Blog

Back to Blog

Adjudicación de planta de potasio está en etapa final

Entretanto, expertos nacionales y publicaciones internacionales señalan que el proyecto de industrialización de litio tiene retraso frente a similares de Chile y Argentina.

 

La producción de fertilizantes es uno de los principales proyectos de las autoridades nacionales, con la adjudicación de la planta industrial de potasio. Un mercado que va en crecimiento constante por la demanda de alimentos, pero el del litio deberá esperar hasta el 2020, cuando el boom del mineral recién arranque.

 

En opinión de Luis Alberto Echazú, gerente nacional de Recursos Evaporíticos (GNRE), el proyecto está a tiempo y se espera que la inversión anunciada por el presidente Morales de 617 millones de dólares se plasme con la puesta en marcha y ejecución de la planta industrial de litio.

 

“Para este año, la inversión en la fase piloto estará destinada a la optimización, seguridad industrial, comercialización y logística”, dijo Echazú en radio Patria Nueva.

 

PLANTA INDUSTRIAL

Informó que para este año, en la fase industrial, de construcción y equipamiento de la planta de potasio tienen un presupuesto de 75 millones de dólares, cuyo costo total asciende a 178 millones de dólares.

 

El proceso de adjudicación está en la última etapa -según la autoridad- y a más tardar la firma podría suscribirse hasta fines de mayo.

 

También dijo que hay residuos importantes, ya que tienen componentes nutrientes para las plantas, por lo que todo se valoriza, como es el caso del sodio, magnesio, boro, entre otros, cuyos elementos se destinan a la agricultura como fertilizante.

 

Pero el proceso de exploración de esos elementos todavía no están en los planes, por lo que no pueden incluirse dentro del proyecto; sin embargo el potencial está en la planta.

OTRAS INVERSIONES

Informó que hay otras inversiones que se ejecutarán en la presente gestión, como el diseño de la planta industrial de litio, que demandará cinco millones de dólares; la construcción de pozos de bombeo, tres millones; piscinas de evaporación, seis millones.

 

También está programado la impermeabilización de piscinas que demandará casi 21 millones de dólares; impermeabilización segunda etapa, seis millones; automatización de silos de encalado, 500.000 dólares; diseño, construcción y aducción de agua potable e industrial, tramo San Jerónimo, 400.000; construcción de terraplen Salar Planta Río Grande, 7,9 millones, la cual tiene un avance del 80 por ciento.

 

Y la investigación y el desarrollo demandan un costo de 1,5 millones de dólares, señaló la autoridad.

 

OPERACIONES EN 2018

La inversión de 617 millones anunciada por el presidente Morales apunta a que en 2018 las plantas ingresen en operación y producción de carbonato de litio en grado batería, que se destinará al mercado externo como también al interno.

 

Aclaró que las plantas proyectadas son pequeñas y su producción no alcanzará a las grandes, que producen dos o tres mil toneladas al año; “se producirán unas cuantas decenas de cientos de toneladas por día”.

 

RETRASOS

Respecto a que expertos nacionales y publicaciones internacionales, mencionan que el proyecto de industrialización de litio tiene retraso frente a similares de Chile y Argentina, Echazú señaló que los mismos tienen más años que el boliviano; además “la producción se vende al mercado internacional y no utilizan en su mercado interno”.

 

En una nota publicada por EL DIARIO el pasado viernes, un medio internacional de Saul Escalera PhD y un reconocido profesional del tema minero, Jorge Espinoza, coinciden en que el proyecto tiene demora, y los gastos a la fecha no se justifican.

 

El Reporte PGnet No. 407: ¿Fracaso del proyecto litio/potasio en Bolivia? De Saul Escalera, menciona el reportaje de “Millones de dólares, para una pizca de industria boliviana”, del analista alemán Christoph Sterz, publicado en un reportaje en idioma alemán sobre el proyecto litio de Bolivia en la Radio de Alemania (Deutschlandfunk) el 21 de enero de 2015.

 

“La explotación del litio está quedando rezagado, otros países como la Argentina, muy pronto gracias al gas natural boliviano, estará en condiciones de producir el carbonato de litio en cantidades, tal vez mucho más que Chile, y por supuesto más que Bolivia, nosotros seguiremos especulando. El gobierno de Evo Morales seguirá vendiéndonos ilusiones y seguirá gastando millones de dólares para conseguir solo una pizca de resultados”, señala parte del artículo.

 

En su momento Espinoza, experto en el tema minero y exautoridad de gobierno, escribió el 17 de junio de 2014 que es urgente evaluar el proyecto del litio, para conocer en detalle su estado.

 

Echazú informó en Patria Nueva que el proyecto tiene avances, y que no está retrasado si no está a tiempo, ya que el boom del mercado recién arrancará en 2020. La demanda en los últimos años subió de 130.000 toneladas a 185.000 toneladas, un poco más del 50 por ciento.

 

En su momento, se anunció que la demanda cuadruplicaría, de 2010 a 2012, pero el incremento sólo pasó un poco más del 50 por ciento. La coyuntura internacional, de bajos precios del petróleo, incidió en el mercado.

 

A eso se suma que la producción a gran escala y el valor elevado de los automóviles eléctricos también influyen en la demanda de carbonato de litio. Según Echazú, el valor del carbonato de litio oscila entre 5.500 a 6.000 dólares la tonelada en el mercado internacional.

 

PRODUCCIÓN

Bolivia triplicará la producción de sales de potasio este año. En 2014 Bolivia vendió más de 1.000 toneladas de sales de potasio, a pesar de las dificultades que se atravesó en la producción.

 

El Gobierno aprobó una resolución que garantiza la inversión de 1.252 millones de bolivianos en la construcción y equipamiento de la Planta de Cloruro de Potasio, que establece llevar a nivel industrial ese proyecto.

 

Se prevé que en 2018 el país ya cuente con una Planta de Sales de Potasio.

 

Según datos oficiales, para construir esa planta industrial ya se tiene el estudio a diseño final, que fue entregado a finales de 2013.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog