Blog

Back to Blog

Las empresas españolas ven oportunidades en el mercado energético iraní

Representantes de más de 40 empresas españolas, entre las que se encuentran energéticas como Gas Natural, Cepsa y Repsol, junto a otras como Indra, OHL, Grupo Sacyr o Seat, se encuentran de viaje oficial en Irán, donde han detectado un “clima positivo” y un “nuevo horizonte” para los negocios que puede ser importante para las dos partes.
La comitiva oficial, compuesta por el ministro de Exteriores español, José Manuel García Margallo, la ministra de Fomento, Ana Pastor y el titular de Industria, José Manuel Soria, ha viajado a la República Islámica para estimular la relación bilateral y con un marcado carácter económico.
“Es un mercado muy amplio, con gente muy preparada. Yo leía que hay más licenciados iraníes en EEUU que españoles. Es una oportunidad. Y por aprovechar esta oportunidad vengo a ver para aprender mejor como es el país y ver que se puede hacer“, ha reconocido a Efe un empresario petrolero que prefirió no identificarse.
Las oportunidades abiertas tras el anuncio, el pasado 14 de julio, del acuerdo nuclear entre el país asiático y las potencias del Grupo 5+1, que promete eliminar las duras sanciones económicas que lastran la economía iraní y abrir de nuevo su mercado al mundo han generado, según los empresarios españoles, una percepción “muy buena” de lo que puede suceder en el país.
“El mercado iraní es muy importante para los bienes de equipo y nuestras expectativas de cara al futuro, con un levantamiento de las sanciones son muy importantes en un montón de sectores. Sin duda alguna el petróleo y la petroquímica son importantes, pero también la energía, el cemento, la siderurgia, la automoción…Toda actividad de las empresas españolas en las áreas industriales de la economía iraní puede ser muy significativa”, resumió a Efe Marcel Ruidavets, director de Exportación de Sercobe.
Los empresarios también se mostraron impacientes por entrar en este país y resaltaron que en estos viajes están tratando de solventar “aspectos técnicos y comerciales” para que en cuanto entre en vigor el pacto nuclear, “ya se puedan firmar acuerdos comerciales con Irán”.
Irán es un mercado de 80 millones de personas, con una renta per cápita media de 22.884 dólares, un crecimiento del PIB del 2  por ciento y un PIB de 412.977 millones de dólares, lo que le hace ser la segunda economía de Oriente Medio. El país cuenta además con las terceras mayores reservas de crudo del mundo y es el quinto país productor de gas natural.
En 2011, antes del régimen de sanciones, España importó de Irán cerca de 4.000 millones de euros de petróleo -el 97 por ciento de las importaciones de Irán era crudo- mientras que en 2013 las importaciones ascendieron a 85 millones, desapareciendo totalmente la importación de crudo.
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog