FAB entregó dos inmuebles para pagar por aviones chinos (PÁGINA SIETE)

PÁGINA SIETE. 2019-02-03

Dos decretos supremos autorizaron el traspaso de propiedades de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) al Ministerio de Economía para pagar las obligaciones derivadas de la compra de dos aviones chinos que no vuelan.

Los decretos supremos 3146  y 3420 avalan  a la FAB a transferir en calidad de venta con pacto de rescate  dos propiedades (una en Quillacollo y otra en Santa Cruz) al Ministerio de Economía  para poder cumplir con las obligaciones contraídas por la compra de los aviones y que debían ser canceladas con las utilidades generadas por estas aeronaves.

El Decreto Supremo 3146 del 12 de abril de 2017  autoriza el traspaso en calidad de venta con pacto de rescate a favor del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas del inmueble ubicado en Orko Kallpa, en el  municipio de Quillacollo,  por el precio de 14.926.860 bolivianos.

La norma, además, estableció que la FAB tenía 12 meses desde la promulgación de ese decreto para recuperar el inmueble, pagando por el valor del mismo.

El segundo decreto, promulgado el 6 de diciembre de 2017, autoriza  el traspaso a título oneroso del inmueble  ubicado en la avenida Monseñor Santisteban y calle René Moreno de la ciudad de Santa Cruz por el monto de 47.600.922,60  bolivianos.

El decreto también especifica que este monto, entregado como un anticipo, deberá ser destinado al ejercicio del derecho de rescate del inmueble  de la FAB en Quillacollo y al  pago del servicio de la deuda, del préstamo “Proyecto compra-venta de dos aviones MA-60” con el Export-Import Bank de China (Eximbank) y los costos que demande el mismo, hasta lo que esta suma pueda cubrir.

El decreto, además, señala que la FAB cuenta con 24 meses desde la promulgación de la norma para realizar la recompra del inmueble; luego de ese tiempo pasará definitivamente al Ministerio de Economía. El plazo vence en diciembre de este año.

El experto en armamento y defensa Samuel Montaño indicó que esta operación es irregular y no es compatible con los objetivos que se había trazado la FAB al comprar las aeronaves.

“Se supone que al hacer el préstamo para la compra se había asignado un presupuesto y una manera de pagar por los aviones  era a través de las utilidades que generaría su operación, pero con el tiempo eso no fue posible y ahora se ha puesto en riesgo parte del  patrimonio de la FAB”, puntualizó.

Por su parte, el ex superintendente de transportes Wilson Villareal sostuvo que es necesario realizar auditorías jurídicas, financieras y técnicas a la compra de los aviones, para detectar si es que se ha incurrido en un daño económico al Estado.

“La primera impresión que genera este caso es que pudo existir un daño al Estado; sin embargo, es necesario que se realicen auditorías para ver si es que en la compra no se cumplieron los requisitos de repuestos y piezas, entre otros componentes, por parte de la FAB, y a través de estas auditorías  determinar si es que existe responsabilidad y daño patrimonial”, explicó.

Los aviones que no vuelan

Las aeronaves chinas MA-60 fueron compradas nuevas por la FAB a través de un préstamo del Export–Import Bank of China (Eximbank) por 40 millones de dólares en 2007.

De acuerdo con reportes de la prensa de la época, el crédito debía ser pagado con las utilidades que Transportes Aéreos Militares (TAM) generaría a través de la operación de los aviones; sin embargo, luego de un corto periodo en el que las aeronaves estuvieron activas, éstas fueron dejadas de lado por problemas técnicos.

El 18 de marzo de 2011, uno de los  MA-60 realizó un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Rurrenabaque al no desplegarse su tren de aterrizaje. El 9 de enero de 2012, el mismo avión tuvo que realizar una maniobra similar en el aeropuerto de Guayaramerín; en este último incidente se registraron daños de consideración a la estructura de la aeronave.

Montaño observó  que desde su llegada al país  los aviones pasaron muy poco tiempo en el aire, principalmente por los altos costos de mantenimiento y el accidente que sufrió uno de ellos.

“El tiempo que los MA-60 ha operado ha sido muy corto, principalmente por problemas con su mantenimiento y las fallas que presentó una de las naves y que derivó en un accidente”, agregó el experto.

LEA LA NOTA EN: https://www.paginasiete.bo/economia/2019/2/3/fab-entrego-dos-inmuebles-…