La Razón • Reactivar Bulo Bulo o transformar el gas en energía, las estrategias que el Gobierno analiza frente a la crisis del petróleo

“Si el gas, como materia prima, está empezando a constituirse en una complicación, hay que empezar a transformarla”, afirmó el ministro Víctor Hugo Zamora.

Ante la histórica caída de los precios internacionales del petróleo, que afecta también la venta del gas boliviano a los mercados internacionales, el Gobierno ya analiza al menos tres estrategias para hacer frente a la crisis, entre ellas reactivar la planta de urea de Bulo Bulo el 15 de mayo o transformar el gas en energía, que el gabinete analizará en los próximos días.

Es más, se analiza seriamente usar el estratégico energético como llave para negociaciones con transnacionales con el fin de gestar negocios internacionales que, como resultado, generen mejores ingresos con un gas industrializado.

Análisis

“Lo estamos viendo con pinzas, estamos viendo cómo salir de la crisis económica”, indicó el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Herland Soliz, en una entrevista en la red Unitel.

“Prácticamente hay ya tres propuesta, la primera propuesta presentada al gabinete que se va analizar en los futuros días es conversar con el sector productivo y tratar de que el 15 de mayo comience a funcionar la planta de urea”, reveló.

Este plan incluye la idea de pactar con el sector para cambiar urea por alimentos.

Urea por alimentos

“Nuestra propuesta es cambiar toda la urea de un mes producido que prácticamente es lo mismo que el consumo de Bolivia. Estamos queriendo cambiar por alimentos” sostuvo.

A juicio del titular de YPFB, éstas “son medidas que ayudan a la economía boliviana como a la parte técnica hidrocarburífera”, golpeada por la baja demanda debido al coronavirus y los bajos precios generados a partir de la misma.

Aunque Soliz no dio más detalles, horas después el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, confirmó el plan para reactivar la planta de urea y amoniaco y deslizó los otros dos planes.

“Si el gas como materia prima está empezando a constituirse en una complicación, hay que empezar a transformarla”, dijo Zamora.

Gas transformado

Es más, el ministro afirmó que “hay que empezar a pensar que ya el negocio del gas solamente como gas no es suficiente, creo que ha llegado la hora en que este gas debe ser transformado a lo mejor en otros países”.

¿Qué deberías hacer?, se cuestionó Zamora y replicó que una de las posibilidad es “poner en actividad la planta de amoniaco y urea”.

“Si el gas está demasiado barato, la urea por lo menos va estabilizar los precios en los mercados internacionales, entonces habría que producir mayor cantidad de urea que podría ser una alternativa que con cierto volumen de gas nos permita mejorar precios”.

Energía con gas

Asimismo, deslizó la habilitación de “unidades térmicas para la generación de energía”, es decir, transformar el gas en energía eléctrica. Para este fin se avanzan gestiones con el Ministerio de Energías y se apunta a la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE)

“Hay que hablar con ENDE, ya nos hemos puesto en contacto con el Ministerio de Energía para que esas unidades térmicas ociosas a lo mejor puedan ser una alternativa con el gas que tenemos para poder utilizarlo a precios económicos y lógicamente generar energía con este recurso que lo estamos ofreciendo de una manera importante en volúmenes de producción”, explicó.

Llave de negocios

La tercera alternativa es usar el gas como llave para negocios rentables, incluso con transnacionales.

“Hemos estado avanzando por ejemplo con la empresa rusa Acron para poder establecer una sociedad de inversión en Brasil, que es uno de los países donde más se consume el fertilizante que es la urea y poder establecer una industria más grande en sociedad, donde las utilidades vayan tanto para la empresa rusa como para YPFB y no venderlo solamente gas”, dijo Zamora.

El objetivo es que el energético “se constituya en la posibilidad de armar sociedades estratégicas para la transformación del gas” y dejar lado la idea de vender solo materia prima.

“Esta crisis que se ha generado en el mundo nos da la oportunidad para que podamos avanzar en todas esas alternativas que podemos darle al gas, pero creo que todos partimos de la conclusión de que el gas como materia prima para Bolivia es insuficiente, no podemos estarlo vendiendo”, dijo.

Contratos de gas

Sin embargo, consideró que hay “cumplir” con los contratos de venta de gas con Argentina y Brasil que, a su juicio, están en su etapa final y buscar nuevos horizontes.

“Hay que cumplir con los acuerdos con Brasil, que ya está prácticamente en proceso de cierre, con la Argentina, que también está en su etapa final y a partir de ahora pensar en los próximos cinco años para que el gas de los bolivianos no solo sea una materia prima de oportunidad, sino sea una materia prima de transformación y de sociedades que le permitan al Estado bolivianos un excedente de utilidades que mejoren el ingreso para el TGN”, afirmó.

Ante la crisis, exhortó ser cautos y esperar el comportamiento de los precios del crudo en los próximos días y meses, incluso de los mercados de hidrocarburos y “a partir de ello ir diseñando las estrategias y alternativas que vayamos a tener”.

“Estamos recibiendo toda la información de expertos, de estudiosos, tenemos a todo nuestro equipo técnico puesto en el análisis de lo que va a ocurrir respecto a los mercados del gas”, dijo y luego añadió: “No hay que alarmarse, sí hay que preocuparse”.

Fuente: La Razón