Industrialización del oro puede generar más ingresos que los hidrocarburos en Bolivia