El Gobierno prevé que la siderurgia del Mutún tendrá un avance del 60% hasta julio

Tres decenas de ingenieros y técnicos chinos arribarán al país para continuar los trabajos de montaje de equipos y maquinaria en el complejo industrial.

El complejo siderúrgico del Mutún alcanzará una ejecución financiera y física del 60% hasta fines de julio próximo, según informó el ministro de Minería y Metalurgia, Ramiro Villavicencio.​

La autoridad se reunió la mañana de este viernes con representantes de la china Sinosteel, empresa a cargo de la ejecución del proyecto industrial, quienes le informaron sobre los avances en el proceso de construcción y se comprometieron a cumplir con el avance financiero, según información de esa cartera de Estado.

“Ya se tiene concluido el equipo que se va a instalar en el proyecto del mutún, me refiero principalmente a generadores y motores que van a estar llegando a fines de julio, por vía marítima, directamente hasta el Puerto Jennefer en Santa Cruz. Con esto, el avance físico y financiero van a equiparse en aproximadamente 60%”, afirmó Villavicencio.

La autoridad indicó, asimismo, que se está coordinando el ingreso de 30 ingenieros y técnicos expertos chinos, para continuar con el trabajo de montaje del proyecto, y que se está planificando ya el entrenamiento en China y Bolivia del personal boliviano, entre ingenieros y trabajadores, que va a trabajar en la Planta Siderúrgica del Mutún.

El complejo industrial, que ocupará una superficie de 42 hectárea, se construye con una inversión de $us 546 millones, que incluyen la instalación de las unidades de concentración, peletización, lacería y laminación, la planta de reducción directa (DRI), la central eléctrica y las instalaciones auxiliares. Se prevé que las obras se concluyan a finales del 2023.

Este es el tercer intento que se hace para explotar ese yacimiento de hierro y el segundo del partido en función de gobierno (MAS). El primero ocurrió en el 2000, con la empresa brasileña EBX, que salió del proyecto por cuestionamientos al manejo de la variable medioambiental. El segundo se suscribió en 2007 con la firma india Jindal Steel  Power, que se comprometió a invertir $us 2.300 millones y que cinco años después rompió su relación con el Gobierno.​​​

En la jornada de hoy, el ministro de Minería inspeccionó también los avances de la construcción de la planta concentradora de estaño y zinc de la Empresa Minera Colquiri (EMC), que tendrá una capacidad de 2.000 toneladas día..

“Hemos realizado un monitoreo técnico del avance de la obra. Es importante, estamos hablando de un avance financiero de casi de un 48% y un avance físico del 50%“, informó.

Este proyecto representa una inversión de $us 72, 2 millones, de los que el 80,6% será financiado a través del Fondo para la Revolución Industrial Productiva (Finpro) y el 19% restante por Colquiri.

Publicado en: El Deber