieron durante el trimestre, en particular el mineral de hierro y el estaño.

«Sin embargo, este optimismo disminuyó, y la mayoría de los precios retrocedieron desde sus máximos de enero a finales del trimestre», dijo el banco.

Los precios del mineral de hierro son los únicos que se mantienen firmes, debido a la fuerte demanda del sector siderúrgico chino.

«Se prevé que los precios de los metales, que aumentaron ligeramente a principios de año, caigan un 8% en relación con el año pasado, principalmente por la debilidad de la demanda mundial y la mejora de la oferta», declaró Valerie Mercer-Blackman, Economista Jefe del Grupo de Perspectivas del Banco Mundial.

Se espera que una recuperación de la producción, a medida que se resuelvan los cuellos de botella temporales, haga bajar los precios del aluminio un 11% en 2023.

Síguenos en nuestro canal de YouTube, subimos contenido a diario.Se prevé que los precios del cobre caigan un 4% en 2023 en comparación con 2022, y otro 6% en 2024 a medida que mejoren las condiciones de la oferta.

Se prevé que los precios del níquel bajen alrededor de un 15% en 2023. Con la caída de los precios de la energía y la reanudación de la actividad de la mayoría de las fundiciones europeas, se prevé que los precios del zinc caigan un 20% este año.

«A largo plazo, sin embargo, la transición energética podría elevar significativamente la demanda de algunos metales, sobre todo el litio, el cobre y el níquel», afirma Mercer-Blackman.

Se espera que los precios de los metales preciosos aumenten un 6% en 2023, a medida que aumente la demanda de refugio seguro en medio de una elevada incertidumbre con respecto a las perspectivas de crecimiento futuro, la continua preocupación por la inflación y las tensiones financieras del primer trimestre.

Se espera que los precios del carbón disminuyan un 42% en 2023.

Publicado en: WorldEnergy