Blog

Back to Blog

Obras en San José tienen un avance del 7%

HIDROELÉCTRICA
A casi un año de emitida la orden de proceder, la Empresa Eléctrica Corani reportó un 7 por ciento de avance en las obras de la Hidroeléctrica San José, informó su gerente, Carlos Rocabado, y añadió que se cumplirá con el plazo de entrega, previsto para fines de 2017.
La empresa china Sinohydro está encargada de las obras civiles, la red vial y los trabajos de conducción.
Rocabado indicó que San José cuenta con cinco licencias ambientales, entre ellas para desmonte y declaratorias de impacto.
La perforación de túneles, la construcción de caminos de acceso y la identificación de un sector para la construcción del embalse, son los trabajos que hasta la fecha se realizan entre la comunidad Miguelito hasta San José, explicó Rocabado.
Hizo énfasis en que la entrega de la planta está prevista para finales del 2017 por lo que el proyecto no tolerará ningún tipo de demora y que se contemplaron planes de contingencia si sucede lo contrario. “El desafío de toda empresa es terminar el proyecto en cronograma y concluir con el presupuesto que se ha hecho”, señaló.
Afirmó que el proyecto está dentro del cronograma y que, si fuera necesario, se duplicará el ritmo de perforación de túneles de los tres metros actuales a seis metros de perforación por día.
El ejecutivo detalló que el proyecto hidroeléctrico San José está compuesto por la central hidroeléctrica San José 1 y la central Hidroeléctrica San José 2, que se conectarán a través de túneles de conducción cuyos ingresos fueron denominados por la empresa como “ventanas”. Así, los tres túneles de conducción suponen la perforación a partir de seis accesos o ventanas.
En San José 1 el primer acceso tiene un avance de 100 metros de perforación, en el segundo se reportó dificultades geológicas, en el tercero hay un avance de 40 metros de profundidad. En San José 2, la primera ventana tiene una profundidad de 15 metros, la segunda reporta problemas geológicos y la última tiene un avance de 100 metros.
Según Rocabado, la hidroeléctrica San José 1 tendrá dos turbinas de eje vertical y aprovechará las aguas turbinadas de la hidroeléctrica Santa Isabel, en un embalse de aguas claras a través de un túnel de conducción de más de 5 kilómetros. Generará 55 megavatios (MW).
Posteriormente, el túnel de conducción continuará por un trecho de más de 6 kilómetros para llegar a la planta San José 2 que contará con dos turbinas de eje vertical que generarán 69 MW. La generación de San José 1 y 2 alcanzará los 124 MW de energía.
Indicó que a su vez se trabaja en un tercer túnel denominado “túnel del margen derecho” que captará otros afluentes dentro el proyecto.
Contratos
Rocabado explicó también que de los cuatro contratos que componen el proceso de ejecución, tres ya fueron licitados y el último está en proceso de licitación para la construcción y montaje de subestaciones y líneas de trasmisión que en días anteriores recibió propuestas de ocho empresas y se tiene previsto que hasta el 15 de junio se conozcan los resultados.
La supervisión del proyecto, que se encuentra a 85 kilómetros del río, debajo del complejo hidroeléctrico Corani-Santa Isabel, está a cargo del consorcio español Ainactive–Geoconsult y la Empresa Eléctrica Corani  está  al mando de la fiscalización.
El costo total del proyecto bordea los 235 millones de dólares y es una de las obras estrella del Gobierno en su plan de exportación de energía.
Cinco licencias ambientales
El proyecto hidroeléctrico San José cuenta con cinco licencias ambientales, cada una de ellas tiene  integrados permisos de uso de sustancias peligrosas, además de licencias de desmonte para la apertura de caminos y declaratorias de impacto ambiental, señaló el  gerente de la Empresa Eléctrica Corani, Carlos Rocabado.
Las cinco licencias ambientales están destinadas a la construcción de caminos de acceso a las obras hidráulicas y la habilitación de la red vial de los tramos del uno al cinco.
Según Rocabado, no se pretende dañar el medio ambiente y a la fecha “no se va a intervenir  más nada”, porque ya se concluyó el desmonte correspondiente para la implementación del proyecto hidroeléctrico San José.
La intervención de la compañía china Sinohydro causó molestias entre los comunarios de cuatro sindicatos y una central quienes denunciaron que se derribaron árboles frutales y maderables para la construcción de caminos e instalación de tuberías.
La Empresa Eléctrica Corani decidió indemnizar  a los comunarios con 3 mil dólares por hectárea dañada y elaboró una escala de costos por árbol derribado, llegando a un acuerdo que está en ejecución.
Uso de afluentes
El exacalde de Colomi, Valentín Inturias, en anteriores declaraciones afirmó que alrededor de 10 proyectos de riego están paralizado por la Ley 628 que concede a Corani el uso del agua de las cuencas del río Paracti para la hidroeléctrica San José.
Sin embargo, el ejecutivo de la empresa, Carlos Rocabado, manifestó que aún no se tiene previsto que San José aproveche recursos hídricos extras a los de la represa de Corani y que la solución a ese conflicto debe ser a través de la coordinación interinstitucional; pero que desconoce los proyectos que son afectados por la normativa.
“Conoceremos a detalle  todos los proyectos para ver cómo podemos cooperar o qué posición técnica tenemos”, acotó. Los proyectos posteriores a San José deben contemplar riego y agua potable para las comunidades, afirmó.
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog