Blog

Back to Blog

Los países de la OPEP perderán un 36 por ciento de sus ingresos por exportaciones en 2015

La caída que ha experimentado el crudo durante los últimos meses está cambiando la agenda de las petroleras. Y no es para menos, dado que entre junio y diciembre de 2014 la cotización del barril sufrió la tercera mayor depreciación semestral de los últimos 25 años. El 2015 tampoco ha comenzado mucho mejor. Esta misma semana el Brent ha llegado a perder los 50 dólares por primera vez desde 2009 y el WTI también ha alcanzado su precio más bajo de los últimos cinco años llegando a tocar los 47 dólares por barril.
A pesar de estas cifras, la OPEP sigue defendiendo su decisión de mantener el nivel de producción. Pero esta medida pasará factura a los grandes países exportadores. Según un informe publicado por la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA), los ingresos por exportaciones netas de petróleo caerán cerca de un 50 por ciento en 2015 respecto a 2013, y un 36 por ciento en comparación con 2014. Concretamente, el organismo señala que las ventas de crudo de la OPEP (excluyendo a Irán) retrocederán este año hasta los 446.000 millones de dólares, desde los 703.000 millones que se han obtenido en 2014 y los 821.000 millones conseguidos en 2013.
OPEP, OPECSegún la EIA, el descenso de los ingresos debe achacarse principalmente a la baja cotización del petróleo. El documento destaca que para 2015 se espera un precio del West Texas cercano a los 68 dólares por barril, un 46,6 por ciento menos que en 2013, cuando la media fue de 109 dólares, y un 32 por ciento inferior a al precio de 2014 que se mantuvo en torno a los100 dólares.
Un reciente informe del Banco Mundial asegura que los precios del petróleo se mantendrán bajos durante todo 2015 y no mejorarán al menos hasta el año que viene. Esta misma opinión mantienen las principales firmas analistas que en las últimas semanas se han visto obligadas a revisar a la baja sus previsiones de precio para el presente ejercicio. Por su parte, Citi,ha vuelto a rebajar su pronóstico para 2015 cifrándolo en una media de 63 dólares, cuando las últimas perspectivas apuntaban a los 83 dólares.
Cada vez son más los expertos que abogan por niveles que oscilan entre los 40 y los 50 dólares por barril. Así, Morgan Stanley, contempla un escenario donde el precio del Brent cae hasta los 43 dólares durante el segundo trimestre. Otros analistas, como Todd Gordon, van más allá al asegurar que el precio podría caer hasta los 30 o, incluso, 20 dólares.
El informe de la Administración de Información Energética señala que todos los miembros del cártel sufrirán el efecto de la caída en sus cuentas públicas. Sin embargo, Irak, Ecuador, Venezuela y Nigeria serán los países más afectados, puesto que un elevado porcentaje de sus presupuestos depende de los hidrocarburos.
Arabia Saudí también sufrirá una caída de ingresos, pero el país cuenta con amplias reservas de divisas y, además, la EIA afirma que puede compensar parte de la caída aumentando su cuota de mercado.
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog