Bolivia Energía Libre • YPFB atribuye escasez de diésel a la reactivación económica post confinamiento del Covid-19

La escasez de diésel en el departamento de Santa Cruz y el resto del país se debe, en parte, a la reactivación economía del aparato productivo después del post confinamiento del coronavirus (Covid-19), señaló ayer Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) a través de un comunicado que difundió el Ministerio de Hidrocarburos en su portal oficial.

La empresa estatal petrolera, señaló además que durante el mes de septiembre, se superaron los promedios comercializados de diésel en el Departamento de Santa Cruz con relación a la cantidad de combustible que consumió la región en la gestión 2019.

El promedio diario entregado en Santa Cruz, para la tercera semana de septiembre fue de 2.4 millones de litros, mientas que, en el mismo periodo de 2019, el promedio llegó a los 2.2. millones de litros del combustible, señaló el comunicado de Yacimientos.

La compañía petrolera estatal reconoció también la existencia de “inconvenientes logísticos” que impiden agilizar el suministro normal de diésel para el mercado interno, además de “incrementos inesperados en la demanda de los combustibles líquidos, producto de la reactivación económica durante el post confinamiento por el coronavirus”, subrayo el comunicado.

Compran diésel fuera de plazo por un valor de $us 100 millones

El Gobierno compró diésel por un monto de aproximadamente 100 millones de dólares pero a destiempo lo que provocó el desabastecimiento en el Estado, denunció el fin de semana el analista en temas energéticos y petroleros, Hugo Del Granado.

Las autoridades del Ministerio de Hidrocarburos e YPFB “no han tomado las previsiones del caso. En el mes de junio, cuando terminó la emergencia sanitaria, dejaron sin efecto varios contratos de importación de combustible, a pesar que el precio del barril de petróleo llegó a costar por debajo de un dólar”, señaló el analista.

Con decisiones ya tomadas, las autoridades del Ministerio de Hidrocarburos y de YPFB “no se preocuparon de volver a promover nuevas licitaciones internacionales y cuando iniciaron los procesos de adjudicación, ya fue tarde pues para que llegue el diésel hasta el mercado nacional, se requiere, mínimamente 90 días”, apuntó Del Granado.

Según el analista la última adjudicación para la compra de diésel tiene como fecha el 3 de julio y hasta ahora transcurrieron solo 60 días, y las autoridades de YPFB conocen de los plazos para importar el combustible.

Explosión de demanda

La falta de provisión normal de diésel, sobre todo en el Norte del Departamento de Santa Cruz, fue atribuido por el Ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, a la existencia aún no justificada, de una “explosión de demanda” inusual en el Estado en horas precedentes.

Habitualmente, en esta época del año, la demanda del combustible era en promedio entre 330 a 338 metros cúbicos día, pero las últimas semanas “solicitaron (los consumidores) hasta 900 M3”, apuntó la autoridad energética la semana pasada.

“Hay una explosión de demanda no prevista, no programada, lo que ha generado una situación complicada pues el requerimiento del combustible llegó al 300%, algo inusual”, acotó.

Fuente: Bolivia Energía Libre