Blog

Back to Blog

Caída del crudo baja previsión de ingresos anuales de Gran Chaco

Gobierno redujo su proyección de $us 872 millones a 500 millones
La caída del precio internacional del petróleo obligó al Gobierno a reducir en aproximadamente $us 372 millones la previsión de ingresos anuales que debía generar la planta de Gran Chaco por la exportación de GLP.
La Planta Separadora de Líquidos Gran Chaco “Carlos Villegas”, que requirió de una inversión próxima a los $us 700 millones, será uno de los tres complejos más grandes de Sudamérica. Producirá 3.144 toneladas métricas diarias (TMD) de etano, insumo principal para el proceso de industrialización de los hidrocarburos; 2.247 TMD de gas licuado de petróleo (GLP), 1.658 BPD de gasolina natural y 1.044 barriles por día (BPD) de isopentano.
El 16 de octubre de 2014, el entonces titular de YPFB Carlos Villegas dijo que la planta generará al año $us 872 millones de ingresos brutos y una utilidad neta anual de unos $us 400 millones. “Vamos a obtener como ingreso bruto al año, en esta planta, $us 872 millones, aporte importante para el Estado”, anunció el extitular de la petrolera estatal en el acto especial para el inicio de pruebas de la planta al que fue invitado el presidente Evo Morales.
Sin embargo, ayer, el ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, redujo esta previsión en aproximadamente $us 372 millones.
“Desde junio hasta diciembre, el GLP exportado generará nuevos ingresos por aproximadamente $us 120 millones o 130 millones. Y a partir de los próximos años, los ingresos serán de alrededor de $us 250 millones con la producción del 50%. Es decir, cuando la planta esté operando al 100% de su capacidad, los ingresos para el Estado serán de $us 500 millones al año”, dijo la autoridad durante una inspección a la separadora de líquidos.
Consultado sobre la revisión a la baja de los ingresos de la planta, el Ministro de Hidrocarburos y Energía explicó a La Razón que había que tomar en cuenta que “ha bajado el precio del petróleo”. “El precio del barril (de crudo) afecta al gas y al GLP”, añadió.
Desde hace casi un año, los precios del light sweet crude en el West Texas Intermediate (WTI) están en caída libre por los excesos de oferta del producto y la contracción de la demanda en Asia y Europa. El 11 de diciembre de 2014, la cotización del barril terminó por debajo de los $us 60 por primera vez desde julio de 2009.
El viernes, el WTI —cuyo precio está indexado al valor del gas boliviano de exportación— cerró en $us 51,64, $us 22,96 menos que lo presupuestado por el Gobierno para 2015 ($us 74,6) y 52% menos que su cotización máxima alcanzada a mediados de junio del año pasado ($us 106,91).
Bolivia comenzó a exportar GLP desde septiembre de 2013, luego de la puesta en marcha de la Planta de Separación de Líquidos Río Grande de Santa Cruz el 2 de agosto de ese mismo año. Los mercados hasta el término de esa gestión eran Paraguay y Perú. En 2014 se amplió con Uruguay.
“El GLP que producirá (Gran Chaco) a partir de julio ya tiene mercados (…). Ya hay un acuerdo con Brasil y Uruguay”, reveló ayer Sánchez.
“También hay preacuerdos con Argentina”, complementó el presidente de YPFB, Guillermo Achá.
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog