Bancos de inversión anticipan que cobre llegará en 2011 a su mayor valor en cuatro décadas