Gobierno contratará más deuda por $us 2.000 millones (EL DIARIO)

PALABRAS CLAVE: NUEVO PRÉSTAMO – DEUDA EXTERNA PÚBLICA – FINANCIAMIENTO CHINO – FALTA DE TRANSPARENCIA EN LOS CRÉDITOS CHINOS – CEDLA EN LOS MEDIOS 

EL DIARIO. 2018-07-31

• El país debe enfrentar “lastre de la deuda” dijo el economista Roberto Laserna, en un comentario sobre el endeudamiento oficial

El viceministro del Tesoro y Crédito Público, Sergio Cusicanqui, confirmó ayer que se está contrayendo un nuevo préstamo de 2.000 millones de dólares para la presente gestión, tal como estaba programado en el presupuesto fiscal.

Refirió que el Ministerio de Planificación del Desarrollo es el directo responsable de la contratación del nuevo financiamiento. La titular de este despacho es Mariana Prado.

A principios de gestión, el ministro de Economía, Mario Guillén, anunció que este año habría un préstamo de más de 2.000 millones de dólares. En 2016, la deuda externa pública cerró con obligaciones por alrededor de $us 7.500 millones, y a diciembre de 2017 la misma subió a $us 9.400 millones.

Cusicanqui no identificó el destino del nuevo endeudamiento, aunque dijo que, de acuerdo con los datos de la Memoria de la Economía Boliviana 2017, una proporción del 43 por ciento está destinado a infraestructura de transporte, 18% es para gasto multisectorial, 7% a saneamiento básico y 4% al sector agropecuario.

El nuevo endeudamiento para este año sería similar al ejecutado en 2017, que llegó a $us 2.397 millones, de los cuales 41,7% provino de la emisión de bonos soberanos, 45% de fuentes multilaterales y 12% de préstamos bilaterales.

Cusicanqui considera que la deuda externa adquirida es sostenible, aunque toda obligación de esta naturaleza, con sus respectivos intereses hay que pagar, además que el 23 por ciento se atribuye al llamado “Producto Interno Bruto” (PIB), el mismo que al concluir 2017 subió a 25 por ciento, según datos de su Memoria Anual.

CIFRAS

A mayo, la cifra desembolsada alcanzó a 9.575 millones de dólares, pero si se desembolsara la suma contratada el stock de la deuda externa para la presente gestión llegaría a $us 11.000 millones.

Según la parlamentaria Ximena Costa, la deuda externa pública contratada por el actual régimen llega a $us 11.485 millones en los doce años de su gestión, producto de 177 contratos aprobados por el oficialista Órgano Legislativo, con lo que resulta que es «la deuda más grande jamás contraída antes por Bolivia».

En un comentario formulado por el economista Roberto Laserna sobre el endeudamiento del Gobierno, expresó que esos dineros estarían «principalmente invertidos en la construcción de carreteras, plantas industriales de azúcar, potasio y litio».

En dicho comentario, publicado en febrero de este año por un matutino de Cochabamba, Laserna llamó su atención a una declaración del embajador de China, Liang-Yu, a quien se le atribuyó afirmar que la cooperación de su país a Bolivia supera ya los $us 7.000 millones. Esa declaración fue emitida por Radio Fides en una entrevista al diplomático realizada el 17 de febrero pasado.

Al respecto, el viceministro Cusicanqui dijo que si bien hay compromiso con China de una deuda de alrededor de 7.000 millones, los desembolsos a la fecha alcanzan a 700 millones, y representa alrededor del 8 por ciento del total de las obligaciones contraídas con ese país. Luego, sostuvo: «Tenemos una deuda externa que representa el 8 por ciento de nuestra deuda total, porcentaje bajo de endeudamiento, y no llega a los niveles que se manifiesta de manera pública», señaló la autoridad con referencia al financiamiento chino.

Dijo que ese financiamiento se realizó en condiciones financieras favorables, a una tasa fija como habría ocurrido con el empréstito concedido por China para el Mutún o programas de seguridad ciudadana. Un documento del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) constató que no existe transparencia en los créditos chinos.

Cusicanqui aseguró, sin embargo, que la tasa de interés que ofrece China es similar a la que brindan los organismos internacionales, aunque no precisó el porcentaje; además sostuvo que las tasas que se fijan con los acreedores dependen del momento y de la coyuntura de la negociación que pueden variar hasta que se realice la firma del contrato.

Laserna, luego de varias consideraciones sobre el endeudamiento oficial, advirtió que al haber terminado la bonanza exportadora, «el país se irá a encontrar con que no solamente no cambió la economía, sino que deberá enfrentar el mayor lastre de la deuda”.

LEA LA NOTA ENhttp://www.eldiario.net/noticias/2018/2018_07/nt180731/economia.php?n=2…