Blog

Back to Blog

Página Siete • Pese a inversiones, refinerías producen como hace 13 años

Pese a haber invertido más de 670 millones de dólares durante 12 años para las mejoras de las dos principales refinerías del país -Gualberto Villarroel y Guillermo Elder Bell-, éstas redujeron su capacidad de procesamiento por la baja entrega de gas natural y producen un volumen similar al de 2006.

De acuerdo con los datos históricos del Ministerio de Hidrocarburos y de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), la capacidad de procesamiento de las factorías está en descenso.

Con base en los únicos informes oficiales disponibles y a falta de datos actualizados, se sabe que el promedio de producción durante los dos primeros meses de este año registró 48.575 barriles por día (BPD), un volumen parecido al promedio anual de 2006, con 48.370 BPD. El año pasado el promedio de 12 meses fue de 52.752 BPD (ver gráfica).

Los registros de la ANH reflejan que, por ejemplo, la refinería Gualberto Villarroel, en Cochabamba, tuvo una menor entrega durante enero y febrero pasado, con un promedio de 26.436 BPD.

La factoría fue ampliada para procesar un total de 40.200 BPD, por lo que es considerada la planta de refinación con mayor capacidad de procesamiento de petróleo en el país. Fue construida en 1948 y posee dos Unidades de Reformación Catalítica.

En el caso de Guillermo Elder Bell, en Santa Cruz, procesó 20.056 BPD en el periodo antes mencionado, cuando en realidad tiene una capacidad instalada para procesar 24.600 BPD.

La pasada semana, el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, dijo que en 12 años el Estado hizo la mayor inversión de la historia en el eslabón refinero.

“Hemos hecho una inversión de cerca de 670 millones de dólares en las dos refinerías de propiedad de YPFB, Guillermo Elder Bell y Gualberto Villarroel”, manifestó la autoridad.

De acuerdo con los cuadros del ministerio, los años que más dinero se destinó fueron 2013, con 170 millones de dólares; en 2014, con 176,5 millones, y 2015, con 125 millones de dólares.

No obstante, el experto Hugo del Granado mencionó que los recursos fueron destinados con el objetivo de reducir la subvención a los hidrocarburos, ya que se tenía que procesar una mayor cantidad de líquidos.

“Hay una capacidad ociosa del 30% en las refinerías”, enfatizó, antes de agregar que esto se debe a la menor extracción de gas natural, que hasta agosto alcanzó un total de 46,5 millones de metros cúbicos/día (MMmcd), lo que en años anteriores superaba con facilidad los 60 MMmcd.

Bolivia tiene un contrato de compra-venta de gas con Brasil por 30 MMmcd, pero desde fines de 2018 se envía un promedio de 14 MMmcd, debido a su mayor producción en su presal.

Los antecedentes

  • Reclamo. En julio pasado, los trabajadores de YPFB Refinación cuestionaron a las autoridades de Gobierno por no enfrentar y aplicar políticas contra la caída en la producción de líquidos en las refinerías.
  • Posición. En esa misma fecha, la estatal YPFB argumentó que el descenso se debe a las bajas nominaciones que hace uno de sus mercados, Brasil.
  • Subsidio. A julio pasado, la importación de combustibles (gasolina y diésel) sumó un total de 959,8 millones de dólares, según reportes del IBCE. Mientras que las exportaciones bajaron hasta llegar a un total de 1.551,8 millones de dólares. El monto es inferior a los recursos obtenidos en otras gestiones.

Fuente: https://www.paginasiete.bo/economia/2019/9/25/pese-inversiones-refinerias-producen-como-hace-13-anos-232018.html

Compartir:
Back to Blog