Trato comercial con China provoca mayor desempleo en Bolivia (EJU TV)

PALABRAS CLAVE: CHINA – BALANZA COMERCIAL DE BOLIVIA CON CHINA – DECLINACIONES DE EXPORTACIONES – QUINUA 

EJU TV.  2018-02-20: Experto Germán Molina: El profesional planteó una relación de reciprocidad con el país asiático • Cancillería boliviana tiene que esforzarse en lograr que China compre nuestros productos como quinua, soya, café y carne.

El analista económico Germán Molina declaró ayer a EL DIARIO que cuanto más aumente la brecha deficitaria de la balanza comercial de Bolivia con China aumentará más el drenaje o desgaste de las reservas internacionales netas del Banco Central de Bolivia, disminuyendo los puestos de trabajo, causando el cierre de las empresas porque las perspectivas de nuevos emprendimientos son desfavorables.

“A nivel de origen y destino por países, la balanza comercial de las exportaciones e importaciones de nuestro país, la mayor importación en términos absolutos y relativos que hace Bolivia es de China”, sostuvo.

“Esta situación significa que compramos más bienes y servicios a China y vendemos menos bienes y servicios a China. ¿Qué efectos tiene en nuestra economía? Que salen más dólares de Bolivia a China e ingresan pocos dólares de China a Bolivia; también favorecemos que trabajadores chinos en su país continúen trabajando y en Bolivia paulatinamente declinan los puestos de trabajo de empresas bolivianas y además influyen para no sea favorable la creación de nuevos puestos de trabajo, incluyendo a los profesionales jóvenes”.

En su criterio, Bolivia está incrementado su dependencia de China y se mantendría así mientras se tenga las divisas suficientes para cancelar las importaciones, así como se continuará contando con solvencia económica para recibir créditos chinos condicionados mediante proveedores y trabajadores chinos como acontece en la actualidad.

“Respecto a la declinación de nuestras exportaciones, la respuesta la encontramos en la Cancillería de nuestro país, que tiene que esforzarse en lograr que China nos compre nuestros bienes y servicios, como recientemente se anunció sobre la posibilidad de vender quinua, soya, café y carne; empero, es importante que se amplíe los productos a venderle coordinando con nuestro sector empresarial privado en beneficio de nuestro país”, sostuvo.

CONSUMO INTERNO

Nuestra economía, sobre todo el consumo interno, cada vez depende más de China. ¿Qué significa esta situación? La respuesta es que nuestro mercado interno formal e informal está abarrotado de productos chinos de diversos artículos, desde alfileres y ropas hasta equipos, maquinarias y vehículos, porque los consumidores bolivianos en el 2017 y primer mes de 2018 disminuyeron sus compras por precaución, ante la desaceleración de la economía boliviana y otras variables no económicas que se tornan también no favorables.

China es actualmente un supermercado mundial que abastece casi todos los bienes y servicios a los países y necesita vender todo lo que produce, para mantener funcionando su industria y protegiendo los puestos de trabajo de sus ciudadanos, los que para que continúen vendiendo sus productos establecieron líneas de crédito de proveedores, que consiste en otorgar a los países facilidades en la compra de sus productos y tasas de interés no concesionales y condicionado a utilizar todo de China.

La actual administración gubernamental, durante sus tres períodos presidenciales continuos, privilegió las relaciones económicas con China y continuarían hasta el 2019. “Sólo podría haber un cambio que beneficie a Bolivia cuando asuma un nuevo Gobierno y defienda los intereses de nuestro país”, manifestó.

LEA LA NOTA ENhttp://eju.tv/2018/02/trato-comercial-con-china-provoca-mayor-desempleo…