Blog

Back to Blog

Exploración petrolera sigue relegada

La inversión destinada para este año en toda la cadena hidrocarburífera asciende a $us 2.397 millones, de los cuales $us 472,8 millones están dirigidos a la exploración de nuevas reservas de gas, es decir un 19,7% del total. Si bien esta cifra en exploración es mucho mayor a la del año pasado ($us 262 millones), los expertos señalan que se debe priorizar la exploración de nuevas reservas de gas para poder cumplir con los contratos actuales y renovar los mismos. A su vez indican que se debe atraer empresas internacionales al país para que inviertan en este rubro.

 

Se invierte poco en exploración y el país no es atractivo para la inversión petrolera. Para el experto en hidrocarburos, Francesco Zaratti, la inversión destinada en exploración es muy baja, tomando en cuenta que al país le urge encontrar nuevas reservas para cumplir con los compromisos asumidos y que va asumir con Brasil a partir del 2019. También indicó que más que destinar mayores recursos a Yacimientos Petroliferos Fiscales Bolivianos (YPFB), se debe buscar atraer inversiones de riesgo (en exploración) de empresas petroleras de reconocido prestigio y competencia.

 

“Estamos peor que países como Colombia, Perú, Argentina y por supuesto Brasil. En el ranking de los países atractivos para las inversiones, elaborado por el Fraser Institute, estamos en mismo nivel de Venezuela y Ecuador, muy por debajo de los otros países de la región. Esto implica que la probabilidad de que una empresa seria del sector venga a invertir en Bolivia, es remota. Diría que es el costo de la nacionalización o, mejor dicho, de una manera de confiscar que hoy nos pasa la cuenta”, comenta Zaratti a tiempo de añadir que para empeorar el panorama, la baja del precio del petróleo ha vuelto menos rentable la inversión en exploración, debido a los altos costos y al menor retorno.

 

El experto señala también que al 31 de diciembre de 2013, las reservas ascendían a 10,45 Trillones de Pies Cúbico (TCF por sus siglas en inglés) y en más de un año se ha consumido casi 1 TCF. Añade que según YPFB se ha descubierto (pero no certificado) 0,3 TCF, por lo que se tiene reservas para menos de 10 años con las cuales no se podrá cumplir el contrato con Argentina y “menos” renovar contrato con Brasil que vence el año 2019.

 

“Por eso es imprescindible y urgente que haya nuevos descubrimientos de gas, para lo cual es preciso atraer inversiones. ¿Cómo hacerlo en el marco de la ideología del Movimiento Al Socialismo (MAS) y de la Constitución Política del Estado (CPE)? Este es el laberinto en que se encuentra el gobierno de Evo Morales”, manifiesta Zaratti.

 

Se tiene más recursos, pero se destina poco para exploración. Según el informe de la Fundación Milenio, la mayor parte de la inversión en hidrocarburos entre los años 1998 y 1999 se destinó a la exploración, superando el 60% del total. Es decir, $us 375 millones para, posteriormente, ir disminuyendo paulatinamente en los siguientes años, siendo la inversión más baja en 2005 con apenas $us 42 millones.

 

Ya en la presidencia de Evo Morales en 2010 se registró la inversión más baja en exploración de su gobierno con $us 96 millones. Sin embargo, también en su mandato se dio la más alta con $us 472 millones (19% del total) para este año.

 

“Lo que muestra no solo un cambio en la tendencia, sino también en las prioridades e importancia que se le dio a la exploración en nuestro país. Es paradójico que los años con mayores montos de inversión total en el sector, sean los que registren la menor participación en la fase de exploración”, señala la Fundación Milenio.

 

El informe también da cuenta que en el periodo 2009 – 2013, la mayor parte de los recursos en la cadena hidrocarburífera se destinó a la explotación de hidrocarburos con 50,4%, seguido de las plantas de separación con 15,7% y un 12,4% a la exploración. Es decir, que la prioridad en ese periodo de tiempo fue la extracción de hidrocarburos dejando en segundo plano el hallazgo de nuevas reservas en el país. La situación no cambió mucho para 2014 donde un 40% se destina para explotación y un 19% para exploración de nuevas reservas.

 

En este marco, para el experto en hidrocarburos Hugo del Granado, a pesar de que los $us 472 millones destinados a exploración son un monto superior al del año 2014 y el mayor en más de una década, aún es insuficiente para las necesidades que tiene el país de descubrir nuevas reservas y para los pozos ya descubiertos, por eso considera que se debe destinar mayores recursos a este fin para cumplir con los contratos actuales y por venir. Además, comentó que el Gobierno ya se dio cuenta de esta situación, por eso ya anunció que no se invertirá en Termoeléctricas en base a gas natural.

 

“En este momento, las reservas están por debajo de las certificadas en diciembre de 2013 (10,45 TFC) y las reservas que ya se descubrieron no alcanzan para reponer el consumo porque no podemos permanecer con reservas para 10 años y hay contratos que van hasta el 2027. Entonces, el nivel de reservas y el nivel de inversión tienen que estar acomodados a los compromisos que cada país tiene. En este sentido, el Gobierno está dando pequeñas buenas señales, por ejemplo, ya no montará otras Termoeléctricas porque las reservas están muy afectadas y se está enfocando más en las hidroeléctricas para generar energía. Otro punto llamativo es que dejó de hacer anuncios de millonarias inversiones y de enormes cantidades de reservas a descubrir”, manifiesta el experto.

 

Entre 2009-2013

Inversión en sector llega al 3,9% del PIB

De acuerdo al informe de la Fundación Milenio, a partir del año 2009 hubo un cambio en la tendencia de la inversión al sector hidrocarburífero con un total de $us 612 millones, superando así, en términos absolutos, el nivel de 1998 y con continuos incrementos año tras año hasta llegar en 2013 a $us 1.835 millones.

 

Si bien en términos absolutos la evolución de la inversión en hidrocarburos fue muy favorable en los últimos años, la perspectiva cambia si se compara con el tamaño de la economía; es decir, con el Producto Interno Bruto (PIB) correspondiente a cada año. Bajo este criterio se confirma el repunte de la inversión a partir de 2009, pero a un nivel inferior al periodo de capitalización.

 

“No se pudo superar el máximo de 7,1% del PIB en 1998. Mientras entre 1998 y 2005, el promedio de inversión fue de 5,2 % del PIB, entre 2006 y 2013 fue de 3,9 %”, explica el informe de la institución.

 

Plan 2016-2026 de YPFB

Se perforará 20 pozos exploratorios

Estatal. Dentro del Plan de Exploración de YPFB, la denominada Fase Exploratoria B 2016-2026 se estima la perforación de 20 pozos exploratorios escogidos de una cartera de 56 prospectos. Este portafolio de proyectos viene de convenios de estudio entre YPFB y compañías privadas, Chaco S.A., GTLI, YPFB Petroandina S.A.M., Pluspetrol S.A., Gazprom, Total Bolivie – Gazprom y otras.

 

Es así que el informe de la estatal petrolera estima un éxito exploratorio de 20% en relación al total de campos explorados, con lo que se tendría el descubrimiento de 4 campos. Asociada a estos éxitos exploratorios se tiene la perforación de 22 pozos de desarrollo, construcción de 4 plantas de gas, líneas de recolección y otras facilidades, la inversión en pozos exploratorios asciende a $us 713 millones, mientras que la inversión en pozos de desarrollo, plantas, facilidades y sísmica es de $us1.782 millones, haciendo un total de $us 2.495 millones en ese periodo.

 

Esta actividad contribuirá a un incremento de la producción entre 5 y 30 de Millones de Metros Cúbicos por Día (MMmcd) de Gas Natural. Además, se espera alcanzar un reserva de hidrocarburos estimada en 7,5 TCF, todo esto de acuerdo al Plan de Inversión de YPFB.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog