Avance de obras en Mutún genera nuevos desafíos en zona fronteriza

Alcaldes alertan sobre la necesidad de mejorar la infraestructura de servicios básicos ante el inminente aumento de la población. Los trabajos de la siderúrgica tienen un progreso del 63%, según el contratista

Es domingo, pero los trabajos no paran. Diferentes estructuras de metal verde son ensambladas y soldadas por trabajadores cubiertos de pie a cabeza. Se los ve colgados a varios metros del suelo y resaltan las chispas -entre amarillas y azules- que se desprende durante la labor que realizan.
Son 42 hectáreas en las cuales ya se ven distintas estructuras construidas. Son siete espacios como el sector de concentración del mineral, su peletización, la acería, el proceso de laminación, la central eléctrica, la unidad de reducción del hierro y la planta administrativa.

Ante los trabajos realizados por Sinosteel, contratista china que lleva adelante la construcción de la siderúrgica Mutún, los alcaldes de Puerto Suárez y El Carmen Rivero Tórrez, de la provincia Germán Busch (Santa Cruz), se mostraron optimistas e indicaron que es una constante la llegada de camiones con equipos que dan forma a la acería.

Selvi Orellana, alcaldesa de El Carmen Rivero Tórrez, sostuvo que de acuerdo con la información brindada por la Empresa Siderúrgica Mutún (ESM) y con lo que se pude observar la marcha de los trabajos es positiva lo que genera buenas expectativas porque la primera etapa de la obra, que producirá barras para la construcción, se prevé que esté lista en 2023.
Orellana sostuvo que, mientras van avanzando los trabajos, el tema de los servicios básicos nuevamente cobra fuerza en la región, pues en su criterio es inminente que una vez la acería empiece con la producción para el mercado interno, el tema del agua potable, las alcantarillas, el servicio de luz y el de la salud deben ser potenciados para dar respuesta a la población que irá llegando a la zona en busca de trabajo.

Mauricio Montero, alcalde de Puerto Suárez, precisó que los porcentajes de avance de la obra son una muestra de que la siderúrgica Mutún es una realidad a la que se deben acoplar obras claves que se irán realizando durante estos meses.
Montero dijo que la situación de los servicios básicos es un tema que le quita el sueño. Debido a que considera que habrá una explosión demográfica, por el polo industrial y laboral de la acería, que exigirá al municipio, tener en su territorio la siderúrgica, una respuesta adecuada en el tema de educación, salud, viviendas y agua potable y electricidad.

“Los trabajos y el avance de las obras son los adecuados en Mutún. Eso nos pone en apuros, pues debemos planificar cómo vamos a recibir la mano de obra que llegue a la región”, indicó Montero.

El contratista

Huang Wu Sheneg, director de Proyecto y Construcción de la Planta Siderúrgica Integrada Mutún de Sinosteel, explicó que en lo referido a todo el proyecto se tiene un avance de obra del 63%, en cuanto al sector destinado a la concentración del mineral los trabajos tienen un progreso del 70% y los equipos que se van a utilizar en este sector de la acería son chinos, mientras que el armado del hormigón y el uso de las barras de acero son provistas por el mercado nacional.

En cuanto a la mano de obra boliviana Wu sostuvo que en esta primera etapa contrataron a 200 personas que empiezan a trabajar desde las 6:30 hasta las 11:30, para luego parar y volver a las 14:30 y dejar sus actividades a las 17:30. Agregó que siempre hay la posibilidad de hacer una hora extra.
Sobre la construcción de gasoducto y acueducto -consideradas obras claves para la acería- el ejecutivo sostuvo que el gasoducto se construirá desde la estación de Puerto Suárez a la siderúrgica y que tendrá una longitud de 12 kilómetros. Calcula que el trabajo demorará algunos meses.

Mientras que el río Paraguay será la fuente para la provisión de agua. Para ello, se construirá un acueducto de unos 118 kilómetros, que de acuerdo con los técnicos de Sinosteel; se finalizará en un año, pues los tubos para las obras ya están en camino y se calcula que lleguen a la planta a fines de abril o principios de mayo.
El exsecretario de Minería, Hidrocarburos y Energía de la Gobernación de Santa Cruz, José Padilla, precisó que el tiempo que maneja el contratista, para la construcción del acueducto, es optimista, debido a que el terreno es pantanoso por lo que en su criterio es posible que la obra tarde dos años.

Publicado en: El Deber