Blog

Back to Blog

El Plan Minero 2015-2019 prevé inversión de $us 5.613 millones

MINISTERIO DE MINERÍA SOCIALIZA DOCUMENTO SECTORIAL PRELIMINAR
El monto se prevé destinar en ampliación de reservas mineras, promoción de inversiones e implementación de nuevos proyectos mineros y mejora de productividad.
Lidia Mamani /La Paz
El Gobierno proyecta una inversión de 5.613 millones de dólares para impulsar 104 proyectos y programas mineros, según  el Plan Sectorial de Desarrollo Minero-Metalúrgico (PSDMM) 2015-2019. Es un   documento preliminar  elaborado por el Ministerio de Minería.
El informe, al que tuvo acceso Página Siete, actualmente  es socializado por las diferentes direcciones de la cartera.
“El Plan Sectorial de Desarrollo Minero-Metalúrgico 2015-2019 preliminarmente identifica 104 programas y proyectos, con un presupuesto estimado de  5.613 millones de dólares”, señala el informe en la parte de cartera de programas y proyectos e inversiones previstas.
De acuerdo con el detalle de política sectorial, los mayores recursos  se dirigirán a la ampliación de reservas mineras en el país con  2.501,26 millones de dólares; le sigue la promoción de inversiones e implementación de nuevos proyectos mineros (1.114,30 millones de dólares); mejora de productividad y eficiencia  (352,50 millones de dólares), seguido de otros (ver cuadro).
En la parte del enfoque metodológico precisa que “la Ley 535 de Minería y Metalurgia dispone que el Ministerio de Minería debe elaborar el PSDMM 2015-2019 a partir de las demandas de los actores (artículo 38). Para ello, se contactó con los diferentes actores del sector para recoger sus propuestas a nivel de objetivos estratégicos, programas y proyectos e indicadores”.
De la cartera de proyectos, precisa el plan, apenas 10 cuentan con una fuente de financiamiento prevista. Éstas provienen  principalmente de asociaciones estratégicas, del Tesoro General de la Nación (TGN) o créditos concesionales del Banco Central de Bolivia (BCB).
“De los 72 proyectos (de explotación) identificados, 26 cuentan con un monto definido y apenas 10 tienen una fuente prevista de financiación. Este aspecto pone de manifiesto la necesidad del Plan de Desarrollo Sectorial como un instrumento que coordine, recoja y consensúe las múltiples visiones de los actores mineros”.
En la propuesta de financiamiento, el plan plantea lineamientos estratégicos para los programas y proyectos identificados. Se  toma en cuenta  diferentes eslabones en la cadena productiva: prospección, exploración, explotación, concentración, fundición, refinación, industrialización, modernización tecnológica y fortalecimiento institucional.
Según el diagnóstico la minería privada transnacional participa en exploración, extracción, concentración, metalurgia y química básica, sin participar en eslabones de industrialización. Las cooperativas sólo extraen y concentran. Y la minería estatal interviene en todos los eslabones de la cadena productiva e incursiona en la industrialización, aunque su participación no supera el 7%.
“Esta asimetría entre actores  genera tensiones, contradicciones y una conflictividad estructural en el sector, que adquiere en los últimos años un patrón cada vez más multipolar. La conflictividad estructural del sector no siempre es bien entendida desde el resto de la sociedad”,  resalta el documento.
Por eso es que se necesita el ejercicio de una planificación sectorial a mediano y largo plazo.
Una vez se concluya con la validación del plan,  se procederá a la presentación formal ante el Ministerio de Planificación  para su consideración y aprobación, complementa el documento.
El anterior  Plan de Desarrollo 2010-2014
Recursos El Ministerio de Minería destinó 21.385.000 de bolivianos (171 millones de dólares)   para el anterior Plan Estratégico Institucional 2010-2014. Los recursos fueron previstos principalmente para  diversificar la matriz productiva e industrializar los recursos mineralógicos; prospección – exploración, promover  inversiones minero metalúrgicas, preservación y mitigación ambiental, fortalecimiento de la minería chica y cooperativizada, nuevo marco jurídico. Sin embargo, el plan no fue aplicado en su totalidad, según informes oficiales. Aunque no precisaron del porqué no se la ejecutó.
Admiten que la exploración es un tema pendiente
“Uno de los problemas más críticos que enfrenta el sector  reside en la falta  de inversiones en exploración, la ausencia de nuevos yacimientos y la de reservas mineras, problemas que limitarán el desarrollo del sector minero-metalúrgico en los próximos años”, se admite en el Plan   Sectorial de Desarrollo Minero Metalúrgico (PSDMM) 2015-2019.
En el documento, elaborado por el Ministerio de Minería, señala que desde 1952  las inversiones realizadas en exploración en Bolivia fueron muy limitadas, lo que explica que el sector no haya renovado su cartera de proyectos mineros.
Incluso reconoce que la ausencia de descubrimientos de nuevos yacimientos económicamente explotables comporta “graves consecuencias”, tanto en términos de disminución de producción (agotamiento de antiguos yacimientos), como de aumento en los costos de operación (disminución de la ley de cabeza de las operaciones en curso).
 Paralelamente alerta y compara que la magnitud del problema es considerable, debido a que la estatal Codelco, productor de  cobre en Chile, invirtió en  exploración  60 millones de dólares en 2013.
Mientras que el presupuesto total de la estatal Sergeomin (que incluyen  gastos corrientes y de inversión) apenas alcanzó los  siete millones de dólares, en ese mismo año. El problema afecta especialmente al sector cooperativo, que no dispone de fondos para hacer las costosas inversiones en exploraciones y trabaja en yacimientos arrendados a Comibol, áreas que no contienen  información de exploración y reservas de parte,  que fueron cedidas a las cooperativas, agrega el plan sectorial.
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog