Estado prevé invertir entre 13.000 y 17.000 millones de dólares en programas de desarrollo