Blog

Back to Blog

Bolivia y Paraguay sellan nuevo pacto energético

El 80% de la producción de GLP de la planta será destinado a la exportación y el 20% al país. Se consolida la exportación de GLP a Perú y Paraguay, y se abrirán Uruguay, Argentina y Brasil.
Arranca el complejo ícono e histórico de la industrialización. La planta separadora de líquidos Gran Chaco ‘Carlos Villegas’ fue inaugurada ayer y desató una fiesta en el Chaco tarijeño. Tal como estaba previsto, los gobiernos de Bolivia y Paraguay sellaron ayer una alianza estratégica y consolidan la integración energética.
Con la asistencia de los presidentes Evo Morales y Horacio Cartes al acto inaugural de la tercera planta más grande de la región en materia hidrocarburífera y la primera en el país, el moderno complejo construido por la española Técnicas Reunidas a partir de ayer atiende en un 100% la demanda de gas licuado de petróleo (GLP) del mercado paraguayo. La planta procesará 32,2 millones de metros cúbicos día de (MMm3/d) gas.
Las petroleras estatales de Bolivia, YPFB, y Paraguay, Petropar, comenzaron a trabajar juntas en la distribución del GLP boliviano para reducir el precio de la garrafa de gas de consumo doméstico paraguayo. La planta también exportará volúmenes menores de GLP a Uruguay, Perú, Argentina y Brasil.
Destacan a firma española
Durante su discurso, Morales agradeció a Cartes su presencia en la inauguración de la planta y a la empresa española Técnicas Reunidas por ejecutar la construcción en el plazo previsto, que se hizo con una inversión cercana a los $us 700 millones. Dejó entrever que la empresa puede construir en el futuro la planta petroquímica que también estará en el Chaco tarijeño.
El mandatario destacó que un 80 % de la producción de GLP de esta planta irá a la exportación y un 20 % al mercado interno, que ya está cubierto por la planta separadora de líquidos Río Grande que opera desde 2013 en Santa Cruz
Por su lado, el mandatario paraguayo ponderó en su discurso el acuerdo de integración energética con Bolivia.
En una primera fase, Gran Chaco producirá 15.000 toneladas mensuales de GLP, lo que permitirá satisfacer el 100% de la demanda de Paraguay, que llega a entre 8.000 y 10.000 toneladas, según explicó el presidente YPFB, Guillermo Achá.
El acuerdo entre ambos países establece que el GLP para Paraguay se reducirá de $us 17 a unos 12 el precio de la garrafa que llega al consumidor en la nación vecina. La garrafa en Bolivia para el consumidor final cuesta $us 3,2.
Achá también dijo a los medios que los precios de exportación del GLP se establecerán en función de una cotización de costes internacionales de una mezcla del butano y el propano, que son los componentes de ese combustible.
El ejecutivo de YPFB y el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, estiman que esta planta generará para el país más de $us 1.144 millones hasta 2020 y la cifra superará los $us 2.500 millones hasta 2025.
Homenaje a Villegas
La planta separadora Gran Chaco fue bautizada como ‘Carlos Villegas’ en homenaje al expresidente de YPFB que falleció el 24 de enero de 2015. Familiares de la exautoridad y ministros de Estado del Paraguay participaron de la firma del convenio marco. La firma española Técnicas Reunidas (TR) se alista para participar de la nueva licitación para construir la petroquímica.
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog