Blog

Back to Blog

El Brent pierde la referencia de los 50 dólares el barril por primera vez desde enero

El precio del petróleo ha comenzado la semana con fuertes caídas acercándose a mínimos anuales, que lo eran también desde el año 2009. Ayer, la referencia mundial del Brent perdía la referencia de los 50 dólares el barril, tras dejarse en algunos momentos de la sesión, más de un 3 por ciento, y alcanzando mínimos de enero. Por su parte, el West Texas Intermediate, de referencia en Estados Unidos, se dejaba ayer más de un 2 por ciento, cayendo por debajo de los 46 dólares.
A las 10.00 horas (GTM +1), aunque la tendencia había cambiado y ambas cotizaciones subían, ni el Brent ni el WTI habían conseguido recuperar las referencias de los 50 dólares y los 46 dólares el barril respectivamente. Así, a esa hora, la referencia mundial se quedaba en los 49,92 dólares el barril, lo que suponía un avance del 0,85 por ciento. Por su parte, el WTI subía un 1,24 por ciento hasta situarse en los 45,73 dólares el barril.
Hay varios factores que explican este nuevo descenso. En primer lugar, las peores expectativas sobre la economía de China, que ha protagonizado las mayores preocupaciones del mercado en las últimas semanas. Ayer se daba a conocer el dato de PMI de actividad del sector manufacturero, que había descendido a los 47,8 puntos. Se trata de su peor datos en dos años, lo que ha aumentado los temores de un ralentización de la segunda mayor economía mundial, que es la mayor importadora de materias primas del mundo.
Los datos de la economía de China no sólo afectan al petróleo. El oro también descendió ayer un 0,3 por ciento hasta los 1.092 dólares por libra, mientras que el cobre caía a mínimos de seis años.
Otros de los factores que están influyendo en la caída de los precios del petróleo es la fortaleza del dólar. El próximo incremento del precio del dinero en Estados Unidos está presionando a la baja a las materias primas. El dólar se está apreciando frente al euro, una tendencia que se prevé que continúe mientras exista una divergencia entre las políticas monetarias a ambos lados del Atlántico.
Además, desde el acuerdo histórico entre las potencias occidentales e Irán, los mercados han mostrado su preocupación sobre cómo afectará la vuelta del crudo iraní a la sobreoferta de petróleo actual. Aunque el efecto del fin de las sanciones al país persa será progresivo, la falta de reacción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, de la que Irán es miembro, inquieta a los inversores, ya que la OPEP no ha dado muestras de que vaya a reducir la producción de petróleo. Según algunos expertos, la sobreoferta de crudo está en dos millones de barriles al día.
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog