Precios del gas para exportación cayeron hasta 47% en un año

Con datos al tercer trimestre, según un portal especializado.

 

En septiembre de 2014, Argentina pagaba $us 10,4 por millón de BTU; hoy, $us 5,4. Brasil cancelaba $us 8,7 y ahora sólo $us 5,7. Un proyecto plantea 4 incentivos petroleros.

 

En un año, los precios  del gas natural que el país exporta a Argentina y Brasil  cayeron en 47,5% y 34,5%, respectivamente, de acuerdo con   una comparación de las cotizaciones  vigentes al tercer trimestre (julio, agosto y septiembre) de 2014 y 2015 y extraídas    del portal hidrocarburosbolivia.com.

 

Según  las fórmulas vigentes en los contratos, los precios de venta del energético se actualizan cada tres meses.

Argentina pagó por el gas boliviano en el tercer trimestre  de este año  5,4 dólares el millón de BTU (Unidad Térmica Británica), pero en similar periodo de 2014 canceló  10,3 dólares, lo que significa una caída de 47,5% (ver gráfico evolutivo).

 

En el caso de Brasil, el valor de venta fue de  5,7 dólares el millón de BTU, cuando en 2014 se obtenían 8,7 dólares, es decir que hay un   descenso de 34,5%.

 

Expertos anticiparon ayer que el precio  se mantendrá en los siguientes trimestres en un nivel de cinco dólares por millar de BTU, tanto en el mercado brasileño como en  el argentino.

 

El analista Bernardo Prado   afirmó que aún no se ha visto toda la contundencia del declive del precio internacional del petróleo, lo que   se evidenciará en el primer trimestre de 2016.

 

«La situación no es muy halagadora porque el panorama se pinta con una tendencia a la baja, porque no hay un indicador que nos diga que el precio del crudo vaya a recuperarse. Todos los actores del sector petrolero coinciden en que el precio del crudo no  volverá a los 100 dólares  y que se mantendrá en los niveles actuales”, explicó.

Sugirió tomar previsiones con el fin de  minimizar el impacto, entre ellas  renegociar el contrato con Brasil y la posibilidad de que ENDE y YPFB puedan adquirir las termoeléctricas brasileñas, con el fin de generar electricidad con combustible boliviano.

 

En cuanto a las perspectivas, aseguró que el mercado petrolero es muy dinámico y no se puede calcular  en cuánto variará la cotización del petróleo; sin embargo, ante las constantes variacioness  es bueno tener en carpeta un «plan B”.

 

En el caso del precio para los dos mercados, anticipó que no habrá un incremento y que se mantendrá en los niveles actuales, es decir, alrededor de cinco dólares por millón de BTU; por tanto, es hora de acelerar las actividades exploratorias en el país, dijo.

 

El exministro de Hidrocarburos  Álvaro Ríos afirmó que el descenso en los precios del gas se debe a la caída de las cotizaciones del petróleo.

«Son los reflejos de  la realidad de la caída fuerte del petróleo, que está en 55%, y el precio del gas también cayó en ese mismo porcentaje. En el último trimestre y el próximo año, se verá todavía un descenso de cinco puntos en cada precio”, dijo Ríos.

 

La caída se reflejará en los valores de exportación,  que en 2013 y 2014 llegaron a  7.000 millones de dólares, y que   este año  serán de   3.500 millones de dólares, afirmó.

Al tercer trimestre de este año, el valor de las exportaciones de hidrocarburos   disminuyó en 1.994 millones de dólares (cifras oficiales del INE).

Entre enero y septiembre de 2014, las ventas  fueron de  5.167,8 millones de dólares y en similar periodo de este año sólo  sumaron  3.173,8 millones de dólares. Hay una diferencia de 38,6%.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI), de referencia para Bolivia,  subió ayer un 3,81% y cerró en 47,90 dólares el barril, tras confirmarse reducciones de la producción en Brasil y en Libia y a la espera de conocerse las reservas  en Estados Unidos, según EFE.

La principal  causa del descenso es que Estados Unidos pasó de importador a exportador de shale gas y shale oil, con los nuevos descubrimientos.

El 24 de agosto la cotización cayó a 38,24 dolares, la más  baja desde junio de 2014.

 

Los contratos

El contrato de compraventa de gas natural entre YPFB y la argentina Enarsa fue suscrito en 2006 y tiene  una duración de 21 años, del 1 de enero de 2007 a 2026.

El convenio establece el envío de un volumen inicial de 7,7 millones de metros cúbicos día (MMmcd), hasta alcanzar un volumen de 27,7 MMmcd.

Con Brasil  se mantiene un contrato de compraventa de gas  de largo plazo, con un volumen máximo de 30,08 MMmcd hasta 2019.   Además, hay un contrato interrumpible que establece el envío de hasta 2,24  MMmcd de gas natural para la termoeléctrica  Cuiabá,  que vencerá el 31 de agosto de 2016.

 

Argentina ya no es atractiva en precio

Durante el tercer trimestre de este año, el precio de venta de  gas  al  mercado de Argentina dejó de ser atractivo, opinó  ayer el exministro de  Hidrocarburos  Álvaro Ríos.

En 2012 se vendía el energético en  11,2 dólares por millar de BTU y luego estuvo por encima de 10,3 dólares, en 2013 y 2014, pero en el último trimestre de este año descendió a  5,4 dólares.

 

«Hemos visto que, por tres o cuatro años, el precio para  Argentina -desde 2010 que se da ese contrato- era  superior al de Brasil en alrededor de un dólar el millón de BTU”, remarcó.

 

Añadió que para que el país rioplatense pague más que Brasil el Gobierno hizo una «muy buena” negociación, porque incluyó en la fórmula del precio el diésel oil, lo que en Brasil no hay.

 

No obstante, dijo que ahora, con la caída del precio internacional del petróleo,  se siente  también una contracción  del diésel oil.

Según los datos de YPFB, el precio de gas exportado a Argentina es calculado trimestralmente,  con la diferencia de  que las cotizaciones del  fuel oil y el diésel oil corresponden al semestre anterior al trimestre de aplicación.

 

En el caso de la exportación a Brasil, se consideran las cotizaciones del trimestre anterior al de aplicación de la fórmula.