Estudio advierte que Bolivia no cuenta con gas suficiente para la industrialización