Serranía de la Víbora corre peligro de desaparecer por explotación de “áridos”