Blog

Back to Blog

Informe de la Cepal: Expropiaciones afectan inversiones en Bolivia

El Banco Mundial sugirió al Gobierno mejorar el clima de inversiones para atraer capital extranjero. Tras la década de buenos precios básicos hay un nuevo escenario mundial, señaló el director para América Latina, Alberto Rodríguez, en una reciente visita al país
Mientras el Banco Mundial recomendó al Gobierno claridad, sustentatibilidad y normas justas en las futuras reglas que normarán las inversiones en Bolivia, la Comisión para América Latina y el Caribe (Cepal) atribuyó a las expropiaciones de la administración del presidente Morales la caída del 63 por ciento las inversiones privadas extranjeras el año pasado en el país. Sin embargo, el Gobierno no descarta nuevas nacionalizaciones. “No está en nuestra cabeza una nacionalización uno por uno. Pero tampoco se descarta este hecho. Si definimos que es importante una nacionalización lo haremos por condiciones estratégicas. No vamos a renunciar a ese derecho”, sostuvo el ministro de Minería, César Navarro, cuando se le consultó sobre la minera San Cristóbal que tiene capitales japoneses.
SOBOCE
Todo esto sucede en momentos en que se han conocido presiones de extrabajadores de la cementera Soboce que demandaron al Gobierno la nacionalización de la firma que fue transferida en diciembre pasado por la familia Doria Medina al Holding Cementero del Perú por un valor de $us 300 millones.
EXPECTATIVA
“Bolivia va a encontrar las áreas donde el sector privado pueda actuar”, manifestó Alberto Rodríguez, director del organismo multilateral para países de la subregión en una visita efectuada al país la semana pasada.
CIFRAS
Después de dos años de recibir cuantiosas inversiones del exterior, la Inversión Extranjera Directa (IED) en Bolivia sufrió en 2014 una caída del 63% y se situó en $us 648 millones. “En los últimos años se realizaron varias nacionalizaciones y desinversiones en el país, situación que se tradujo en una reducción de la inversión extranjera directa”, señala el informe de la Cepal 2015.
NUEVO CONTEXTO
El director del Banco Mundial para América Latina dijo que Bolivia y los demás países enfrentan un nuevo contexto económico mundial que exigen nuevas estrategias de financiamiento e indicó que el sector privado tiene capacidad para aportar a un crecimiento sostenido con nuevas inversiones. Señaló que sin su aporte será difícil que Bolivia pueda crecer solamente con inversión estatal. Agregó que si persisten limitaciones a las exportaciones tampoco podrá diversificarse la economía. Ese es el desafío. “Sabemos que el presidente Evo Morales conoce de este reto y habrán compromisos en esa línea”, dijo Rodríguez, quien cree que para no perder lo avanzado habrá que dar paso a la inversión privada. “Hay que dar una señal muy fuerte que Bolivia está cambiando porque la participación del sector privado es sumamente bajo y hay un gran espacio para apuntalarlo”, sostuvo el representante.
ARBITRAJES
El documento “La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2015” indica que actualmente existen varias empresas extranjeras con arbitrajes en tribunales internacionales, que reclaman a Bolivia una compensación, y que “todas estas nacionalizaciones y desinversiones son consideradas flujos negativos de IED, que se traducen en una reducción de la inversión extranjera directa”.
MALKU KHOTA
“En 2012 se nacionalizó la mina Malku Khota. Su anterior propietaria, la compañía canadiense TriMetals Mining, reclama una compensación de 386 millones de dólares a través de un tribunal internacional de arbitraje”, se lee en el informe.
JINDAL
La Cepal también cita el litigio del Estado Boliviano con la empresa india Jindal Steel and Power, que obtuvo de un tribunal internacional un fallo favorable para ser compensada con $us 22,5 millones por su participación en el proyecto El Mutún. “La compañía reclama además una indemnización de $us 100 millones más por daños y perjuicios”, dice.
TRANSIERRA
Así también cita el caso de la brasileña Petrobras y la francesa Total, que vendieron su participación en el gran gasoducto Transierra por $us 133 millones a la compañía energética boliviana de propiedad estatal YPFB, que actualmente controla la gran mayoría de la infraestructura.
FLUJO
En tanto que en 2014, el anuncio de PDVSA de invertir $us 200 millones en varios proyectos de exploración y producción creó expectativa.
Fuera del sector de los recursos naturales, en diciembre de 2014, el grupo peruano Holding Cementero se hizo con el control pleno de la principal compañía fabricante de cemento, Soboce, al comprar el 51% de las acciones que aún no poseía por un valor estimado de $us 300 millones.
“En los últimos años, una gran parte de las inversiones en Bolivia se han dirigido a los recursos naturales, en particular a los sectores del petróleo y el gas”, concluye la Cepal.
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog