Cambios en subsidiarias de YPFB no cayeron bien a algunos ejecutivos y se resisten a dejar el cargo