Blog

Back to Blog

Shell mantiene conversaciones con Irán ante la perspectiva del fin de las sanciones

Ejecutivos de Shell han mantenido reuniones con altos funcionarios iraníes en Teherán para hablar sobre una posible inversión en la industria energética del país. Se trata de la primera empresa que confirma públicamente que está en contacto con la autoridades iraníes con el objetivo de volver a trabajar en el país una vez se levanten las sanciones impuestas por occidente, si se cierra el acuerdo sobre el programa nuclear iraní.

 

Teherán y las seis potencias occidentales se marcaron finales de junio para alcanzar un acuerdo que permitiría acabar con las sanciones que impiden al país acceder a los mercados de capital, exportar a occidente o recibir inversiones de las empresas internacionales.

 

Los encuentros tuvieron lugar en el mes de junio, según informa Financial Times. Es una muestra más del creciente interés que está despertando entre las grandes petroleras internacionales en el país, que cuenta con las terceras mayores reservas de petróleo y de gas del mundo, y que podría requerir de inversiones millones de dólares para realizar ambiciosos proyectos para duplicar su producción en la próxima década. En el año 2014, Irán produjo 3,3 millones de barriles de petróleo al día, y ya había aumentado la extracción de crudo con respecto a 2013, cuando produjo 3,2 millones de barriles diarios, según los datos de la Agencia de Información de Energía de Estados Unidos (EIA por su siglas en inglés).

 

Un portavoz de Shell reconoció las reuniones para hablar sobre la deuda de la National Iranian Oil Company y sobre “posibles áreas de cooperación empresarial” cuando se levanten las sanciones. “En caso de que el alivio de las sanciones lo permita, estaríamos interesados en explorar con el gobierno de Irán qué papel puede jugar Shell en el desarrollo de su potencial energético“, señaló el portavoz de Shell.

 

De momento, Shell es la única compañía que ha confirmado su interés, pero hasta ocho empresas europeas estaría interesadas en invertir en Irán, en concreto, en un nuevo complejo petroquímico, aunque no se conoce de qué empresas se trata.

 

El próximo 30 de junio se cumple el plazo fijado por Teherán y las potencias internacionales para sellar un acuerdo definitivo que permitiría a Irán aumentar su peso en los mercados internacionales del petróleo. De hecho, fuentes del país ya anunciaron que aumentaría las exportaciones aunque eso supusiera una nueva caída de los precios del petróleo.

 

Según la consultora Wood Mackenzie, Irán podría aumentar su producción hasta en 600.000 barriles al día hasta 2017, de los cuales 125.000 se sumarían ya este mismo año. La consultora indica que debido a que se tratará de un crecimiento gradual, “no esperamos que se produzca un impacto en los precios del petróleo”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog