Blog

Back to Blog

Agencia de calificación Moody’s destaca colchón de reservas en Bolivia

La agencia internacional resaltó hoy que el país tiene “un margen de maniobra” ante la baja de precios del gas porque cuenta con fuertes reservas económicas
La agencia de calificación Moody’s destacó este miércoles que Bolivia tiene “un margen de maniobra” ante la crisis porque cuenta con el “colchón” de sus reservas económicas, pero debe ver si son necesarios ajustes o nuevas políticas para enfrentar la rebaja de los precios del petróleo que afecta el valor de su gas natural.
La vicepresidenta de Mooddy’s, Samar Maziar, emitió opiniones en ese sentido durante una rueda de prensa en La Paz, al final de una serie de conferencias dictadas por analistas de Moody’s sobre el mercado asegurador, la banca y la calificación crediticia del país.
Según Maziar, el país debe responder cómo se ajustará a la nueva realidad de los precios más bajos de su gas, que están indexados a los del crudo, y analizar cuánto durará ese “choque” de precios.
La respuesta podría ser gradual “porque hay espacio, hay colchones (en recursos económicos) y hay un margen de maniobra” si se cree que los precios estarán bajos por uno o dos años, pero si “ese choque es permanente, hay una manera diferente de reaccionar”.
Dijo que esta es la cuestión que se analiza en todos los países donde se enfrenta la reducción global de los precios del petróleo, que en el caso boliviano afecta el valor del gas natural exportado a los mercados de Brasil y de Argentina.
Según la ejecutiva, no es previsible que los precios del crudo vuelvan a los altos niveles en el corto plazo y las proyecciones son de una recuperación de hasta 60 o 65 dólares por barril, por lo que la perspectiva es que los efectos de esa baja durarán mucho tiempo.
El impacto en la economía nacional
El presidente boliviano, Evo Morales, ha calculado el 6 de agosto que por la baja del crudo los ingresos mermarían 2.500 millones de dólares en las exportaciones, una quinta parte del total de las ventas de 2014.
Sin embargo, el ministro de Economía, Luis Arce Catacora, estimó este miércoles que las exportaciones del país caerán, en la presente gestión, hasta 3.000 millones de dólares respecto a 2014. No obstante, la autoridad manifestó que la economía del país seguirá creciendo.
Puedes leer: Exportaciones bajarán en 3.000 millones este año
El Gobierno ha defendido que la reducción de los ingresos se compensará con inversión estatal que estimule la demanda interna.
Maziar llamó la atención sobre el hecho de que la inversión pública sea el motor de crecimiento porque, a su vez, ésta también depende de los ingresos producto de la venta de hidrocarburos.
Asimismo, consideró que un elemento de la fortaleza es el hecho de que se duplicó en pocos años el producto interior bruto (PIB), que pasó de 9.000 millones de dólares en 2006, a 32.000 millones en 2014, y las reservas internacionales actuales del Banco Central, de alrededor de 14.000 millones, equivalen a más del 40 % del producto interior bruto, según datos del Gobierno.
Moody’s mantiene desde hace tres años la calificación de Ba3 con una perspectiva “estable” para Bolivia por su fortaleza fiscal, “que es alta” y la fortaleza económica, que es “moderada”, indicó Maziar.
Bolivia se encuentra en Ba3 con países como El Salvador, Nigeria, Túnez y Gabón, según el informe de la agencia.
Durante el primer semestre del año, el PIB boliviano creció en un 4,6% y el Gobierno cree que a diciembre superará la meta de 5 % fijada para este año.
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog