Back to Blog

World Energy Trade • ¿Qué sector energético ganará la batalla como fuente primaria global de energía eléctrica?

Estudios recientes apuntan a que las renovables y alternativas en los EE.UU. y China están ganándole la batalla a Europa y al resto del mundo, como fuente primaria global de energía eléctrica para el año 2025.

Aupadas en una auténtica revolución técnica que ha disparado su eficiencia y recortado drásticamente sus costes de producción, las renovables siguen ganando cuota de mercado a marchas forzadas. Estas serán en 2025 la fuente de electricidad preferida en el mundo, poniendo punto final a cinco décadas de supremacía del carbón, según las últimas proyecciones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) en su último reporte anual sobre las energías verdes.

Las fuentes primarias de energía

Como hemos podido comprobar, a lo largo de los siglos, la Humanidad ha utilizado los diferentes recursos energéticos existentes en la Naturaleza. Bien en forma de energía de la biomasa, presente en combustibles de origen vegetal o en la fuerza de los animales, o en forma de energía de los vientos o las corrientes. En cualquier caso el origen común podemos identificarlo en la energía proveniente del Sol, un auténtico reactor nuclear de fusión por confinamiento gravitatorio que a millones de kilómetros de distancia de la Tierra actúa de motor del clima y de la fotosíntesis, que es sustento de la vida en el planeta.

Cuando, siglos después, el hombre empezó a explotar los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural) no hizo otra cosa que seguir utilizando esta energía solar acumulada por los ecosistemas de un pasado remoto, hace millones de años. En tiempos recientes, con el descubrimiento de la energía nuclear, el hombre ha sido capaz por primera vez de generar y utilizar una fuente de energía completamente independiente del Sol. Sin embargo, la mayor parte de la energía primaria utilizada en la actualidad (2000) en el mundo sigue proviniendo, en última instancia, del Sol: un 93% (88% de los combustibles fósiles más un 5% de fuentes renovables), frente a un 7% proveniente de la energía nuclear y de energías renovables como la geotérmica y la mareomotriz que son ajenas al sol.

Como ya hemos señalado, las fuentes primarias de energía son aquellas que son de uso directo o bien se emplean para generar electricidad. El criterio básico que se ha establecido para su clasificación es el de su finitud.

Así se distinguen dos tipos fundamentales:

  • Energías no renovables.
  • Energías renovables.

Las primeras son finitas porque su consumo disminuye las existencias disponibles. Las segundas tienen su origen en el flujo continuo de la energía del Sol y se disipan a través de los ciclos naturales. Su uso es por tanto ilimitado. Entre las primeras se distinguen los combustibles fósiles y los nucleares. Las renovables incluyen todas las restantes.

Transición energética mundial hacia la descarbonización

Estudios recientes sobre el tema, señalan que se prevé un rápido crecimiento en las economías en desarrollo, en concreto: China y Asia, y por supuesto India, que eleva la demanda mundial de energía un tercio más de lo esperado.

La energía consumida por el sector industrial y la edificación representa alrededor del 75% de este aumento en la demanda energética global; mientras que el crecimiento de la demanda energética en el sector transporte se reduce considerablemente, en comparación con el pasado, a medida que se aceleran las avances en la eficiencia de los vehículos.

La electricidad representa el 75% del aumento de la energía primaria

El 85% del crecimiento de la demanda mundial de energía se cubre con energía renovable y con gas. Las energías renovables se convierten en la mayor fuente de generación eléctrica a nivel mundial en 2040.

El ritmo al que la energía renovable penetra en el sistema energético global es más rápido que el de cualquier otro combustible en la historia.

La demanda de petróleo crece en la primera mitad del período previsto en el informe, antes de estabilizarse gradualmente, mientras que el consumo mundial de carbón se mantiene relativamente estable. En todos los escenarios considerados en el “BP Energy Outlook”, es necesaria una inversión continuada en nuevas reservas de petróleo para satisfacer la demanda de esta fuente de energía en 2040.

En la siguiente figura se muestra la tendencia de crecimiento demanda mundial del Sector Eléctrico.

que sector energetico ganara la batalla como fuente primaria global de energia electrica graficaA 9902

La tendencia mundial es crear un mundo electrificado, es decir, todo o casi todo funcionando con electricidad mediante cambios de paradigmas, principalmente, en el sector transporte (cambio motor de combustión interna), en el desarrollo de la internet de las cosas y la eliminación de las centrales termoeléctricas a carbón. En otras palabras: Un mundo consumiendo más energía. Pero con menos emisión de CO2. Lógicamente este cambio de paradigma impactara profundamente el modo de obtener y consumir la electricidad, lo cual, debe cumplir con la premisa de menos emisiones de carbono.

que sector energetico ganara la batalla como fuente primaria global de energia electrica grafica2 9902

Para el mediano plazo 2021-2025, la evolución tecnológica de las renovables y alternativas (solar, eólica, hidroeléctrica, biomasa, etc.), jugará un papel determinante en la transición energética hacia un mundo descarbonizado. aportarán uno de cada tres kilovatios consumidos a escala global.

Se estima que su crecimiento será del tipo exponencial

Información reciente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) calcula que el crecimiento de las renovables ronde el 40%, aupadas en buena medida por el sol y el viento.

Las energías renovables ó verdes continúan su camino ascendente y exponencial, pese a los efectos abrasivos al sector durante la pandemia, y en especial a pesar de que la demanda energética global se estima un decrecimiento del 5% para el corriente (2020).

En cambio la electricidad procedente de renovables aumentará un 7% en todo el mundo. Y el 90% de la nueva capacidad eléctrica instalada corresponderá a este tipo de fuentes, que en 2021 prolongarán su crecida al ritmo más rápido de los cinco últimos años.

Por lo anterior, de acuerdo a comentarios recientes de Fatih Birol (director del organismo con sede en París), subraya que “Las energías verdes ó renovables están desplazando las dificultades causadas por la pandemia, mostrando un crecimiento robusto mientras otros combustibles sufren”.

“Su resistencia y perspectivas positivas para el sector quedan claramente reflejadas en el continuo y firme apetito de los inversores, y el futuro luce aún más luminoso con nuevas adiciones de capacidad en curso que llevarán a nuevos récords este año y el próximo”.

Técnicos de la Agencia Internacional de la Energía o AIE (en inglés: International Energy Agency o IEA, y en francés: Agence Internationale de l’Energie), destacan que “el apetito inversor por las renovables sigue siendo fuerte, especialmente en aquellos países que cuentan con políticas de apoyo y una remuneración transparencia y predecible”.

IEA: “el apetito inversor por las renovables sigue siendo fuerte, especialmente en aquellos países que cuentan con políticas de apoyo y una remuneración transparencia y predecible”.

El sector de energía solar, dicen, seguirá rompiendo récords año tras año, “impulsada por el aumento de su competitividad”, y su desarrollo continuará después de 2022 “a un ritmo incluso más rápido” gracias a “las nuevas políticas energéticas en Estados Unidos y China y su desarrollo en tejados (viviendas y edificios: oficinas)”. Según las cifras incluidas por la propia Agencia en su último informe anual, la fotovoltaica ya es la energía más barata de la historia.

El sector eólica se expandirá hasta un 80% de aquí a 2025 en buena medida por el impulso de tres mercados: el europeo, el chino y el estadunidense. En el caso de la eólica marina, los molinos de viento instalados sobre pilares costa afuera, se duplicaran durante este periodo (2021-2025) gracias a la rápida caída de los costos y su desarrollo acelerado en países como es el caso de: Asia y EE. UU.

En el caso de los EE.UU., y principalmente con la llegada a la presidencia de Joe Biden, defensor convencido de las energías limpias en detrimento del carbón y del petróleo, su crecimiento allí se antoja clave en los próximos años.

“Si la próxima Administración implementa las políticas de energías limpias propuestas [en campaña], estas podrían llevar a un despliegue mucho más rápido de la solar fotovoltaica y la eólica, contribuyendo a una descarbonización más rápida del sector eléctrico”, afirmaciones de Birol.

Finalmente podemos citar que las políticas dirigidas al sector eléctrico son fundamentales para lograr una reducción sustancial de las emisiones de carbono en los próximos 20 años. Muchas de las opciones que el sector eléctrico tiene a su alcance en materia de reducción de emisiones de carbono, no lo están para el sector del transporte».

Incluso en el escenario de transición rápida, un nivel significativo de emisiones de carbono se mantiene en 2040. Para cumplir los objetivos del acuerdo de París, las emisiones de carbono deberían reducirse y compensarse con las emisiones negativas en la segunda mitad del siglo. El “BP Energy Outlook” de este año observa qué tecnologías y desarrollos pueden jugar un papel central en esta reducción más allá de 2040.

Un desarrollo clave sería una descarbonización casi completa del sector eléctrico; que requiere un mayor uso de energías renovables, CCUS (captura y almacenamiento de carbono) y gas natural; junto con una mayor electrificación de las actividades de consumo final (incluido el transporte).

Para aquellos usos finales que no pueden ser electrificados, serán cruciales otras formas de energía baja en carbono, que podrían incluir hidrógeno y bioenergía. Además, se destaca la importancia de la economía circular y una mayor adopción de las técnicas de almacenamiento y eliminación de carbono.

Fuente: World Energy Trade

Back to Blog

Particle Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico