Las empresas mineras se expanden en áreas protegidas y territorios indígenas de la cuenca del Amazonas

Un nuevo informe difundido hoy por la ONG ambientalista Amazon Watch y la Asociación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) detalla que son 570 empresas y asociaciones mineras que tienen 2478 solicitudes activas presentadas para la investigación y exploración minera en 261 tierras indígenas.

56806555_509Minería en la Amazonía de Brasil. Foto. DW
Los países que la conforman la cuenca del Amazonas, como Brasil, Perú y Bolivia registran un aumento alarmante en la incursión de empresas mineras. Áreas protegidas y pueblos indígenas sufren los impactos directos de la explotación de minerales.
Hace unas horas se conoció que grandes compañías mineras buscan expandirse por tierras indígenas y áreas naturales en la región amazónica de Brasil.
Medios locales dieron a conocer que nueve grandes compañías mineras, entre ellas la brasileña Vale, la británica Anglo American y la canadiense Belo Sun, presentaron solicitudes de autorización para explotar reservas indígenas en Brasil.
Un nuevo informe difundido hoy por la ONG ambientalista Amazon Watch y la Asociación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) detalla que son 570 empresas y asociaciones mineras que tienen 2478 solicitudes activas presentadas para la investigación y exploración minera en 261 tierras
indígenas.
“Estas solicitudes representan una destrucción, un genocidio de los pueblos indígenas. (…) Pretenden explotar una superficie total de 10,1 millones de hectáreas, casi el tamaño de Inglaterra.”, dijo Dinaman Tuxá, coordinador ejecutivo de APIB.
Si bien la exploración y explotación de minerales en áreas protegidas y territorios indígenas se prohíbe en Brasil, en la actualidad hay proyectos de ley que se analizan en el Congreso y que buscan regular estas actividades.
Este panorama de amenaza se repite para los pueblos indígenas amazónicos de Perú. Medios dan cuenta que las empresas mineras se extienden por la región Madre de Dios y ponen en riesgo la supervivencia de los indígenas amahuacas del Pariamanu.
En el caso de Bolivia, también se incrementan las actividades mineras en la Amazonia y las denuncias de operaciones ilegales y dentro de las áreas protegidas y territorios indígenas son cada vez mayores. Aunque desde entidades como el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) se niega dicha explotación y autorizaciones.
Hace unos días, desde la Coordinadora Nacional de Defensa de los Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas (Contiocap), se difundieron imágenes del inicio de trabajos de explotación aurífera en cercanías del Parque Nacional Madidi. Esto fue evidenciado por dirigente indígenas de la región.
“El área protegida más mega diversa del mundo, Madidi, nos convoca a su defensa nacional e internacional. La biodiversidad, ríos, agua, montañas, bosques, paisajes, medicinas, pueblos indígenas, son devorados en la Amazonía por la minería aurífera como política de gobierno”, manifestó la líder indígena y representante de la Contiocap, Ruth Alipaz.
Publicado en: ANF