Greenpeace pide al G7 que no ceda ante las presiones de los gigantes de la energía